El azúcar a examen

 

Un consumo excesivo repercute negativamente en tu salud. Entre otros problemas , a veces provoca inflamación crónica y alteraciones metabólicas que pueden desencadenar la aparición de tumores.

Tradicionalmente el azúcar se ha visto como un alimento muy útil para conseguir energía rápida. Y de hecho lo es, ya que nos aporta glucosa y fructosa, dos fuentes importantes de hidratos que pasan rápidamente a la sangre. entonces , ¿ Por qué  su consumo puede llegar a resultar un problema importante? Para responder a esta pregunta, lo primero que debemos saber es cómo lo metaboliza nuestro cuerpo.

  • Energía inmediata. El azúcar se asimila rápidamente. Poco después de ingerirlo, las células disponen de un gran dosis de energía. Sin embargo , a la vez se dispara el índice glucémico y el páncreas se ve obligado a segregar insulina, una hormona que » avisa» a los músculos, al hígado y a ciertas células para que absorban el exceso de azúcar.
  • Una caída brusca. Pasada esta fase, el nivel de glucosa desciende con rapidez y aparece la sensación de que necesitamos un nuevo aporte de azúcar para compensarlo.
  • Pero si en realidad no lo necesitamos… El exceso de glucosa se almacena en forma de depósitos de grasa, sobre todo en el hígado y los músculos. Como consecuencia , el hígado es incapaz de realizar correctamente una de sus funciones principales: depurar el organismo y eliminar toxinas. Y, al aumentar los depósitos de grasa que se reparten en nuestro cuerpo , aparece el sobrepeso.
  • El desequilibrio energético pude provocar también el desarrollo de diabetes tipo2. Se calcula que en España la padecen unos 6 millones de personas y cada año se diagnostican 400.000 nuevos casos. Una cifra que nos debe invitar a reflexionar.
  • El exceso de azúcar desencadena otras reacciones poco deseables ya que los tejidos se inflaman y se ha desmostrado que la inflamación crónica  es el medio ideal para desarrolo de los tumores. Además nutre las células cancerígenas. Un estudio desarrollado en Bélgica ha comprobado que las células tumorales utilizan elevados niveles de azúcar – en cantidades muy superiores a las que emplean los tejidos sanos- para crecer a un ritmo acelerado.
  • El consumo en exceso aumenta el nivel de estrógenos. Al recibir una dosis importante de glucosa, nuestro cuerpo genera más insulina. En las mujeres esta circunstancia incrementa la producción de estrógenos. Y se ha comprobado que estas hormonas , si se sitúan en niveles altos, pueden aumentar el riesgo de desarrollar ciertos tipos de cáncer o metástasis.

Redúcelo poco a poco. Simplemente modificando pequeños detalles de tu alimentación diaria lograras reducir en gran medida la cantidad de azúcar que le estás aportando a tu cuerpo.

Acostumbra al paladar al sabor natural. Rebaja paulatinamente la dosis de azúcar que añades a alimentos como yougures, cereales, compotas, café, infusicones… Y ,para evitar la tentación, no almacenes en casa chocolate con leche, galletas, bollería…

Si preparas dulces caseros controlarás la cantidad y calidad del azúcar y te ahorrarás otros aditivos. Al elaborar bizcochos, sustituye parte del azúcar por fruta natural.

Cuando comas en un restaurante, si optas por una ensalada evita las salsas y pide que el aderezo sea solo aceite de oliva y vinagre.

Puedes endulzar sin azúcar. Vainilla, canela, nuez moscada, anís, clavo, cardamomo… son buenos sustitutos del azúcar a la hora de cocinas repostería casera o para añadir a las infusiones , compotas yogures, cuajadas. ..

Caprichos saludables. Una mañana al horno con canela, una onza de chocolate negro al 70 por ciento mínimo de cacao sin azúcar, fruta desecada… son propuestas dulces que, además , te aportan nutrientes.

Otra opciones interesantes:

  1. Azúcar moreno o integral. Se obtiene del jugo de la caña de azúcar. Contiene vitamina A y algunos minerales como potasio y magnesio. Aporte calórico :48 kcal/cucharada.
  2. Miel cruda. Es antibacteriana y digestiva, incluye vitaminas del grupo B y desinflama. Aporte calórico: 64 kcal/ cucharada.
  3. Estevia. Un edulcorante cien por cien natural extraído de la planta Stevia rebaudiana. Endulza 300 veces más que el azúcar y es una buena opción para personas diabéticas. Aporte calórico :0 kcal/ cucharada.
  4. Sirope de ágave. Es el jugo extraído de la hojas d ela planta con el mismo nombre. Ideal para endulzar bebeidas frías , ya que no se solidifica. Aporte calórico: 60 kcal/ cucharada.

Sin embargo,  el azúcar blanco nos aporta calorías vacías, es decir nos ofrece una buena dosis de energía en forma de hidratos de carbono, pero no nos proporciona ningún nutriente.

¿Cuál es la cantidad diaria recomendada de consumo de azúcar? En general se recomienda que las calorías que consumimos en forma de azúcares simples cada día no superen el 10 % del total. La OMS incluso aconseja consumir menos del 5% ( 25 gr por cada 2.000 kcal) ten en cuenta que en una cucharadita de postre caben 8 gramos.

Fuente : Cocina anticáncer :alimentos y hábitos que te protegen. RBA ediciones.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *