¿Cómo funciona la tiroides?





La tiroides es una glándula situada debajo de la laringe rodeando la traquea a nivel del cartílago tiroides o nuez de Adán. Su longitud oscila entre 40 y 60 mm, con un grosor que varía entre los 4 y los 6 mm. Pesa de 20 a 60 gramos.

Es al principal responsable del control metabólico en el organismo , y es esencial para el funcionamiento de todos los tejidos corporales. Segrega tres hormonas importantes :

  1. La tiroxina (T4 que dura en la sangre 168 horas). Se encarga de controlar el metabolismo de nuestro cuerpo. Se encarga de convertir las calorías que ingerimos en energía y no en grasa. Esta hormona es una de las que más presencia tiene tamibén en los deportistas.
  2. La triyodorironina (T3 que dura en la sangre 24 horas). Estimula el metabolismo de los hidratos de carbono y grasas, activando el consumo de oxígeno así como la degradación de proteínas dentro de la célula.
  3. La calcitonina. Sus acciones principales son aumentar el contenido del calcio del hueso y disminuir el nivel de calcio de la sangre cuando sube encima de lo normal. También baja el nivel de fósforo de la sangre

Las dos primeras inducen un notable aumento del metabolismo, aunque difieren en la rapidez de su intensidad de acción.

¿ Por qué crece? El hipo y el hipertiroidismo que cursan con bocio (agrandamiento), son de origen autoinmune. Existe un exceso de «defensas», anticuerpos, que inflaman la glándula y por eso aumenta de tamaño.

La triyodotironina (T3) es unas cuatro veces más potente que la tiroxina, aunque se detecta una cantidad mucho menor y su duración es más breve.

¿Cuáles son los efectos de las hormonas tiroideas?

  • Influyen sobre la velocidad de crecimiento de los huesos debido a que estimula la acción de los osteoblastos y osteoclastos.
  • Hacen que los lípidos se movilicen con rapidez del tejido adiposo, lo que disminuye los depósitos de grasa del organismo.
  • Incrementan el consumo de oxígeno en casi todos los tejidos ( en especial corazón, hígado y riñones)
  • Su aumento puede generar pérdida de peso mientras que los niveles bajos se asocian con un aumento de peso.
  • Aumenta el flujo sanguíneo de los tejidos y el gasto cardíaco.
  • Aumentan la frecuencia y profundidad de la respiración.
  • Aumenta la movilidad digestiva, estimula el apetito y la secrecion de jugos gástricos.
  • Estimula el sistema nervioso central.

¿Cuáles son los factores de riesgo? Los siguientes factores pueden elevar el riesgo que tiene una persona de desarrollar cáncer de tiroides:

  • El riesgo se presenta en mujeres de 40 a 59 años y en hombres de 60 a 79 años.
  • La enfermedades tiroideas son cinco y ocho veces más frecuentes en mujeres que en hombres.
  • Los asiáticos tiene más posibilidades de padecer alteraciones.
  • Alteraciones en el ADN pueden desencadenar cáncer de tiroides.
  • Una alimentación baja en yodo también puede aumentar el riesgo.
  • Los tratamientos de radiación dirigidos a la cabeza o al cuello durante la infancia son un factor de riesgo de cáncer.

¿Sabías qué?

  1. La ansiedad, el insomnio y los estados de mayor nerviosismo son a menudo causados por hipertiroidismo , un exceso de producción de hormonas tiroideas.
  2. A menudo, los síntomas que indican un trastorno de la tiroides pueden pasar desapercibidos. Atento a detalles como tristeza o depresión, caída de cabezo, piel seca, estreñimiento o diarrea, aumento de peso sin justificación, exceso de cansancio y sueño, pérdida de deseo sexual, palpitaciones frecuentes, dolor muscular, aumento de la presión arterial, cambios de voz, molestias en la garganta o cierta confusión mental.
  3. En zonas geográficas con deficiencia de yodo es más frecuente que su población desarrolla nódulos tiroideos. Su riesgo de ser malignos es mayor cuando la persona tiene sobrepeso, ha estado expuesta a radiografías con cierta frecuencia y tiene antecedentes familiares de cáncer de tiroides.
  4. La glándula tiroides comienza a funcionar en el feto a las 18 semanas de gestación. Si el feto no obtiene suficiente hormona tiroidea de la madre o de su propia producción, puede sufrir un desarrollo anormal del cerebro o del esqueleto.
  5. El bocio se ha eliminado en muchos países con una medida tan sencilla como sustituir la sal común por sal yodada. Las algas también contiene yodo pero , atención, un exceso de consumo de yodo también altera tu glándula tiroides,pudiendo producir hipertiroidismo.

Fuente: Sportlife

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *