¿Es bueno escuchas música al hacer deporte?

 

A juzgar por los expertos y sus investigaciones parece fundamentado el hecho de que los componentes de la música, tanto la tonalidad como el ritmo y la letra, pueden afectar al rendimiento de forma positiva al cambiar el estado de ánimo,por una parte , y al desviar la atención de las molestias que puede suponer el esfuerzo muy intenso , por otra. El Dr. costas Karageorghis, experto en psicología deportiva en la Universiad Brunet, Londres, lo argumenta en su libro Applying music in exercise and sports .

No solo los deportistas aficionados encuentran mejoras en su rendimiento con la música, también las logran los atletas profesionales que en muchos casos tienen temas musicales específicos que les hacen concentrarse más o bien excitarse y estimularse más, según las necesidades de cada momento o de cada disciplina deportiva. Hay estudios que demuestran que los atletas pueden asociar una pieza musical con el estado mental óptimo para el ejercicio, creándose una unión muy solida y efectiva.

En sentido contrario también funciona este mismo mecanismo, como por ejemplo cuando se necesita una elevadas concentración y una canción o un estilo musical concreto descentra a un deportista y hacen que pierda rendimiento.  No es ningún secreto que el olímpico con más medallas de todos los tiempos Michael Phelps, escuchaba una lista de reproducción potente de hip´hop antes de sus competiciones. Según el Dr. Karageorighis ” para concentrarse más en sus propios pensamientos positivos y para reforzar su identidad de imperturbable ante sus rivales, en medio de las condiciones más duras de tensión en la piscina”.

Los temas más rítmicos, con percusiones fuertes y bajos marcados son interesantes para subir la energía antes del entrenamiento de musculación . Los temas con  tempos regulares entre los 65 y los 85bpm como rock, rap, algunos temas de metal.. pueden ser perfectos para correr, marcando el mismo ritmo de tus zancas. Como regla , debes intentar buscar temas en los que el ritmo coincida lo más posible con el ritmo de movimiento de tu ejercicio.

Otro dato curioso es que es preferible elegir msica en tonos mayores, el “tono feliz” para  mejorar el estado de ánimo y entrenar con más energía, antes que los tonos menores y los acordes disonantes. El efecto de las letras también puede usarse a favor del deportista cuando éstas contienen afirmaciones positivas que aumentan la motivación.

Todo esto por muy científico que sea  no deja de ser diferente en cada persona, prueba si tú rindes mejor con música , no todo el mundo tiene la misma conexión con las armonías musicales ni reacciona igual. Como curiosidad , el Dr. Karageorghis tiene varias plaslist en Spotify, algunas con temas especialmente apropiados para correr y otras para entrenamientos dinámicos de fuerza.

Fuente:Juanma Montero ,Director de Sport Life

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *