Vencer el dolor de forma natural

El dolor y sobre todo de espalda ,constituye el motivo más frecuente de consulta médica y también de baja laboral. Es la manera que tiene el cuerpo de avisar de que algo no va bien. En muchos casos las terapias naturales pueden aliviarlo de manera eficaz sin efectos secundarios.

Veamos a continuación algunos de los dolores que se sufren con más frecuencia y cómo se pueden tratar de forma natural

DOLOR DE ESPALDA.  Ante un dolor de espalda pertinaz, obtener un diagnóstico de un buen profesional es primordial.   Si se trata de una contractura, las manos de un buen fisioterapeuta corporal puede diagnosticar con exactitud qué está sucediendo y tratar el caso de forma adecuada, en ocasiones sin necesidad de que el paciente diga una palabra de lo que le pasa.

Tal vez el problema no se halle solo en la zona que duele, sino que tenga que ver con otras partes del organismo y se materialice en una concreta  a través de la interacción de las cadenas musculares, las fascias y el tejido conjuntivo. En este caso , un experto en osteopatía o quiropráctica pueden localizar y tratar manualmente la raíz de esos nudos.

La RPG ( Rehabilitación Postural Global ) trata  este tipo de dolor con determinados ejercicios y postura. De hecho, ” reeduca” al cuerpo para que adopte las posturas adecuadas, con participación de la respiración. Se realizan suaves estiramientos musculares y se mantiene la postura correcta, con asistencia del fisioterapeuta, que prescribe  a cada persona los ejercicios que más le convienen. Se trabaja de manera global para descubrir el origen del problema, corregirlo y eliminar el dolor.

Un acupuntor, por su parte, sentirá en sus dedos los pulsos del paciente que reflejen el estado de sus diferentes órganos, así como los puntos de acupuntura que se muestren dolorosos. Uno de los más afectados suele ser el meridiano de la vesícula biliar, que transcurre por el cuello y el músculos trapecio del hombro.

Cuando esto sucede, además de una mala postura en el trabajo, también puede haber tensión nerviosa o rabia contenida. Se trata a través de puntos de acupuntura locales y otros que se encuentran en las piernas y los pies.

HERNIAS DISCALES. La hernia discal suele producirse por un mal uso reiterado del cuerpo y los traumatólogos suelen proponer su operación quirúrgica. en cambio, el experto en RPG determinará cuáles son los errores posturales que han repercutido en la génesis de la hernia y prescribirá los mejores ejercicios para subsanarlos. Suelen realizarse estiramientos activos y pasivos que corrigen los acortamientos musculares que favorecieron ese cuadro, lo que libera la zona dolorida de su exceso de presión. Será entonces posible revertir la hernia, e incluso confirmarlo con tomografías (TAC) y resonancias (RMN) sin operarse, ni por tanto de deteriorar la plasticidad y la capacidad regeneradora de los tejidos con la cicatriz subsiguiente.

LAS TENDINITIS. La inflamación de los tendones, que puede estar asociada o no al deporte, es un problema que afecta a numerosas personas. con gran frecuencia el tratamiento convencional con fármacos antiinflamatorios no resulta suficiente, ni tampoco las sesiones de rehabilitación, las infiltraciones o la cirugía (pues a menudo no garantiza buenos resultados).

Sucede así, por ejemplo, en las tendinitis del hombro, las del codo, la trocanteritis de cadera, la tendinitis rotuliana de la rodilla  o la de la planta del pie. En estos casos la nominadas ” ondas de choque”, idénticas a las utilizadas para disolver los cálculos renales ( litotricia), resultan de gran ayuda. La diferencia es que se aplican sobre el cuerpo sin sumergirlo en agua. Se trata de ondas que rompen los compuestos de calcio como si se tratara de piedras del riñón. Si la tendinitis no se encuentra calcificada, las ondas de choque producen analgésia por cambios en la transmisión nerviosa. Además resultan antiinflamatorias. Para conseguir buenos resultados suelen ser necesarias entre tres y cinco sesiones.

El reposo también es importante , pues la restricción  de actividades y la relajación evitan el esfuerzo dela zona afectada y aceleran la curación. La persona tratada tendrá que ir con más cuidado de lo normal al realizar ciertos movimientos, especialmente aquellos que intervenga el músculo afectado.

ACCIDENTES PREVISIBLES. Cuando se sufren accidentes, leves o no tan leves, podemos preguntarnos , ¿ por qué nos caemos un día cualquiera? Estamos en casa o en la calle realizando un movimiento habitual, y de repente perdemos el equilibrio. Puede tratarse de un percance sin importancia o tal vez generar una lesión. Incluso puede que olvidemos la caída, pero quizá a los pocos días experimentemos u problema de salud mayor o un contratiempo vital. Cuando el ritmo o la dirección que lleva una persona la alejan de sus esencia, se torna más vulnerable. Algo en su interior reclama una pausa para reconsiderar la situación, sea familiar , emocional, laboral, espiritual… o quizá un poco de todo ello a la vez. Ocasiones para enfermar o desfallecer no falta. El cuerpo aprovecha una de las múltiples que se presentan, entonces no queda más remedio que permanecer en casa unos días o incluso solicitar ayuda terapéutica.

Al reposar o al dejar de obrar por inercia se dispone de tiempo y perspectiva para analizar las cosas. Por eso se dice que a veces el dolor ” ayuda a reconectar”, porque se acompaña de todo un conjunto de sensaciones que pueden ser útil descubrir y analizar.

UNA VIDA MÁS SALUDABLE. Ante el paciente que se queja de dolor el médico o el terapeuta primero intenta distinguir de qué tipo de dolor se trata y qué estructuras corporales lo están causando. en caso de dolores recientes pero de gran intensidad, un tratamiento local puede ser más suficiente. Pero los dolores crónicos es probable que exijan un cambio más a fondo de costumbres, estilo de vida y posturas.

La buena noticia para quienes sufren dolor agudo o sobre todo crónico o es que la medicina alternativa ofrece un abanico de posibilidades para librarse de él sin tomar fármacos o reduciendo su dosis , con el consecuente alivio del sistema metábólico y un más que merecido descanso para el hígado y los riñones.

¿ Qué remedios naturales podemos utilizar ante dolores musculo-esqueléticos ?

  • Calor. la recomendación general consiste en aplicar una compresa caliente durante 30 minutos.
  • Harpagofito. Posee principios activos con potentes efectos antiinflamatorios y analgésicos. Se toma 1 o 2 cápsulas de 250 mg cada 8 horas. Está contraindicado si se sufre úlcera de estómago.
  • Árnica. El gel y la pomada, con o sin menta, alivian el dolor. Se masajea la zona dolorida, pero no se aplica en heridas. Está especialmente indicada en las contusiones.

Fuente: Dr. Sagrera-Ferrándiz. Espalda sana y sin dolor.

 

2 comentarios sobre “Vencer el dolor de forma natural”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *