El color activa tu memoria

Hasta hace bien poco no se sabía, pero el cerebro se sirve de los diferentes tonos y colores que podemos percibir para almacenar ciertos datos.

Para describir cómo ” guarda” el cerebro los datos que recibe podemos compararlo con un armario informatizado. Existe un ordenador central que van mandando las órdenes de dónde y cómo guardar las diferentes informaciones.

Así, desde hace tiempo se conoce que un área específica del cerebro sirve para almacenar los objetos que tienen un tamaño grande y existe otra zona donde se guardan los objetos pequeños. Ese orden es necesario para que luego el cerebro pueda asociar las diferentes ideas y datos de una manera coherente y rápida.  Pero no solo la dimensiones de un objeto le sirven como guía. También el color del mismo. Imagínate, por ejemplo, que en casa guardas la ropa blanca en el primer estante del armario, la azul en el segundo y la amarilla en el tercero. A la hora de combinar prendas lo tendrás más fácil porque sabrás dónde dirigirte si deseas vestir de azul y de blanco. Es más, tu cerebro procesará en poco tiempo una imagen tuya vestida de los colores – y en muchos casos las prendas- que a priori has elegido. Todo ese proceso se lleva a cabo de una manera inconsciente,  pero lo que importa es que tu elección final se habrá producido en menos tiempo que si todas las prendas están desordenadas y en la misma repisa.

De esa manera funciona el cerebro: con un orden perfecto. Usando los tamaños, los colores, las formas, la utilidad e incluso la manera de hacerlo servir ( con una mano, con las dos , con los pies…)

Ahora se sabe también que la mente da más importancia a un determinado color cuando previamente hemos tenido una experiencia con el objeto que lo simboliza. Es decir, si has tropezado en la calle con algo de un color determinado, su color adquirirá una relevancia especial para ti y marcará posiblemente decisiones futuras.

Lo dicho anteriormente lleva a la conclusión de que cada persona utiliza el recuerdo de los objetos y de los colores , de una determinada manera, según hayan sido sus experiencias previas. la persona que tropezó quizás tendrá un recuerdo especial de ese tono y posiblemente lo rechace de manera inconsciente.

Los colores, mejor dicho, la variedad de colores, sirve para estimular la actividad que tiene lugar en el interior de nuestro cerebro. Puede lograr que no se adormezca, que mejore el estado  de ánimo e incuso la comunicación con los demás.

La memoria, la creatividad , la motivación y las ganas de emprender cosas y el entendimiento parece que se activan cuando tu ojo percibe colores muy diferentes. Por eso ,  puede ser conveniente que en tu hogar no falten azules, verdes, blancos, naranjas, amarillos e incluso rojos. Este último es uno de los que más facilita la actividad cerebral, aunque quizá también genere cierto estrés. El amarillo y el verde, en cambio , propician esa estimulación pero de una forma más calmada. Lógicamente, el tono de tus prendas también puede influir de alguna manera.

¿ Cómo influyen en tu mente? El color azul  puede ayudarte a seguir mejor una conversación o a concentrarte cuando necesites resolver problemas. Los tonos rojos a las personas activas les ayudan los detalles rojos, pero no abuses porque puede generar estrés y ansiedad. Algunos experimentos han comprobado que en las oficinas donde todo es blanco la productividad es menor. ¿Sabías que los hombres se concentran mejor con tonos brillantes y las mujeres con tonos tenues?

Fuente: Las claves para rejuvenecer tu cerebro. RBA

6 “males” del corredor que puedes prevenir

Al correr se pueden sufrir determinadas molestias que harán que se convierta en algo desagradable, por eso queremos aclararte en que consisten seis de los problemas más comunes en los corredores y cómo solucionarlos.

  • Deshidratación. Por su intensidad y gasto calórico, correr aumenta mucho la temperatura corporal, y si encima se practica en días calurosos y con humedad, se tiene un alto riesgo de perder más líquidos y sales minerales de los que podemos reponer, lo que mermará nuestro rendimiento y pondrá en riesgo nuestra salud. Cómo prevenirla. Bebiendo antes , durante y después alguna bebida isotónica. Truco: para fijar más agua al cuerpo , además de beber agua y bebidas isotónicas, hazte la siguiente infusión: pon un palo de regaliz cortado en cachitos en agua hirviendo, déjalo infusionar unos minutos y tómate un vaso un par de veces al día, sobre todo en los días que vas a sudar mucho. Curiosidad: se corre más riesgo de deshidratación cuando hay un día de calor en invierno que durante el periodo estival, dado que el sudor se adapta a las condiciones ambientales. En verano solemos sudar con una menor cantidad de sales, pero para que se produzca esta adaptación tienen que pasar unos días, de ahí lo fatídico de que haya un día caluroso en invierno o de participar en una carrera en una zona del sur sin apenas aclimatación, ya que el sudor todavía no se ha adaptado.
  • Agujetas. Se trata de microrroturas musculares que producen un dolor molesto que puede llegar a incapacitar para moverse. Están producidas por un aumento brusco de la intensidad y duración del ejercicio, que en caso de la carrera suele aparecer en los inicios, en competiciones y en entrenamientos exigentes, así como después de realizar ejercicios que se salen fuera de lo habitual como cuestas, multisaltos… No suelen aparecer inmediatamente y se manifiestan al segundo o tercer día tras el ejercicio que las provocó. Cómo prevenirlas. Llevando una correcta progresión en los entrenamientos y con una buena base de fuerza. Truco: cuando tengas agujetas  no trates de estirar la musculatura hasta que las micorroturas cicatricen. Por el contrario, te vendrán muy bien baños de agua caliente y calor en la zona. Tomar agua con azúcar no sirve para nada, sería como beberla cuando tienes una herida para mejorar su cicatrización. Curiosidad: antiguamente pensaban que eran producidas por el acúmulo de cristales de ácido láctico en el músculo, pero esa teoría ha quedado descartada.
  • Flato. Es un dolor punzante a un lado del costado, que se cree que puede estar producido por un colapso respiratorio en la musculatura del diafragma. Cómo prevenirlo: corres con el estómago vacío evita su aparición , por lo tanto, no conviene beber mucho líquido justo antes de salir a correr. Truco: cuando  aparezca el flato, baja la velocidad de carrera o incluso para y anda a la pez que presionas la zona dolorida y haces respiraciones profundas por la nariz hasta que desaparezca. Curiosidad: en sus inicios al running será s mucho más propenso a que aparezca el flato, pero verás como con el paso del tiempo no es tan habitual.
  • Tirón. Es una contractura refleja producida en el músculo cuando se encuentra fatigado y que puede evolucionar a desgarro o rotura. En los corredores es muy común en la zona de los gemelos. Cómo prevenirlo: no corras cuando notes la musculatura cansa y sobrecargada, es mejor optar por descansar y hacer una buena sesión de estiramientos o un masaje para aliviar contracturas. Truco: para acelerar el proceso de curación de un tirón en el que no hubo desgarro, puedes hacer tú mismo presiones en la zona con la mano o el pucho de una manera suave y progresiva, la musculatura responderá soltándose y relajándose.Curiosidad: hay quien confunde los tirones con los calambres, que aunque también están producidos por fatiga, son también consecuencia de la deshidratación y la falta de sales minerales.
  • Rozaduras y ampollas. La fricción de la piel sobre la zapatilla y la ropa genera irritaciones que incomodan mucho la carrera. Cómo prevenirlas: utilizando un calzado adecuado, llevando calcetines sin costuras y ropa ajustada que sea cómoda y transpire  lo suficiente. Truco: echa siempre vaselina en las zonas proclives a que te salgan rozaduras y ampollas y verás cómo es mucho más difícil que aparezcan. Curiosidad: los pezones de los corredores pueden llegar a sangrar por el roce remedio de la camiseta sobre ellos, antes de una carrera es una buena solución ponerse unas tiritas en la zona.
  • Problemas digestivos. Al correr , se limita el envío de sangre al sistema digestivo a favor de la musculatura de las piernas, lo que dificulta su normal funcionamiento. Esto, unido al impacto y a a las oscilaciones verticales repetidas, origina que se cree una incomodidad digestiva como ardores, náuseas, diarrea , flatulencia, dolor de tripa…Cómo prevenirlos: no correr nunca los días que se hagan comidas copiosas y dejar pasar siempre 3-4 horas después de las comidas principales del día 1-2 horas para las comidas más ligeras. Truco: cuando salgas a correr deberás notar una ligera sensación de hambre que se te pasará nada más empezar y que te asegurará que el estómago está vacío y no vas a tener problemas digestivos de ningún tipo. Curiosidad: algunos corredores suelen llevar siempre papel de baño a mano por los apretones inoportunos que les pueda dar mientras corren, así que toma nota .

Fuente: Sport Life

La circulación y el ejercicio físico

Desde hace años, los cardiólogos vienen insistiendo en que los hábitos sedentarios son perjudiciales para la circulación. Si no hacemos deporte regularmente, pasear , caminar a buen ritmo mantendrá nuestro corazón fuerte y nuestras piernas hermosas. Pocos deportistas tienen problemas de venas varicosas. Esos se debe a su tono muscular. Tengamos en cuenta que el 80% de la red de venas y arterias está rodeado de carne y no es visible. Estos delicados vasos están protegidos y sustentados por musculatura y ligamentos ,una musculatura que cuando se ejercita imprime tonicidad y ritmo en los vasos , ayudándolos en su tarea de mantener el flujo circulatorio, sobre todo en la más difícil, la circulación de retorno. Una musculatura que no se trabaja se vuelve flácida y deja de servirles de sostén. Así que excelente si eres de los que salen a correr por la mañana , pero si no perteneces a esa categoría de héroes , hazte el propósito de caminar después de cenar al menos 20 minutos, o aprovecha los desplazamientos del día para andar, camina en lugar de tomar el coche o los transportes públicos en las distancias cortas. En las largas, bájate una estación o dos paradas de autobús antes. Sube las escaleras de la casa o de la oficina a pie… No importa la estrategia que busques, pero ¡muévete! Y un detalle importante : eso de caminar mirando escaparates no vale. Puede cansar, pero no sirve para el propósito que buscamos. Solamente al cabo de unos 15 minutos de marcha sostenida se produce una vasodilatación periférica que permite que la sangre realice mejor su función nutriente y oxigenante, que llegue con vigor hasta zonas menos regadas y hasta capilares más alejados del corazón. Caminar a buen paso y con cadencia regular ayuda a normalizar el ritmo cardiaco y a oxigenar todo nuestro organismo.

La hidroterapia es particularmente beneficiosa para la circulación: es un remedio antiguo y barato y vale la pena adoptar algunos gestos  que repercutirán en el bienestar de nuestras piernas. El ejercicio de ” pisar agua” . Se trata de llenar la bañera con agua fría hasta las rodillas y simular que andamos por la orilla del mar, con las olas masajeándonos las pantorrillas. Aquellos que puedan hacer de verdad, ¡genial! Pero si nos cae lejos o hace demasiado frío, siempre tenemos el recurso de levantar y sumergir rítmicamente las piernas en agua a temperatura ambiente en casa durante unos minutos. El truco consiste en ir siempre abrigados y no coger frío. Este ejercicio fortalece las venas y activa la circulación de retorno. El segundo ejercicio es el ” chorro hasta la rodilla” . Se hace también con agua fría. Una vez dentro de la bañera o ducha, dirigimos el chorro en forma de ducha empezando por los pies, subiendo por la cara interna de las piernas hasta llegar a las rodillas, donde nos entretenemos un poco  haciendo movimientos rotatorios hasta que empezamos a notar calor y bajamos por la parte exterior de la pierna pasando a continuación a la otra . Como siempre , salimos, calzamos chanclas o unas zapatillas con unos buenos calcetines , y esperamos que el choque térmico haga su efecto. Este ejercicio beneficia enormemente las alteraciones leves de la circulación arterial y, practicando a tiempo, puede detener un proceso de dilatación venosa, además de ser excelente para los sofocos.

El tercer ejercicio de hidroterapia Kneipp es el baño frío de brazos . Sumergir manos, antebrazos y brazos por encima del codo, hasta la mitad aproximadamente . Lo llaman ” el cafelito de la hidroterapia” pues despeja y estimula sin alterar. Por el contrario, tranquiliza el corazón ( palpitaciones, taquicardia leve) y tiene un efecto levemente hipotensor.

Fuente: Victoria Baras experta en nutrición ortomolecular

 

La oxidación y sus causas

El proceso natural de envejecimiento provoca que los radicales libres superen a  los antirradicales, ambos sintetizados por el cuerpo. Pero modificar ciertos hábitos de vida puede ayudarte enormemente a luchar contra el envejecimiento prematuro.

Los radiales libres actúan sobre las grasas de las membranas, sobre las proteínas y sobre el ADN, provocando graves daños a las células y degradando las membranas y los núcleos.

El más frecuente es el  anión superóxido, que es extremadamente peligroso porque destruye el óxido nítrico, responsable de la correcta dilatación de los vasos sanguíneos. Ten en cuenta que las venas y arterias deben estar flexibles y suficientemente dilatadas para que los nutrientes circulen libremente por esas preciosas canalizaciones. Lo contrario es la estenosis, el ahogamiento, el estrechamiento de los vasos y la insuficiente oxigenación y nutrición de los tejidos adyacentes.

Los radicales libres se forman incesantemente en nuestro organismo durante los procesos metabólicos, por el mero hecho de vivir.

El cuerpo , por su parte, además de producir radicales libres como subproducto de combustión metabólica y de reacciones bioquímicas , fabrica antirradicales endógenos que tienen como misión contrarrestarlos.

¿ Por qué se pierde el equilibrio? El problema se presenta cuando, por la edad o por nuestros hábitos, los radicales superan a los antirradicales que se ven incapaces de frenarlos. Entonces , se produce el daño oxidativo, que es una de las bases del envejecimiento y de gran parte de las enfermedades degenerativas asociadas a la edad, que puede medirse con diferentes tests de marcadores de antirradicales endógenos.

Así influyen los malos hábitos. Colesterol bueno y colesterol malo, eicosanoides buenos y eicosanoides malos, radicales y antirradicales… ¿ Cómo va a ser malo un antirradical si lo producimos nosotros mismos con el mero hecho de respirar? Ten en cuenta que todo nuestro organismo depende de un delicado equilibrio. Es natural que nuestro cuerpo contenga ciertos niveles de radicales libres, pues aunque son responsables del estrés oxidativo y del daño celular, están bajo control gracias a los antirradicales que también somos capaces de sintetizar. Como hemos dicho, el avance de los radicales libres y las consiguientes lesiones en nuestras células y tejidos, en nuestro ADN, se producen cuando se da una superproducción de radicales libres debido a la edad y también a una o más situaciones de las que se exponen a continuación:

  • Por los tóxicos, contaminantes que hallamos en la comida y la bebida, aditivos y colorantes, por los humos de las chimeneas y tubos de escape, por los agentes químicos que envenenan nuestras aguas y nuestro aire, por los dióxidos plásticos de los invernaderos, por los pesticidas presentes en frutas y verduras.
  • Por un déficit de determinados nutrientes, originado por el saqueo a que sometemos a la naturaleza, con plantaciones intensivas que agotan y desmineralizan los suelos.
  • Por el estrés, físico o emocional, cuando se convierte en crónico, el distrés.
  • Por el sol, cuando se recibe en cantidades inadecuadas, sin protección, o a horas de insolación intensa.
  • Por la propia respiración, sin que ello signifique que hayamos de dejar de respirar. Para eliminar los restos de la metabolización del oxígeno, bastarían nuestros propios antirradicales endógenos si no tuviéramos un desgaste tan enorme de los mismos por las razones que enumeramos.
  • Por un exceso de ejercicio físico realizado sin control , sin reequilibrar la pérdida electrolítica, sin medir si el esfuerzo y el desgaste son adecuados para nuestra edad y condición física.
  • Por el humo del tabaco, cocaína y otras drogas. Los pulmones de los fumadores contienen unos niveles de monóxido de carbono muy altos ( 8 partículas por millón). El monóxido de carbono es altamente cancerígeno y responsable del envejecimiento pulmonar y cardiovascular.
  • Por fármacos  que , además de efectos secundarios, pueden desencadenar innumerables enfermedades iatrogénicas, y al mismo tiempo sobrecargar hígado y riñones, envejeciéndolos prematuramente.
  • Y, muy importante, la intoxicación por desechos de nuestra propia alimentación.

¿Cómo te daña la intoxicación endógena? Nos intoxicamos con pensamientos negativos, con ideas reiterativas, con rabia, ira, rencor , incluso ¡ con nuestra propia comida!

Somos seres holísticos, formados por cuerpo, mente y espíritu. Todo lo que nos acontece en una esfera repercute en las demás, así como el aleteo de una mariposa en Honolulú está relacionado con el huracán Mitch. Numerosos dichos populares se refieren a la unidad entre cuerpo físico y el emocional con sencillez :” No caber en sí de gozo, quedarse lívido de emoción, rojo de ira, verde de envidia, helado de miedo…” Estas expresiones no hacen sino reflejar un hecho que todos hemos experimentado: nuestro cuerpo y nuestra mente son una sola cosa, y cuando nos referimos a nuestro ser estamos refiriéndonos a esta unidad de cuerpo , mente y espíritu.

El poder rejuvenecedor de la alegría. Nuestra alegría es expansiva, y literalmente nuestro cuerpo se esponja cuando nuestra mente y nuestro estado emocional están tan llenos de energía positiva que la irradian alrededor. Si pudiéramos, si tuviéramos el material adecuado, veríamos las operaciones bioquímicas que provoca un estado mental al desatar una reacción en cadena de liberación de fotones . ” Irradias luz” decimos , a veces. Por el contrario, cuando damos vueltas y más vueltas a ideas pesimistas o vengativas, llenas de rabia y rencor , nuestro hígado se resiente. Los chinos lo saben bien , porque, según su medicina tradicional, pueden tomar diversos pulsos , y si hay un ataque de rabia el pulso del hígado está alterado.

Ante emociones que nos alteran y nos hacen daño, lo primero que deberíamos hacer es respirar hondo y tratar de tomar una correcta perspectiva. No se trata de ignorar que realmente estamos enojados,pero es de sabios tratar de liberar esas emociones dedicándoles la menor atención posible. No es bueno para nosotros poner energía en un pensamiento que genera frustración, odio o cualquier otro sentimiento que nos altere negativamente. Busquemos un antídoto , por puro egoísmo, porque no queremos que el disgusto en cuestión nos envejezca.

Cultiva el agradecimiento. Pocos sentimientos son más sanadores que el agradecimiento y tenemos muchas cosas que agradecer. Poder saborear los diferentes gustos ( salado, dulce, amargo, ácido…) tocar texturas ( rugosas, suave…) son un buen ejemplo de ello. Agradecer también poder abrir los ojos cada mañana sabiendo que tiene un día por delante, tener un techo, familiares y amigos… Deléitate además con pequeños detalles como el ruidito que hace el sumidero cuando al quitar el tapón se va el agua jabonosa, los pájaros al salir a la calle, las hojas moviéndose…

Fuente:Antiaging Natural . Victoria Baras.

Métodos de relajación

El estrés es un factor que agota nuestras energías nerviosas. No es posible vivir en el sentido pleno del término , cuando uno está siempre en tensión… Urge hallar un medio para neutralizar, aunque sea de forma parcial, semejantes agresiones, sobre todo cuando vamos aumentando la edad en la que la capacidad de reacción y adaptación está sensiblemente reducida.

Economizar las energías nerviosas es el objetivo de los métodos de relajación. Existen varios, pero todos tienen como meta ese estado de relajamiento psíquico en el que las tensiones quedan sosegadas. unos parte de lo fisiológico y otros de los psicoterápico, pero todos pasan por el relajamiento muscular logrado mediante la abolición de cierta tensión fisiológica ligera denominada tono. Suprimido éste, quedan eliminadas las tensiones musculares y nerviosas.

  • Dentro de un primer grupo de métodos, los llamados analíticos, el sujeto empieza por tomar conciencia cada vez más esmerada de la contracción y del relajamiento de sus propios músculos.  Un músculos relajado por completo está en reposo: no siempre resulta fácil llegar a lograrlo. La técnica de relajación es sencilla. El sujeto , tumbado de espaldas en un lugar oscuro y silencioso, se dispone a ” sentir” primero la contracción y luego el relajamiento de sus músculos uno por uno, respirando con lentitud. Según Jacobsen, los ejercicios deben efectuarse en el siguiente orden: bíceps, tríceps, flexores y extensores de la mano, flexores y extensores de la pierna y flexores y extensores del muslo. Después le llega el turno a los abdominales, a los músculos respiratorio, a los extensores del cuello y a los del rostro ( mímica). Una vez que el sujeto haya llegado a ” sentir”  la más mínima contracción de cada uno de sus músculos , puede pasar sin dificultad a su relajamiento, que tendrá como corolario la supresión de tensiones psíquicas. Seguidamente, estará en condiciones para relajarse sentado.
  • Otros métodos, inspirados todos ellos más o menos en el de Shultz, partiendo de la mencionada postura acostada y acudiendo a una serie de “frases clave”, preconizan la búsqueda de la sensación de pesadez (” Mi brazo va siendo cada vez más pesado “) y después de calor ( ” Mi brazo va estando cada vez más caliente”). El individuo irá percibiendo cómo los latidos de su corazón se generalizan por todo el cuerpo y se dejará llevar por la respiración … Y todo ello  obteniendo una tranquilidad interior y desprendiéndose del entorno.

Entre la parte activa de la vida y su parte de reposo, la relajación, mediante el aprendizaje del descanso psíquico y el dominio de las emociones, constituye un término medio,una semirruptura para con el mundo exterior que el organismo utiliza para economizar sus fuerzas nerviosas y proteger su equilibrio.

Para quienes no se sientan tentados por tales métodos, está demostrado que un cuarto de hora de relajación reduce la tensión neuromuscular con más eficacia que 400 mg de tranquilizantes.

Fuente: Louis Faurobert

 

¿ Por qué está de moda el jengibre?

En infusión, como raíz fresca cruda, como suplemento en píldoras, y como ingrediente en recetas con un toque exótico, cada día se habla más del jengibre. Sus propiedades medicinales se deben a la gran concentración de principios activos que también le dan el olor y sabor picante. Entre ellos destacan los flavonoides, los gingeroles, los hogaoles y los aceites esenciales como zingibereno. Es una buena fuente de fibra, vitaminas B3 y B6, hierro, magnesio y manganeso.

  1. Alivia las molestias digestivas y es muy eficaz para las náuseas del embarazo, de la quimioterapia y por mareos en los viajes.
  2. Reduce las migrañas
  3. Previene las intoxicaciones alimentarias por comidas exóticas en viajes
  4. Reduce el dolor e inflamación articular en artritis y alivia el dolor y las agujetas postejercicio.
  5. Alivia el dolor y los calambres en la menstruación. Recomendable tomarlo en infusión.
  6. Previene y alivia las infecciones respiratorias como gripes y resfriados, asma , sinusitis… Es muy bueno para combatir los síntomas como dolor de cabeza, tos , congestión nasal y las molestias intestinales
  7. Es un antiestamínico natural  que alivia los síntomas de alergias, reduce la congestión nasal, despeja las vías respiratorias y mejora los problemas de pieles atópicas . En infusión con limón para beber y para aplicar sobre la piel.
  8. Previene la aparición de varios tipos de cáncer y es capaz de reducir el crecimiento del tumor y eliminar las células cancerosas en los cultivos celulares
  9. Reduce el azúcar en sangre y aumenta la liberación de insulina y previene la nefropatía diabética.
  10. Tomado fresco , enlentece el envejecimiento al proteger el ADN celular
  11. Estimula y fortalece el sistema inmunitario
  12. Es un estimulante natural que te ayuda a evitar el cansancio y el mal humor por agotamiento físico y mental, y quizás por ello se considera afrodisiaco.

Es un aniinflamatorio natural. La raíz de jengibre se combina con la raíz de cúrcuma y pimienta negra para tomar en ayunas como antiinflamatorio natural. Es un remedio muy recomendable para personas deportistas, ya que si se toma de forma constante cada mañna en ayunas y junto al zumo de un limón, no solo ayuda a reducir el dolor y la inflamación muscular y articular en las épocas de entrenamiento intenso y competición, también proporciona energía, estimula las defensa y mejora la digestión de los alimentos para absorber los nutrientes que necesitamos para mejorar el rendimiento. Siempre que puedas utilizar la raíz de jengibre fresca, preferentemente orgánica para poder tomar la corteza una vez lavada la raíz, ya que es donde hay una mayor concentración de sustancias activas. También se puede encontrar jengibre en otros formatos como raíz seca, en polvo como especias para espolvoreas, infusiones de jengibre y extracto de jengibre en suplementos.

Fuente: Sport Life

¿Qué es el entrenamiento invisible?

El entrenamiento no solo es físico, hay que entrenar la globalidad de nuestro cuerpo. Los pilares fundamentales que debemos tener en cuenta, de manera sintética y resumida , para mejorar el rendimiento son:

  • Descansar bien y recuperarse adecuadamente
  • Dormir bien y tener un sueño reparador
  • Hidratarse adecuadamente
  • Comer bien y adecuadamente al rendimiento exigido
  • Gestionar el estrés y las situaciones tensionales en todos los ámbito

¿Por qué la hidratación, se considera parte del entrenamiento? La hidratación es extremadamente importante y hay que saber escoger una bebida, idealmente isotónica, en los momentos de la recuperación, ya que nos ayudará a la absorción de agua y a recuperarse la reserva energética en nuestros músculos de manera más rápida y efectiva. Existen multitud de bebidas de este tipo con distintos sabores tan diversos como una cerveza 0,0 isotónica, adecuada para después del ejercicio moderado. Esta es una opción natural y tiene el sabor agradable y refrescante de una cerveza . El sabor de la bebida es importante ya que puede ayudar a que se consuma más fácilmente la cantidad adecuada de líquidos y propiciar , de esta manera, una adecuada hidratación post- ejercicio. Es importante no tomar bebidas alcohólicas.

Descanso y recuperación es el componente que comúnmente pasan por alto las personas porque no entienden la necesidad de ello y no son conscientes de los beneficios que puede traer. Todos los tipos de entrenamiento ponen el cuerpo y el sistema bajo estrés fisiológico mediante la incorporación de protocolos de recuperación en un programa de entrenamiento, el cuerpo será capaz de adaptarse . Esta adaptación permite entrar en el siguiente nivel donde se pueden alcanzar los objetivos de entrenamiento. Aparte del efecto positivo que la recuperación tiene sobre los objetivos de entrenamiento, también es necesario para evitar lesiones y enfermedades que pueden ocurrir como resultado de la acumulación de estrés y fatiga durante un periodo prolongado de tiempo.

¿Qué es lo mejor y dónde debe centrarse el tiempo en lo que respecta a la recuperación? Hay muchas opciones cuando se trata de herramientas de recuperación, incluyendo baños de hielo, o agua fría, recuperación activa, masajes de recuperación y otras técnicas físicas que ayudan . Los días de descanso ayudarán a limitar la cantidad de fatiga que un individuo acumula a lo largo de una semana de entrenamiento, al mismo tiempo que le permitirá sentirse fresco y dar más físicamente y mentalmente.

¿ Por qué el sueño es importante? El momento más importante del cuerpo para descansar y recuperase es cuando se está durmiendo. Durante este tiempo el cuerpo se está recuperando y regenerando . si no nos permitimos un tiempo de sueño adecuado y reparador ( sueño de calidad) reducimos nuestra capacidad de recuperación y adaptación.

Por lo tanto, para dormir, respirar tranquilamente o meditar no significa que se está perdiendo el tiempo si no que forma parte importante de cualquier entrenamiento.

Fuente: Dra Mariona Violán Medico especialista en Medicina del Deporte.

 

 

10 señales que avisan de que podrías sufrir diabetes

El 40% de las personas que padecen esta enfermedad desconocen su condición. Se trata de una situación muy delicada ya que, si no se trata de forma conveniente, la diabetes puede agravarse y dar lugar a diversas complicaciones.

Se produce cuando el páncreas no genera insulina suficiente o cuando el organismo no la utiliza convenientemente. En España afecta a más del 13% de la población y es una tendencia que va en aumento. Llevar un estilo de vida saludable y estar atentos a las señales que puedan darse nos ayudará a prevenir su aparición.

A pesar de su importancia, la diabetes es una enfermedad que puede cursar de forma silenciosa. Es muy frecuente que la persona que la sufre apenas lo note y que sólo se la diagnostique al acudir al médico por otros motivos.

  1. Mayor necesidad de orinar. Las personas diabéticas y prediabéticas suelen orinar más de lo normal ( sobre todo por la noche) y, en consecuencia, también tienen una mayor sensación de sed. Hay que tener en cuenta que la glucosa, cuando se filtra a través de los riñones, lo hace disuelta en agua. Por lo tanto, cuando se produce en exceso, no solo se elimina glucosa sino también líquido.
  2. Aumento de la sed. Para compensar la pérdida de líquido a través de la orina, el organismo hace que aumente  la sensación de sed. De esta manera se asegura recibir el agua que necesita.
  3. Cansancio injustificado. Los altibajos en los niveles de azúcar, tan habituales en las personas diabéticas, suelen provocar fatiga y sensación de letargo. Al no poder absorber la glucosa, las células no tienen combustible y el cuerpo se queda sin energía. No solo se está más cansado de lo normal, sino que también puede sentirse somnolencia y alterarse la capacidad de concentración y atención.
  4. Problemas para enfocar la vista. Los niveles altos de glucosa pueden inflamar el cristalino, el tejido elástico que nos permite enfocar la vista, y producir síntomas como visión borrosa. No se trata, sin embargo , de la temida retinopatía diabética, una enfermedad que aparece cuando la diabetes está muy avanzada y que puede provocar ceguera.
  5. Pérdida de peso. Aunque el sobrepesos es un importante factor de riesgo a la hora de sufrir la enfermedad, cuando la diabetes está muy avanzada, es habitual que se adelgace de forma injustificada. Esto se explica porque, al tener problemas con la insulina, el organismo se ve obligado a extraer la energía de otros lugares para compensarlo.
  6. Entumecimiento en las manos y en los pies. También llamadas neuropatías, son un síntoma muy frecuente de esta dolencia. El exceso de azúcar daña los nervios periféricos de las extremidades, causando , además de entumecimiento, picos y hormigueo de los mismos.
  7. Irritabilidad. Las oscilaciones de los niveles de insulina pueden provocar cambios bruscos de carácter. Es habitual sufrir accesos de mal humor que aparecen y desaparecen de forma repentina, en función de las subidas y bajadas de los niveles de esta sustancia en la sangre.
  8. Llagas y heridas que tardan en curarse. Tener el azúcar alto también afecta la circulación sanguínea. Por esta razón, cuando se produce un corte o una herida, éstas , tardan mucho más en cicatrizar, además de tener un riesgo mayor de infectarse.
  9. Encías rojas y dolorosas. Es otra consecuencia de los problemas de circulación. La alteración de los vasos sanguíneos reducen el flujo sanguíneo , debilitando las encías y favoreciendo las infecciones.
  10. Hongos vaginales. En las mujeres, el exceso de glucosa altera sensiblemente la flora vaginal y favorece el crecimiento excesivo de bacterias. Los síntomas son flujo vaginal abundante, blanco y de consistencia cremosa, picor intenso, ardor y enrojecimiento de la zona vaginal, entre otros.

¿Qué factores ayudan a prevenir su aparición?

La diabetes tipo 2 está muy relacionada con la vida que tengamos. Mantener unos hábitos saludables, por lo tanto, nos puede ayudar a reducir de forma considerable el riesgo de llegar a sufrirla algún día.

  • Evita el sobrepeso.
  • Lleva una dieta equilibrada
  • Practica deporte
  • Abandona los malos hábitos ( tabaco, alcohol)

Fuente: Heres Publicaciones. Mariano Nadal.

Así actúa el estrés sobre tu cuerpo

 

En situaciones de estrés, el cerebro emite señales de alarma al resto del organismo. A estos avisos, el cuerpo responde aumentando la tasa de pulsaciones y la respiración, para lograr un aporte extra de oxígeno en la sangre ante dicha situación de supuesto riesgo.

El estrés forma parte de nuestra vida y en niveles bajos no es perjudicial , ya que ayuda al organismo a estar alerta ante determinadas situaciones. Sin embargo, cuando es crónico o excesivo, este mismo mecanismo se vuelve pernicioso.

Se trata de una reacción fisiológica que nos permite reaccionar adecuadamente en los momentos de peligro, pero cuando se mantiene en el tiempo tiene graves consecuencia para nuestra salud. Dicen que depende de cómo afrontes las cosas, que estresarse es una opción… pero no debe serlo tanto cuando la mayoría de nosotros declaramos sentirnos estresados o haberlo estado en algún momento.

¿ Qué síntomas tiene?

  • Dolor de cabeza y muscular
  • Ansiedad
  • Irritabilidad
  • Frustración
  • Insomnio
  • Cansancio
  • Poca memoria
  • Falta de apetito
  • Problemas digestivos
  • Bruxismo ( rechinar de dientes)

Las hormonas del estrés llegan al torrente sanguíneo y aumentan la tensión arterial incrementado el aporte sanguíneo al corazón , que tiene que trabajar con más fuerza. Un aumento prolongado de la tensión arterial puede derivar en infarto de miocardio, insuficiencia cardiaca o arritmias.

 

La función del sistema digestivo se frena para que toda la energía del organismo pueda ponerse al servicio de esta situación de alarma.

Las pupilas se dilatan para mejorar la visión. Hasta la producción de saliva se paraliza, provocando una sensación  de boca seca.

Los bronquios se dilatan para que el aire entre mejor . Los vasos sanguíneos se ensanchan para que la sangre llegue bien a todos los músculos del cuerpo.

Las personas con niveles más altos de cortisol pierden más cantidad de neuronas en el hipocampo , un área del cerebro relacionada con funciones cognitivas ( como la memoria). El cortisol además aumenta los niveles de glucosa en sangre , lo que incrementa el azúcar en el cerebro y los músculos.

El hígado libera sus reservas de glucosa para que estén disponibles para reaccionar. Se puede producir desequilibrios en el metabolismo de la glucosa y también una acumulación de tejido graso. El exceso de cortisol despierta el apetito y puede aumentar los niveles de insulina en sangre. Toda esta cascada hormonal altera la homeostasis del organismo , dejándolo más susceptible de sufrir ciertos trastornos físicos y mentales, desde resfriados a herpes, pasando por patologías autoinmunes, como la artritis reumatoide.

En el caso de mujeres embarazadas, las reacciones de su organismo al estés pueden afectar incluso al feto. Una situación de estrés aguda para la madre puede traducirse en una falta de aporte sanguíneo al feto.

¿ Quién se estresa más? Los hombres se estresan en un 28% y las mujeres en un 39%.

Aunque no lo creas, el estrés es contagioso, conforme a los resultados de un estudio de la universidad de St. Louis, basta la proximidad física o emocional con una persona que padece altos niveles de estrés para que aumenten los niveles de cortisol en sangre en las personas más empáticas.

El estrés crónico puede causar pérdida ósea, aumento de grasa abdominal, años en la memoria, impedir regeneración neuronal. Niveles elevados de adrenalina puede dañar las arterias, corazón y cerebro. El ejercicio físico contribuye a moderar los niveles de estrés, pero no te hace inmune.  También puede ayudarte a adelgazar. Es conocido de todos  que el estrés crónico aumenta los niveles de grasa, sobre todo en la zona abdominal. No obstante , un estudio de la Universidad de Nottingham ha encontrado que el estrés leve puede activar la ” grasa marrón” clave para la pérdida de peso.

El sexo ayuda. Para conseguir un orgasmo segregamos oxitocina, un ” desestresante” natural que combate los efectos negativos del cortisol.

El estrés altera el microbioma vaginal , lo que resulta especialmente grave en las mujeres embarazadas, ya que durante el paso del bebé por el canal del parto se transmiten muchas bacterias que van a determinar su propio microbioma .

Adopta un perro. Hay varios estudios que demuestran que las personas que tienen una mascota ( especialmente un perro) tienen estadísticamente niveles de estrés considerablemente más bajos.

Fuente : Sportlife

 

 

 

¿ Qué deporte te conviene según tu edad?

El ejercicio no solo es esencial para mantener la salud del cuerpo y la mente a cualquier edad, sino que nos aporta beneficios. obviamente, no tenemos el mismo cuerpo a los 20 que a los 50 años, pero tampoco son iguales nuestras aficiones y gustos, nuestro tiempo libre ni nuestros intereses. Por eso, la actividad física debe adecuarse a la edad y condición de cada persona.

Conviene practicar ejercicio durante al menos 30 minutos cuatro días a la semana, aunque lo  ideal sería dedicarle un tiempo cada día. Esto no quiere decir que debamos estar media hora en el gimnasio con una actividad intensa si no nos apetece. Hay muchos deportes y actividades físicas diferentes y conviene escoger el más adecuado o, mejor aún,  combinar varios porque moverse potencia la salud, pero también es un placer.

Hasta los 30 años.

El cuerpo está en su plenitud de fortaleza y resistencia, por lo que es un momento ideal para practicar cualquier deporte. Puede seguir con aquellos realizados en la adolescencia o empezar otros que se adapten mejor a tus horarios y actividad laboral. Piensa que si has empezado a trabajar y pasas muchas horas sentado, debes movilizar el organismo para evitar la acumulación de grasa.

Las actividades aeróbicas y de resistencia son muy adecuadas. Es un buen momento para el ciclismo, tanto exterior como el ” indoor”, así como para el tenis, el atletismo, la natación, el fútbol, el baloncesto, el waterpolo… estos últimos deportes de equipo que permitirán que trabajes en grupo, coordinar, delegar, aceptar órdenes … algo que será útil en tu vida laboral.

A partir de los 30 años.

En esta década suelen producirse cambios importantes, como el nacimiento de los hijos, que tienen repercusiones en la salud y la forma física , especialmente en las mujeres. Puedes notar que estás más cansado o que has engordado unos kilos que cuestan eliminar.

Es un buen momento para el ” running” ligero, ya que se adapta a tus horarios. Otra buena opción es el baile: zumba, salsa, bailes de salón… Además de conservarte en forma, ayuda a mantener el equilibrio y la coordinación y te conecta con otras personas.

A los 40 .

A partir de esta edad, el cuerpo se “queja” y, aunque es normal, puede sorprenderte, especialmente si has mantenido  forma física en las etapas anteriores. Sigue con el deporte, porque es una de las mejores inversiones en salud que pues hacer.

La masa muscular empieza a disminuir ,por lo que hay que potenciarla con ejercicios de fuerza, como pesas o máquinas que fortalezcan la espalda y las articulaciones . Puedes realizar estas actividades 2-3 días por semana de 15 a 20 minutos . Combínalas con una actividad que, además, te relaje, como el yoga, el Pilates o el taichí. Si hasta ahora has hecho ” running” sigue practicándolo, aunque con menor intensidad. si no corres, es el momento de andas, al menos 30 minutos al día. Es uno de los mejores deportes, ya que moviliza todo el organismo y te ayuda a mantener el peso. si haces baile o natación, no los dejes.

A los 50.

La menopausia en el caso de las mujeres puede provocar alteraciones, como la pérdida de músculos y el aumento de grasa y de peso, así como una tendencia mayor a la flacidez y el descolgamiento . En ambos sexos, y hay que trabajar especialmente la flexibilidad, la movilidad articular y la agilidad, así como reforzar la masa muscular como la ósea. Si se han mantenido unos hábitos saludables y se ha realizado deporte, hay que seguir adaptando la intensidad a las condiciones físicas y teniendo especial cuidado con los ejercicios de impacto, que pueden causar lesiones óseas.

Si hasta ahora la caminata era una actividad optativa , ahora se convierte en una de las más recomendables y conviene aumentar su tiempo a una hora diaria. También la natación es una de las mejores opciones aunque, en este caso, conviene ajustar el tiempo (30 minutos ) y la intensidad. Otra buena opción es el ” acuagym”, ya que los ejercicios de gimnasia en el agua ayudan a evitar la tensión y las lesiones, pues el cuerpo pesa menos , el impacto queda amortiguado y facilita la relajación.

Después de los 65.

No hay que dejar nunca de hacer ejercicio, por supuesto adaptado a las condiciones físicas. Pero éste es un muy buen momento, ya que, en general, se dispone de más tiempo para uno y hay que aprovecharlo. Los ejercicios acuáticos  siguen siendo muy recomendables para fortalecer los huesos y evitar tanto la osteoporosis como las fracturas, si bien pueden estar más indicados los estiramientos que la actividad aeróbica en el agua. También los bailes de salón , que potencian la coordinación, el equilibrio y las relaciones sociales, así como los ejercicios de flexibilidad como el yoga , el Pilates o el taichí, que ayudan a mantener la postura correcta y alivian los dolores musculares. Y, por supuesto, andar , ya que moviliza todo el organismo y despeja la mente.

Fuente: Heres publicaciones. Mariano Nadal.

 

 

¿Qué son las luxaciones articulares?

Una luxación articular consiste en la separación de dos huesos dentro de una articulación, quedando en general los huesos enganchados de forma distinta a la normal y produciendo dolor e imposibilidad de mover dicha articulación.  En la mayoría de los casos las luxaciones tienen un origen traumático, por una carga sobre la articulación ( un golpe, una caída…) que los ligamentos o la cápsula articular que los une no son capaces de soportar ,produciéndose una dislocación de los huesos que la forman. Otro tipo de luxaciones más complejas son las luxaciones congénitas, es decir , desde el nacimiento ,y que están producidas por una mala posición del feto en el útero o una mala maniobra en el canal del parto o por los esfuerzos del propio parto. Sin ninguna duda, los deportistas somos la población más expuesta a padecer luxaciones articulares, por los traumatismos que pueden producirse durante las competiciones o entrenamientos , sobre todo si se añade la velocidad, que agrava y multiplica de forma exponencial las cargas sobre las articulaciones. En ese sentido, son más graves los traumatismos de alta energía, en los que se  multiplica la velocidad por la carga.

Las luxaciones más frecuentes se producen en los dedos de la mano, en el hombro ( por el gran brazo de palanca que presenta) y en el codo. Mucho más graves y complejas son las de cadera y tobillo y pie.

Debemos acudir al médico si notamos cualquier articulación deformada ,por ejemplo un dedo, que no se puede colocar en su posición. Es muy doloroso. Otro signo clave es la impotencia funcional , es decir , la imposibilidad de mover esa articulación, que suele quedar enclavada en una posición rara y poco natural. Una buena técnica deportiva, utilizar el material adecuado ( por ejemplo, rodilleras y coderas en el fútbol americano) y mantenerse concentrado en lo que estamos haciendo siempre ayuda, no obstante, las luxaciones articulares son muy difíciles de prevenir. Nos puede ocurrir incluso en nuestra propia casa, simplemente dándole una patada a una mesa con el pie descalzo. La mejor protección es la prudencia y el entrenamiento deportivo correcto.

¿Qué debemos hacer si se produce una luxación articular? Las luxaciones articulares suelen ir asociadas a un intenso dolor. Si sospechas que se ha producido, no trates de manipular la articulación ( podrías aumentar el daño) . Lo primero es inmovilizar  el miembro afectado con lo que tengamos a mano, para reducir el dolor y acudir lo más pronto posible a un centro de urgencias que cuente con traumatólogo de guardia y equipo de rayos x para poder diagnosticarlo.

El tratamiento consiste en colocar los huesos en la posición en que deberían de estar. Esto puede hacerse con anestesia local o regional. En ocasiones puede requerir el uso de anestesia general. La mayoría de las luxaciones solo requerirán de reducción e inmovilización, pero algunas de ellas, por su gravedad o complejidad, precisarán de cirugía abierta e incluso de fijación provisional del miembro afectado. Es urgente reducir las luxaciones lo antes posible para evitar daño articular. A veces, si transcurren muchos días, resulta imposible reducir las luxaciones, incluso con anestesia, y hay que recurrir a la cirugía abierta.

Las luxaciones articulares más graves de todas pueden requerir la reconstrucción de los ligamentos y la cápsula articular que une los huesos que forman la articulación.

Fuente: Dr Barandiarán,  traumatólogo especialista en cirugía ortopédica y traumatología.

 

5 falsos mitos sobre las dietas

01/ Los alimentos integrales no engordan. La fibra no se digiere y facilita el tránsito intestinal, además contribuye a disminuir el índice glucémico de los alimentos que la contienen, por lo que el hambre tardará más en aparecer. No obstante, ningún alimento está compuesto íntegramente por fibra y esta acompaña a hidratos de carbono que pueden acabar por engordarnos si no nos movemos lo suficiente para quemarlos.

02/ Si te haces vegetariano, pierdes peso. No necesariamente. Es cierto que las dietas con restricciones ( cuando no puedes comer ” de algo”) frecuentemente hacen que terminemos por comer menos y adelgacemos. No obstante, muchas personas ganan peso al hacerse vegetarianas y sustituir las carnes y pescados por otros alimentos mucho más altos en hidratos o con proteínas de menor calidad.

03/ No es bueno beber agua en las comidas. A no ser que tengas un problema que dificulte la digestión, puedes beber tranquilo mientras comes. El agua no contiene calorías y aumenta la sensación de saciedad, así que dejarás antes de comer.

04/Puedes adelgazar a base de zumos detox. Se trata de una moda poco saludable. Por un lado, se realiza una dieta desequilibrada ( muy baja en grasas ,proteínas y otros nutrientes) . Por otro  lado, es posible que pierdas peso a corto plazo por su efecto diurético, pero lo vas a recuperar muy pronto. No pierdes grasa y puedes ganarla porque con los zumos y batidos ingieres muchas calorías sin apenas darte cuenta.

05/ Los productos ” light” son más sanos. En primer lugar, basta una pequeña reducción de calorías para etiquetar a un producto como “light”. E incluso en los casos en los que el recorte calórico es drástico, suele hacerse a base de sustituir los azúcares naturales por edulcorantes y las grasas por otras de peor calidad. Además , actualmente se está estudiando el efecto sobre nuestro organismo de los productos endulzados artificialmente porque existen vairios estudios que indican que pueden inducirnos a ganar peso aunque sean bajos en calorías. Lo mismo ocurre con los productos sin azúcares añadidos, generalmente diseñados para diabéticos, que muchas veces compramos pensando que engordarán menos. Basta leer la etiqueta para comprobar que las calorías que pierdes en azúcar las ganas en grasas poco saludables.

Fuente: Sportlife