¿ De qué depende nuestro equilibrio muscular?

images0ahpq9q7  El tono o rigidez muscular ( stiffness): definido como la capacidad de oposición al estiramiento que es capaz de desarrollar el músculo con la única participación de los elementos elásticos ( fascias) y que vendrá determinado por el poder de restitución del tejido colágeno.

El colágeno se caracteriza por su elevado poder de restitución, entendido como la gran resistencia que ofrece a ser deformado gracias a la fuerte cohesión establecida por los enlaces de hidrógeno moleculares e intermoleculares. El poder de restitución actuará como un aliado en la estabilidad articular , ya que proveerá al músculo de una fisiológica rigidez pasiva o tono muscular, que se traduce en una mejor protección ante desplazamientos articulares indeseados.

Longitud del músculo: Teniendo en cuenta que un músculo será débil en aquellas posiciones extremas de acortamiento o elongación, habrá que evaluar su estado para compensar cualquier anomalía del mismo, ya que , la longitud natural de un músculo determinará su función.

Aquellos músculos poco movilizados ( por inactividad o movimientos de poca amplitud) y en virtud de la ley de Borelli y Weber Fick, terminarán acortándose y debilitándose perdiendo , además su capacidad de extensibilidad. Un músculo acortado generará una menor tensión por un solapamiento de los filamentos musculares que interfieren en la contracción .

Hay que recordar que un músculo tónico acortado inhibirá además , la actividad neurológica del antagonista y sinergista fásicos correspondientes, con lo que la máxima actividad de estos músculos quedará disminuida , siendo estas influencias mecánicas y neurofisiológicas las causantes de desequilibrios musculares asociados a desalineaciones raquídeas y con el tiempo a patologías.

Por el contrario, un músculo elongado también estará debilitado y con un umbral sensorial y perceptivo aumentado por lo que su actividad estabilizadora se verá notablemente disminuida.

En las desalineaciones raquídeas sagitales aquellos músculos ubicados en la concavidad de las curvas permanecerán anormalmente acortados a los que habrá que devolver su longitud normal y fisiológica . Al contrario ocurre con los que se encuentran en la convexidad de estas curvas que estarán anormalmente elongados y, por lo tanto, habrá que trabajarlos para que se acorten.

Del mismo modo, aquellos músculos, que participan en la movilidad de las cinturas escapular y pélvica, deberán conservar su longitud normal con el fin de mantener un balance muscular neutro, que posibilite el fisiológico equilibrio postural.

Fuente: Pablo Ortega Cañavate

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *