¿Eres dueño de tu tiempo o las prisas te marcan el paso?

Ir acelerado es una forma rápida de malgastar el tiempo.

Según el psicólogo Tim Kasser, la abundacia de tiempo, es decir, tener la sensación de que uno dispone de margen para hacer lo que quiere, también para realizar esas actividades que tantas satisfacciones nos dan, es mejor indicador que la riqueza material. Y, por el contrario, quien vive con escasez de tiempo ve reducida su calidad de vida.

¿ Y tú? ¿ A qué dedicas tus horas libres? Según indican Tal Ben Shahar y Angus Ridgway, autores del libro Ser feliz es decisión tuya,” la razón principal por la que las pèrsonas no hacen un cambio que reconocen como saludable o productivo es porque no dispone de suficiente tiempo. Están demasiado ocupadas” . Y lo peor de todo es que ,cuando la prisa se convierte en un estilo de vida, muchos tampoco sabe qué hacer con su tiempo libre.

El estrés , mal compañero. No va más rápido quien más corre , así que cada vez que vayas con la lengua fuera, plantéate si puedes hacerlo a otro ritmo. La psicóloga Patricia Ramírez en uno de sus artículos que ” la mayoría de las veces, ir deprisa no implica caminar más rápido o pensar de forma más ágil. Significa estar y sentirse internamente acelerado”. Lo que se gana corriendo se pierde en concentración, equilibrio emocional, claridad mental , creatividad…

“Ocupar” el tiempo no es disfrutarlo. El hecho de tener la agenda llena no implica que estés haciendo algo productivo de verdad, gratificante o con sentido. Antes de implicarte en una tarea que no sea prioritaria , recapacita y piensa si lo haces por placer o, al contrario, por obligación, costumbre , inercia… Rompe esquemas previos y dedica las horas que tengas libres a eso que realmente te hace perder la noción del tiempo: leer, pintar , salir a pasear, ir al cine , jugar …

Una tarea detrás de otra. Hacer varias cosas a la vez provocan que cualquier actividad que, en un principio, es agradable se convierta en una carga. Si evitas la multitarea, enemiga de la atención plena , ganarás tiempo de calidad. Tal y como recuerda el psicólogo David Meyer ” Einstein no inventó la teoría de la relatividad mientras hacía mil cosas a la vez”.

Sé selectivo, prioriza y pon límites.

SSi para hacer todo lo que querrías, necesitas días de 48 horas, prioriza y pon límites. Tal vez debas aprender a decir ” no” más a menudo tanto a las personas de tu entorno como a esas oportunidades que te ” trae la vida”. No te muevas por el todo o nada. Si no tienes tiempo para ir al gimnasio, evita los ascensores y baja del bus antes de llegar al destino. Los pequeños esfuerzos también suman.

Haz un alto en el camino. Alimentar la calma y la tranquilidad no es una inversión a fondo perdido. Busca actividades que te ayuden a desconectar y a recuperar tu ritmo interior para sentirte no solo más relajado, sino también más satisfecho con la vida.

Baja el ritmo y encuentra tu equilibrio. El prestigioso neurocientífico Tomás Ortiz Alonso lo tiene muy claro:” El estrés genera mucho ruido cerebral y afecta a capacidades como la memoria, la atención y la codificación de cosas nuevas”. Dedica tiempo para el descanso. Dormir no es ninguna pérdida de tiempo. Conviene dedicar al descanso nocturno de siete a nueve horas diarias. Por debajo de esta cifra nuestro cerebro pierde capacidad para almacenar datos. La falta de sueño en niños reduce su nivel de atención y, en los adultos, afecta a su concentración y productividad.

Busca la novedad. Si no sabes en qué invertir tu tiempo libre, prueba una actividad nueva. Frente a una novedad, el cerebro capta la información a más velocidad y la archiva mucho mejor.

Busca motivos de satisfacción. Nuestro cerebro tiene una tendencia natural a recrearse más en las amenazas , presiones, exigencias… que en las satisfacciones. ¡Llévale la contraria! Cuando hayas acabado tu jornada laboral o justo antes de irte a dormir, repasa esos momentos en los que has tenido una conversación inspiradora, te has centrado en una sola tarea, has reflexionado sobre algo interesante…

Ármate de paciencia porque… pasamos 4 años de nuestra vida haciendo cola, 3 más viajando en transporte urbano, 3 al volante de nuestro coche y… ¡estamos atrapados en un atasco nada más y nada menos que 3 meses! Permanecemos 9 años delante del televisor y 2 de ellos viendo anuncios. Dedicamos 1 año a limpiar la casa y otros 2,5 a cocinar.

Así que , ¡aprovecha el tiempo! que no vuelve.

Fuente: Heres publicaciones Mariano Nadal.

¿Cómo funciona la tiroides?





La tiroides es una glándula situada debajo de la laringe rodeando la traquea a nivel del cartílago tiroides o nuez de Adán. Su longitud oscila entre 40 y 60 mm, con un grosor que varía entre los 4 y los 6 mm. Pesa de 20 a 60 gramos.

Es al principal responsable del control metabólico en el organismo , y es esencial para el funcionamiento de todos los tejidos corporales. Segrega tres hormonas importantes :

  1. La tiroxina (T4 que dura en la sangre 168 horas). Se encarga de controlar el metabolismo de nuestro cuerpo. Se encarga de convertir las calorías que ingerimos en energía y no en grasa. Esta hormona es una de las que más presencia tiene tamibén en los deportistas.
  2. La triyodorironina (T3 que dura en la sangre 24 horas). Estimula el metabolismo de los hidratos de carbono y grasas, activando el consumo de oxígeno así como la degradación de proteínas dentro de la célula.
  3. La calcitonina. Sus acciones principales son aumentar el contenido del calcio del hueso y disminuir el nivel de calcio de la sangre cuando sube encima de lo normal. También baja el nivel de fósforo de la sangre

Las dos primeras inducen un notable aumento del metabolismo, aunque difieren en la rapidez de su intensidad de acción.

¿ Por qué crece? El hipo y el hipertiroidismo que cursan con bocio (agrandamiento), son de origen autoinmune. Existe un exceso de “defensas”, anticuerpos, que inflaman la glándula y por eso aumenta de tamaño.

La triyodotironina (T3) es unas cuatro veces más potente que la tiroxina, aunque se detecta una cantidad mucho menor y su duración es más breve.

¿Cuáles son los efectos de las hormonas tiroideas?

  • Influyen sobre la velocidad de crecimiento de los huesos debido a que estimula la acción de los osteoblastos y osteoclastos.
  • Hacen que los lípidos se movilicen con rapidez del tejido adiposo, lo que disminuye los depósitos de grasa del organismo.
  • Incrementan el consumo de oxígeno en casi todos los tejidos ( en especial corazón, hígado y riñones)
  • Su aumento puede generar pérdida de peso mientras que los niveles bajos se asocian con un aumento de peso.
  • Aumenta el flujo sanguíneo de los tejidos y el gasto cardíaco.
  • Aumentan la frecuencia y profundidad de la respiración.
  • Aumenta la movilidad digestiva, estimula el apetito y la secrecion de jugos gástricos.
  • Estimula el sistema nervioso central.

¿Cuáles son los factores de riesgo? Los siguientes factores pueden elevar el riesgo que tiene una persona de desarrollar cáncer de tiroides:

  • El riesgo se presenta en mujeres de 40 a 59 años y en hombres de 60 a 79 años.
  • La enfermedades tiroideas son cinco y ocho veces más frecuentes en mujeres que en hombres.
  • Los asiáticos tiene más posibilidades de padecer alteraciones.
  • Alteraciones en el ADN pueden desencadenar cáncer de tiroides.
  • Una alimentación baja en yodo también puede aumentar el riesgo.
  • Los tratamientos de radiación dirigidos a la cabeza o al cuello durante la infancia son un factor de riesgo de cáncer.

¿Sabías qué?

  1. La ansiedad, el insomnio y los estados de mayor nerviosismo son a menudo causados por hipertiroidismo , un exceso de producción de hormonas tiroideas.
  2. A menudo, los síntomas que indican un trastorno de la tiroides pueden pasar desapercibidos. Atento a detalles como tristeza o depresión, caída de cabezo, piel seca, estreñimiento o diarrea, aumento de peso sin justificación, exceso de cansancio y sueño, pérdida de deseo sexual, palpitaciones frecuentes, dolor muscular, aumento de la presión arterial, cambios de voz, molestias en la garganta o cierta confusión mental.
  3. En zonas geográficas con deficiencia de yodo es más frecuente que su población desarrolla nódulos tiroideos. Su riesgo de ser malignos es mayor cuando la persona tiene sobrepeso, ha estado expuesta a radiografías con cierta frecuencia y tiene antecedentes familiares de cáncer de tiroides.
  4. La glándula tiroides comienza a funcionar en el feto a las 18 semanas de gestación. Si el feto no obtiene suficiente hormona tiroidea de la madre o de su propia producción, puede sufrir un desarrollo anormal del cerebro o del esqueleto.
  5. El bocio se ha eliminado en muchos países con una medida tan sencilla como sustituir la sal común por sal yodada. Las algas también contiene yodo pero , atención, un exceso de consumo de yodo también altera tu glándula tiroides,pudiendo producir hipertiroidismo.

Fuente: Sportlife

¿Qué beneficios te aporta entrenar en suspensión?

Entrenar en suspensión es un sistema que trabaja todotu cuerpo. Los ejercicios que realizas se clasifican dentro de lo que se consideran entrenamientos funcionales.

¿Qué obtienes entrenando en suspensión?

  • Favorece el aumento de fuerza general gracias a la gran influencia que se genera en torno al core, lo que repercute directamente en el resto de la musculatura del cuerpo.
  • Mejora la higiene corporal ayudando a evitar tensiones excesivas sobre la región lumbar y los erectores espinales.
  • Ayuda a evitar lesiones y sobrecargas musculares derivadas de malas posturas.
  • Un core bien trabajado es más capaz de trasmitir más fuerza a las extremidades inferiores y superiores, y lo hace de una forma más eficaz, algo fundamental para aumentar tu rendimiento y capacidad física.
  • El marcado componente excéntrico de este tipo de entrenamientos asegura un desarrollo muscular y una ganancia de fuerzas óptimas.
  • Mejora nuestra agilidad y por lo tanto lo hacen nuestras herramientas para reaccionar mejor ante situaciones inesperadas.
  • Activación metabólica más profunda. Al poner en funcionamiento a varios grupos musculares de forma conjunta aseguramos un mayor gato de calorías por minuto respecto a otro tipo de ejercicios con carácter monoarticular o analítico.
  • Mayor eficiencia neuromuscular. Gracias a la mejora de la coordinación y la agilidad y al estímulo de la conexión cuerpo -mente lograrás realizar los gestos deportivos de forma más eficiente y con un menor gasto energético.

En los ejercicios,para lograr diferentes objetivos como lograr resistencia, potencia … tan solo debemos variar algunos asepctos como la velocidad de ejecución , el número de repeticiones o el tiempo bajo tensión.

De forma general, para trabajar la resistencia emplearemos unas 15 repeticiones en 3-4 series con una velocidad de ejecución muy rápida, un segundo en cada fase ( excéntrica y concéntrica). Si tu objetivo es la hipertrofia emplearemos 3-4 series con unas 10-12 repeticiones y una ejecución lenta, 1 segundo en fase concéntrica y 3 segundos en fase excéntrica., siendo el tiempo bajo tensión muy importante en este caso ( lo ideal es que alcance los 30 segundos y no supere los 60).

Fuente: Daniel Notario Graduado en Ciencias de la Actividad Física

Todo lo que el deporte puede hacer por ti.

Previene las enfermedades, mejora el humor y ayuda a mantener un peso equilibrado. La práctica regular de ejercicio físico solo tiene ventajas.

El 60% mayores de 15 años no practica ningún tipo de deporte. Se trata de un dato muy preocupante, ya que llevar una vida sedentaria es uno de los principales factores de riesgo a la hora de padecer trastornos cardiovasculares , enfermedades degenerativas, diabetes e incluso cáncer. Es muy conveniente por lo tanto, revisar nuestro estilo de vida y tratar de introducir el ejercicio físico en nuestra rutina diaria. Ganaremos en bienestar emocional y corporal.

Son muchos los beneficios , tanto físico como emocionales, que nos puede reportar la práctica regular de la actividad física:

  • Beneficia el corazón y la circulación sanguínea. El deporte aumenta la eficacia del corazón de manera que, cuando hacemos un esfuerzo , incrementa la cantidad de sngre que este órgano expulsa a cada latido. Esto nos reporta un buen número de beneficios a nuestra salud cardíaca.
  • Regula la tensión arterial. Al estimular la circulación en el músculo cardíaco, el deporte reduce el riesgo de hipertensión.
  • Previene los ictus y los infartos. Disminuye la formación de coágulos en las arterias, por lo que previene la aparición de infartos y de trombosis cerebrales ( ictus)
  • Reduce el riesgo de varices. Mejora de forma considerable el funcionamiento venoso de retorno, el mecanismo que activa la circulación de las piernas.
  • Estimula el metabolismo. El deporte aumenta la capacidad del organismo de quemar grasa. Esto se traduce en una serie de mejoras importantes en nuestro estado de salud como disminuir el colesterol total y del colesterol LDL o perjudicial, al mismo tiempo que aumenta el colesterol beneficioso. Ayuda a mejorar la tolerancia a la glucosa y reduce el riesgo de sufrir diabetes tipo 2. Aumenta el gasto energético, no solo mientras lo practicamos, sino también varias horas después. Es , por lo tanto, una de las armas más indicadas para el sobrepeso y la obesidad.
  • Mejora el estado de huesos y músculos. También contribuye al fortalecimiento , la flexibilidad y la resistencia de nuestro sistema músculo-esquelético (huesos, músculos, ligamentos , tendones…). El ejercicio físico nos permite mantener la fuerza muscular. Además a mejorar la coordinación y el equilibrio , ayuda a prevenir caídas y fracturas. Los deportes más beneficiosos son aquellos que requieran sostener el propio peso como caminar, correr… Mantener una vida activa nos ayuda a prevenir el deterioro osteomuscular producido por los años, por lo que contribuye a la mayor autosuficiencia de las personas mayores.
  • Aumenta la felicidad y la tranquilidad. El ejercicio físico facilita la liberación de endorfinas, unas hormonas que favorecen la relajación y el bienestar y ayudan a gestionar mejor emociones como la agresividad, la ira, la ansiedad, la angustia y la depresión. Aumenta nuestra energía, aunque parezca contradictorio, haciendo ejercicio ganamos resistencia y reduce nuestra sensación de fatiga. Las personas deportistas llegan al final del día más relajados, por lo que tienen una mayor facilidad para conciliar el sueño y descansar toda la noche de un tirón. Hacer ejercicio calma el estrés y aumenta la sensación de bienestar y disminuye la ansiedad, también sube la autoestima, al reafirmar el músculo moldea el cuerpo y facilita la pérdida de peso, el deporte permite mejorar nuestro aspecto físico y optimizar el concepto que tenemos de nosotros mismos.

¿Cómo podemos obtener la máxima eficacia ? Es necesario ser muy cuidadosos a la hora de practicar ejercicio,ya que, si no lo hacemos correctamente, no resultará eficaz, además de aumentar el riesgo de sufrir lesiones.

A primera hora de la mañana es el mejor momento para practicar deporte, ya que acelera el metabolismo durante todo el día, además de aportarnos mayor energía física y controlar el apetito. Nunca en ayunas, se aconseja tomar una comida completa ( que incluya cereales, fruta y proteínas) un mímino de 90 a 120 minutos antes de iniciar el ejercicio. La hidratación es imprescindible, antes ,durante y después . Antes del ejercicio se aconseja realizar una actividad ligera para calentar los músculos y, de esta manera prevenir posibles lesiones, además de estiramientos posteriores.

Fuente : Heres publicaciones

Movernos

Lo único que poseemos los seres humanos con un cierto grado de certeza es nuestro propio cuerpo , y solo durante un tiempo limitado. El cuerpo nos produce sentimientos dichosos especialmente cuando nutrimos su fuerza , sus aptitudes , su agilidad y su destreza. De hecho, la conciencia de nuestro cuerpo es parte de los primeros cimientos sobres los que se construye nuestro sentido de satisfacción fijan en sus manos con curiosidad y un par de semanas más tarde se consuelan o reconfortan chupándose el dedo pulgar. A os veinte meses expresan ufanos lo que pueden hacer con sus manos y piernas, y antes de los tres años señalan su cuerpo y se refieren a sí mismos con orgullo usando pronombres personales.

El sentido de estar conectados a nuestro cuerpo y la capacidad de dirigir sus movimientos y tareas forman parte de nuestra identidad . Me figuro que,por esta razón, en todas las culturas se han inventado actividades para aprovechar las cualidades de nuestro cuerpo. Entre ellas, la danza quizá sea la más antigua y la más importante, tanto por su gracia como por os múltiples sentidos y habilidades corporales que envuelve.

Un principio fundamenta en fisiología es que la falta de uso de cualquier órgano da lugar a su deterioro. En los últimos treinta años se ha demostrado en cientos de estudios que los hombres y las mujeres que hacen ejercicio físico regularmente no solo viven más años sino que viven mejor ,y disfrutan de un estado de ánimo más positivo que quienes no lo hacen.

Está comprobado que la actividad física ejerce efectos saludables en nuestro estado de ánimo. Por ejemplo, disminuye el nerviosismo, nos ayuda a dormir bien y nos revitaliza. Además , nos protege de la ansiedad y de la tristeza, fortalece nuestro sistema inmunológico, y previene o retrasa la aparición de enfermedades como los trastornos cardiovasculares, la hipertensión, la diabetes y la osteoporosis.

El ejercicio a cualquier edad nos permite resistir mejor las fuerzas negativas que conspiran para robarnos el entusiasmo , incluyendo la depresión. De hecho, la actividad física aumenta la producción de serotonina en el cerebro, la cual ejerce un efecto antidepresivo y agudiza las funciones intelectuales. Tan solo media hora tres veces por semana de ejercicio vigoroso , o veinte minutos de actividad moderada a lo largo del día – como por ejemplo caminar, practicar deporte ligero o utilizar las escaleras en lugar del ascensor- son suficientes.

Para mantener la vitalidad de nuestro ser no tenemos más remedio que vivir inmersos en la actividad. Los beneficios psicológicos del ejercicio físico, especialmente cuando nos enfrentamos a los desafíos de la vida, son tan evidentes que, todos deberíamos apuntarnos al ” movimiento del movimiento”.

Fuente: Nuestra incierta vida normal , Luis Rojas Marcos