¿Sabes cómo avisa la falta de vitamina D?

 

Más de la mitad e la población no tiene los niveles suficientes en el organismo de este nutriente que resulta esencial para alejar multitud de trastornos.

La mayoría de las células y tejidos corporales tienen receptores de esta sustancia, de ahí que sea tan importante para alejar enfermedades. Sin embargo, más de la mitad de la población no alcanza los niveles adecuados.

¿Por qué hay carencia? ¿ Sabías que la vitamina D es la única que no se encuentra en la leche materna? Quizá el motivo es que no estamos » diseñados» para obtenerla por vía oral, sino a través de la exposición solar. Y esto explica también el porqué de su carencia:

  • Pasamos poco tiempo al aire libre, y mucho dentro de edificios, oficinas…
  • Somos de piel oscura , y esta absorbe menos rayos.
  • Cada vez usamos más protector solar, con el objetivo lógico y necesario de prevenir el cáncer de piel.

Pero… ¿ cómo podemos saber si obtenemos la suficiente y nuestra salud no se está resintiendo? Obviamente es necesario realizar análisis de sangre de forma periódica para comprobar que los niveles sean correctos. Además, hay síntomas que pueden hacerte sospechar:

  1. ¿ Se te nubla la mente? Si tiene dificultad para concentrarte, y a esto se suma una fatiga inexplicable y bajo ánimo ( sobre todo en los cambios de estación) podría faltarte vitamina D.
  2. Debilidad muscular, el dolor de huesos y, por supuesto, las fracturas frecuentes son indicios claros de déficit de esta sustancia.

¿ Por qué la necesitas tanto?

  • Previene la osteoporosis. Sin ella el calcio y el fósforo no se fija en los huesos.
  • Refuerza las defensas, sufres menos infecciones respiratorias y, en general, enfermas menos.
  • Aleja el riesgo de enfermedades autoinmunes como la artritis o la psoriasis.
  • Te protege del cáncer , en especial de tumores como el de mama, colon o próstata .
  • Mantiene a raya el estrés y ahuyenta la depresión.
  • Reduce el riesgo de demencia y Alzhéimer.
  • Es un escudo frente a la diabetes porque mejora la resistencia ala insulina.

La mayoría de vitamina D la obtienes a través del sol. Pasa más tiempo al aire libre esta primavera. ¿Cómo puedes obtener toda la que requiere tu cuerpo? Tu organismo necesita 600 UI de vitamina D al día (800 UI los mayores de 70 años) y para conseguirla bastan unos minutos de exposición diaria , sin protección solar para «encenderla «.  La vitamina D se activa con los rayos UVB, y estos inciden en la horas centrales del día. En invierno necesitas 20-30 minutos de sol. Y en verano bastan 5-10 minutos para conseguir la que necesitas sin dañar la piel. Debes exponer una zona amplia del cuerpo ( no basta la cara) y no usar gafas de sol ( la vitamina D penetra también por la retina).

Hay alimentos que la llevan. El pescado azul salvaje, las ostras, los camarones, los huevos ecológicos y las setas son los alimentos más ricos en vitamina D. Para metabolizarla también necesitas buenos niveles de magnesio (bróculi, plátano , almendras…)

Fuente: Dr. Luis Benito

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *