¿Cómo prevenir los trastornos provocados por las nuevas tecnologías?

Cada vez más presentes en nuestras vidas, la tecnología es la causa directa o indirecta de un gran número de dolencias, no solo trastornos articulares sino también visuales e i, incluso, emocionales. Utilizarla de forma responsable nos ayudará a reducir el riesgo de sufrirlas.

Resultan de gran ayuda tanto en el ámbito laboral como en el personal, pero también pueden convertirse en una fuente de numerosos trastornos de salud, especialmente si no se utilizan de forma correcta. Aprende lo que puedes hacer para evitar que el ordenador, la tableta y los móviles inteligentes no se conviertan en un problema.

Los trastornos físicos son los primeros en aparecer y los que antes se perciben. Dolor ,contracturas, alteraciones visuales… la mayoría de ellos están relacionados con los dispositivos que utilizamos con más frecuencia.

  • Síndrome de fatiga visual. Cada vez dedicamos más tiempo a estar delante de una pantalla. Esto se traduce en un mayor riesgo de sufrir cansancio ocular, una dolencia que , sin ser grave, puede causar síntomas tan molestos como enrojecimiento de ojos, visión borrosa, escozor e , incluso , náuseas y mareos. ¿Qué hacer? Para contrarrestar el efecto negativo de estos dispositivos, se aconseja, sobre todo, ajustar el brillo de las pantallas de manera que tenga aproximadamente la misma intensidad que la luz ambiental. También es importante parpadear con frecuencia para , de esta manera, evitar la sequedad ocular y tratar de descansar la vista fijándonos en un objeto lejano cada 20 minutos.
  • Tendinitis en las manos. Adoptar postura poco naturales al usar el móvil, la tableta o bien el teclado y el ratón del ordenador puede dar lugar a molestias en los dedos, la muñeca y el cuello. Es frecuente, por ejemplo, sufrir lo que se denomina » whatappitis» , una inflamación de los tendones que aparece como consecuencia del uso excesivo de esta aplicación de telefonía móvil y que se manifiesta con síntomas como dolor y sensación de entumecimiento e hinchazón en los dedos ( sobre todo el pulgar) , además de generar sobrecargas en hombros, cuello y espalda. ¿Qué hacer? Cuando teclees en el móvil, procura utilizar otros dedos además del pulgar o bien usar un lápiz. Si, cuando escribes un mensaje, apoyas los brazos sobre una superficie plana( por ejemplo, una mesa) , reducirás la tensión. cuando trabajes con el ordenador, es importante cambiar de posición con frecuencia y, si es posible, realizar ejercicios de estiramiento para , de esta manera, no sobrecargar en exceso el cuello y la espalda.
  • Insomnio. Cada vez hay más personas, sobre todo adolescentes, que lo último que hacen antes de acostarse es mirar al móvil. La luz azul que desprende la pantalla de estos dispositivos altera la producción de melatonina, la hormona que regula los ciclos de sueño-vigilia, por lo que puede provocar insomnio, muchas veces crónico. ¿Qué hacer? El primer paso es reducir el tiempo que permanecemos conectados. Para evitar la sensación de vacío que podemos sentir, se aconseja llenar el tiempo con actividades que nos mantengan ocupados como hacer deporte, practicar una afición, pasar más tiempo con la familia y amigos…

Pero no solo el cuerpo lo sufre, Las nuevas tecnologías también pueden deteriorar nuestras capacidades cognitivas y afectar nuestra salud mental.

  • Tecnoestrés. Estar conectado constantemente puede generar situaciones de tensión y nerviosismo. Cada vez que miramos el móvil, nuestro cerebro procesa una gran cantidad de acciones distintas: leemos ,observamos, organizamos… Esto supone un estrés y un desgaste que , a la larga, puede producir ansiedad, exceso de tensión nerviosa e incluso, depresión. Aunque puede manifestarse en cualquier situación, es en el ámbito laboral donde se muestra con mayor frecuencia. ¿Qué hacer? El primer paso es reducir el tiempo que permanecemos conectados. Para evitar la sensación de vacío que podemos sentir, se aconseja llenar el tiempo con actividades que nos mantengan ocupados como hacer deporte, practicar una afición, pasar más tiempo con familia y amigos…
  • Miedo a no estar conectados. También conocida por el nombre de nomofobia, es la ansiedad que produce no poder acceder al móvil, por haberlo dejado en casa o por quedarse sin batería. También ocurre en situaciones en las que no nos está permitido usarlo, como en el trabajo, en una clase… Esta sensación genera una gran cantidad de angustia que solo se alivia cuando se vuelve a tener acceso al dispositivo. ¿Qué hacer ? La clave está en un uso razonable del móvil, es decir, limitar su utilización a determinados momentos del día y mantenerlo apagado durante las comidas o cuando estamos con otras personas. Si pasas mucho tiempo en las redes sociales y crees que tu vida se está volviendo cada vez más virtual, es conveniente dedicar más tiempo a realizar actividades en el mundo real.

¿Qué es el síndrome de Google o la pérdida de memoria debido a internet? Nuestro móvil se ha convertido en nuestro cerebro adicional. ¿ No recordamos un dato? Lo buscamos en Google. ¿ Hay que realizar una división? Utilizamos la calculadora. ¿Tenemos que llamar a un amigo? Buscamos su teléfono en la agenda. Desde la irrupción de las nuevas tecnologías, apenas utilizamos la memoria y la capacidad de concentración.

Abusar del buscador hace que cada vez hagamos menos esfuerzo para memorizar datos, entender conceptos… ya que Internet lo hace por nosotros. Pero lo que parece una ayuda, a medio y largo plazo puede convertirse en un gran inconveniente, ya que la memoria, si no se usa, se atrofia. Para evitarlo, es conveniente volver a hacer las cosas de forma tradicional por ejemplo, efectuar operaciones matemáticas con papel y lápiz, utilizar el diccionario y las enciclopedias para conocer el significado de las palabras, consultar libros de historia , ciencias…

¿Sabías que puede producir envejecimiento prematuro ? El uso diario de los dispositivos electrónicos también puede perjudicar la salud de nuestra piel.

  • Arrugas por culpa de la «luz azul». La luz que emiten las pantallas de los móviles, tabletas y ordenadores contribuye al envejecimiento prematuro de la piel, con su consecuente aparición de manchas , arrugas y flacidez.
  • Cuello «iPhone» El gesto de doblar el cuello constantemente hacia delante para mirar la pantalla del móvil o de la tableta causa pérdida de elasticidad de la piel de la zona, flacidez , aparición de doble mentón y de arrugas profundas.
  • Quemaduras en la piel. Apoyar el portátil sobre las piernas durante largo rato puede producir pequeñas quemaduras similares a las causadas por el sol en casos graves, pueden quedar cicatrices.

Te ha servido nuestra información, si es así, te agradeceríamos que dejases un comentario y nos lo hicieras saber.

Muchas gracias y buen martes!

Fuente: Mariano Nadal . Heres publicaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *