¿Cómo quemar más grasa?

Es uno de los objetivos más perseguidos y con estos pequeños trucos vas a conseguir grandes resultados con pequeños cambios sin afectar a tu salud.

  • Termina de entrenar y… espera. Una estrategia que ayuda a movilizar las grasas ,y resulta muy efectiva, es la de prolongar el tiempo que dejamos pasar desde que termina el entrenamiento hasta que ingerimos alimentos. Debemos dejar pasar al menos 60 minutos. El periodo posterior al entrenamiento se caracteriza por un elevado consumo calórico sin actividad física, que es directamente proporcional a la intensidad del entrenamiento previo. Los ejercicios de fuerza multiarticulares o un HIIT, consiguen elevar el coste metabólico incluso durante varias horas tras la finalización del ejercicio, es un periodo donde no solo están bajas las reservas de glucógeno, sino que además existe un entrono metabólico y hormonal que favorece la quema de grasas. Aprovecha este entorno fisiológico favorable permitiendo que el organismo utilice los ácidos grasos como vía energética. Para permitir que el organismo consuma grasas de reserva, no comas o ingieras bebidas azucaradas nada más terminar ( a no ser que tengas un mareo por hipoglucemia…) si puedes, intenta respetar unos 60 minutos antes de ingerir nutrientes, no te resultará difícil ya que inmediatamente después de una sesión de entrenamiento no se tiene sensación de hambre , eso sí, no te olvides de hidratarte bebiendo abundante agua.
  • Comienza con los vegetales. Ya sabemos que debemos darle prioridad a las frutas y verduras, sin embargo, suelen ser las grandes olvidadas y comenzamos a comer con otros alimentos más sabrosos y calóricos. Para obligarte a tomar verdura intenta que todas tus comidas comiencen con algún vegetal: fruta en el desayuno y ensaladas o platos de verdura en la comida y la cena. Al hacer esto, descenderá la sensación de hambre tras haber tomado la parte más saludable del menú, y comeremos menos con menos gula y saciedad.
  • Baja el índice glucémico(IG). Para evitar acumular grasa por el excedente de glucosa en sangre que se puede generar cuando consumimos alimentos de alto índice glucémico tenemos la solución de añadirles otros alimentos que consigan bajar este índice y producir así un volcado más progresivo de la glucosa en el torrente sanguíneo . En vez de ingerir el alimento solo, combínalo de forma inteligente , por ejemplo, añade carne a tus platos de pasta y un poco de aceite de oliva, cualquier aporte de fibra también desciende el IG y toma yogures con frutos secos.
  • Pierde peso masticando. La sensación de saciedad es una respuesta del cerebro y cuando ingerimos alimentos, el mensaje puede llegar a tardar en llegar al cerebro hasta 20 minutos. Si comemos de forma rápida, nos habremos comido todo antes de que el mensaje llegue y nos avise de que ya es suficiente. La única forma de conseguir una respuesta ajustada y que evite que sigamos comiendo de forma compulsiva es comer despacio y una forma de lograrlo eficaz , sencilla y beneficiosa es masticar bien los alimentos antes de tragarlos. Las recomendaciones dependerán de la textura y composición de los alimentos , pero a modo orientativo se recomienda más de 20 masticaciones por bocado, siendo lo ideal para elaborar un buen bolo alimenticio y percibir todo su sabor unas 40 masticaciones. Prueba contar las masticaciones en tu próxima comida y serás consciente de lo rápido que comes, además de no disfrutar de la comida puedes estar engordando por comer de forma compulsiva.
  • Añade el aguacate a tu mesa.El aguacate es una fruta con alto contenido en grasa,pero grasa saludable y altamente beneficiosa, ya que es monoinsaturada y que pertenece al grupo omega 9. Muy interesante para deportistas por su elevado contenido en vitamina E, poder antioxidante y sobre todo antiinflamatorio, además es muy rico en postasi, lo que ayuda a recuperarse del entrenamiento. También produce saciedad y regual el tránsito intestinal. Es un alimento que debe estar presente en todo entrenamiento orientado a la pérdida de peso, es una grasa que ayuda a quemar grasa.

Fuente : Domingo Sánchez Sport Life

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *