Disfruta de una buena calidad de vida en la menopausia

 

La menopausia es una etapa de la vida. Esto no quiere decir, sin embargo, que debamos soportar estoicamente los trastornos que pueda causar. Hay una serie de tratamientos que nos ayudan a aliviarlos.

Es el final de la vida reproductiva de la mujer, nada más. Los estrógenos, las hormonas que hasta entonces han regido muchas de las funciones de nuestro organismo, van a experimentar un brusco descenso y este desequilibrio va a comportar una serie de cambios tanto físicos como anímicos que debemos sobrellevar. Es el momento de cuidarnos un poco más, de vigilar nuestra dieta y de hacer ejercicio. Con estas medidas y algún que otro truco más, podremos disfrutar de una menopausia sin contratiempos importantes.

Pon remedio a los síntomas.

El 75% de las mujeres que entran en la menopausia sufren uno o más de los síntomas producidos por las oscilaciones hormonales que tienen lugar durante esta etapa. Aunque la gran mayoría de ellos no revisten gravedad, sí que pueden afectar negativamente su calidad de vida y limitar su actividad normal.

Sofocos. El es síntomas más característico . Se trata de una explosión brusca de calor que aparece en la cara, el cuello y el tórax seguida de sudor intenso y aceleración de la frecuencia cardiaca. Todo el proceso puede durar desde 30 segundos hasta 4 minutos. Aunque hay mujeres que los sufren durante años, lo más habitual es que desaparezcan de forma gradual a partir de los cinco meses. Son más frecuentes por la noche. ¿ Qué hacer? Es conveniente evitar todo aquello que aumente la temperatura corporal: el alcohol, el café , las comidas fuertes o especiadas… En verano, procuraremos permanecer en ambientes ventilados o con aire acondicionado. Además se recomienda vestir ropa ligera, holgada y de algodón y beber pequeñas cantidades de agua fresca con frecuencia. si se tiene sobrepeso, se recomienda perder algunos kilos.

Dolor de huesos. » Me duele todo» , es una de las quejas más frecuentes de la mujer en la menopausia. Y es que la pérdida de estrógenos hace que el cartílago se desgaste con mayor rapidez y se agravan dolencias como la artrosis y demás problemas articulares.¿ Qué hacer? En este caso, también es muy importante mantener un peso saludable, ya que , cuanto más peso soporten las articulaciones, peores serán los síntomas. Practicar deporte con regularidad nos ayudará a fortalecer la musculatura y aumentar la agilidad y el equilibrio.

Molestias vaginales . Es habitual que se dé una menos lubricación y, por lo tanto, una mayor tendencia a la sequedad y a la irritación, además de molestias durante las relaciones sexuales. ¿ Qué hacer? Utiliza a diario una hidratante vaginal ( en farmacias) y un producto lubricante durante las relaciones sexuales para facilitar la penetración. Si las molestias son muy acusadas, puede recurrirse a cremas con estrógenos ( consulta con tu médico). Es importante , además, llevar a cabo ejercicios a diario para fortalecer el suelo pélvico. Se realizan contrayendo la vagina como si quisiéramos retener la orina durante 10 segundos  en tandas de 5 a 10 repeticiones. Repetir varias veces durante el día.

Irritabilidad y depresión. Las hormonas tienen una relación muy directa con el estado anímico. Por esta razón, cuando descienden los estrógenos, es normal que se produzca una mayor tendencia a la inestabilidad emocional. Unido a factores externos ( como la marcha de casa de los hijos, cuidado de los padres…) puede convertirse en el caldo de cultivo perfecto a la hora de sufrir trastornos como la depresión, la ansiedad…¿ Qué hacer? Si los síntomas son leves, bastará con tratar de mantenerte distraída, practicar algún hobby, hacer deporte, dedicar más tiempo y esfuerzo al cuidado personal y al aspecto físico, reactivar la vida en pareja… Si se trata de un trastorno mayor, será necesario buscar ayuda profesional.

Problemas para conciliar el sueño. Los sofocos, el malestar general y el aumento de la tensión nerviosa pueden dificultar el descanso nocturno. ¿ Qué hacer? Procura que tanto la ropa de cama como el pijama sean finos y de tejidos naturales como el algodón , para, de esta manera, permitir la transpiración. si padeces sofocos, ten a mano un espray con agua para refrescarte durante la noche. Cenar ligero, irte a dormir y levantarte siempre a la misma hora, darte un baño o realizar ejercicios de relajación antes de  acostarte y procurar irte a la cama con la cabeza despejada te ayudarán a disfrutar más de las horas de sueño.

Los alimentos que más te ayudarán. Se calcula que durante la menopausia , se gana una media de 5 kilos. La grasa, además, se redistribuye, acumulándose en la zona del abdomen, lo que aumenta el riesgo de sufrir diabetes y los trastornos cardiovasculares. Es necesario, por lo tanto, adaptar nuestros hábitos dietéticos a la nueva situación y tratar de incluir en nuestros menús alimentos que contribuyen a aliviar los síntomas:

  • Plátanos. Ricos en vitamina B6, ayudan a paliar el cansancio y  a regular el sistema nervioso. Su contenido en fibra, además, permiten controlar el exceso de apetito y prevenir enfermedades como la diabetes.
  • Guisantes. Son ricos en isoflavonas, un estrógeno de origen vegetal que ayuda a paliar los problemas de la menopausia, desde los sofocos a la irritabilidad.
  • Bróculi. Esta saludable verdura contribuye a fortalecer los huesos y a controlar la presión. arterial. Además, debido a su alto contenido en fibra, es muy saciante , por lo que resulta muy útil para combatir el sobrepeso.
  • Almendras. Gracias a su contenido en calcio y magnesio, ayudan a prevenir la pérdida de densidad ósea. También, al ser ricas en fibra, facilitan la eliminación de toxinas y el control del exceso de apetito.
  • Pipas de girasol. Detienen la pérdida de masa muscular y la descalcificación ósea, además de prevenir los problemas cardiovasculares, mejorar el ánimo y aliviar los sofocos. Hay que tener en cuenta que se trata de un alimento calórico, por lo que, si se tiene sobrepeso, no conviene excederse.

Si el cambio en el estilo de vida no es suficiente, hay una serie de remedios que te ayudarán a mejorar los síntomas.  Existen infinidad de productos que nos ayudarán a paliar los síntomas de forma natural. La maca ,por ejemplo, es un eficaz  regulador hormonal que te permitirá combatir la fatiga, el desánimo y la pérdida de libido . Para los sofocos , se recomienda la onagra, la salvia, el lúpulo y la cimífuga.  Existe además un tratamientos hormonal sustitutorio ( THS) Consiste en administrar hormonal en dosis bajas para paliar los síntomas del descenso de estrógenos . Se recomienda únicamente si estos son muy intensos e incapacitantes y tan solo durante un tiempo limitado ( un máximo de cinco años), ya que se ha demostrado que, en algunos casos , pueden aumentar el riesgo de sufrir cáncer de mama y otras enfermedades.

Fuente: Mariano Nadal . Heres publicaciones.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *