Hipertensión, ¿ qué es y cómo te beneficia el ejercicio?

La tensión arterial es la fuerza que ejerce la sangre sobre la pared de las arterias. El corazón, al bombear sangre a través de las arterias, ejerce esta fuerza . Con cada latido aumenta la tensión de la sangre en las arterias.

¿Qué significan los valores 12 y 8? La lectura de la tensión arterial que le da el médico la forman dos cifras:

  • La tensión arterial sistólica mide la presión de la sangre en las arterias cuando el corazón late . Mide con cuánta fueza trabaja el corazón para bombear la sangre. El valor 12 se considera normal.
  • La tensión arterial diastólica, mide la presión de la sangre en las arterias cuando el corazón está en reposo entre latidos. Es un valor más bajo que el anterior puesto que se toma cuando el corazón está relajado. El valor 8 es normal.

¿Quién tiene más posibilidades de desarrollar hipertensión? La personas con obesidad, estilo de vida sedentario, modo de vida con mucho estrés, historial médico familiar con hipertensión y aquellos que tienen una ingesta de sal elevada.

El ejercicio ayuda  a controlar la hipertensión. Hace poco se ha demostrado que la actividad física puede funcionar tan efectivamente como los medicamentos para bajar la tensión arterial alta.  En el Journal of de American Medical Association se informa de un estudio hecho a 52 hombres con hipertensión leve ( tensión sistólica entre 14 y 15,9 , y diastólica entre 9 y 10,4). Se dividieron en tres grupos: al primer grupo se le administró un fármaco beta-bloqueador, al segundo, un medicamento bloqueador del calcio , mientras que el tercero ingirió un placebo. Los tres grupos se sometieron entonces a un programa de resistencia y a un circuito de entrenamiento durante 10 semanas. la tensión arterial sistólica descendió tanto en el grupo del placebo como en los grupos a los cuales se administró beta-bloqueador o bloqueador del calcio ( una media de 1,4 puntos).

Reduzca la sal. Los investigadores han hallado recientemente que la sal se relaciona con la hipertensión más de lo que se había pensado en un principio. tal y como se publicó en el British Medical Journal, un estudio sobre 78 investigaciones que afectaron a unas 47.000 personas, mostraba claramente los beneficios de una dieta pobre en sal. La comparación efectuada entre las sociedades industrializadas, consumidoras de sal , y las sociedades primitivas, que no empleaban mucha sal indicaba que las personas que consumían más sal tenían una tensión arterial más alta. El doctor Malcolm Law  afirmó » Todo  el mundo, incluso si el medico no ha diagnosticado un elevado riesgo de afección cardiaca, debería reducir la sal en su dieta a menos  de 3 mg ( media cucharadita ) al día».

El ejercicio moderado por sí solo reduce la tensión arterial.  The Physician And Sportsmedicine publicó un estudio de 5 años sobre 200 trabajadores de chicago propensos a la hipertensión. La hipertensión surgían en un 8,8% del grupo se había realizado ejercicio y en un 19,2% de los que no lo habían practicado.

Las personas que practica la actividad física consideran que hacer ejercicio con regularidad ayuda a aumentar su resistencia al estrés. No acostumbran a sobrecargarse por las tensiones diarias y se sienten más relajadas después del ejercicio. Con esta mejor respuesta al estrés se logra , también , una mejor respuesta de la tensión arterial. Ayuda muchísimo aprender a relajarse durante cortos periodos a lo largo de la jornada. El ejercicio junto con la pérdida de peso y la menor ingestión de sal y de alcohol, ayudará a hacer frente a otros trastornos de este estilo de vida, como la diabetes, las enfermedades cardiacas y la obesidad. Un ejercicio moderado y una actividad regular pueden representar ventajas importantes para lograr su objetivo respecto a la tensión arterial y mantenerse en buen estado físico.

Fuente: Bob Anderson. Estar en forma.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *