Dolor muscular:¿ por qué ocurre y cómo evitarlo?

No solo los deportistas lo sufren, también las personas con hábitos sedentarios pueden padecer este tipo de molestias. Para combatirlas, primero hay que conocer su causa.

Es una molestia muy habitual que puede aparece como consecuencia de una gran cantidad de dolencias distintas, la mayoría de veces sin importancia , como una contractura o un esguince, sin embargo, que también puede ser el síntoma de enfermedades importantes, por lo que conviene no pasar por alto, sobre todo si se repite con frecuencia.

En la mayoría de ocasiones, este tipo de molestias están relacionadas con el mismo músculo, como consecuencia de una lesión o de un traumatismo.

Contracturas. Esta delante del ordenador durante varias horas o pasar parte del día sentado en el sofá pude cargas en exceso los músculos, especialmente lo de la espalda, los hombros y la nuca. Esto se agudiza si nuestros hábitos son sedentarios y tenemos la musculatura poco tonificada. ¿Qué hacer? Procura sentarte siempre de forma adecuada, con las espalda recta y bien encajada en el respaldo, las piernas dobladas en ángulo recto y los pies bien apoyados en el suelo.También es importante fortalecer la musculatura  practicando deporte moderado a diario. Para evitar lesiones, calienta antes de realizar la actividad física y haz estiramientos después.

Tirones. Como consecuencia de haber efectuado un movimiento brusco o de levantar peso de manera inadecuada, el músculo sufre una distensión. En este caso el dolor aparece de forma súbita y es intenso y espasmódico. ¿ Qué hacer? Por regla general, el dolor cesa de forma espontánea, sin necesidad de tratamiento. Para calmar las molestias, se puede aplicar hielo, pero si son muy intensas y se prolonga en el tiempo,puede que se trate de una lesión más grave, por lo que serán necesario acudir a un médico.

Agujetas. Aparecen cuando se realiza una actividad deportiva o un esfuerzo sin estar lo suficientemente preparado para ello como consecuencia de las microlesiones que sufre el músculo cuando se le somete a una tensión excesiva. ¿ Qué hacer? Para prevenir su aparición, se recomienda calentar antes de practicar deporte o realizar una actividad física. Las molestias son leves y suelen desaparecer en uno o dos días, por lo que no requiere tratamiento.

Calambres. Se trata de dolores muy intensos que aparecen de manera repentina, en forma de contracciones involuntarias, tanto cuando se practica deporte como cuando se está en reposo. ¿ Qué hacer? Por regla general, aparecen por sufrir un déficit de magnesio, sobre todo si se asocia a un esfuerzo físico intenso, ya que el sudor aumenta la perdida de este mineral. Es necesaria por lo tanto, enriquecer nuestra dieta con alimentos que lo contengan en gran cantidad, como el plátano, los frutos secos, las verduras de hoja verdes y las pipas de girasol. Para aliviar las molestias, se debe estirar el músculo afectado.

 

¿Qué medidas preventivas podemos tomar? Para cuidar la buena salud de tus músculos, ten en cuenta estos factores:

  • Dieta equilibrada. Procura tomar proteínas saludables ( como las que contienen el pollo, el pavo , el huevo y el pescado), ya que son unos nutrientes imprescindibles  para el fortalecimiento y el buen funcionamiento de los músculos.
  • Ejercicios musculares. Permite que los músculos trabajen y se desarrollen, aumentando su fuerza, volumen , elasticidad y resistencia a la fatiga.
  • Peso saludable. Los kilos de más obligan a los músculos a soportar un mayor peso. En este caso, perder peso nos ayuda a prevenir dolores musculares y esguinces.
  • Deportes aeróbicos. Correr, caminar, nadar, bailar…este tipo de movimientos, practicados con regularidad, aumentan la resistencia y mejoran la fuerza muscular.
  • Descanso. Para que los músculos se recuperen convenientemente después del esfuerzo, es muy importante dormir al menos 8 horas al día.

Fuente: Mariano Nadal . Heres publicaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *