¿Cansancio excesivo? Recupera la energía

Si notas que estás más cansado de lo normal, si realizar tus actividades habituales te cuesta  el doble, si al final del día te sientes agotado y sin energía, es posible que haya una causa para ello. Descúbrela.

El 70% de los españoles se sienten más cansado con la llegada del frío. La disminución de las horas de luz, las bajas temperaturas y los hábitos sedentarios ( salimos menos, dormimos más…) hacen que nuestro nivel de energía disminuya y nos sintamos fatigados sin causa aparente. Por regla general, se trata de una situación puntual que desaparece de forma espontánea o, simplemente realizando algunos cambios en nuestro hábitos. Pero , si se intensifica o perdura en el tiempo, es conveniente acudir al especialista, ya que podría tratarse del síntoma de alguna enfermedad.

En muchas ocasiones, la fatiga aparece por pedirnos demasiados a nosotros mismos. Queremos estar siempre al 100% , dedicando muy poco tiempo a descansar, a comer con calma, a relajarnos… ,por lo que no es extraño que, al final, acabemos agotados.  Es necesario, por lo tanto revisar algunas de nuestras costumbre y tratar de no apurar tanto.

Reorganiza tu vida. Por muchas vueltas que le demos, el día tan solo tiene 24 horas. Un exceso de trabajo, unido a un alto nivel de autoexigencia acaba con nuestras reservas, tanto físicas como mentales. Para evitarlo, organízate de otra manera, estableciendo una lista de prioridades. No intentes, además , llegar a todo, es mejor hacer menos cosas pero hacerlas mejor.

Cambia tu dieta. la alimentación es el combustible que da energía a nuestro organismo. si no es de buena calidad, no es extraño que no funciones correctamente. Es muy importante, por ejemplo, que no nos falten proteínas, ya que este nutriente es el que nos proporciona energía . las encontrarás en la carne, el pescado, las legumbres, los lácteos, el huevo… En tu dieta tampoco pueden faltar los carbohidratos ( pan, pasta y arroz,preferentemente integrales), minerales como el magnesio ( pipas de girasol y de calabaza, frutos secos…) y ácidos esenciales (aceite de oliva y de girasol, pescado azul, nueces…)

Evita el sedentarismo. El hecho de estar cansado no es excusa para dejarse caer en el sofá, ya que la inactividad genera todavía más cansancio, estableciéndose así un círculo vicioso difícil de romper. Basta con dar un breve paseo, ir a nada o dar una vuelta en bicicleta para sentirse más animado y pletórico de energía. Si lo haces a primera hora de la mañana, el efecto será todavía más intenso ya que es cuando el cuerpo más lo necesita.

Haz del sueño tu prioridad.¿Qué tal duermes? ¿ No demasiado bien? Pues debes saber que si no descansas por la noche es normal que te sientas candado el resto del día. Duerme entre siete y ocho horas diarias, mantén un horario regular de sueño, y evita las pantallas antes de irte a dormir. Descansarás mucho mejor.

Revisa los fármacos que tomas. Algunos de ellos, como los antidepresivos, los ansiolíticos, algunos antihistamínicos…tienen entre sus efectos secundarios la sensación de cansancio. Coméntalo con u médico por ti fuera posible cambiar la formación de los mismos.

Desayuna bien. Al tratarse de la primera ingesta del día, es importante que aporte toda la energía que vamos a necesitar hasta la hora de la comida. Por esta razón, procura que incluya un hidrato de carbono ( pan, cereales…) , un alimento proteico ( lácteo, jamón…) y una pieza de fruta.

No abuses del café. A pesar de tratarse de una bebida estimulante, no hay que olvidar que el exceso de cafeína aumenta la frecuencia cardiaca y la presión arterial por lo que pude acabar agotándonos, tanto física como mentalmente.

Toma el sol. Además de aumentar tu nivel de vitamina D en el organismo, el sol estimula la producción de melatonina, la hormona encargada de regular los ciclos de sueño y vigilia, por lo que te hará sentir más animado y con más energía.

¿Cómo combatir la fatiga en el trabajo? Es el lugar donde más se acusa el cansancio, ya que es precisamente en esos momentos cuando debemos estar más alerta. Soluciónalo con estos trucos:

  • Realiza unos estiramientos a primera hora de tu jornada laboral. Puedes hacerlo en casa antes de salir, o en el baño de la oficina. Te ayudarán a despertarte tanto física como mentalmente.
  • Come una manzana o un puñado de frutos secos. Algunos estudios demuestran que resulta casi tan estimulante como tomarse una taza de café.
  • Bebe agua. Si trabajas en un espacio climatizado, es posible que estés ligeramente deshidratado , trastorno que afectará a tus niveles de energía.

El cansancio injustificado, sobre todo si dura más de 15 días, puede ser el síntoma de alguna enfermedad:

  1. Apnea del sueño. Este trastorno, al producir frecuentes paradas respiratorias durante la noche, no permite descansar y hace que, al día siguiente, estemos cansados y somnolientos.
  2. Anemia. Este caso, el cansancio se produce por la falta de hemoglobina en la sangre y se acompaña de síntomas como palidez, palpitaciones, debilidad muscular…
  3. Diabetes. El exceso de glucosa hace que el organismo trabaje a marchas forzadas, lo que se traduce en una mayor debilidad y sensación de cansancio
  4. Hipotiroidismo . Cuando el tiroides no produce la cantidad de hormonas tiroideas que el organismo necesita, el primer síntoma que aparece es el cansancio extremo.
  5. Problemas cardiacos. La incapacidad del corazón para bombear la sangre por el cuerpo de forma adecuada causa debilidad y fatiga.
  6. Fibromialgia. Además del dolor , el cansancio generalizado es uno de los síntomas más característicos de esta dolencia.
  7. Cistitis. A veces, las infecciones de orina pueden resultar silenciosas, es decir, no producir ninguna de sus señales características ( escozor al orinar, dolor en el bajo vientre…) En estos casos, el único síntoma es un cansancio intenso y duradero.
  8. Estrés. Cuando una persona experimenta tensión nerviosa continuada, es normal que acabe sufriendo un gran cansancio, tanto físico como mentar , debido al desequilibrio hormonal.

Fuente: Heres publicaciones. Mariano Nadal.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *