Haz deporte: encuentra tu momento

2ejerciciobaja[1]

Ya en el colegio la Educación Física era la » asignatura maría» . El deporte es relax, diversión, entretenimiento, sudar; poca teoría y mucha participación. Aprobar esta asignatura era fácil, así que nunca se le dio importancia. Es uno de los motivos por el que se ha tardado tanto tiempo en darle valor a hacer deporte. Cada vez que te pones el objetivo de correr, ir al gimnasio, nadar, aprender a patinar… siempre lo colocas en último lugar en tu agenda. Normal, nos han dicho que todco lo dema´s es relevante, pero tu afición no lo es. Y dedicarle un tiempo a tu deporte supone quitárselo a la familia, a más horas de trabajo o a una visita a tus padres. Y poco a poco vas renunciando a una actividad que podría hacerte feliz, que te haría sentir más sano, con mejor humor, que mejoraría tus funciones cerebrales y tu estado de bienestar general.

Muchas son las personas que necesitan justificar el tiempo que dedican a su deporte para no sentirse culpables, es que me lo ha recomendado el médico, es que es bueno para poder conciliar el sueño, es que como estoy dejando de fumar, es que si no, no pierdo peso. Deja de dar explicaciones y cualquier momento es perfecto para meter un cambio en tu vida que te haga feliz. ¿ Te parece poca justificación aumentar tu calidad de vida? Así que este es el momento ideal.

7 consejos para hacer hueco a lo importante

 

  1. Tú eres importante, y tu tiempo también. Es difícil complacer y hacer felices a otros si no empiezas por ti. Cuando no das valor a tu tiempo y a tus aficiones, entras en un bucle de tristeza y terminas cuestionándote el sentido de todo. Y si te sacrificas en exceso por los demás, tampoco lo van a valorar.
  2. Borra las creencias irracionales y absurdas basadas en que tienes que estar disponible para todo el mundo antes que para ti. Creemos que renunciar a lo nuestro para dedicarnos a otros significa ser un padre y una madre entregados, o u buen amigo. Pero lo importante es la calidad de tiempo que dedicas y no la cantidad.
  3. Cuidarte haciendo ejercicio forma parte de tu autoestima. Si te quieres, te mimas y buscas tiempo para sentirte mejor. Mereces tu momento, ¡créetelo!
  4. Dale valor al deporte. Si contemplas el ejercicio como parte de la prevención de la salud metal y física, te permitirás más licencias y tiempo para practicarlo. Podrás dormir mejor, relajarte, mejorar la concentración y la atención , aumentar la felicidad y la sensación de bienestar, fortalecer la autoestima, estar en contacto con otras personas, relacionarte y socializarte, y a nivel físico, tu corazón, tu sistema respiratorio, tus defensas… todo se verá beneficiado.
  5. Aprende a decir NO y a establecer tus prioridades. Si estás para todo el mundo y nunca estás para ti, es difícil que te inicies en una actividad que ninguneas y que pones al final de la cola. Las personas que te piden favores y que disponen de ti, también cuentan con el no.
  6. Coloca tu nueva actividad en la agenda, anotando los días y horarios en los que vas a entrenar. y márcalo con un fosforito. Es más fácil organizar otros compromisos en otros horarios si de antemano tienes ese espacio ocupado para tu entrenamiento.
  7. Tus aliados que se sumen a tu proyecto. Tener algún compañero que empieza contigo aumenta la motivación. No puedes fallarte a ti, pero tampoco querrás fallar al otro. Compartir una actividad de ocio que al inicio supone salir de la zona confortable es más fácil si tienes con quien comentar la jugada.

Fuente: Patricia Ramirez Loeffler , psicóloga del deporte y de la salud.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *