¿Cómo evitar que sufran tus rodillas?

En ocasiones soportamos un dolor no demasiado intenso, sordo,pero continuo en una o ambas rodillas. Aunque  no imposibilita el movimiento ” aguantar así puede dañarlas de forma seria.

Imagínate hace unos años cuando te arrodillabas, corrías o saltabas. ¿Se quejaban tus rodillas? Seguramente no. El paso de los años, y sobre todo los malos gestos repetidos una y otra vez, van debilitando esta importante articulación y ahora notas que es más inestable, ” falla” y se queda clavada de vez en cuando, duele o cruje con cada movimiento.

Si hace décadas los especialistas pensaban que la rodilla se desgastaba, sin más , ahora todos los expertos coinciden en que también hay inflamación. Aún más, hay quien asegura que es la inflamación la da lugar al desgaste. Sea como sea, el resultado es que los tejidos pierden resistencia y elasticidad ( no pueden retener el líquido que necesitan para nutrirse ) y eso…

  1. Desgasta el cartílago. Este es una almohadilla que recubre el borde de los huesos. Gracias a esa  pieza, los huesos de la articulación no rozan entre sí… hasta que se desgasta y no puede impedir la fricción.
  2. Inflamación del tejido sinovial. Como decíamos, la artrosis es un trastorno inflamatorio, y se sabe que, con la obesidad, hay más riesgo de sufrirla porque el exceso de grasa produce sustancias proinflamatorias.
  3. Artrosis  ( u osteoartrirtis) postraumática. Quienes han sufrido ya alguna lesión en la rodilla ( por ejemplo del menisco o rotura del ligamento cruzado anterior) tienen tres veces más probabilidades de desarrollar artrosis precoz.

Si no es un principio de artrosis…

Bursitis. Es otra alteración frecuente . Una pequeña bolsa con líquido sinovial (bursa) que hay en su interior se inflama por movimientos repetidos o una infección.

Condromalacia rotuliana. El dolor ( localizado en la zona central de la rodilla) aumenta al subir o bajar escaleras, al correr o al doblar la articulación.

Tendinitis.Se inflama un tendón y suele estar provocado por un esfuerzo intenso. A veces la inflamación ( en uno de los lados de la rodilla) es muy visible.

Si nunca te han crujido la rodillas y de repente el ruido es continuo u ocurre tras un golpe, convendría que lo hablaras con tu médico.

La rodilla es la articulación más grande de nuestro esqueleto, pero eso no le resta mérito, tiene dos importantes funciones que cumplir:

  • Favorece la estabilidad de todo el cuerpo pero también permite la flexión , la extensión y la rotación. Cada rodilla es una bisagra, que mantiene conectado el fémur ( el hueso del músculo y el más largo del cuerpo ) a la tibia y el peroné. Cartílagos y meniscos se encargan de amortiguar los roces.
  • La articulación está recubierta de una membrana sinovial que produce el alimento que necesita toda la estructura en general y el cartílago en particular, el líquido sinovial. cuando algo falla, se inflama para fabricar más líquido, en un intento de reparar el daño.

Cuando hay dolor el especialista Dr. Gonzalo Samitier Traumatólogo del Hospital General de Villalba ( Madrid) no conviene tomar fármacos mucho tiempo. Parece ser que algunos fármacos nos ayudan a la salud articular , ¿cuáles son? hay que ser prudentes con los antiinflmatorios esteroideos, también llamados corticoides. Si se administran en altas dosis y por tiempo largo pueden dar lugar a una necrosis ósea avascular, una especia de infarto del hueso que deja de recibir aporte sanguíneo y , secundariamente , también daña el cartílago.

¿ Y qué ocurre con las llamadas ” infiltraciones”? Consisten en inyectar un anestésico local y un corticoide y son útiles para paliar el dolor articular y disminuir la inflamación, pero no se recomienda como tratamiento a largo plazo. Hay que recordar a las personas con diabetes que su glucosa puede aumentar tras las infiltraciones con corticoides.

¿ Qué usar entonces a largo plazo? Sin duda, las terapias más ” naturales”, como la fisioterapia , los ejercicios de rehabilitación y los buenos hábitos.

Fuente: Rba publicaciones.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *