Así puede avisarte un infarto

Los científicos llevan décadas fascinados por descubrir todo lo que tiene que ver con los infartos. Y en ese empeño han desenmascarado señales precoces que envía el cuerpo al intentar esquivarlo.

Si hay un órgano que no deberíamos dejar de vigilar y de mimar , ese es el corazón. En España, casi 16.000 personas mueren cada año ( 43 al día) debido a un infarto agudo de miocardio. Y el 52% de ellas y el 42% de ellos fallecen antes de que puedan llegar a un hospital. La fundación Española del Corazón alerta de estos datos e incide muy especialmente en la población femenina , sobre todo a partir de los 50-60 ( en el que el riesgo de sufrirlo se equipara al de los hombres).

En las mujeres el infarto empieza a ser un problema a una edad más avanzada que en los varones, pero cuando se presenta resulta más grave, tiene más probabilidades de morir y también un mayor riesgo de sufrir complicaciones en caso de sobrevivir a un fallo cardiaco.

Llevar un estilo de vida sano es fundamental para alejar el riesgo, pero el segundo aspecto que no hay que descuidar es reconocer las señales que pueden estar avisándonos de que el corazón está soportando demasiada carga. Hay dos tipos de señales:

  • Las que ocurren en el momento en que se produce el fallo cardiaco . No se presentan las mismas depende si eres hombre o mujer.
  • Otros indicios que pueden estar avisando de esa situación mucho antes de sospechar nada.

¿Qué sientes cuándo sucede? La sintomatología puede cambiar según el sexo, en algunos casos hay evidencias comunes. Son estas:

  1. Dolor opresivo ( como un peso) en la zona del esternón ( en medio del pecho).
  2. El dolor puede irradiarse a mandíbula, cuello, espalda brazo izquierdo ( o derecho).
  3. Suele aparecer sudor muy intenso y frío, así como dificultad para respirar y mareo.
  4. A veces el infarto no da ningún síntoma y se nota como un corte de digestión.
  5. La mayor incidencia de estos infartos » silenciosos» se da en la personas diabéticas.
  6. Algunas personas que han sufrido un ataque al corazón relatan haber sentido un dolor en el pecho que iba subiendo hacia el cuello y acaba provocando un fuerte dolor de cabeza acompañado de ganas de vomitar.

En ellas. Los síntomas se alargan en general en el tiempo ( no son agudos) y son más atípicos. El dolor en el pecho no se presenta tan a menudo , y sí aparece en la espalda y la mandíbula. La dificultad para respirar y una falta de energía repentina, así como las náuseas y los vómitos son también frecuentes.

En ellos. El diagnóstico resulta más fácil porque sus síntomas habituales son los que se ha asociado tradicionalmente al infarto, por ejemplo el dolor opresivo en el pecho que dura 5 minutos o más. Otros síntomas más frecuentes en los hombres son el sudor frío, palidez y color amoratado alrededor de los labios y alteración de los latidos.

Ten en cuenta que los síntomas pueden sugerir un infarto son muy variados. Permanece atento , sobre todo, a síntomas raros y nuevos que no hayas experimentado nunca antes. Escucha tu cuerpo.

Tras una hora… es tarde. Los primeros momentos desde que se inician los síntomas del infarto son vitales. ¡No esperes y llama al 112! El 80% de los pacientes que acuden a Urgencias creyendo que sufren un infarto no tiene nada grave, pero ante la duda ¡hay que ir! Los médicos dicen que lo frustrante es que el 95% de los fallecimientos se habrían evitado.

Las mujeres suelen restar importancia a los síntomas y achacarlos a la ansiedad y el estrés. Eso, y la creencia de que el infarto es mejor frecuente en ellas, dan pie a un error que puede costar muy caro.

Síntomas que avisan mucho antes son:

  1. Una ronquera inesperada. Si notas que te cambia la voz sin motivo, puede deberse a diferentes situaciones y algunas tienen mucho que ver con un corazón dañado.
  2. Ojo si andas despacio. ¿ Las personas de tu entorno siempre anda más deprisa que tú? No lo dejes pasar. Quizá sea un » aviso» de tu baja capacidad física. Las personas de mediana edad que dicen caminar a paso lento tienen un mayor riesgo de morir del corazón. Es lo que observó un equipo del Centro de Investigación Biomédica de Leicester ( Reino Unido). La cardióloga Teresa Romanillos advierte también de una relación lógica entre ambos factores : » Que una persona camina lento suele indicar que está en baja forma y que hace poco ejercicio. Eso favorece el descontrol de los valores de colesterol, diabetes e hipertensión. lo que aumenta el riesgo cardiovascular»
  3. ¿ Te sientes muy débil? Si de pronto te encuentras exhausto y no te explicas por qué, acude al médico . A veces una fatiga súbita es antesala de un infarto. La fatiga inusual es un síntoma común especialmente entre las mujeres y uno de los que menos se tiene en cuenta. Se puede notar hasta aun mes antes de la crisis. Otras señales premonitorias  son trastornos del sueño, insuficiencia respiratoria, indigestión y ansiedad.

Fuente: Charo Sierra. RBA publicaciones.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *