¿ Cómo aficionar a tu hijo al deporte?

Algunos niños echan a correr , a saltar o darle patadas a un balón en cuanto pueden ,pero hay otros que no tienen esa predisposición natural hacia el deporte. como deportista sabes que mantenerse activo va a contribuir a un mejor desarrollo físico y mental…pero eso no lo puedes explicar a un niño. Mejor sigue estos consejos:

  • No le obligues. Imponer la actividad física  a un niño pequeño quizás consigas que se mueva ese día, pero no vas a lograr que llegue a gustarle el deporte.
  • Da ejemplo y comunica con un mensaje positivo. Tus hijos hacen lo que ven y tú eres su mayor referente. Si sales de casa con la bici o con la bolsa del gimnasio, explícales que vas a hacer algo que te hace muy feliz. No les hables de que quieres perder peso, ganar músculo o mejorar tu salud (es pronto para que entiendan eso). Mejor cuéntales que es algo que te divierte y te hace sentir mejor . ¡Verás como quieren probar!
  • Muévete con él. Lo que más les gusta a los niños es jugar con sus padres, así que aprovecha para realizar juegos activos. Saltad, corred, girad, bailad… No pienses que tus hijos ya se mueven suficiente en el colegio o durante las actividades extraescolares. Lo que quieren es moverse contigo.
  • Déjale elegir. No pienses que a tu hijo no le gusta el deporte, piensa que quizá todavía no habéis encontrado el deporte que le gusta. Esto no significa que pueda apuntarse o desapuntarse a la actividad que quiera cuando le venga en gana. Negocia con él y establece algún tipo de acuerdo, por ejemplo, que vaya a la piscina hasta final de mes, si después de ese tiempo continúa sin gustarle, le apuntas a otra actividad deportiva.
  • No le presiones con el resultado. No le preguntes cuántos goles ha metido o cómo ha quedado en la carrera. Pregunta qué tal se lo ha pasado. Hay muy pocas probabilidades de que tu hijo se dedique a la alta competición ( e incluso en este caso, todavía queda mucho para eso). Lo que tú quieres es que disfrute para que el deporte siempre forme parte de su vida.

Fuente: Sport Life

 

Tal vez eres un triunfador y… ¡no lo sabes!

” El éxito consiste en obtener lo que se desea. La felicidad, en disfrutar lo que se obtiene”. Emerson 

Haz balance y disfruta de la vida con mayor plenitud. Te lo has ganado.  Camina con la cabeza bien alta porque es posible que ya hayas alcanzado ese estado supremo de felicidad y satisfacción interior y no seas consciente. De algo tenía que servir todo ese trabajo de introspección y de superación personal que has hecho.  Como la felicidad es algo subjetivo y a algunas personas les cuesta puntuarse con buena nota, existen algunos indicadores de que las cosas van bien. ¿ Y tú? ¿ Tienes motivos para relajarte y empezar a recoger los frutos sembrados?

La coach Shannon Káiser semana cinco actitudes que demuestran que eres un triunfador. En estas fechas quien más y quien menos hace balance del año que deja atrás, por que es  buen momento  para recapitular y valorar.

  1. La vida no es un drama. Si controlas mejor tus niveles de frustración y ese temperamento que te ha metido en algún que otro aprieto, es que lo has conseguido. Es lo que sucede cuando te alegras de un ascenso , aunque tú también soñaras con ese puesto, o cuando vez a tu expareja feliz y te alegras sinceramente. Tu logro está en haber dejado atrás el rol de víctima o haber abandonado esa actitud tan combativa que te hacía batallar por todo. Cuando dejas de sentirte culpable por no alcanzar ciertas metas y liberas de culpa a los demás , gozas de la vida con mayor serenidad.
  2. Llevas el timón de tu vida. Si haces lo que quieres sin importarte el qué dirán y sin causar daño gratuito a nadie es que vas por el buen camino. Vistes como te gusta, ya no te sonrojas cuando recibes un cumplido y no pierdes el tiempo en personas o actividades que note satisfacen. Tu logro es que has dejado de justificarte porque ya no buscas la aprobación de nadie. No necesitas reafirmarte, ya sea anotando un nuevo triunfo en tu palmarés o contando con el visto bueno ajeno. Las inseguridades se han ido porque no solo has aprendido a aceptarte tal y como eres, es que , además , ¡te gustas!
  3. Has tejido una tupida red social. Los éxitos en la vida también se miden por la capacidad que tenemos de crear lazos de unión estables y sinceros. Ya no queda nada de poder con todo, si lo necesitas pides ayuda y eres capaz de ver cuándo los demás necesitan tu apoyo. Tu logro es que escuchas y sabes reconocer la emociones que tienes sin juzgarte. Y eso lo extrapolas a los demás. en tu entorno, tus consejos son muy valorados.
  4. Aprecias lo que tienes. Estás convencido de que todo lo que tienes te lo mereces y , además, lo disfrutas. En pocas palabras, valoras donde estás, te aferras a lo bueno y has dejado de posponer tu felicidad. El poeta irlandés John Boyle O´Reilly decía que ” la llave del éxito es el conocimiento del valor de las cosas”. Tu logro es estar seguro de que ya no hay que perder más tiempo en quejas, críticas y lamentaciones. Te conoces y has encontrado la justa medida de las cosas, el tan ansiado equilibrio.
  5. Practicas un egoísmo sano. Aceptar tus propias limitaciones te ha ayudado a poner límites a los demás sin sentirte culpable. Y lo curioso es que saber decir que ” no” te ha hecho ganar el respeto de quienes más quieres. Tu logro ha sido haber entendido que las necesidades de los demás no están por encima de las tuyas. Las personas te aprecian por quién eres y tus relaciones son más sanas, dado que no se establecen por conveniencia o interés.

Tus frases de cabecera tienen un ejército de seguidores. Tal vez alguien te haya dicho alguna vez que eres ” la voz de la sabiduría” y no le falta razón si siempre tienes alguna de estas frases en la boca.

  • ” Es imposible caer bien a todo el mundo”. Aceptar que cerca de la mitad de las personas de nuestro entorno, hagamos lo que hagamos, no va a estar de acuerdo con nosotros, es liberador . ¿Por qué? Porque dejas de intentar convencer a nadie de nada.
  • ” Solo hay que competir con uno mismo” La competitividad  implica un gran derroche de energía y alimenta la envidia. Es infinitamente más sano competir con uno mismo e intentar convertirnos, día a día, en una persona un poco mejor. Alegrarnos de los éxitos de los demás y ser capaces de admirar a otras personas ( y hacérselo saber) son buenas señales.
  • “Nada de buscar medias naranjas” Eres una personas completa que no espera encontrar su otra mitad. Compartir la vida con alguien es fruto de la elección, no de la necesidad.
  • ” La ilusión es el motor de la vida” En motivación y entusiasmo no te gana nadie. ” Esperar las cosas con ilusión es otra característica de las personas altamente felices” señala el neuropsicólogo Álvaro Bilbao.
  • ” Sé generoso y acertarás” ” La ciencia no ha producido un medicamente tranquilizador tan eficaz como unas pocas palabras bondadosas”, decía Freud. Eres una persona agradecida y devuelves parte de todo eso que recibes con palabras y gestos de amor hacia los demás.

Fuente: Heres publicaciones. Mariano Nadal

 

¿Cómo aliviar el vientre hinchado?

  Te levantas por la mañana con el vientre más o menos plano pero , en cuanto avanza el día, se va hinchando hasta llegar a la noche con un volumen excesivo . ¿ Qué es lo que ocurre? ¿ Qué podemos hacer para evitarlo?

Son muchos los trastornos que pueden causar hinchazón del vientre. Por si fuera poco, a medida que pasa el tiempo y vamos cumpliendo años, esta tendencia se agudiza y, en ocasiones, se suma a otros problemas de salud. Para combatir estas molestias, lo primero que debemos hacer es conocer la causa que las provoca y, a continuación, modificar algunos de nuestros hábitos.

¿ Por qué ocurre? La presencia de gases en el estómago es un fenómeno completamente normal. Se originan como consecuencia de la ingesta de aire durante la comida, por las reacciones químicas que suelen producirse dentro del intestino y por la fermentación de los alimentos . Solo cuando , resultan excesivos o se sufren trastornos como colon irritable pueden ocasionar síntomas como dolor abdominal, eructos y ventosidades frecuentes, hinchazón…

Se producen malas digestiones cuando ingerimos comidas copiosas, abusamos de alimentos grasos, comemos demasiado deprisa…  Si por cualquier razón, la digestión se realiza más lentamente de lo normal, los alimentos fermentan en el tracto digestivo, no se absorben de la forma correcta, aparecen síntomas como distensión y dolor abdominal, exceso de gases… La prevención está en comer de forma saludable. Elige alimentos frescos y no excesivamente calóricos, cocinados de forma sencilla y, sobre todo, no abuses de las cantidades. También se aconseja sustituir el café por una infusión digestiva de menta, jengibre, canela, manzanilla, poleo…

¿ Cómo podemos prevenirlo? Lo primero que debemos hacer es evitar el consumo excesivo de legumbres, cereales integrales , azúcares, edulcorantes artificiales , bebidas carbónicas y verduras flatulentas como la coliflor.  El ejercicio físico también resulta muy útil para estimular el transito intestinas y combatir el estreñimiento, un trastorno asociado al exceso de gases. Además, es conveniente regular el estrés y la ansiedad.

Otra posibilidad es que se sufra una intolerancia, es decir, una reacción adversa no alérgica que sufre el organismo ante la ingesta de un determinado alimento . Tiene lugar cuando , por diversas razones, el organismo no puede digerir correctamente los componentes de algunos alimentos como el gluten de los cereales o la lactosa de la leche, entre otros. Ante la sospecha de una intolerancia alimentaria, lo primero que se debe hacer es acudir al médico para confirmarlo. Una vez identificada la sustancia, lo único  que puede hacerse es dejar de consumir los alimentos que la contienen.

Hay otra serie de hábitos que también pueden provocar o contribuir a la aparición de este problema como el abuso de los antiácidos ( aunque resultan muy útiles para combatir la acidez de estómago y el reflujo, tomados en exceso pueden alterar el equilibrio intestinal, problemas emocionales ( el estómago acusa  muy intensamente trastornos como el estrés, la ansiedad, la depresión… si es este tu caso, procura solucionar estos problemas mediante técnicas de relajación, o, si es necesario, con la ayuda de un especialista) u otras enfermedades ( la mayoría de las dolencias relacionadas con el aparato digestivo sin tratar pueden producir hinchazón abdominal, como úlceras gástrica o de duodeno, piedras en la vesícula, gastritis… también la diabetes o los problemas de tiroides, entre otros, pueden causarla).

   ¿ Qué hacer para tener una buena digestión y no general un exceso de gases?

  • Come despacio y en un ambiente tranquilo. Si no masticamos suficientemente los alimentos, tragamos más aire de lo normal, provocando la aparición de gases. Además , al no mezclarlos bien con las enzimas de la saliva, será más difícil digerirlos y fermentarán en el estómago.
  • Prefiere raciones pequeñas. Si tienes problemas digestivos, es preferible realizar varias ingestas a lo largo del día ( la cifra ideal es cinco) que tomar dos o tres comidas abundantes al día.
  • Descansa después de comer. Reposar nos permitirá reservar la energía necesaria para que el estómago pueda llevar a cabo correctamente el proceso de digestión. No es aconsejable, sin embargo , realizar largas siestas, ya que puede provocar gases, dolor e hinchazón abdominal.

Fuente: Heres publicaciones. Mariano Nadal.

 

 

 

Así puede avisarte un infarto

Los científicos llevan décadas fascinados por descubrir todo lo que tiene que ver con los infartos. Y en ese empeño han desenmascarado señales precoces que envía el cuerpo al intentar esquivarlo.

Si hay un órgano que no deberíamos dejar de vigilar y de mimar , ese es el corazón. En España, casi 16.000 personas mueren cada año ( 43 al día) debido a un infarto agudo de miocardio. Y el 52% de ellas y el 42% de ellos fallecen antes de que puedan llegar a un hospital. La fundación Española del Corazón alerta de estos datos e incide muy especialmente en la población femenina , sobre todo a partir de los 50-60 ( en el que el riesgo de sufrirlo se equipara al de los hombres).

En las mujeres el infarto empieza a ser un problema a una edad más avanzada que en los varones, pero cuando se presenta resulta más grave, tiene más probabilidades de morir y también un mayor riesgo de sufrir complicaciones en caso de sobrevivir a un fallo cardiaco.

Llevar un estilo de vida sano es fundamental para alejar el riesgo, pero el segundo aspecto que no hay que descuidar es reconocer las señales que pueden estar avisándonos de que el corazón está soportando demasiada carga. Hay dos tipos de señales:

  • Las que ocurren en el momento en que se produce el fallo cardiaco . No se presentan las mismas depende si eres hombre o mujer.
  • Otros indicios que pueden estar avisando de esa situación mucho antes de sospechar nada.

¿Qué sientes cuándo sucede? La sintomatología puede cambiar según el sexo, en algunos casos hay evidencias comunes. Son estas:

  1. Dolor opresivo ( como un peso) en la zona del esternón ( en medio del pecho).
  2. El dolor puede irradiarse a mandíbula, cuello, espalda brazo izquierdo ( o derecho).
  3. Suele aparecer sudor muy intenso y frío, así como dificultad para respirar y mareo.
  4. A veces el infarto no da ningún síntoma y se nota como un corte de digestión.
  5. La mayor incidencia de estos infartos ” silenciosos” se da en la personas diabéticas.
  6. Algunas personas que han sufrido un ataque al corazón relatan haber sentido un dolor en el pecho que iba subiendo hacia el cuello y acaba provocando un fuerte dolor de cabeza acompañado de ganas de vomitar.

En ellas. Los síntomas se alargan en general en el tiempo ( no son agudos) y son más atípicos. El dolor en el pecho no se presenta tan a menudo , y sí aparece en la espalda y la mandíbula. La dificultad para respirar y una falta de energía repentina, así como las náuseas y los vómitos son también frecuentes.

En ellos. El diagnóstico resulta más fácil porque sus síntomas habituales son los que se ha asociado tradicionalmente al infarto, por ejemplo el dolor opresivo en el pecho que dura 5 minutos o más. Otros síntomas más frecuentes en los hombres son el sudor frío, palidez y color amoratado alrededor de los labios y alteración de los latidos.

Ten en cuenta que los síntomas pueden sugerir un infarto son muy variados. Permanece atento , sobre todo, a síntomas raros y nuevos que no hayas experimentado nunca antes. Escucha tu cuerpo.

Tras una hora… es tarde. Los primeros momentos desde que se inician los síntomas del infarto son vitales. ¡No esperes y llama al 112! El 80% de los pacientes que acuden a Urgencias creyendo que sufren un infarto no tiene nada grave, pero ante la duda ¡hay que ir! Los médicos dicen que lo frustrante es que el 95% de los fallecimientos se habrían evitado.

Las mujeres suelen restar importancia a los síntomas y achacarlos a la ansiedad y el estrés. Eso, y la creencia de que el infarto es mejor frecuente en ellas, dan pie a un error que puede costar muy caro.

Síntomas que avisan mucho antes son:

  1. Una ronquera inesperada. Si notas que te cambia la voz sin motivo, puede deberse a diferentes situaciones y algunas tienen mucho que ver con un corazón dañado.
  2. Ojo si andas despacio. ¿ Las personas de tu entorno siempre anda más deprisa que tú? No lo dejes pasar. Quizá sea un ” aviso” de tu baja capacidad física. Las personas de mediana edad que dicen caminar a paso lento tienen un mayor riesgo de morir del corazón. Es lo que observó un equipo del Centro de Investigación Biomédica de Leicester ( Reino Unido). La cardióloga Teresa Romanillos advierte también de una relación lógica entre ambos factores : ” Que una persona camina lento suele indicar que está en baja forma y que hace poco ejercicio. Eso favorece el descontrol de los valores de colesterol, diabetes e hipertensión. lo que aumenta el riesgo cardiovascular”
  3. ¿ Te sientes muy débil? Si de pronto te encuentras exhausto y no te explicas por qué, acude al médico . A veces una fatiga súbita es antesala de un infarto. La fatiga inusual es un síntoma común especialmente entre las mujeres y uno de los que menos se tiene en cuenta. Se puede notar hasta aun mes antes de la crisis. Otras señales premonitorias  son trastornos del sueño, insuficiencia respiratoria, indigestión y ansiedad.

Fuente: Charo Sierra. RBA publicaciones.

 

 

 

¿Qué comer después de hacer ejercicio?

Cuando realizas ejercicio y terminas con apetito, ¿hay alimentos más adecuados que otros para tomar en ese momento?

Tras el esfuerzo físico es imprescindible ingerir alimentos ricos en hidratos de carbono y proteínas con un aporte bajo de grasa . Sobre todo, en las dos horas posteriores al ejercicio.

Después de la práctica deportiva el cuerpo está más receptivo y asimila mejor los alimentos y sus nutrientes. Pero en función del ejercicio, son mejor unos alimentos u otros.

Si el ejercicio es aeróbico, largo y moderado, se consume el azúcar de los músculos. Los hidratos complejos son los más aconsejados  ( arroz, cereales integrales, legumbres, hortalizas y algunas frutas, como los frutos rojos) , ya que aportan energía al organismo.

La actividad anaeróbica, corta e intensa, como los ejercicios de tonificación muscular, destruye sustancias plásticas del organismo ,y por ello es necesario el consumo de proteínas para reparar el tejido muscular. En este caso, los alimentos aconsejados son carne magra ( como pollo, pavo o conejo), pescados , huevos, quesos frescos o leche desnatada.

Fuente: Dra Ana Bellón , Médico de Familia y Experta en Nutrición

15 trucos para unas Navidades saludables

 

Nos esperan unos días en los que la comida y bebida van a adquirir protagonismo. Para evitar los excesos y sus consecuencias , no solo debemos moderar las cantidades, sino también vigilar lo que comemos , apostando por productos saludables, equilibrados y naturales.

Se calcula que, durante las fiestas de Navidad , ganamos de media entre 3 y 6 kilos. Para que tus menús de fiesta sean deliciosos y equilibrados , tan solo tienes que seguir estos sencillos consejos.

Si el banquete es en tu casa. Vas a tener mucho trabajo , pero en contrapartida, serás tú quien  decida el menú, lo que te va a dar una gran ventaja:

  1. Cuidado con los aperitivos. Hacen que se comen un gran número de calorías sin ser conscientes de ello. Para evitarlo, se aconseja combinar las opciones más grasas ( quesos,patés y embutidos) con otras más ligeras, como el marisco, crudo o al vapor, el pescado marinado o la verdura.
  2. No te olvides de las verduras. Empieza tus comidas con una buena ensalada e incluye verduras frescas en las guarniciones, en los rellenos y en la decoración de los segundos platos. Así conseguirás un menú más equilibrado e igual de exquisito.
  3. Prepara tus propias salsas y aderezos. Si apuestas por las preparaciones caseras, no solo evitarás aditivos y demás compuestos químicos no demasiado saludables, sino que también podrás utilizar ingredientes más nutritivos y ligeros como el tomate , el yogur y especias digestivas como la canela, el clavo, el jengibre…
  4. Opta por el pescado y la carne magra. El marisco al vapor y el pescado al horno son opciones deliciosas y muy saludables,pero, si prefieres la carne, elige las variedades menos grasas, como el pavo, el pollo, el conejo, el solomillo de ternera o el lomo de cerdo.
  5. Mejor fruta que dulces. Turrones, polvorones, mantecados… son deliciosos pero también muy calóricos y excesivamente dulces. No abuses de su consumo y, para postre, elige frutas frescas.
  6. Apuesta por las infusiones. Sé original y, en lugar del clásico café, sorprende a tus invitados con infusiones digestivas como el anís, la menta , el hinojo…  Ayudan a depurar el organismo y mejorar la digestión.
  7. Congela las sobras. No caigas en la tentación de poner los canelones o la carne asada que haya sobrado para cenar o para comer al día siguiente. Es mejor congelarla y servirla en una ocasión especial
  8. Como invitado, tendrás que adaptarte al menú que te ofrezcan tus anfitriones, pero hay una serie de precauciones que te ayudarán a contrarrestar el efecto de un exceso de comida y de bebida como depurar tu cuerpo. Hazlo cada día por la mañana en ayunas. Toma un vaso de agua con limón o bien un batido verde ( pepino, espinacas, perejil…) Esta limpieza matutina preparará tu organismo para las comidas fuertes que vendrán después.
  9. Desayuna bien . No llegues a las comidas y cenas navideñas con demasiado apetito. Es mejor que antes tomes un zumo de tomate , una infusión , un caldo ligero…
  10. Regula el consumo de alcohol. Si tienes intención de beber, hazlo con moderación y eligiendo siempre bebidas de calidad  ( vino o cava y no más de una copa al día). Recuerda que además de aportar calorías vacías, el alcohol somete a nuestros órganos ( hígado , riñones , corazón… ) a un esfuerzo extra.
  11. Come despacio. De esta manera, al final comerás menos, ya que le darás tiempo al cerebro a que entienda que el estómago está lleno. Además, te sentará mejor, ya que , al masticar bien cada bocado, facilitarás la digestión.
  12. Da un paseo. Después de comer, en lugar de echar la siesta o pasar la tarde en el sofá, es mejor salir de casa para dar un paseo. De esta manera evitarás la pesadez y la comida te sentará mucho mejor.
  13. Compensa. Los días siguientes a las vacaciones, procura mantener una dieta depurativa con menús más ligeros a base de verduras, legumbres, proteínas sin grasa y abundantes frutas.
  14. No te saltes comidas. Procura realizar todas las comidas que sules hacer normalmente, aunque, eso sí, algo más ligeras. Si ,por ejemplo, te has excedido al mediodía, puedes cera un yogur con fruta fresca cortada o un caldo vegetal. Te sentará bien y evitarás pasar demasiadas horas sin comer.
  15. Bebe abundante agua. Te permitirá eliminar toxinas y mantener tu organismo hidratado. También puede ayudarte a que bebas menos cantidad de alcohol durante la comida.

Fuente: Mariano Nadal. Heres publicaciones.

El ejercicio que beneficia tus genes al instante

Cuando haces ejercicio intenso se dan cambios en los genes del músculo que te preparan para “quemar” más y soportar mejor la fatiga.

¿Qué diferencia hay entre hacer ejercicio suave durante 70 minutos o doblar la intensidad y reducir el tiempo a la mitad?  En el segundo caso quemas las mismas calorías pero, además, consigues que se den cambios en el el epigenoma de las células de los músculos que se unen al esqueleto.

Este tipo de ejercicio intenso, según se ha podido investigar en el Instituto Karolinska ( Suecia) , provoca que las células reciban instrucciones de producir proteínas que mejoran el metabolismo. Lo que consigues así es que tu organismo logre metabolizar mejor ( quemar más) en la siguiente sesión de ejercicio, lo que también se traduce en una mayor resistencia a la fatiga ( obtienes más energía de forma más fácil).  Has de ser constante, esos cambios epigenéticos se producen instantáneamente, pero para mejorar tu rendimiento necesitarás entrenar varias semanas.

Si te cuidas ahora, tus genes lo recordarán y te costará menos estar sana.

Las caminatas que logran el doble. Si sales a caminar, puedes poner en práctica estos consejos para lograr que tus células quemen más con el mínimo esfuerzo. Aumenta la velocidad día a día. Para incrementar el ritmo haz pasos algo más cortos y contrae los muslos hasta que notes en las piernas cierta tensión al caminar. Elige caminos con desniveles. Una forma de que tu caminata sea más efectiva es elegir rutas con cuestas ( evítalo si sufres artrosis). Así quemarás un 40% más de energía. Alterna la caminata con la carrera. Para que el ejercicio te aporte más beneficios, realiza algún tramo corriendo de forma suave. Procura calzar unas buenas zapatillas.

¿Cuánto ejercicio haces? Si en la actualidad no te mueves, empieza por algo de deporte suave ( como caminar) para ir habituándote.  Y si ya haces algo, márcate un pequeño reto mayor alguna vez por semana.

Fuente: Juleen R. Zierath Programa de Investigación Estratégica en Diabetes en el Instituto Karolisnska (Suecia) . RBA

Logra que la artrosis no te duela

Resultado de imagen de grupo haciendo estiramientos

 

Hasta hace poco se pensaba que la artrosis era una consecuencia inevitable de la edad, pero cada vez más expertos coinciden en que se puede evitar que ese desgaste sea patológico y duela.

Deslizamiento, rotación y flexión son los movimientos que hacen una y otra vez nuestras articulaciones ( codo, cuello, dedos , rodilla, cadera y tobillos). Con el tiempo, la repetición continua de estos gestos provoca el desgaste del ” cojín” que hay entre los huesos, el cartílago. sin embargo, y como explican nuestros expertos, ese desgaste no tiene por qué doler. Cuando esto ocurre, es que ya se ha llegado aun grado patológico.

Cada vez se tiende más a hacer diagnósticos y tratamientos menos invasivos ( que dañen menos al organismo) y, aunque en la práctica todavía no se están aplicando tanto como sería deseable, en un futuro próximo sí será posible. Además de otros detalles que pueden ayudarte a vivir sin dolor. Muchos especialistas tiene su mirada puesta en los avances, sobre todo porque la experiencia ha demostrado que hay un número elevado de pacientes a los que se les coloca una prótesis ( de cadera o rodilla ) y sufren complicaciones en los años siguientes (pérdida de masa ósea, corrosión o deterioro de las prótesis, infecciones…) Las alternativas son, por tanto , necesarias.

Una caída que provoque trauma en una rodilla, en la muñeca o en la cadera puede predisponer a sufrirla .  Además está demostrado que el invierno sí la empeora. El Dr Blanco García tiene muy claro que la artrosis sí se asocia a la climatología. La razón está en que el cambio de presión que se produce cuando cambian las temperaturas y no tanto en el descenso de estas.

Por lo explicado antes, las personas con artrosis avanzada prevén si cambiará el tiempo y si se producirán lluvias. Por suerte, esos cambios atmosféricos no empeoran la dolencia. Para lograr alivio se aconseja aplicar calor seco y caminar cada día.

¿Sabes que la actitud influye? Ocurre sobre todo si estamos con un tono vital bajo y algo deprimidos. la razón es sencilla de entender : si nos encontramos decaídos adoptamos una actitud derrotista y caminamos encorvados. La postura corporal se altera y, por tanto, también hay alteración mecánica ( apoyamos mal) y nuestras articulaciones tienen que esforzarse más, produciéndose mayor desgaste.

¿Qué tiene que ver el estreñimiento? A priori puede que no existe vínculo entre la artrosis y la dificultad para ir al baño, pero como verás la relación es estrecha. Son muchos los estudios que confirman que las personas que toman fármacos opiáceos para la artrosis sufren más estreñimiento como efecto secundario. Y está comprobado que cualquier condición que altere la forma en que se encajan las articulaciones aumenta ” el estés” en ellas y predispone a su desgaste.  Si estás estreñido habitualmente, se produce una apertura ilíaca ( el hueso ilíaco , situado en la cadera, se modifica ) que, al caminar, provoca un mal apoyo que da lugar a desgaste. Si ese esfuerzo es continuo, se modifican los huesos de la cadera.

Solemos referirnos a la artrosis como algo patológico , pero no es así. La artrosis no es , en sí misma, una enfermedad, de la misma manera que tampoco lo es el envejecimiento. Y es que, en realidad, la artrosis no es más que el envejecimiento de una articulación.

¿Cuándo aparece entonces la enfermedad? Se puede considerar patológico, una enfermedad, si se da en personas jóvenes y de una forma aislada mientras que el resto de su cuerpo conserva la juventud. ¿ Y en personas de más edad cómo se evita que ese desgaste duela? Buscando la verdadera causa, que no es el simple desgaste. ¿ Qué factores pueden dar lugar a ese dolor? El desequilibrio mecánico ( por ser asimétricos por ejemplo), la presión mantenida, la falta de ejercicio y la intoxicación química de los tejidos por una mala alimentación.

¿ Qué alimentos necesitan tus articulaciones?

  • Granada por sus antioxidantes. Las antocianinas que contiene esta fruta ayudan a reducir la inflamación. Y nuestras articulaciones ( por el esfuerzo diario) la sufren en algún grado.
  • Frutos secos por su magnesio. Almendras, piñones , semillas de sésamo, uvas pasas o ciruelas desecadas son fuente de magnesio, que frena la formación de citoquinas proinflamatorias.
  • Manzanas rojas por su quercetina . Escógelas bien, cuanto más intenso sea su color, más cantidad de quercetina continen. Y esta sustancia es básica  para tus articulaciones y tus cartílagos.
  • Aceite de oliva porque lubrica. Es rico en lubricina, proteína que mejora el líquido sinovial para que proteja más eficazmente ( la pieza que se desgasta) y alivia la fricción entre huesos.
  • Ajo y cebolla por su azufre. Contiene compuestos de organosulturo, una fuente orgánica de azufre. Este mineral es fundamental para evitar el dolor de las articulaciones.
  • Salmón fresco por su omega 3. Se ha demostrado que una dieta rica en este ácido graso reduce a la mitad el riesgo de sufrir artrosis porque , según parece,protege el cartílago.
  • Pimiento rojo por su vitamina C. La necesitamos para producir colágeno ( presente en la piel, tendones, ligamentos y cartílagos) y el pimiento rojo es uno de los alimentos más ricos en ella.
  • Espárragos por su vitamina K. Según algunas investigaciones, esta vitamina puede ayudar frente a la artrosis porque favorece la síntesis de ostocalcina, la proteína que mantiene sanos los huesos.

Si temes que todo empeore… haz algo de ejercicio a diario. Si tienes artrosis leve o moderada, el ejercicio físico adecuado te ayuda a aliviar los síntomas ( sobre todo el dolor o la rigidez que te impide moverte bien)  y a evitar que empeore . Lo ideal son 30 minutos y hacerlos 3-5 días a la semana. De esa forma logras muchos beneficios y permites que la articulación repose sin dañarse. Tan importante como mantener activas las articulaciones y darles buenos nutrientes es beber suficiente agua.

El caminar es un tipo de entrenamiento aeróbico y no solo es bueno para la artrosis, sino que mejora el balance postural reduciendo el riesgo de mayor desgaste. El entrenamiento de fuerza mejora tu resistencia muscular . Es más eficaz según los expertos hacerlo en el agua, porque las articulaciones no reciben impacto y los movimientos resultan muy eficaces para ganar fuerza articular. Entrena tu flexibilidad, hazlo con ejercicios que impliquen realizar movimientos amplios y lentos que mejoran la rigidez y el dolor. Aunque el ejercicio tensa los tejidos, también los destensa y eso es bueno.

Fuente: Dr. Blanco García Director científico del Instituto de Investigación Biomédica de A Coruña y reumatólogo  e Iñigo Junquera Fisioterapeuta titulado.

 

 

 

En España, ¿ ya no somos tan saludables?

Los hábitos de vida han empeorado, y por eso España ya no es uno de los 10 países más saludables del mundo.

Cuna de la Dieta Mediterránea y campeona en cifras de esperanza de vida , España ha sido considerada durante mucho tiempo con uno de los países más “saludables” del planeta. Tanto es así que, hasta el año pasado, ostentaba el séptimo lugar en el ranking mundial de la salud ( el GBD). Pero en el último informe ha pasado a ocupar el número 23 de la lista.

¿Qué ha pasado? En resumen, apuntan los expertos, hemos “suspendido” en hábitos de vida. En total, España ha conseguido este año 74 de los 100 puntos posibles ( el año pasado llegó a los 82)  y, a pesar de mantener una buena “nota”, ha bajado en la lista por haber obtenido peores puntuaciones en 3 aspectos básicos para el pronóstico de la buena salud de un país.

  1. Demasiado alcohol. Los españoles hemos sacado un muy deficiente  en el indicador sobre alcohol, que este año ha analizado no solo los libros consumidos por persona y año( en España  se sitúa en 10,6) sino también el porcentaje de bebedores y de abstemios del país.  ” De entre los primeros 100 países del ranking, solo Portugal, Luxemburgo, Rumanía y Lituania obtienen peores notas que España ” explica el Dr. Joan B. Soriano, investigador del Hospital Universitario de La Princesa y coautor del informe publicado en la revista The Lancet.
  2. Exceso de tabaco. Este otro gran suspenso también nos lo hemos ganado a pulso : un 23% de los españoles todavía fuma. Actualmente consume tabaco un 25% de los hombres  y un 18% de las mujeres. Pero en el caso de los adolescentes fuman más ellas (19%) que ellos (18%)
  3. Tendemos a engordar. La forma de saber cómo será el peso de los españoles en el futuro es mirar hacia nuestros pequeños. “Aunque las cifras de obesidad infantil llevan estancadas desde 2011 , el estudio ALADINO 2015 recoge que el 41,3% de los niños de entre 6 y 9 años tiene sobrepeso y obesidad” explica el doctor.

Según el Dr. Joan B. Soriano ” se necesita menos plato y más zapato”. Nuestros puntos fuertes son la Dieta Mediterránea y Atlántica, el hacer ejercicio adecuado a la edad y mantener una vida familiar y social. Son hábitos que se deben potenciar.  Hay que moderar el alcohol y evitar el tabaco.

Fuente: Dr. Joan B. Soriano. RBA .

Hipertensión, ¿ qué es y cómo te beneficia el ejercicio?

La tensión arterial es la fuerza que ejerce la sangre sobre la pared de las arterias. El corazón, al bombear sangre a través de las arterias, ejerce esta fuerza . Con cada latido aumenta la tensión de la sangre en las arterias.

¿Qué significan los valores 12 y 8? La lectura de la tensión arterial que le da el médico la forman dos cifras:

  • La tensión arterial sistólica mide la presión de la sangre en las arterias cuando el corazón late . Mide con cuánta fueza trabaja el corazón para bombear la sangre. El valor 12 se considera normal.
  • La tensión arterial diastólica, mide la presión de la sangre en las arterias cuando el corazón está en reposo entre latidos. Es un valor más bajo que el anterior puesto que se toma cuando el corazón está relajado. El valor 8 es normal.

¿Quién tiene más posibilidades de desarrollar hipertensión? La personas con obesidad, estilo de vida sedentario, modo de vida con mucho estrés, historial médico familiar con hipertensión y aquellos que tienen una ingesta de sal elevada.

El ejercicio ayuda  a controlar la hipertensión. Hace poco se ha demostrado que la actividad física puede funcionar tan efectivamente como los medicamentos para bajar la tensión arterial alta.  En el Journal of de American Medical Association se informa de un estudio hecho a 52 hombres con hipertensión leve ( tensión sistólica entre 14 y 15,9 , y diastólica entre 9 y 10,4). Se dividieron en tres grupos: al primer grupo se le administró un fármaco beta-bloqueador, al segundo, un medicamento bloqueador del calcio , mientras que el tercero ingirió un placebo. Los tres grupos se sometieron entonces a un programa de resistencia y a un circuito de entrenamiento durante 10 semanas. la tensión arterial sistólica descendió tanto en el grupo del placebo como en los grupos a los cuales se administró beta-bloqueador o bloqueador del calcio ( una media de 1,4 puntos).

Reduzca la sal. Los investigadores han hallado recientemente que la sal se relaciona con la hipertensión más de lo que se había pensado en un principio. tal y como se publicó en el British Medical Journal, un estudio sobre 78 investigaciones que afectaron a unas 47.000 personas, mostraba claramente los beneficios de una dieta pobre en sal. La comparación efectuada entre las sociedades industrializadas, consumidoras de sal , y las sociedades primitivas, que no empleaban mucha sal indicaba que las personas que consumían más sal tenían una tensión arterial más alta. El doctor Malcolm Law  afirmó ” Todo  el mundo, incluso si el medico no ha diagnosticado un elevado riesgo de afección cardiaca, debería reducir la sal en su dieta a menos  de 3 mg ( media cucharadita ) al día”.

El ejercicio moderado por sí solo reduce la tensión arterial.  The Physician And Sportsmedicine publicó un estudio de 5 años sobre 200 trabajadores de chicago propensos a la hipertensión. La hipertensión surgían en un 8,8% del grupo se había realizado ejercicio y en un 19,2% de los que no lo habían practicado.

Las personas que practica la actividad física consideran que hacer ejercicio con regularidad ayuda a aumentar su resistencia al estrés. No acostumbran a sobrecargarse por las tensiones diarias y se sienten más relajadas después del ejercicio. Con esta mejor respuesta al estrés se logra , también , una mejor respuesta de la tensión arterial. Ayuda muchísimo aprender a relajarse durante cortos periodos a lo largo de la jornada. El ejercicio junto con la pérdida de peso y la menor ingestión de sal y de alcohol, ayudará a hacer frente a otros trastornos de este estilo de vida, como la diabetes, las enfermedades cardiacas y la obesidad. Un ejercicio moderado y una actividad regular pueden representar ventajas importantes para lograr su objetivo respecto a la tensión arterial y mantenerse en buen estado físico.

Fuente: Bob Anderson. Estar en forma.

 

¿Cómo prevenir el cáncer de mama?

El número de casos ha aumentado en los últimos años, igual que la obesidad o la exposición a químicos que se hallan ,por ejemplo, en el plástico. ¿ Pura casualidad?

¿ Por qué cada vez hay más casos ? Analizando estudios y consultando expertos, podemos decir sin temor a equivocarnos que, hoy en día, los kilos de más son uno de los responsables. Junto a la obesidad, la exposición a determinados productos químicos como el bisfenol A ( que se halla en algunos plásticos de uso diario) que actúan como disruptores endocrinos es otro de los culpables.

Con ayuda de expertos de renombre internacional, hemos identificado todo aquello que dispara las probabilidades de desarrollar este tumor y te propone soluciones eficaces para prevenirlo.

Otro factor de riesgo ,  el estilo de vida que influye. Una de cada 9 mujeres en España padecerá cáncer. En filipinas solo sucederá con 1 d cada 57. La razón es sencilla, aquí la edad del primer parto es pasados los 30 y se tienen pocos hijos. Allí, la mujer empieza a parir joven y tiene varios embarazos, lo que hace que esté menos expuesta a los estrógenos a lo largo de su vida fértil, disminuyendo el riesgo de cáncer de mama.

La obesidad ( las mujeres obesas tienen entre un 20% y un 40% más probabilidades de sufrir cáncer de mama), antesala del cáncer. Los kilos de más enferman las células mamarias.  Cuando hablamos de kilos de más nos referimos a la grasa común o blanca. Esa que se almacena cuando comemos demasiado y no lo quemamos suficiente. Justo la que se deposita en el vientre, los muslos, los brazos.. . Pero hay otro tipo, la marrón o parda, que es ” buena. Se sitúa en la parte superior de la espalda y en el cuello. Los bebés la tienen en cantidades importantes y con la edad se va perdiendo . Su misión es crear calor para recuperar nuestra temperatura cuando hace frío. Lo curioso es que ,para lograrlo , usa como combustible triglicéridos ( grasa) y glucosa. También aumenta el gasto metabólico en un 5%.Esto se traduce en unas 100 kcal más quemadas al día , y una pérdida de unos 4,7 kg al año. Por eso es una aliada para combatir la obesidad.

Según los especialistas, la peor , es la que se acumula en el abdomen. Lo confirma una investigación dirigida por la profesora Jamie Bernard, de la Universidad de Michigan. ” En nuestro estudio hemos descubierto que la grasa visceral, aparte de su potencial cancerígeno por ser blanca, segrega proteína FGF2 ( factor de crecimiento de fibroblastos -2) . Y hemos comprobado que esta proteína, que proviene prácticamente solo del tejido adiposo visceral o abdominal, estimula ciertas células mamarias sensibles a ella y las hace crecer hasta convertirse en tumores. De esto se deduce que eliminar la grasa abdominal reduce el riesgo de cáncer de mama.

El consejo del experto Jonatan Ruíz que es investigador del Ramón y Cajal en la Universidad de Granada es que actives la grasa parda. Si te sobra peso es obligado hacer una dieta equilibrada e hipocalórica. Pero a veces no están sencillo… Hay personas a las que les cuesta horrores bajar unos kilos. ¿ Y si pudieras acelerar se proceso? Activar la grasa parda ayuda a quemar calorías de forma más eficaz . Y te da pistas para lograrlo. La ” grasa buena” la crea … el sistema nervioso, cuando se aviva con el frío, segrega neurotransmisores que estimulan el tejido pardo, el corazón, si late a un ritmo intenso, libera hormonas (péptidos natriuréticos) que lo activan, el músculo, al contraerse, segrega hormonas (miokinas) que transforman la grasa blanca en parda. Así nace la llamada grasa beige . A este proceso se le llama ” browning”.

¿Cómo consigues aumentarla? Con ejercicio , con él estimulas las tres vías que acabamos de mencionar: el sistema nervios segrega adrenalina y noadrenalina, el corazón se acelera para enviar sangre y oxígeno, y además el músculo se contrae. Lo ideal para quemar calorías es combinar el ejercicio aeróbico ( caminar a paso ligero, correr o nadar) con el de fuerza para mejorar el músculo. Está claro que las bajas temperaturas estimulan el tejido adiposo pardo. Por lo tanto, todo aquello que suponga una exposición a un frío tolerable aumenta tu gasto energético ( quemas más calorías sin hacer ninguna actividad extra). Algo tan sencillo como bajar el termostato de casa en invierno ayuda a activar la grasa parda.

No olvides reducir el azúcar. Cuando tomas mucho dulce sube el nivel de glucosa en sangre y produces demasiada insulina.Esta hormona estimula directamente el ovario haciendo que produzca más estrógenos. Además la glucemia alta favorece la inflamación y las células cancerígenas necesitan un ambiente de inflamación para crecer.

Los químicos ” confunden ” a tu sistema hormonal. El bisfenol A, los ftalatos… son químicos que forman parte de productos de uso cotidiano y sa sabe que favorecen los tumores de mama. La Dra Ana soto lleva años experimentando con ratones el efecto que provocan químicos como el bisfenol A en la glándula mamaria.

¿Cómo nos afectan? Tal y como señala la experta que es una de las voces más autorizadas a nivel internacional, actúan como disruptores endocrinos alterando el equilibrio hormonal. Lo logran mediante dos vías:

  • Ya en el vientre de la madre. Los disruptores afectan directamente al desarrollo normal de la mama si la exposición se produce durante la etapa fetal. Esto provoca que , al llegar a la pubertad, la glándula mamaria ” lea” la concentración de estrógenos y progesterona que hay en el organismo como si fuera superior.
  • En tu propio cuerpo. Estos químicos van entrando en nuestro organismo poco a poco y su comportamiento es similar al de los estrógenos.

Por un motivo o por otro, el resultado es que la mama, muy sensible a estas hormonas, detecta una gran actividad. Y , como ya te hemos explicado, un alto nivel de estrógenos es uno de los factores de riesgos del cáncer de mama.

¿Qué podemos hacer? La Dra Soto anticipa que “deberíamos presionar a los gobiernos para que estas sustancias no sean legales : tú puedes comprar leche en vidrio, pero los tubos de ordeñar la vaca pueden llevar estos disruptores”

Cuanto menos plástico ,mejor. El bisfenol A está en el punto de mira, se sabe que es estrogénico desde el año 1938,pero se sigue usando.  Se halla en los plásticos de policarbonato y se utiliza para dar rigidez al material. Está prohibido el uso en la fabricación de biberones, pero es habitual ver bidones de agua de este material en oficinas de nuestro país. El plástico de las botellas de agua no contienen bisfenol A ( es tipo PET) pero sí llevan los aditivos que le añaden para que resista el calor. Las latas lo contienen. Los ftalatos son otro químico con acción estrogénica que , entre sus muchos usos, se utiliza para ablandar el plástico. Se halla en juguetes, envases de alimentos … El consejo es evitar comprar alimentos envasados en plástico. Si lo haces, en cuanto llegues a casa pásalos a un recipiente de vidrio. Huye también de los alimentos enlatados. No calientes nunca fiambreras de plástico. Procura usarlas de vidrio. La caja de las pizzas recién hechas tienen un revestimiento de bisfenol A. Sácalas en cuanto puedas de la caja.  No rellenes las botellas de agua cuando se acaben . El plástico se recicla pero no se reutiliza . No dejes nunca la botella al sol.

Cosméticos y productos de higiene lo más natural posible. Ojo con las fragancias, los ftlatos, aparte de en el plástico , seusan en perfumes para que el olor se fije a la piel, así como en champús y en otod aquello que contenga aromas. Mira el envase y evita el que ponga “fragancias“. También tiene una acción disolvente,por eso se halla en los esmaltes de uñas , las lacas de pelo y algunos desodorantes. Los identificarás en las etiquetas bajo siglas como DEHP (dietilhexiftlato ) o DBP ( dibutiftalto).

Evita la benzofenonas . Estos compuestos también pueden dañar la mama. Se encuentra en muchas cremas solares , bálsamos para labios, esmaltes de uñas… Los identificarás porque en las etiquetas aparece alguna de estas denominaciones: benzofenona-2, oxibenzona, sulisobenzone… También están en detergentes para la ropa y productos de limpieza.

Mejor sin parabenos. Se usan en cosméticos, geles… Un estudio publicado en Journal of Applied Toxicology reveló que se habían detectado estos conservantes en tumores mamarios. En las etiquetas aarecen bajo nombres que acaban en ” paraben ” ( methyleparaben, propyparaben, butylparaben…). Evita los tratamientos alisadores de pelo . Contienen formaldehído puro, un químico con acción cancerígena. Si la crema es de color rosa , se debe a colorantes como acetanilida. Según el CSIC, pueden alterar el ADN de las células.

Fuente: Dra Ana Soto, J. Bernard Profesora de la Universidad de Michigan, Jonatan Ruiz investigador de la Universidad de Granada y Dr. Pere Gascón Oncólogo.

 

 

¿Cómo cuidar nuestros pies?

Los juanetes se pueden prevenir. También es posible retrasar su avance si cuidamos bien nuestros pies ¿ Qué hay que hacer ( y qué no ) para lograrlo?

  • Sí a los zapatos cómodos. Dale una oportunidad al calzado cómodo, espacioso y de buena calidad, que permita apoyar bien la zona ancha del pie. Esta es la mejor herramienta preventiva que tenemos a nuestro alcance.Este tipo de calzado debe ser siembre nuestra primera elección.
  • Considera utilizar  plantillas .Los juanetes se producen por un factor genético ( la forma de nuestros pies) y un factor mecánico ( nuestra manera de pisar). Lo primero se ce puede corregir. Lo segundo sí.  Una plantilla bien diseñada puede ayudarnos a cambiar la pisada, repartir mejor el peso y la presión , y evitar que sigamos cargando más la zona afectada.
  • Utiliza protectores de silicona como los que separan el dedo gordo de los demás.Esto evitará rozamientos , llagas  o callos dolorosos.
  • Evita taconazos. Nada de zapatos con punta estrecha ni tacones altos. Ten en cuenta que la presión sobre la zona sensible aumenta con cada centímetro de tacón. Con unos zapatos de 10 cm de altura, la parte delantera de nuestros pies carga el 90% del peso corporal.
  • No compres cualquier plantilla. Lo barato sale caro y , en este caso, puede afectar no solo a nuestros pies sino también a las piernas, las caderas y la espalda. Para usar plantillas debemos acudir a un podólogo, que debe analizarnos los pies y nuestra forma de caminar antes de diseñarlas.
  • Olvídate de los artilugios y dispositivos que se venden para corregir las desviaciones del dedo mientras duermes. No son eficaces . Los juanetes se producen y se evitan caminando , no en reposo.

7 pasos para elegir un buen calzado

  1. Mídete los pies. Las tallas pueden tener ligeras variaciones según los fabricantes y, además, el tamaño y la forma de los pies pueden cambiar con el tiempo. Que hayas usado durante años un 38 no significa que no puedas necesitar ahora un número más.
  2. Mejor prueba los zapatos en el pie más grande. La mayoría de las personas tenemos uno más grande que otro.
  3. Pruébate los zapatos al final del día. Los pies se expanden y crecen a medida que avanzan las horas, estamos en posición vertical y caminamos, y vuelven a contraerse por la noche, cuando nos relajamos y descansamos en posición horizontal. Elegirlos en ese momento nos asegura la comodidad para todo el día y no solo por la mañana.
  4. Observa la forma del calzado. Debe ser similar a la del pie y permitirnos calzar con facilidad. Las puteras angosta pueden ser tendencia pero no son ergonómicas. Utilizarlos es poner en riesgo tus pies.
  5. Vigila el largo, el alto y el ancho. Hay que pensar en el zapato como un objeto en tres dimensiones. Así , debe tener el largo adecuado para que los dedos estén cómodos, el ancho correcto para que la parte más ancha del pie se poye con normalidad y la altura suficiente para que los dedos no rocen con la parte superior.
  6. Camina un poco con los zapatos antes de comprarlos. Además de quedarte cómodos, debes asegurarte de que hay espacio ( alrededor de 1 cm) entre el dedo más largo y la punta.También es importante comprobar que no te rozan en ningún lado y que la zona del talón no se desliza ni resbala mientras caminas.
  7. Que no aprieten. No compres un calzado pequeño pensando que se estirará con el uso. Esto ocurre pocas veces y, en general , a costa de hacerte daño en los pies. Si el zapato no es cómodo, mejor no llevarlo.

Fuente: Laura Caorsi

Con las calorías justas… vivirás más

No solo es conveniente comer alimentos de calidad que nos aporten los nutrientes que necesitamos. Igual de importante es comer sin pasarse ,porque una dieta con las calorías justas, como prueban las últimas investigaciones, puede ayudarte a vivir más años con mejor salud.

Comer lo justo alarga la vida. Se ha estudiado en la Universidad de Wisconsin a macacos a los que se dividió en dos grupos en la década de 1980, uno con restricción calórica y otro al que se alimenta con una dieta normal. Estos animales viven, de media, 26 años en cautiverio, una longevidad que se ha alargado en 3 años entre los que comieron menos. En escala humana, esto suponer vivir 9 años más, lo cual , desde luego, no está nada mal. Aunque está lejos de los beneficios de la dieta hipocalórica observados en los ratones: viven hasta un 50% más.

La investigación con los macacos sigue en marcha, porque algunos todavía viven teniendo un resultado diferente también en cuanto al sexo: los machos viven 2 años más de media y las hembras 6 años.

Menos enfermedades. Se ha comprobado que una dieta restringida entre los macacos ha producido menos cáncer y enfermedades cardiovasculares, las dos principales causas de mortalidad entre los humanos, lo cual abre expectativas razonables sobre los beneficios de comer lo justo.

Órganos más protegidos. Lo que no se puede negar es que elegir bien lo que comes, sin pasarse en las cantidades , tiene efectos notables. en palabras del biólogo español Rafael Calvo ” Los efectos para la salud son indudables, la restricción calórica protege contra los problemas cardiovasculares, la neurodegeneracion, la diabetes y el cáncer, incluso la diferencia en el aspecto físico”

Comer lo justo, pero bien. Para cumplir con esta premisa, es básico identificar los alimentos o preparaciones que te aportan calorías vacías, porque así podrás lograr el objetivo de comer menos sin tener la sensación de hambre. Hay quienes, en lugar de disminuir unas cuantas calorías en cada uno de las comidas que toman, pretenden hacerlo de golpe, suprimiendo , por ejemplo, una cena completa o tomando únicamente una fruta y un yogur para comer .

¿ Qué pasa entonces en el organismo? Al poco tiempo de eliminar una comida se produce una importante bajada de glucosa , que es lo único de que se alimenta el cerebro. Lo habitual es que este órgano reclame esa glucosa que le falta provocándote un ataque de hambre voraz ( sobre todo de azúcares), que te harán llenar el pato en la siguiente comida. Cuando lo hagas , lograrás calmar tu cerebro… pero sobrecargarás el páncreas.

Pequeños cambios son suficientes. El desayuno que sea bien equilibrado. No cometas el error de saltártelo, porque iniciarías un nuevo círculo del hambre ( aparecerá cuando no toca). Ten en cuenta que la primera comida del día debe aportarte el 25% de las calorías totales de la dieta diaria. El 15% puede ser a primera hora y el 10% a media mañana. Cuantas con varias opciones saludables antes de salir de casa: leche con copos de avena, una tortilla con un poco de pan integral, una fruta y un café con leche, un té verde con miniintegral de queso…

Comidas, completas y ligeras. El almuerzo debe representar el 35/40% de las calorías totales de la dieta diaria, y la cena entre el 25 y el 30%. Te interesa tomar purés, sopas frías… Los platos ricos en agua aumentan la sensación de saciedad, y si los terminas con unos tropezones de hortalizas, te obligas a masticar, lo que también te conviene . Y como segundo plato, opta por pescados o carnes magras ( pollo, pavo, conejo…) , cocinados al horno, a la plancha, al vapor… Procura además mantener a lo largo del día el equilibrio entre proteínas, lípidos y carbohidratos.

Comer entre horas, básico. No dejes pasar mucho rato entre comida y comida. Tienes muchas opciones de tentempiés saludables: tortita mejicana integral con aguacate, frutas desecadas, tortita de maíz o arroz con queso fresco…

Evita tentaciones en tu despensa. Imagina que abres el armario y encuentras ” en primera línea” unas galletas de chocolate o una bolsa de patatas. La tentación será muy fuerte , ¿ solución? no deben formar parte de tu despensa o , como mucho, colócalas en el fondo del armario.

Compensa los excesos. Cuidar lo que comes no significa que celebraciones u ocasiones especiales queden borradas de tu agenda por temor a comer de más. Todo es cuestión de equilibrio. Reajusta pero no elimines. Después de salir a comer fuera de casa y haberte permitido algún capricho, puedes prepararte una infusión digestiva a media tarde y reducir la cena a un caldo de verduras , un pescado hervido y un yogur con un puñadito de frutos secos.

Quema lo que has sumado. Luego sal a caminar. Sabes que el ejercicio es el complemento perfecto para que la dieta sea efectiva, así que ese día acelera el paso y, en lugar de caminar media hora, hazlo durante 60 minutos.

Fuente: Dr. Sagrera