Lograr equilibrio trabajando con el método Pilates

imageszzkq3g04

    El término equilibrio puede tener varios significados . Puede referirse a los componentes del fitness, como la fuerza y la flexibilidad , o al acto de apoyarse en un sola pierna ,o a la simetría del cuerpo. También puede describir un programa de Pilates bien diseñado, en el que los ejercicios se distribuyen adecuadamente para ejercitar las diferentes partes del cuerpo en una misma sesión ( lo cual es una consideración importante en el Pilates). Debido a que el método se centra en la zona abdominal, los programas de Pilates pecan a menudo de una consideración excesiva de esta zona, y en especial de su flexión hacia delante. Es una equivocación. Debemos buscar el equilibrio, trabajando varios grupos musculares y distintos planos de movimiento. la palabra equilibrio también puede referirse al bienestar general de un individuo , un equilibrio entre cuerpo, mente y espíritu. Debe usted esforzarse por alcanzar el equilibrio, en todos los sentidos de la palabra, y hacer que constituya una parte integral de su práctica del Pilates.

cim1zypvaaay3ah1

   Joseph Pilates mencionaba frecuente mente la importancia de desarrollar la musculatura de manera uniforme, y afirmaba que sólo de este modo se puede conseguir un cuerpo que funcione sin obstáculos, goce de verdadera flexibilidad y alcance el bienestar. Esta idea está vinculada a varios asuntos, incluyendo el puro desarrollo muscular, la facilidad de movimiento y la relación mente-cuerpo. Una musculatura simétrica y desarrollada de un modo proporcional permite que la columna ejerza su labor  de sujeción y que ayude al movimiento, desde las pequeñas y delicadas articulaciones intervertebrales hasta los grandes y potentes movimientos del tronco.

Josep%20Pilates[1]

   Las condiciones musculoesqueléticas muestran a menudo patrones de desequilibrio muscular, por múltiples motivos. Algunos patrones se asocian con la dominancia de uno de los lados, otros con desviaciones posturales como la escoliosis o la cifosis , y otros están relacionados con la falta de flexibilidad o el exceso . Los desequilibrios que afectan la alineación del cuerpo o están provocados por una mala alineación constituyen factores importantes en muchas condiciones posturales dolorosas. A veces los músculos reaccionan para proteger el cuerpo del daño o para reducir el dolor ,y consecuentemente se vuelven más tónicos, mientras que otros quedan inhibidos. Los desequilibrios musculares pueden ser también el resultado de alguna actividad ocupacional o recreativa que cree hábitos de movimientos en los que unos músculos se usen constantemente, mientras que sus músculos opuestos no se entrenan de manera adecuada. Algunos ejemplos los tenemos en sostener el teléfono con el hombro, lo que desemboca en una cabeza ladeada crónica; estar de pie con peso recayendo en una sola pierna, se convierte en una basculación constante de la pelvis, o jugar con un solo lado ( en deportes dominantes como el tenis) que provoca un desarrollo muscular asimétrico.

    En lo referente a desequilibrios y a cómo aliviarlos, cada persona tiene necesidades diferente. El primer paso hacia el equilibrio es identificar y trabajar sobre esas necesidades.

Fuente: Rael IsacoWitz

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *