Descubre los beneficios y propiedades del té para tu entrenamiento

Todas las variedades de té contiene antioxidantes, son antiinflamatorias y neuroprotectoras . Además ,pueden ayudarte a regular tu apetito, dado que tomar un té caliente a pequeños sorbos aumenta la sensación de ” estómago lleno”. También es una gran herramienta de hidratación durante el invierno, cuando más nos cuesta ingerir bebidas frías.

No obstante, la mayoría de los beneficios del té provienen  de su contenido en cafeína ,un excitante idéntico al del café al que en ocasiones nos referimos como teína en el cado del té, con una concentración que varía en función de los tipos de té, la temperatura del agua y el tiempo de infusión.  Estos diferentes grados de concentración nos permiten “jugar” con los efectos del té en función del objetivo que pretendemos conseguir:

  • El té negro tiene un contenido medio en cafeína y su efecto es más ligero que el del café, pero más prolongado en el tiempo, por lo que resulta perfecto para retrasar la fatiga tomado durante los entrenamientos prolongados.
  • El té rojo, la variedad con mayor concentración de cafeína ( entre 1 y 15 mg por taza) puede ayudarnos a quemar grasas si lo tomamos antes de entrenar.
  • El té verde tiene menor contenido en cafeína y mayor en antioxidantes, por lo que es perfecto para recuperarnos de los entrenamientos intensos.

Fuente: Sport Life

 

 

Acaba con el insomnio según tu ritmo de sueño

La necesidad de irse a dormir no depende únicamente de lo cansados que estemos, sino también de la cantidad de melatonina ( la hormona del sueño) que segregue nuestro organismo. Pero no todas las personas segregan esta hormona de la misma manera y en la misma cantidad. Aquellos que lo hacen a primera hora de la mañana, por ejemplo,  suelen levantarse y acostarse antes y los que lo hacen más adelante, son los típicos noctámbulos a los que les cuesta levantarse por la mañana. Esto no quiere decir, sin embargo , que esta tendencia no se pueda cambiar. Con un poco de esfuerzo, podemos regular la producción de melatonina para que, de esta manera, podamos ajustar nuestro reloj interno y combatir el insomnio.

Trasnochadores o “búhos”. Suelen estar muy despejados y activos por la tarde-noche . Les cuesta conciliar el sueño y cuando lo consiguen lo hacen de forma fracturada , ya que se despiertan varias veces. Por esta razón, suelen estar cansados y de mal humor por las mañanas y se van activando a medida que avanza el día.  Para ellos tomar el sol es el mejor remedio para ajustar el reloj interno. exponte a la luz del sol el máximo número de horas posible para , de  esta manera, estar más relajados a la hora de ir a dormir. Cuando quieras acostarte, establece una serie de acciones ( las mismas cada vez) , que ” avisen”  a tu cuerpo de que debe prepararse para ir a dormir. Puedes darte un baño caliente, leer durante 15 minutos, tomar una infusión o un vaso de leche, escuchar música suave…  También tienen tendencia a repasar los asuntos pendientes a la hora de irse a la cama lo que les lleva a tener un sueño agitado e interrumpido. Para evitarlo, una buena costumbre es apuntar las cosas que nos preocupan en una lista y dejarla en la mesilla. Así nos olvidaremos de ella en cuanto nuestra cabeza toque la almohada. Acuéstate siempre a la misma hora. Es imprescindible para regular los ritmos. No importa si , al principio, tardas en conciliar el sueño, con el tiempo lograrás acostumbrarte. Procura también tener una hora fija para levantarte cada día. Toma alimentos con triptófano, este nutriente, al ser precursor de la melatonina, te ayudará a conciliar el sueño. Lo encontrarás en los lácteos, el plátano, los frutos secos, el pescado azul, la miel…

 

Madrugadores o ” alondras”. Las personas que están dentro de este grupo está más activos durante las primeras horas pero se van apagando conforme va avanzando el día, por lo que necesitan acostarse pronto. Aunque no suelen tener problemas para conciliar el sueño , se despiertan demasiado pronto por la mañana y, por regla general , no se vuelven a dormir. Este tipo de insomnio ( llamado de despertar precoz) suele estar asociado con sentimientos de miedo, estrés, preocupación y ansiedad. Es necesario, por lo tanto relajarse física y mentalmente durante el día para poder descansar tranquilos y durante más tiempo. Las actividades aeróbicas como caminar, correr, nadar , ir en bicicleta… ayudan a liberar endorfinas y favorecen el sueño, sobre todo si se practican al aire libre cuando hace sol. Evita, sin embargo, hacer ejercicio antes de irte a dormir ya que podría estimularte demasiado. No tengas el reloj a la vista, es mejor darle la vuelta porque, si te despiertas y ves que todavía es muy temprano, te pondrás nervioso y te resultará más difícil volverte a dormir. En caso de que no puedas dormir y notes que te pones nervioso e, incluso, empiezas a sentirte angustiado,  lo mejor es levantarse y hacer algo que te guste y entretenga, como ver la televisión, leer, tomar un vaso de leche… Duerme en una habitación oscura, no dejes que las primeras luces del amanecer te despierten y desvelen. Baja la persiana y si todavía entra luz, puedes ponerte un antifaz.  Practica técnicas de meditación que te ayudarán a combatir el estrés y la ansiedad y a prepara el organismo para disfrutar de un sueño mucho más profundo y prolongado.

¿Qué falsos mitos tenemos sobre el sueño? La filosofía popular tienes sus propias teorías sobre lo que va bien o lo que no para disfrutar de un sueño saludable. Algunas de ellas son ciertas, pero otras se ha demostrado que no se ajustan a la realidad.

  1. Durante el fin de semana se pueden recuperar las horas de sueño. dormir más de lo debido resulta perjudicial, ya que se altera la producción de melatonina y desequilibra nuestro reloj interno.
  2. Hacer la siesta compensa el insomnio. Descansar durante el día puede ayudar en momentos puntuales, pero cuando se tienen problemas de sueño es mejor no hacerlo, ya que puede alterar el descanso nocturno. en cualquier caso, las siestas nunca  deben tener una duración superior a la media hora.
  3. El alcohol ayuda a dormir. Aunque, en un principio, cusa somnolencia, el sueño que produce es más ligero y , por lo tanto, con una mayor tendencia a ser interrumpido.
  4. Adormilarse en el sofá facilita conciliar el sueño. No siempre. Si el sueño es profundo, al despertarnos para ir a la cama, podemos desvelarnos.
  5. Cuanto más cansados estemos, mejor dormiremos. En ocasiones, el cansancio ( sobre todo el mental ) nos estimula todavía más y hace que nos resulte más difícil conciliar el sueño.

Fuente: Mariano Nada. Heres publicaciones.

 

Claves contra el dolor de espalda: 6 cosas que debes hacer antes de tomar fármacos

1. Calma tu molestia con lo más natural. Las plantas pueden ser tus aliadas para tratar el dolor de espalda . Tienes muchos menos efectos secundarios que los fármacos y son menos tóxicas. La alfalfa es beneficiosa contra las contracturas. La resina del árbol boswellia  y el rizoma de jengibre tienen propiedades antiinflamatorias. La raíz de harpagofito y la menta piperita son analgésicas. Los masajes con preparados a base de árnica palían el dolor.

2. Estira tus vértebras. Hacer estiramientos puede ayudarte. Y es que flexibilizar la columna  ( y la musculatura que la rodea ) tiene un efecto ” analgésico.

Pon una mano en cada rodilla y acerca las piernas hacia el abdomen. Siente el estiramiento de la zona lumbar y gira levemente de lado a lado. Los pies deben permanecer juntos.

Ponte de rodilla y estírate hacia delante. Pon la mano derecha sobre la otra, inclina el cuerpo hacia la derecha y balancéate. Cambia de lado y repite. Termina el estirando las dos manos en paralelo.

De pie, deja caer el cuerpo hacia delante ( sin hacer rebotes)Siente cómo las vértebras se van separando . Aguanta un minuto. No hace falta que llegues a tocar el suelo. Si sufres lumbalgia consulta a tu médico.

3. Procura que no te falte el trío de vitaminas protectoras: vitamina D( la fabricas exponiéndote 15 minutos al sol cada día. Y está en huevos, leche o pescados grasos), vitamina K2( está presente en ciertos alimentos fermentados como el queso gouda o el brie) y vitamina B12 ( huevos, productos lácteos , tempeh, pescados grasos… son ricos en esta vitamina)

4. Evita los “nervios” que tensan los músculos de la espalda. Si apuntases en un papel cuándo te duele más la espalda y cómo estás ese día , es muy probable que llegases a esta conclusión: cuanto más nervios acumulas, más te duele. Ante una situación estresante tu organismo entiende que tiene que estar preparado para ” reaccionar” y segrega una gran cantidad de adrenalina para permitir esta respuesta. Los vasos sanguíneos se estrecha, se recude el flujo sanguíneo y los músculos se contraen para permitir la ” huida” a tiempo.  Además , los nervios se activan cuando vives con estrés, lo que hace que percibas con más  intensidad cualquier molestia. Cada día trata de liberar la mente, relacionarte socialmente y hacer deporte te ayuda a “desconectar”.

5. Elimina los michelines que le pesan a tu columna. Cuando la barriga pesa , la columna se desvía levemente hacia atrás para corregir el equilibrio del cuerpo . Ese exceso de curvatura de la espalda hace que por cada kilo de peso extra se ejerza una presión de 4 kg más sobre cada una de las vértebras lumbares. Cuanto más peso sobra, más tensionada está la espalda. Y como ocurre al apilar varios libros pesados, cualquier movimiento ” en falso” puede provocar que la columna se desestabilice. Por ello, las personas con “barriguita” a veces notan molestias lumbares. Si eliminas ese cinturón de grasa y mantienes fuertes los músculos que rodean las vértebras, eliminarás tensión, recuperarás estabilidad y alejarás el dolor.

6. Sigue la terapia para acalla tu dolor. Hay dos formas de enfrentarse a él, intentar que no te acobarde, que no sea el protagonista de tu vida o bien percibirlo como una amenaza. El Dr Julio Domenech asegura que modificar esa actitud negativa ante el dolor de espalda ayuda a superarlo. Tienes que dar la importancia justa , si tu médico ha comprobado que no hay ningún trastorno detrás, cada vez que sientas dolor repítete a ti mismo que es pasajero , que se irá sin más, como el 80% de los dolores de espalda que se resuelve en unos días. Gana confianza, continúa con tus pensamientos para que el dolor no te domine. Piensa que tu columna es muy fuerte y sólida, que no le va a pasar nada. Tener molestias no significa que haya un daño que te impida moverte o permanecer activo y que no se detenga tu vida. No hagas reposo. Continúa con tus actividades y no esperes a que se te pase para hacer vida normal. Vuelve pronto al trabajo. Los pacientes que se reincorporan a la vida laboral teniendo algo de dolor se recuperan antes.

Fuente: Javier Mansa . Experto en Terapias Naturales

El sedentarismo te resta salud

 

Las rutinas y los condicionamientos laborales y sociales nos vuelven cada vez más sedentarios y las consecuencias para la salud se agravan, según alertan organismos internacionales y estudios médicos. Sin embargo, una actividad moderada, pero continua, es suficiente para combatirlas.

Según la OMS ,los estilos de vida sedentarios suponen una de las diez causas fundamentales de mortalidad y discapacidad en el mundo, una cifra muy alarmante si tenemos en cuenta que , actualmente , entre e 60 y el 85% de los adultos se mueve menos de lo que se considera saludable.  En comparación con nuestros padres y abuelos, pasamos mucho tiempo en entornos que limitan la actividad física. El problema es que somos una especie con un organismo reparado evolutivamente para el movimiento y el trabajo manual, y en muy poco tiempo ha cambiado todo, con las consecuencias que eso supone. Cuando no te mueves lo suficiente, los huesos y músculos se debilitan ( se vuelven frágiles y torpes, y esto aumenta el riesgo de padecer artrosis, artritis y osteoporosis, así como dolores de espalda ) ,tu corazón se ve afectado ( aumenta el riesgo de infarto) y disminuye la agilidad física y mental.  Incluso tu humor y tu estado emocional cambian: el sedentarismo favorece los estados de tristeza y depresión.

Hacer alguna actividad física moderada mejora la salud y alarga la vida, pero además te mantiene joven más tiempo. Científicos de la Universidad de McMaster ( Canadá) han constatado, por ejemplo, que hacer deporte mantiene el pelo y la piel con un aspecto más joven y hace que los órganos funcionen mucho mejor que si no se hace ejercicio. La explicación es que 30 minutos al día de deporte, 3 días a la semana , estimulan el organismo para luchar contra las moléculas que provocan el envejecimiento. Se liberan unas sustancias al practicar ejercicio, proteínas, que ayudan a eliminar los productos de desecho que favorecen el envejecimiento prematuro.

Pero con el ejercicio no solo combate el envejecimiento . Permanecer sentado durante largos periodos frena el metabolismo, lo que afecta a la capacidad del cuerpo para regular el azúcar en sangre y la presión arterial, así como para descomponer la grasa. Por eso, al moverte de manera regular alejas las enfermedades cardiovasculares, el riesgo de diabetes 2, la osteoporosis, algunos tipos de cáncer y la muerte prematura.

Es importante saber qué tipo de ejercicio es el ideal para evitar cada tipo de dolencia y, por ello, lo mejor antes de empezar con un deporte es consultar al médico.

Hay personas que tienen sobrepeso pero hacen deporte y controlan los kilos a la vez que su salud. Y hay quienes, a pesar de estar muy delgado, no goza de una buena forma física. La falta de flexibilidad ( no poder tocarse los pies con las manos, por ejemplo) y de agilidad, la dificultad a la hora de levantar pesos , la flacidez muscular, el cansancio recurrente… son señales que denotan que no se está bien del todo y que habría que dedicar un poco más de tiempo a hacer ejercicio.

La cantidad de ejercicio que debemos hacer depende del tipo de vida que llevamos, de cómo nos encontramos físicamente e incluso del tiempo que tenemos. De todas formas, lo ideal es hacer deporte media hora al día, cinco días a la semana. Sin embargo, en algunos países ( Australia, Estados Unidos y Finlandia) , se hacen recomendaciones más exigentes para los que permanecen muchas horas sentados. Necesitan al menos 60 minutos diarios de ejercicio para compensar su sedentarismo. También podemos mantener pautas activas saludables como  parar y levantarnos uno o dos minutos cada 30 cuando vamos a permanecer largo tiempo sentados.

La práctica continuada de ejercicio moderado aumenta los niveles de colesterol bueno y reduce el malo , normaliza la presión arterial y aumenta la flexibilidad de las arterias. Todo esto mantiene el corazón fuerte y sano.

En el caso de la salud de la mujer, para mantener equilibrado el sistema hormonal  , te conviene moverte y realizar algún ejercicio aeróbico: caminar, correr, nadar… , así el Departamento de Salud y Envejecimiento de la University College London, concluye que los adultos de 60-64 años que caminan cada día mejoran de manera apreciable su bienestar mental.

Fuente: Dr. Sagrera . Una vida más saludable.

20 claves para rejuvenecer tus órganos

 

    ” Aunque estos consejos son válidos a cualquier edad, conviene seguirlos sobre todo si ya has cumplido los 40. A partir de esa edad el cuerpo necesita más protección porque reduce la capacidad de frenar los radicales libres” Dr. Jordi Sagrera-Ferrándiz

 

  • Cuida tus pulmones hinchando globos. Hincha dos globos a diario, haz burbujas en un vaso con agua algunos minutos al día ( usando una pajita) o simula que intentas apagar velas. Son maneras sencillas de ejercitar tus pulmones.
  • Duerme mejor con un baño de pies. Te conviene sobre todo si la sensación de pesadez en las piernas te impide conciliar el sueño. El contraste de temperaturas las aliviará y también te relajará. Llena dos palanganas con agua, una a 38º y la otra , a menos de 18º ( debe cubrir la pierna hasta un palmo por debajo de la rodilla) Pon ambas piernas en el recipiente con agua caliente 5 minutos, e inmediatamente después, durante 10 o 15 segundos, en la fría, repite tres veces.
  • Lo que comes influye en tus riñones. Ciertos alimentos favorecen que se formen cálculos renales. Conocerlos te ayudará a evitar algún que otro susto, sobre todo si ya te ha ocurrido antes. La mayoría se produce por una acumulación en los riñones de calcio ( entonces deben limitarse alimentos como los lácteos), oxalatos ( son ricos en estas sustancias alimentos como los tomates, las judías, el chocolate, las espinacas o el té) o ácido úrico ( proviene de las purinas que aporta la carne, sobre todo la roja, el marisco) . Limita su consumo.
  • Protege tu hígado con curri. Su uso es muy popular en plazo de la cocina hindú o marroquí ,y poco a poco lo vamos descubriendo también aquí . Es sabroso y saludable. Esta mezcla de especias contiene cúrcuma que , gracias a su poder antioxidante , protege las células frente al daño oxidativo. También se la considera aliada del hígado. Estimula el flujo biliar, con lo que ayuda a digerir las grasas y alivia la indigestión de origen hepático o biliar y además dificulta que los virus de la hepatitis proliferen también ayuda a disminuir el colesterol y a eliminar compuestos tóxicos. La dosis preventiva suele oscilar entre los 250 y 500 mg de extracto seco al día. Consulta con tu médico.
  • El huevo tiene colina, que ayuda a que no se acumule grasa en el hígado. Puedes tomar hasta 7 a la semana.
  • Interpreta ( bien los análisis). Los análisis de orina dan pistas sobre el funcionamiento de tus riñones . Pero descifrarlos puede ser una tarea de titanes si no tienes algunos conceptos claros. Densidad. Si supera los 1.035 ( o se acerca) es señal de deshidratación. Ph. Indica el nivel de ácido ( lo normal es de 4,6 a 8). Si es alto se sospecha de acidosis ( el riñón no elimina bien los ácidos), infección de orina… Proteínas. Si están en la orina es señal de que el riñón no trabaja bien. Hematíes o glóbulos rojos (sangre) Puede aparecer debido a infecciones,piedras o enfermedad renal. Leucocitos. Su rastro en la orina indica infección. Cilindros. Estas sustancias provienen de l tubos renales y, si están presentes en la orina, pueden indicar inflamación de los riñones. Cristales. Al contrario de los que se piensa, su presencia no sugiere riesgo de piedras.
  • Cuídate… dando zancadas.  El cerebro de las personas con un corazón que bombea menor cantidad de sangre envejece antes, según han constatado científicos estadounidense. Para mejorar la capacidad cardiaca son ideales las zancadas : pon las manos en la cintura, lleva la pierna izquierda hacia atrás, flexiona un poco las dos sin bajar demasiado y sube rápidamente. Hazlo 10 veces, descansa y repite con la derecha.
  • Menos riesgo de cistitis. No encontrar nunca el momento de ir al baño puede estar dañando tus riñones. Cambia tu rutina . Mantener la vejiga llena mucho rato favorece las infecciones de orina, el agrandamiento de la vejiga, la formación de cálculos renales o piedras y el regreso de la orina hacia la uretra o incluso los riñones. Entre 5 y 8 veces deberías ir al baño al día. Y recuerda, si tu cuerpo te manda la señal de orinar, no lo demores más de 10 minutos para evitar riesgos innecesarios.
  • Fíjate en tus heridas. Si tus heridas tardan en cicatrizar podría ser un síntoma de que algo falla en tu hígado. La sangre coagula peor cuando el hígado está alterado. Acude a tu médico porque esta alteración también pude ser síntoma de otros trastornos. Por ejemplo, que el azúcar en sangre está alto o que hay un déficit de zinc.
  • Madruga … y vivirás mejor. Si eres de los que aprovecha las últimas horas del día para hacer cosas, y , sin embargo, te levantas tarde, tal vez deberías plantearte cambiar tu rutina. ¿ El motivo? Un informe de la Universidad de Toronto ( Canadá) asegura que las personas que se despiertan temprano se sienten más felices y satisfechas con su vida.
  • La ansiedad deteriora tus órganos. Los nervios no solo perjudican tu estado de ánimo , también pueden hacer que tus órganos envejezcan de forma prematura. Pero puedes combatirlo. Si estas ” estresado” tu corazón sufre y tu respiración también es dificultosa . Esto favorece la formación de radicales libres, que aceleran el deterioro . Para desconectar y relajarte a diario  hacer yoga, Pilates , los masajes o los baños con esencias florares pueden ayudarte, intenta darles cabida en tu día a día y verás como, al cabo de un tiempo, se convierte en algo imprescindible. También te ayuda ver fotos de seres queridos ( que evoquen buenos recuerdos) o una onza de chocolate negro de vez en cuando es una deliciosa herramienta antiestrés. Es rico en magnesio , un mineral que ayuda a combatirlo, y también aporta triptófano.
  • El desorden altera tu sueño. ¿ Te cuesta dormir por las noches? Échale un vistazo a tu habitación , tal vez el desorden sea el culpable. El entorno en el que duermes puede influir , y mucho, en la calidad de tu sueño. El desorden te estresa y, por tanto, dificulta conciliar el sueño. Por eso es importante mantener el orden en tu dormitorio y no acumules cosas innecesarias en él .
  • La carne roja muy hecha aumenta el riesgo de cáncer de páncreas un 60%.
  • El ánimo afecta a tu tensión. La hipertensión no solo depende de lo que comes , o de si haces o no ejercicio. Las personas pesimistas u hostiles son más propensas a sufrir hipertensión, según varios estudios.  La ira o los enfados provocan que generemos adrenalina, que hace que nuestro pulso se acelere. Y una de las consecuencias de este proceso es que aumenta la presión sanguínea.
  • Tus prendas pueden sanar tu circulación. A veces sencillos gestos como elegir la ropa que te pones ,pueden poner en peligro tu salud cardiovascular. Lo mejor es apostar por prendas holgadas. El recorrido de la sangre por el organismo es más dificultoso si se usa ropa ajustada. Si sientes hormigueo en alguna parte del cuerpo, coincide en que ese día llevas algo ajustado y pantalones faldas que dejan marca al quitártelos tampoco convienen.
  • Frena las peleas. Si estallas a la mínima, tu corazón también sufre. Si respondes con ira, debes saber que tu riesgo de sufrir cardiopatías es más elevado. Por eso, si eres muy temperamental, te conviene especialmente cuidar la salud de tu corazón: come bien, haz deporte, deja de fumar…
  • Menos alcohol, más salud pulmonar. Las bebidas alcohólicas son capaces de reducir los niveles de un compuesto fundamental para proteger a los pulmones de microorganismos dañinos.
  • Cuida tu físico ( sin obsesionarte). Sentirse a gusto con uno mismo repercute positivamente en la salud. No solo te da más seguridad, también puede reducir el riesgo de trastornos.  Aunque tratemos de preservar la juventud, es inevitable que el paso de los años cambie poco  a poco tu aspecto físico. Arreglarte y sacarle partido a tus puntos fuertes te ayuda a estar bien por fuera pero también repercute en tu interior, porque sentirte ” guapo” te da felicidad. Incluso se sospecha que las personas que tienen en cuenta su aspecto contraen menos enfermedades, se curan antes y envejecen más despacio.
  • Yoga para el hígado. Ciertas posturas son fáciles de hacer y contribuyen a un mejor funcionamiento del hígado. La paloma por ejemplo, nos colocamos encima de una colchoneta , apóyate en manos y rodillas. A continuación lleva la rodilla izquierda delante y coloca debajo del cuerpo el pie izquierdo, apuntando a la derecha. Extiende la pierna derecha atrás y descansa la pelvis en el suelo. Desliza las manos hacia delante y baja los codos al suelo. Deja que la respiración sea profunda mientras te relajas en la postura unos tres minutos. Siéntate de lado , junta las piernas y repite con la derecha.
  • Lo bueno de toser. Es un mecanismo natural para eliminar gérmenes que puede haber en tus pulmones. Reprimir la tos es un error,porque te ayuda a expulsar la mucosidad ( y los gérmenes) que causan infecciones. Pero si persiste varios días y molesta, cuentas con remedios naturales para suavizarla. Cebolla, pon una mitad junto a la cama. Es un buen antitusígeno. Malva. Para suavizar la tos seca, toma una infusión de sus flores. Vahos, los de tomillo y raíz de jengibre calman la tos húmeda.

Fuente: Dr. Jordi Sagrera-Ferrándiz

Prevención: tú puedes ser de los que nunca cogen una gripe

Unas defensas fuertes y mucha precaución para evitar el contagio son las dos claves que mantienen los virus bien lejos.  Tomar caldos vegetales y practicar ejercicio son dos expectorantes naturales que ayudan a mantener limpios tus pulmones.

Entre un 10 y un 20% de la población sufre la gripe cada año. La afectación es tan alta porque se transmite de manera muy rápida: con solo unas gotitas de saliva expulsada al hablar, tose o estornudar, o simplemente tacando objetos contaminados por el virus es posible infectarse.  Por eso debes extremar las precauciones.

¿ Cómo puedes evitar contagiarte?

  • Lávate las manos a menudo, especialmente cuando estés cerca de alguien enfermo. Hazlo durante al menos 20 segundos e insiste bajo las uñas. Lleva en el bolso un gel desinfectante para cuando no tengas un baño a mano.
  • Lógicamente no compartas alimentos, cubiertos u otros objetos con personas enfermas. De hecho, deberías mantenerte a metro y medio de distancia de alguien con gripe. Y cuando estés cerca, evita tocarte los ojos, la nariz o la boca porque “empujas” los gérmenes hacia dentro.
  • Si viajas en transporte público, no toques barandillas, puertas… y usa guantes. Ten en cuenta que los virus pueden sobrevivir hasta dos horas fuera del cuerpo.

Y así no contagias.

Dos días antes de notar los primeros síntomas y hasta 7 días después de sentirte mejor poder contagiar los virus de la gripe. Aunque es durante los primeros días cuando hay más riesgo de trasmisión. Para evitarlo:

Ventila las habitaciones para reducir las concentraciones de virus, cúbrete la nariz y la boca con un pañuelo desechable al toser o estornudar y limpia a menudo las superficies , teléfonos o pomos de las puertas con un gel desinfectante.

Sécate siempre las manos con papel. Un estudio de la Universidad de Leeds ( Reino Unido) ha comparado los diferentes métodos de secado de manos y el más higiénico es el papel que solo dispersa 15 partículas de virus, el secador clásico dispersa 104 y el de chorro 3.005.

Además depurarte por dentro es tu  mejor escudo protector. Estudios publicados en el American Journal of Clinical Nutrition revelan que la capacidad de los glóbulos blancos para combatir gérmenes se reduce si acumulas toxinas. Por eso hay que ” activar ” los órganos depuradores.

¿Te notas pesado? Después de comer toma una infusión de diente de león durante una semana como limpieza de choque.  Prepárala en decocción es decir hierve una cucharada de planta 5 minutos y deja reposar 10. Añade el zumo de 1/2 limón y miel . Así estimulas el trabajo del hígado.

¿Estás hinchado? Ayuda a tus riñones con un caldo diurético. En un litro y medio de agua , agrega 2 cebollas, 2 ramas de apio, 1 alcachofa y 1 puerro. Hierve durante 30 minutos , deja reposar 10 tapado, cuela y añade el zumo de 2 limones. Tómalo a lo largo del día, una semana, cuando acumules toxinas.

¿ Vas bien al baño? Si te cuesta, bebe 2 vasos de agua caliente al levantarte. Olvida los cereales refinados ( pan y arroz blanco,pizza y, por supuesto , bollería) porque es lo que más estriñe, y opta por los integrales. Entre las frutas, da preferencia al kiwi, la naranja y las ciruelas.

La ducha tibia te refuerza. Te habrás fijado en que la gente que se baña en el mar no se resfría. Y es que tus defensas también pueden verse afectadas si eres muy sensible al frío. Para aumentar tu tolerancia a las bajas temperaturas, dúchate con agua tibia. empieza con agua caliente y reduce hasta que sea templada. Con el tiempo soportarás una temperatura más baja.

Fuente: Dr M. Linares, Javier Mansa y Dr. Francisco Marín

 

Gestos y costumbres más dañinos de lo que piensas

 

Son costumbres que la ciencia demuestra que alteran la mama en las mujeres. Por ejemplo, un estrés puntual no tiene mayores consecuencias, pero si es crónico favorece el cáncer. descubre qué puede dañar tus células y quizá no te imaginas.

  • Usar el móvil antes de dormir, encender la luz de madrugada…

Investigaciones de la Universidad de Harvard han encontrado un vínculo entre la exposición a la luz artificial nocturna y el cáncer de mama. La clave está en la melatonina, la hormona que induce al sueño. Tiene un grtan efecto antioxidante y, por lo tanto, anticancerígeno, pero necesita oscuridad para activarse. Así , todo lo que afecte a su producción aumenta el riesgo de tumor mamario. Y una de las cosas que más la reduce es exponerse a la luz de las pantalla (móviles, tabletas…) antes de dormir. Si te levantas de noche, evita encender luces grandes. Ten a mano una lamparita con luz rojiza de baja intensidad, que no suprima tanto la producción de melatonina. La luz de la calle que entra en tu habitación, ya sea por la iluminación de farolas o porque hay algún letrero luminoso, también altera la producción de melatonina. Baja las persianas o coloca cortinas protectoras.

  • Tomar vitaminas por tu cuenta.

Este tipo de suplementos son útiles si existe una carencia . Pero para confirmarla  y saber qué dosis necesitas, debes acudir al médico. y es que, si se toman ” mal” , no están exentos de riesgos. De hecho, investigadores del Instituto Korolinska de Suecia estudiaron a 35.000 mujeres durante 10 años y detectaron que las que los tomaban habitualmente tenían un 19% más riesgo de tumor mamario. El consejo es que si sigues la auténtica Dieta Mediterránea, rica en vegetales, frutas y pescados ya te aseguras el correcto aporte de vitaminas.

  • Vivir siempre con esa angustia en el cuerpo. ¿Sabías que… existe una comunicación directa entre sistema nervios y cáncer? El Dr Pere Gascón asegura rotundo que el estrés mantenido en el tiempo es capaz de generar la enfermedad. Si has sufrido un choque emocional fuerte ( la pérdida de un ser querido, de tu puesto de trabajo…) no descuides tu estado de ánimo. Gascón afirma que muchos casos de cáncer surgen al cabo de un año o dos de un episodio traumático. El estrés ataca el sistema inmune y hace que los linfocitos T ( las células que combaten el cáncer) no funcionen. Pero es que, además,  las células cancerígenas tienen receptores neuronales. Cuando el sistema nervioso libera demasiada adrenalina debido al estrés, el tumor la detecta. Y le sirve de “munición” para crecer.Según el Dr. Gascón lo ideal sería poder recurrir a técnicas antiestrés como el mindfullness , pero no siempre es fácil. Lo que sí podemos hacer es buscar válvulas de escape. No olvides que las neuronas necesitan esa desconexión para recargarse. Esto se logra haciendo deporte, algo que te guste o una siesta.
  • Alcohol.  Un estudio de la universidad de Heidelberg ( Alemania) revela que solo una bebida alcohólica  al día ya eleva el riesgo de cáncer de mama en un 4%. Y 3 copas al día aumentan un 50% el riesgo de cáncer de mama.  Los investigadores creen que el alcohol aumenta los niveles de estrógenos. Por si eso no fuera suficiente , también daña el ADN de las células. Vino y cerveza aportan antioxidantes ,pero no debes tomar más de 3 o 4 copas a la semana ( y recuerda que hay versiones sin alcohol) . Del resto de bebidas alcohólicas, mejor prescindir. En caso de riesgo de cáncer , no bebas.

Fuente: Dr Pere Gascón Oncólogo del Hospital Clinic y Profesor de la Universidad de Barcelona

¿ Qué es la cervialgia ?Ejercicios para prevenir.

La columna cervical es una de las estructuras más frágiles de la espalda, cuya principal función es la de proteger la medula espinal y sostener la cabeza. Está formada por siete pequeños huesos llamados vértebras cervicales, que se diferencias por altas y bajas, y que junto a un sistema ligamentoso y muscular ayudarán a dar estabilidad y equilibrio. La cervialgia es un dolor localizado en la zona de la nuca que recorre desde el cuello hasta lo s hombros pudiendo irradiar hasta el brazo y la mano. Puede aparecer por diversos motivos:

  • Cuando dormimos con el cuello mal alineado ( almohadas muy altas o muy bajas que impiden una correcta postura)
  • Posturas mantenidas durante largos periodos de tiempo frente al ordenador.
  • Prácticas deportivas con giros bruscos de cuello o falta de técnica en los gestos deportivos.
  • Tensión muscular provocada por estrés o por sobrecarga.
  • Problemas en la articulación témporo-mandibular ( como puede ser una mala mordida, apretar y rechinar los dientes).
  • Movimientos muy bruscos que sobrepasan el rango articular como caídas (deportivas o de cualquier tipo), frenadas bruscas  ( por un movimiento deportivo o un accidente de tráfico…)
  • Enfermedades degenerativas ( artrosis, artritis, hernias, protusiones )

Son más propensas a sufrir cervialgias las personas que trabajan  de forma sedentaria y sin cuidar su postura, por ejemplo, si pasas muchas horas delante del ordenador o la tableta. También puede aparecer si aumentas repentinamente tu carga de entrenamiento.

La mejor manera de prevenir este problema es hacer los estiramientos adecuados y realizar ejercicio regularmente, aumentando su intensidad y duración de modo progresivo. Una vez que la cervialgia ha aparecido, lo más recomendable es acudir al fisioterapeuta. El tratamiento que ofrece más garantías es la combinación de varios, pudiendo destacar la terapia manual, acupuntura, punción seca y eletroanalgesia.

Debemos consultar al especialista si notamos pérdida de sensibilidad o de fuerza en manos, mareos, vértigos ,un dolor prolongado en la región cervical o dolor constante que no cede ni en reposo ni en movimiento. Ejercicios para prevenir la cervialgia. Hay que realizarlos a diario, suavemente , sin sentir dolor . Si duelen, para.

  1. gira el cuello y mantén 5 segundos a cada lado. Repite 3 veces.
  2. Inclina el cuello lateralmente 5 segundos a cada lado. Repite 3 veces.
  3. Inclina el cuello hacia delante y hacia atrás ( sin forzar).
  4. Empuja hacia el lateral contra la resistencia de la mano. 5 segundos a cada lado. Repite 3 veces.
  5. Empuja hacia atrás la cabeza  con las manos en la nuca y haciendo resistencia. 5 segundos. Descansa y repite 3 veces.
  6. Con la mano haciendo fuerza en la frente, empuja hacia delante la cabeza haciendo fuerzas contrapuestas. 5 segundos. Descansa y repite 3 veces.

Fuente: José Ignacio Molina Caño. Fisioterapeuta especialista en Fisioterapia del Deporte.

¿Cómo combatir el dolor lumbar?

Se estima que 8 de cada 10 personas sufre dolor lumbar al menos una vez en la vida, un trastorno que pude resultar muy molesto y, en ocasiones, incapacitante. Para combatirlo, es necesario realizar un buen diagnóstico y seguir el tratamiento adecuado.

Soporta buena parte del peso del cuerpo y, por su posición estratégica, la zona lumbar , suele sufrir diversas afecciones, la mayoría de ellas causantes de dolor y problemas de movilidad.

Son muchas las dolencias que pueden causar molestias en esta zona de la espalda. Factores como las malas posturas, la edad e, incluso , las lesiones suelen estar detrás de la mayoría de casos.

Problemas musculares. Se trata del típico ” dolor de riñones” y aparece como consecuencia de una distensión en las fibras musculares o en los ligamentos ocasionada por levantar objetos pesados, agacharse o realizar un movimiento inadecuado de forma repetitiva. Esta distensión inflama el músculo y ocasiona dolor y limitación de los movimientos.  Aunque suele resultar muy molesto, el dolor suele desaparecer sin necedad de tratamiento a los pocos días o semanas de haber aparecido. Para calmar las molestias se puede tomar analgésicos y fármacos antiinflamatorios. Los masajes también ayudan , ya que relajan los músculos  y aumentan el flujo sanguíneo a la zona. También estimulan la producción de endorfinas, las hormonas que actúan como analgésicos naturales.

Hernia discal. Tiene lugar cuando el disco que hay entre las vértebras se desgasta y desplaza hacia el exterior, presionando el nervio ciático. En este caso,  el dolor se localiza en la zona lumbar, pero también suele afectar a los glúteos, la pierna e , incluso , al pie. Otros síntomas frecuentes son hormigueo , entumecimiento y debilidad de la pierna.  En un primer momento , se intentará calmar el dolor mediante fisioterapia, medicación analgésica y aplicación de calor y frío. Si pasan más de seis semanas y las molestias no remiten, es posible que el especialista prescriba esteroides orales o inyecciones epidurales. en últimas instancia, se puede realizar una intervención para eliminar la porción del disco que empuja el nervio y así aliviar la presión.

Artrosis. Aparece como consecuencia del desgaste de los discos que actúan como amortiguadores entre las vértebras de la columna lumbar. Al adelgazarse, las vértebras chocan entre sí y generan dolor. Es una dolencia crónica que se agrava con la edad y que afecta, sobre todo, a las personas con hábitos sedentarios o que se ven obligadas a adoptar posturas incorrectas por motivos laborales. Para tratar de frenar su avance, se pueden tomar fármacos condroprotectores aunque no siempre son útiles. Es muy importante practicar ejercicio de forma regular (más de tres veces por semana), ya que fortalece la musculatura y ayuda a reducir las molestias.

Estenosis lumbar . Conforme vamos haciéndonos mayores, las vértebras, los discos, los músculos y los ligamentos de la columna vertebral sufren un desgaste que, en ocasiones, hacen que se estreche el canal por el que transcurren los nervios, comprimiéndolos y causando un dolor muy agudo e incapacitante en la parte baja de la espalda. El síntoma más característico es el dolor de piernas al caminar . Las personas que padecen esta dolencia no pueden andar durante mucho tiempo porque  el dolor se intensifica con el movimiento y necesitan detenerse y descansar cada cierto tiempo. Por esta razón a este trastorno también se el llama ” síndrome del escaparate”. Así mismo, puede sufrirse hormigueo, debilidad o entumecimiento que se inicia en la parte baja de la espalda y se extiende hacia los glúteos y las piernas. Inclinar el torso hacia delante alivia las molestias. Caminar con bastón o con un caminador, por ejemplo, puede ayudar a adoptar esta postura. Además de los analgésicos y de antiinflamatorios habituales, se pueden realizar ejercicios específicos dirigidos por un fisioterapeuta. Si el dolor es muy intenso, se administrarán inyecciones epidurales. Sólo cuando la estenosis afecta muy negativamente a la calidad de vida del paciente, se optará por la cirugía. La técnica utilizada, llamada laminectomía lumbar , sirve para descomprimir los nervios afectados y tiene un índice e éxito bastante elevado ( cerca del 80%).

Lordosis o curvatura lumbar. Es una alteración de la curva de la columna que aparece por un desequilibrio de la distribución del peso. Se forma como consecuencia de la edad y del sedentarios y facilita la aparición de protusiones, hernias discales… Además de aumentar la actividad física, se aconseja ejercicios y estiramientos específicos para fortalecer la musculatura. Es importante evitar las malas posturas al trabajar , estar sentado…

¿Cómo se pueden prevenir? Hay una serie de medidas muy fáciles de adoptar que nos ayudarán a reducir el riesgo de sufrir este tipo de molestias:

  • Evita el reposo absoluto. Para reducir la rigidez y la debilidad muscular, se aconseja levantarse y caminar un poco cada tres horas como mínimo, incluso cuando hay dolor , no interesa estar en la cama o en e sofá durante demasiado tiempo.
  • Utiliza calzado que amortigüe el paso. El impacto de los pies con una superficie dura, como el asfalto, aumenta el dolor lumbar. Para evitarlo, se aconseja utilizar zapatos con cámara de aire o plantillas acolchadas.
  • Haz deporte. Se pueden realizar ejercicios específicos para este tipo de molestias y además, alguna actividad como el yoga, el Pilates o el taichí. También son muy recomendables las actividades en el agua.

¿ Calor o frío? Durante las crisis de dolor, tanto la aplicación de frío como de calor pueden ayudarnos a calmar las molestias. Pero ,¿ cuándo es mejor utilizar uno u otro? Frío para combatir la inflamación. La colocación de una bolsa de hielo o similar en la zona afectada ayuda a reducir la inflamación. Es muy útil cuando la lumbalgia es aguda. Calor para calmar el dolor, en los demás casos, se aconseja aplicar calor mediante una esterilla eléctrica, una botella de agua caliente… Hay que procurar, sin embargo, no mantenerla durante demasiado tiempo ( unos 20 minutos como máximo)

Fuente: Mariano Nadal. RBA publicaciones

 

7 reglas de oro para cuidar tu corazón

   El corazón necesita actividad, pero también calma. Es uno de los factores que lo protegen. Se calcula que 1 de cada 5 españoles sufrirá insuficiencia cardiaca a lo largo de su vida. Las siguientes medidas te ayudarán a reducir tu riesgo:

  1. Come al menos 4 veces al día . Es mejor comer poco y a menudo que mucho y 3 veces al día. Ahora un informe de la Fundación Española de Nutrición suma evidencias.  Los participantes en el estudio que sufrían obesidad abdominal ( la más peligrosa para el corazón) no solían merendar , y además, dedicaban menos tiempo al tentempié de media mañana y más a la comida.
  2. Si te duele algo no te automediques. Recurrir de vez en cuando a un antiinflamatorio de venta sin receta para controlar un dolor puntual no es peligroso. Sí puede serlo cuando acaba convirtiéndose en un hábito. Hasta un 31% aumenta el riesgo de paro cardiaco cuando se abusa de fármacos de uso común , sostiene una investigación publicada en European Heart Journal. Los medicamentos no son inocuos y esto es algo que deber tener siempre en cuenta.  Antes de tomarlos pide consejo a tu médico o farmacéutico, aunque no se necesita receta para ello.
  3. Más vegetales, menos colesterol. Tener el colesterol a 240 o más duplica el riesgo de sufrir un infarto , según datos presentados en el reciente Congreso Europeo de Cardiología. Recuerda que la cifra no debe superar los 220 mg/dl. Para lograrlo … en cada menú incluye algo de verdura. Un análisis de casi 50 estudios previos publicado en Nutrition Reviews concluye que las dietas vegetarianas reducen sustancialmente los niveles de colesterol malo ( LDL). Tampoco se trata de renunciar siempre a carnes y pescados, pero sí de reducir su ingesta y aportar cada día más por proteínas de origen vegetal ( legumbres, cereales con arroz, quinoa…)
  4. Pasear por zonas verdes y parques. Según la Agencia Europea del Medio Ambiente, el aire contaminado causa casi medio millón de muertes al año, gran parte de ellas por trastornos cardiacos. El tabaco aumenta el daño. Sumando el humo del tabaco los efectos negativos se elevan, pueden provocar hasta el 10% de los fallecidos debido a un problema de corazón, recoge Environmental Research. Para contrarrestarlo deja de fumar si aún lo haces y acude a parques y otros espacios verdes a menudo.
  5. Toma chocolate negro… con aceite. Ayuda a bajar la tensión. Lo han comprobado científicos italianos en un estudio presentado en el Congreso Europeo de Cardiología. Tras 14 días tomando 40 g de chocolate negro con un 10% de aceite de oliva virgen extra la tensión de los participantes bajó , y subió su colesterol bueno.
  6. Y huye del salero y de la sal “oculta”. Puede incluso doblar el riesgo de insuficiencia cardiaca. Ocurre si tomas más de 2 cucharaditas y media de sal al día, sostiene una investigación finlandesa. Para evitarlo aliña tus platos con especias y fíjate en el contenido de sodio de lo que compras.
  7. El ejercicio mantiene tus músculos en forma , y el corazón es uno de ellos. Menos riesgo de síndrome metabólico. La actividades físicas intensas ( como por ejemplo correr o nadar a buen ritmo) reduce hasta un 37% las opciones de sufrir síndrome metabólico, concluye un estudio de la Clínica Universitaria de Navarra ( CUN). No hay eu olvidar que este trastorno cardiovascular, apunta un informe publicado en European Heat Journal . Andar a buen ritmo contribuye a una mejor forma física, algo bueno para el corazón, sugieren sus autores.

¿ Cómo reconocer los síntomas? La sensación de dolor o presión en el pecho es el signo más habitual, pero no el único , sobre todo en mujeres en que el dolor en el pecho no solo se irradia a un brazo, también puede notarse en cuello, espalda, mandíbula y estómago. Otros síntomas son cansancio, mareos y náuseas, y en los mayores, suele provocar sensación de ahogo y dolor en la zona del estómago.

Fuente: RBA publicaciones.