Todo lo que el deporte puede hacer por ti.

Previene las enfermedades, mejora el humor y ayuda a mantener un peso equilibrado. La práctica regular de ejercicio físico solo tiene ventajas.

El 60% mayores de 15 años no practica ningún tipo de deporte. Se trata de un dato muy preocupante, ya que llevar una vida sedentaria es uno de los principales factores de riesgo a la hora de padecer trastornos cardiovasculares , enfermedades degenerativas, diabetes e incluso cáncer. Es muy conveniente por lo tanto, revisar nuestro estilo de vida y tratar de introducir el ejercicio físico en nuestra rutina diaria. Ganaremos en bienestar emocional y corporal.

Son muchos los beneficios , tanto físico como emocionales, que nos puede reportar la práctica regular de la actividad física:

  • Beneficia el corazón y la circulación sanguínea. El deporte aumenta la eficacia del corazón de manera que, cuando hacemos un esfuerzo , incrementa la cantidad de sngre que este órgano expulsa a cada latido. Esto nos reporta un buen número de beneficios a nuestra salud cardíaca.
  • Regula la tensión arterial. Al estimular la circulación en el músculo cardíaco, el deporte reduce el riesgo de hipertensión.
  • Previene los ictus y los infartos. Disminuye la formación de coágulos en las arterias, por lo que previene la aparición de infartos y de trombosis cerebrales ( ictus)
  • Reduce el riesgo de varices. Mejora de forma considerable el funcionamiento venoso de retorno, el mecanismo que activa la circulación de las piernas.
  • Estimula el metabolismo. El deporte aumenta la capacidad del organismo de quemar grasa. Esto se traduce en una serie de mejoras importantes en nuestro estado de salud como disminuir el colesterol total y del colesterol LDL o perjudicial, al mismo tiempo que aumenta el colesterol beneficioso. Ayuda a mejorar la tolerancia a la glucosa y reduce el riesgo de sufrir diabetes tipo 2. Aumenta el gasto energético, no solo mientras lo practicamos, sino también varias horas después. Es , por lo tanto, una de las armas más indicadas para el sobrepeso y la obesidad.
  • Mejora el estado de huesos y músculos. También contribuye al fortalecimiento , la flexibilidad y la resistencia de nuestro sistema músculo-esquelético (huesos, músculos, ligamentos , tendones…). El ejercicio físico nos permite mantener la fuerza muscular. Además a mejorar la coordinación y el equilibrio , ayuda a prevenir caídas y fracturas. Los deportes más beneficiosos son aquellos que requieran sostener el propio peso como caminar, correr… Mantener una vida activa nos ayuda a prevenir el deterioro osteomuscular producido por los años, por lo que contribuye a la mayor autosuficiencia de las personas mayores.
  • Aumenta la felicidad y la tranquilidad. El ejercicio físico facilita la liberación de endorfinas, unas hormonas que favorecen la relajación y el bienestar y ayudan a gestionar mejor emociones como la agresividad, la ira, la ansiedad, la angustia y la depresión. Aumenta nuestra energía, aunque parezca contradictorio, haciendo ejercicio ganamos resistencia y reduce nuestra sensación de fatiga. Las personas deportistas llegan al final del día más relajados, por lo que tienen una mayor facilidad para conciliar el sueño y descansar toda la noche de un tirón. Hacer ejercicio calma el estrés y aumenta la sensación de bienestar y disminuye la ansiedad, también sube la autoestima, al reafirmar el músculo moldea el cuerpo y facilita la pérdida de peso, el deporte permite mejorar nuestro aspecto físico y optimizar el concepto que tenemos de nosotros mismos.

¿Cómo podemos obtener la máxima eficacia ? Es necesario ser muy cuidadosos a la hora de practicar ejercicio,ya que, si no lo hacemos correctamente, no resultará eficaz, además de aumentar el riesgo de sufrir lesiones.

A primera hora de la mañana es el mejor momento para practicar deporte, ya que acelera el metabolismo durante todo el día, además de aportarnos mayor energía física y controlar el apetito. Nunca en ayunas, se aconseja tomar una comida completa ( que incluya cereales, fruta y proteínas) un mímino de 90 a 120 minutos antes de iniciar el ejercicio. La hidratación es imprescindible, antes ,durante y después . Antes del ejercicio se aconseja realizar una actividad ligera para calentar los músculos y, de esta manera prevenir posibles lesiones, además de estiramientos posteriores.

Fuente : Heres publicaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *