Libera la tensión y recupera el equilibrio vital

72367_vysokoe-kachestvo_oboi_xoroshee-kachestvo_vysokoe_1920x1200_(www.GdeFon.ru)[1]

» La felicidad no es una cuestión de intensidad, sino de equilibrio y orden , ritmo y armonía» Thomas Merton

Realizar actividades que te den satisfacción te ayudará a lograrlo. Si últimamente te notas más acelerado de lo normal, si vives inmerso en una rutina que te agota y desmotiva, es hora de echar el freno y volver a disfrutar de la vida con mucha más calma.

Vivimos en una sociedad regida por la prisa. Hay que conseguirlo todo, nos dicen, lo antes posible, sin perder el tiempo y dando el máximo de nosotros mismos. Pero, ¿ qué ocurre si un día nos damos cuenta de que no somos felices de esta manera, de que el tiempo pasa y no disfrutamos de la vida con intensidad? Si tienes esta sensación, es posible que necesites cambiar la estrategia.

Segú la filosofía budista, la felicidad no es un estado de exaltación, sino de equilibrio entre todos los aspectos de la vida. Para conseguir ese estado, es necesario olvidarnos del » ruido» exterior y retomar el contacto con nuestro yo interno .» La paz viene de dentro – decía Buda- no la busques fuera».

Debemos controlar las emociones negativas. Ira, rabia, envidia… Aunque no se puede reprimir totalmente porque forman parte de nuestro ADN, sí que es posible controlarlas para que , al menos , no vayan en nuestra contra. Si alguien te ofende, no te dejes llevar por los sentimientos negativos, ya que te llenará el corazón de odio y resentimiento. Es mejor actuar con calma y no dejarse llevar por la ira. imagesITMSRM3A

Evita la crítica. En lugar de rivalizar con el otro y centrarte en sus rasgos negativos, trata de hacer lo contrario: intenta ponerte en su lugar para, de esta manera, comprenderlo mejor. Ten en cuenta que la crítica no solo daña a la persona criticada, sino también a quien la realiza.

Aligera tu equipaje. El ser humano tiene una gran tendencia a acumular rencor ,un sentimiento que , poco a poco , nos daña y altera nuestro equilibrio interior. Por esta razón, es fundamental tratar de dejar ir ese resentimiento que nos perturba y nos mantiene atados al pasado.

Regálate un poco de tiempo. Para lograr el equilibrio, debes romper con esa inercia que te ha llevado, poco a poco, al punto donde te encuentras ahora y, de esta manera, poder rectificar tu trayectoria.

Simplifica tu vida. De vez en cuando es conveniente detenernos y preguntarnos si estamos llevando la vida que queremos o si estamos perdiendo el tiempo y la energía inútilmente. Revisa tus prioridades y elimina de tu rutina diaria todo aquello que no te aporte nada positivo. El objetivo es poder centrarte al cien por cien en las cosas que de verdad te importan y que te producen satisfacción.

Unos minutos de relax. ¿ Tienes la impresión de que no paras en todo el día? Tómate unos minutos para estar contigo mismo , para descansar, reflexionar o hacer algo que te guste. No dejes que pase el día sin concederte ese deseo . Es necesario para tu salud física y mental.

Practica la gratitud. Echa un vistazo a tu alrededor. A continuación, trata de valorar todo lo que tienes y sé agradecido por ello. De esta manera, dejarás de pensar continuamente en lo que te falta y disfrutarás con más intensidad del aquí y del ahora.

healthy lifestyle asian woman running at stone stairs seaside

¿ Qué soluciones exprés tienes para combatir el nerviosismo? Cuando te sientas al máximo de tensión, en lugar de hacérselo pagar a los demás o a ti mismo, trata de relajarte con estos eficaces métodos:

  • Sube y baja escaleras. El ejercicio físico es el mejor remedio para liberar tensiones. Si no tienes escaleras, sal a correr o haz deporte. Todo vale.
  • Canta en voz alta. Oxigena los pulmones , distrae y mejora el humor . Si cantar no es lo tuyo, prueba con el baile . Además de hacer ejercicio , te beneficiarás de los efectos positivos de la música.
  • Escribe cómo te sientes. Si hay algún tema que te preocupe, en lugar de darle vueltas al asunto una y otra vez , escribe sobre ello en un papel y después deshazte de él . Así lograrás apartarlo para siempre de tu mente.
  • Habla con una persona que te caiga bien. Todos tenemos amigos con los que echamos unas risas. Si estás muy nervioso queda con alguno de ellos o lámalo por teléfono. Te ayudará a tranquilizarte.
  • Date un baño. Agua caliente, velas, música, sales de baño aromáticas… Prepárate tu propio » spa» en casa y verá cómo te relajas al instante.
  • Imagínate que te encuentras en otro lugar y en otra situación. La visualización positiva es un ejercicio muy eficaz. Se trata de cerrar los ojos, intentar relajarse e imaginar un lugar o una situación agradables ( un paisaje, un hecho del pasado que te traiga buenos recuerdos…

Fuente: Mariano Nada. Heres publicaciones.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *