¿Cómo prevenir los trastornos provocados por las nuevas tecnologías?

Cada vez más presentes en nuestras vidas, la tecnología es la causa directa o indirecta de un gran número de dolencias, no solo trastornos articulares sino también visuales e i, incluso, emocionales. Utilizarla de forma responsable nos ayudará a reducir el riesgo de sufrirlas.

Resultan de gran ayuda tanto en el ámbito laboral como en el personal, pero también pueden convertirse en una fuente de numerosos trastornos de salud, especialmente si no se utilizan de forma correcta. Aprende lo que puedes hacer para evitar que el ordenador, la tableta y los móviles inteligentes no se conviertan en un problema.

Los trastornos físicos son los primeros en aparecer y los que antes se perciben. Dolor ,contracturas, alteraciones visuales… la mayoría de ellos están relacionados con los dispositivos que utilizamos con más frecuencia.

  • Síndrome de fatiga visual. Cada vez dedicamos más tiempo a estar delante de una pantalla. Esto se traduce en un mayor riesgo de sufrir cansancio ocular, una dolencia que , sin ser grave, puede causar síntomas tan molestos como enrojecimiento de ojos, visión borrosa, escozor e , incluso , náuseas y mareos. ¿Qué hacer? Para contrarrestar el efecto negativo de estos dispositivos, se aconseja, sobre todo, ajustar el brillo de las pantallas de manera que tenga aproximadamente la misma intensidad que la luz ambiental. También es importante parpadear con frecuencia para , de esta manera, evitar la sequedad ocular y tratar de descansar la vista fijándonos en un objeto lejano cada 20 minutos.
  • Tendinitis en las manos. Adoptar postura poco naturales al usar el móvil, la tableta o bien el teclado y el ratón del ordenador puede dar lugar a molestias en los dedos, la muñeca y el cuello. Es frecuente, por ejemplo, sufrir lo que se denomina ” whatappitis” , una inflamación de los tendones que aparece como consecuencia del uso excesivo de esta aplicación de telefonía móvil y que se manifiesta con síntomas como dolor y sensación de entumecimiento e hinchazón en los dedos ( sobre todo el pulgar) , además de generar sobrecargas en hombros, cuello y espalda. ¿Qué hacer? Cuando teclees en el móvil, procura utilizar otros dedos además del pulgar o bien usar un lápiz. Si, cuando escribes un mensaje, apoyas los brazos sobre una superficie plana( por ejemplo, una mesa) , reducirás la tensión. cuando trabajes con el ordenador, es importante cambiar de posición con frecuencia y, si es posible, realizar ejercicios de estiramiento para , de esta manera, no sobrecargar en exceso el cuello y la espalda.
  • Insomnio. Cada vez hay más personas, sobre todo adolescentes, que lo último que hacen antes de acostarse es mirar al móvil. La luz azul que desprende la pantalla de estos dispositivos altera la producción de melatonina, la hormona que regula los ciclos de sueño-vigilia, por lo que puede provocar insomnio, muchas veces crónico. ¿Qué hacer? El primer paso es reducir el tiempo que permanecemos conectados. Para evitar la sensación de vacío que podemos sentir, se aconseja llenar el tiempo con actividades que nos mantengan ocupados como hacer deporte, practicar una afición, pasar más tiempo con la familia y amigos…

Pero no solo el cuerpo lo sufre, Las nuevas tecnologías también pueden deteriorar nuestras capacidades cognitivas y afectar nuestra salud mental.

  • Tecnoestrés. Estar conectado constantemente puede generar situaciones de tensión y nerviosismo. Cada vez que miramos el móvil, nuestro cerebro procesa una gran cantidad de acciones distintas: leemos ,observamos, organizamos… Esto supone un estrés y un desgaste que , a la larga, puede producir ansiedad, exceso de tensión nerviosa e incluso, depresión. Aunque puede manifestarse en cualquier situación, es en el ámbito laboral donde se muestra con mayor frecuencia. ¿Qué hacer? El primer paso es reducir el tiempo que permanecemos conectados. Para evitar la sensación de vacío que podemos sentir, se aconseja llenar el tiempo con actividades que nos mantengan ocupados como hacer deporte, practicar una afición, pasar más tiempo con familia y amigos…
  • Miedo a no estar conectados. También conocida por el nombre de nomofobia, es la ansiedad que produce no poder acceder al móvil, por haberlo dejado en casa o por quedarse sin batería. También ocurre en situaciones en las que no nos está permitido usarlo, como en el trabajo, en una clase… Esta sensación genera una gran cantidad de angustia que solo se alivia cuando se vuelve a tener acceso al dispositivo. ¿Qué hacer ? La clave está en un uso razonable del móvil, es decir, limitar su utilización a determinados momentos del día y mantenerlo apagado durante las comidas o cuando estamos con otras personas. Si pasas mucho tiempo en las redes sociales y crees que tu vida se está volviendo cada vez más virtual, es conveniente dedicar más tiempo a realizar actividades en el mundo real.

¿Qué es el síndrome de Google o la pérdida de memoria debido a internet? Nuestro móvil se ha convertido en nuestro cerebro adicional. ¿ No recordamos un dato? Lo buscamos en Google. ¿ Hay que realizar una división? Utilizamos la calculadora. ¿Tenemos que llamar a un amigo? Buscamos su teléfono en la agenda. Desde la irrupción de las nuevas tecnologías, apenas utilizamos la memoria y la capacidad de concentración.

Abusar del buscador hace que cada vez hagamos menos esfuerzo para memorizar datos, entender conceptos… ya que Internet lo hace por nosotros. Pero lo que parece una ayuda, a medio y largo plazo puede convertirse en un gran inconveniente, ya que la memoria, si no se usa, se atrofia. Para evitarlo, es conveniente volver a hacer las cosas de forma tradicional por ejemplo, efectuar operaciones matemáticas con papel y lápiz, utilizar el diccionario y las enciclopedias para conocer el significado de las palabras, consultar libros de historia , ciencias…

¿Sabías que puede producir envejecimiento prematuro ? El uso diario de los dispositivos electrónicos también puede perjudicar la salud de nuestra piel.

  • Arrugas por culpa de la “luz azul”. La luz que emiten las pantallas de los móviles, tabletas y ordenadores contribuye al envejecimiento prematuro de la piel, con su consecuente aparición de manchas , arrugas y flacidez.
  • Cuello “iPhone” El gesto de doblar el cuello constantemente hacia delante para mirar la pantalla del móvil o de la tableta causa pérdida de elasticidad de la piel de la zona, flacidez , aparición de doble mentón y de arrugas profundas.
  • Quemaduras en la piel. Apoyar el portátil sobre las piernas durante largo rato puede producir pequeñas quemaduras similares a las causadas por el sol en casos graves, pueden quedar cicatrices.

Te ha servido nuestra información, si es así, te agradeceríamos que dejases un comentario y nos lo hicieras saber.

Muchas gracias y buen martes!

Fuente: Mariano Nadal . Heres publicaciones

Pisando fuerte

Las personas que practicamos deporte de forma regular no tenemos más fuerza de voluntad ni más disciplina que otros. Tenemos la misma ,pero igual algo más entrenada. Necesitamos grandes dosis de “venirnos arriba” para levantarnos muchas mañanas. Los que nos ven de fuera piensa que tenemos suerte porque estamos motivadísimos y esto minimiza el esfuerzo que tenemos que hacer. Pero la mayoría de las veces no tenemos ganas o nos da pereza, pero decidimos salir y pisar fuerte.

¿Cómo podemos entrenar estos hábitos? Para pisar fuerte tienes que creer. Creen en ti, creer que mereces cuidar tu cuerpo y tu mente creer que esto será positivo como hábito de vida. Empieza por elaborar dos listas. Una lista en la que redactes por qué crees en ti, que dice tu historia personal sobre otros éxitos conseguidos. Creer en ti es casi obligación. Porque si tú no lo haces, nadie lo hará por ti.

  • Porque lo merezco. A continuación, necesitas creer que eres merecedor de cosas buenas. Escribe ahora la segunda lista ¿Por qué merezco cuidar mi cuerpo y mi mente? ¿ Por qué debo dedicarles atención, qué gano con ello, en qué me beneficia?
  • Una persona que pisa fuerte deja de descalificarse. Se acabó ser tu peor enemigo. Deshecha toda esa retahíla de etiquetas con las que te juzgas y te pones barreras. Tú no eres así, por lo menos a partir de hoy.
  • La motivación es importante pero no es imprescindible. Imagina qué fácil sería si pudiéramos estar siempre motivados. Hay personas pensando que la motivación es algo que surge por inspiración divina y que un día aparece y les facilita comprometerse con el objetivo. Pero esto es como lo del huevo y la gallina. ¿Esperamos que llegue la motivación para empezar con nuestros hábitos saludables o empezamos con ellos y comprobamos cómo se nos une la motivación a nuestra vida?
  • No sobrevalores la confianza y la seguridad. ¿ O acaso los inseguros no tienen derecho a tomar decisiones y emprender nuevos proyectos o cambiar de hábitos? Puedes empezar el propósito que desees sintiéndote todo lo seguro que deseas. A medida que avances, la seguridad y la confianza se irán apoderando de ti. ¿ Por qué? Porque eres mejor de lo que crees.
  • Visualiza el futuro. ¿ Cómo te sentirás cuando lo consigas? Los cambios de hábitos o los proyectos nos enriquecen en muchos aspectos. Nos cambian no solo físicamente, como puede ayudarnos a perder peso, sino que también mejoran nuestra autoestima. Nos permite tener más confianza en nosotros, nos aportan seguridad, valores , y el bienestar y la satisfacción que supone ser coherente haciendo lo que deseas hacer.
  • Si quieres pisar fuerte, mira hacia delante , no hacia atrás. Atrás hay errores, fracasos, abandonos. El pasado es pasado, no dice nada de lo que serás capaz de hacer en el futuro. De hecho, tienes capacidad para reinventarte todas las veces que desees. Tu objetivo está delante de ti, así que oriéntate al presente y al futuro.
  • Soluciones, no errores. Eres un proceso de mejora con patas. Así nos veo yo. somos evolución. Te propongas el objetivo que te propongas, por muy sencillo que sea, vas a cometer errores. Si te recreas en ellos, si te sientes frustrado, será difícil de gestionar. Aprenderás mucho más de tus fracasos si tratas de gestionarlos con curiosidad. ¿Qué puedo cambiar?

Pisar fuerte en la vida es apto para todos los públicos y para todas las edades. Nos ayuda a empoderarnos. Puedes intentarlo desde la parte literal, caminar o nadar con seguridad y desde la parte más simbólica, venirte arriba para darte cuenta de lo capaz, lo fuerte y lo bueno que eres.

Fuente: Patricia Ramírez Loeffler

Después de leernos, ¿te sientes más motivado para empezar cualquier actividad que tenías en mente? ¿te sirvió para algo?

Déjanos tus comentarios y gracias. Feliz jueves pilater@s!

¿Acabaremos todos con alergia al polen?

Reducir las alergias pasa irremediablemente por disminuir la contaminación , y eso debe ser un compromiso de todos. Evitar el coche en las ciudades ayudaría a limpiar el aire del entorno urbano.

En ocasiones las cifras hablan por sí solas, y la alergia al polen es un ejemplo evidente de ello. El DR Moral presidente del comité de Aerobiología de la SEAIC asegura que ” un 65% de las personas que consultan al alergólogo lo hacen por síntomas de renoconjuntivitis y asma ( el resto sería por alergias alimentarias, medicamentos…) Y en un 70% de estos casos , los síntomas se deben al polen ( en 2005 el porcentaje era del 50%)”. Si los porcentajes ya dejan claro la dimensión del problema, las cifras absolutas todavía más : de los 46 millones de españoles, 16 millones tienen algún tipo de alergia, y de , estos el 12% es al polen.

Incluso se están viendo casos en mayores de 60 años que nunca habían tenido problemas de este tipo. Además , cada vez hay más alérgicos al polen que también lo son a los ácaros, a la caspa de los animales o al moho. La causa de esta reacción exagerada del sistema inmunológico tiene que ver con el entorno tan higiénico en el que vivimos o el exceso de antibióticos, pero en el caso del polen, la contaminación y el consecuente cambio climático que provoca es el gran culpable.

Pólenes por zonas en España.

¿Por qué la polución agrava el problema? Básicamente porque provoca un aumento de gases tipo invernadero como el CO2. Y, tal y como nos explica el Dr. Ángel Moral, este gas:

  • Aumenta la cantidad de polen. Es un auténtico “fertilizante” para las plantas, que necesitan de él para hacer la fotosíntesis. Por eso en un ambiente donde hay contaminación las plantas crecen más ( de hecho, se está viendo que en varios puntos de España las cosechas de trigo o de olivo han aumentado por este motivo. Y cuando más recen, más cantidad de polen producen. Por lo tanto, es lógico pensar que si hay más volumen de partículas en el ambiente, el riesgo de desarrollar sensibilidad es mayor.
  • Dura más tiempo. Los gases de efecto invernadero como el CO2, han aumentado la temperatura del planeta. Y esto ha provocado que las plantas empiecen el periodo de polinización antes y lo acaben más tarde lo que hace unos años duraba un mes o dos , ahora puede durar cuatro.
  • Hace que sea más agresivo. en un ambiente contaminado no solo hay CO2, hay también partículas diésel y otros contaminantes que no gustan nada a las plantas. En esta situación, modifican su metabolismo y producen las llamadas ” proteínas de estrés”, que son las mismas que liberan cuando están enfermas e intentan sobrevivir. La consecuencia de ello es que el polen de esa planta es mucho más alérgenico que el de otras zonas donde no hay polución, incluso aunque se trate del mismo vegetal. Esto explica por qué en las ciudades , a pesar de que hay menos plantas que en el campo, son más alérgicos al polen.

Puede parecer un catarro, pero no lo es.

Identificar una alergia ante las primeras señales y tomar las medidas adecuadas es clave para contralarla y evitar que vaya a más. Y en el caso de las respiratorias en ocasiones puede confundirse con un catarro. sin embargo, el Dr. Moral explica que hay pistas claras que ayudan a evitar la confusión:

  • Si es leve… Los síntomas de una alergia al polen o la los ácaros suelen quedarse en un simple picor de ojos, como si tuvieras arenilla. También pueden afectar a la nariz y provocar estornudos frecuentes y moqueo, pero a diferencia de la mucosidad del catarro, la de la alergia es completamente líquida y transparente. Tampoco hay fiebre ni malestar general, como puede haber en un resfriado.
  • ¿ Y si hay asma? Cuando los síntomas son más intensos, la alergia puede afectar a los bronquios y provocar opresión en el pecho, dificultad para respirar y pitidos, tos… Estaríamos ante un caso de asma de origen alérgico. Nuevamente, la pista para distinguirla del asma provocada por una bronquitis crónica es que no notas mucosidad en el pecho.
  • Ojo con los antihistamínicos. En ocasiones la enfermedad avanza rápido y o que empieza con un picor en los ojos, con los años puede acabar dificultando la respiración. Pero también puede ocurrir que no vaya a más. Es aquí cuando muchas personas , por cuenta propia y sin control médico, recurren a fármacos que actúan bloqueando la histamina para aliviar las molestias leves. Tomar antihistamínicos sin prescripción médica es una práctica que hay que evitar porque puede que la dosis no sea correcta o no se tomen durante el tiempo adecuado. Además, pueden tener efectos secundarios.

¿Cómo puedes tener los ácaros bajo control? Aunque el número de casos está estancado, la alergia a los ácaros sigue siendo la segunda de tipo respiratorio más común . Si te despiertas estornudos y con goteo nasal , puede que no toleres estos bichitos del polvo doméstico.

Procura que la luz entre en casa y ventilar bien, lavar la ropa de cama a 60º o instalas deshumificadores ayuda a eliminarlos.

Usar aspiradores con filtro HEPA y evitar alfombras o cojines son otras medidas de prevención si sufres alergia a los ácaros y también a la caspa de perros o gatos. conviene lavar al animal a menudo , y recuerda que los de pelo corto duelen dar menos problemas.

¿Cómo puedes protegerte del polen si eres alérgico?

  1. Infórmate de los niveles que hay en tu lugar de residencia en la página www.polenes.com
  2. Las horas con mayor concentración son de 12 a 16 horas. Evita salir a la calle en esa franja o usa una mascarilla o un pañuelo que te tape la boca y la nariz.
  3. Lávate la cara y cámbiate de ropa al llegar a casa para eliminar las partículas que traes de fuera.
  4. Haz la limpieza de casa a primera o última hora del día, usa una bayeta húmeda, aspira en lugar de barrer, no tiendas la ropa fuera y ventila solo 5 minutos.

¿Te ha servido nuestro artículo de hoy? Si es así, puedes dejar un comentario para decírnoslo y seguiremos buscando temas que sean de tu interés.

Gracias!

Fuente: Dr. Ángel Moral, Presidente del Comité de aerobiología de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología clínica

¿Qué es la espondilitis anquilosante?

La espondilitis anquilosante es una enfermedad reumática crónica e inflamatoria que afecta a casi medio millón de personas en España. Suele aparecer en personas adultas jóvenes , entre los 18 y los 30 años, y es más frecuente entre los hombres. Puede llegar a limitar mucho la vida de una personas, tanto en el ámbito físico como psicológico.

¿Cuáles son sus causas? No se saben exactamente los motivos de por qué sucede, pero parece tener una causa genética, ya que aparece con frecuencia en determinadas familias y , por otro lado, más del 90% de los afectados tienen un gen, el HLA-B27 , relacionado con el desarrollo de esta enfermedad. Este gen podría alterar diferentes células del sistema inmunológico produciendo una inflamación crónica como la de la espondilitis anquilosante.

¿Qué síntomas produce? El más característico es el dolor de espalda, concretamente en la zona lumbar. Suele empezar de manera lenta y resulta más intenso por las mañanas, aunque mejora cuando nos movemos. como se prolonga durante meses, puede provocar rigidez en la columna vertebral. También acostumbra a haber inflamación de la zona sacroilíaca, donde se une el huesos saro con la pelvis, y puede afectar a otras articulaciones de cuerpo como las rodillas, caderas, hombro y tendones, siendo muy frecuentes las molestias en el tendón de Aquiles.

¿Cómo se diagnostica? Suelen realizarse radiografías de la columna con el objetivo de detectar cambios crónicos que provoque inflamación, como zonas de erosiones o esclerosis. En la mayoría de casos también se realizará una resonancia para un estudio más completo. Por otro lado, una analítica de sangre puede confirmar unos elevados parámetros inflamatorios, también llamados reactantes de fase aguda, como son la PCR y la VSG. La presencia del gen HLA-B27 también se detecta en una analítica, aunque solo se tendrá en cuenta esto si el paciente tiene los síntomas característicos de una espondilitis, puesto que es un tipo de gen también presente en un 10% de personas sanas.

¿Cómo se trata? Suelen prescribirse analgésicos : en concreto antiinflamatorios como el diclofenaco o corticoides como la prednisona, para mejorar el dolor , y también fármacos auntrreumáticos modificadores de la enfermedad, como el metotexano o sulfasalazina. Otros medicamentos como los inhibidores biológicos, que pueden ” frenar”, la progresión de la enfermedad, se valorarás según el caso y solo se indicarán a aquellas personas que puedan beneficiarse realmente de los mismos. Además resulta muy importante mantenerse activo haciendo ejercicio físico moderado con cierta regularidad.

Fuente: Mariano Nadal. Heres publicaciones

¿Cómo mejorar nuestro rendimiento entrando en estado de Flow?

En primer lugar explicar brevemente qué es Flow. Puede definirse, según Csikszentmihalyi, como un estado de absorción plena en la tarea que se está realizando, en la que la persona puede olvidaerse de sí misma y de sus preocupaciones, asociada a una sensación de disfrute muy alta y donde el rendimiento parece ser el más elevado posible. Describe 9 características fundamentales que ocurren cuando aparece el Flow. Muy rápidamente son:

  1. Equilibrio entre reto y habilidad.
  2. Fusión entre atención y acción.
  3. Metas claras.
  4. Feedback sin ambigüedad.
  5. Concentración en la tarea.
  6. Pérdida de conciencia del propio ser.
  7. Sensación de control.
  8. Transformación del tiempo.
  9. Experimentar en el mismo acto que la actividad es la recompensa.

Conseguir el Flow no es una tarea fácil, hay que trabajar los siguientes conceptos de forma constante y continuadas, pero la buena noticia es que se puede conseguir.

  • Crea tu propio marco. Para entrar en Flow en primer lugar debemos aislarnos de todas aquellas distracciones que nos impidan alcanzar nuestro punto de concentración máximo. No es una tarea sencilla, ya que el tiempo que dure nuestro entrenamiento debemos estar aislados de estímulos ajenos a nuestra tarea como el Whatsapp, llamadas… Ei estás en una sala entrenado, aislarte con unos auriculares y música puede ser una buena opción.
  • Busca un reto equilibrado con tus habilidades y destrezas. Tiene que aprender a buscar retos motivadores y acordes con tus habilidades. Un reto desafiante pero que no esté demasiado por encima de tus habilidades o posibilidades, ya que entonces te generará ansiedad, si tampoco tan situado por debajo que llegues a aburrirte. Un poquito por encima, lo suficiente para motivarte y empujarte a mejorar un poco más.
  • Establece objetivos y subobjetivos. Para entrar en Flow es fundamental saber hacia dónde vamos y en qué medida lo estamos consiguiendo. Obtener feedback de nuestros pequeños progresos y avances nos ayudará a estar más motivados y enfocados en nuestra tarea.
  • Trabaja tu concentración. Aprende a dominar tu foco de atención para estar centrado en el aquí y el ahora. Tienes que conseguir estar absorto en la tarea y completamente centrado en tus objetivos. Dominar tu foco como si se tratase de una linterna te ayudará a librarte de molestos pensamientos negativos.
  • Consigue tu punto óptimo de activación. Yuri Hanin desarrolló la teoría de las zonas IZOF, esto es la zona de activación óptima en la que cada deportista obtiene su mejor rendimiento. Imagina un continuo del 1 al 10. Tu punto óptimo de activación se encontrará en un punto en función de la tarea y de tu propia genética. Es una zona subjetiva con lo cual tendrás que averigua cuál es esa zona que te funciona mejor en ti en función de la actividad que vayas a llevar a cabo.
  • Incrementa tu autoconfianza. Confiar en ti mismo y en tus capacidades es fundamental para entran en Flow. Aunque la autoconfianza debe ser la adecuada, ni demasiado baja ni demasiado alta. conocerte a ti mismo es la clave para conseguirlo.
  • Aprende a disfrutar con el esfuerzo. Disfrutar del momento presente, del aquí y ahora incrementará tus endorfinas internas haciéndote más tolerante al esfuerzo. Disfrutar mientras entrenas es la mejor forma de mejorar tu rendimiento además de fidelizarte con tu rutina de entrenamiento. El estado de Flow está asociad a las experiencias cumbre. Esto es conseguir el máximo rendimiento en nuestros entrenamientos y ejecuciones, permite incrementar tu rendimiento , disfrutando con ello!!!

Fuente: Raúl Ballesta Barrera psicólogo del deporte