7 armas anti-kilos

  1. Si sigues una dieta ,que sea correcta. Son muchos los expertos que alertan de que una pérdida de peso rápida nunca es saludable, además de que incrementa el riesgo de tener un efecto yoyó y el cuerpo recupere en poco tiempo el peso perdido. Pero hay otro dato que debes conocer: perder muchos kilos en poco tiempo por una propuesta alimentaria demasiado estricta puede ocasionarte más dolor de espalda. si esa alimentación no te aporta suficientes vitaminas y minerales, todas las estructuras que hacen de colchón de tus vértebras también se resentirán . Los músculos pueden tener , incluso, pequeños espasmos que provocarán mayor tensión en determinadas zonas, ya expuestas normalmente a las cargas habituales del día a día. Lo importante es recordar que , del mismo modo que los kilos de más te provocan dolor de espalda, una dieta adecuada y la pérdida justa del peso que te sobra puede ayudarte a vivir sin dolor.
  2. La hidratación es muy importante.
    Además de necesitar minerales, tus vértebras precisan de una buena hidratación para mantener su flexibilidad y su capacidad amortiguadora.
    Si no te hidratas bien los discos pueden sufrir una degeneración rápida y, en poco tiempo, lesionarse más fácilmente con las cargas habituales que antes sí soportaban bien.
    Los calambres pueden volverse frecuentes si el organismo no recibe todos los nutrientes y electrolitos que precisa. Y todo eso se acaba traduciendo en mayor rigidez y tensión muscular. ¿La mejor hidratación? Agua o zumos caseros e incluso smothies con vegetales y frutas.
  3. Busca alimentos ricos en magnesio. Este mineral es imprescindible para la salud de tu espalda en particular y de todos los grupos musculares de tu cuerpo en general. Lo encuentras en los vegetales de hoja verde como las espinacas y las acelgas ( porque va ligado a su clorofila, ya que lo necesitan para hacer la foto síntesis) y en la coliflor. Otras fuentes son las nueces, las judías, las almendras y las semillas de calabaza , girasol y sésamo. También lo encuentras en el arroz integral , en el alga agaragar, las hojas de cilantro secas o el cacao sin azúcar añadido.

Siempre que puedas adquiere vegetales de cultivos orgánicos porque si se usan fertilizantes estos pueden rebajar el contenido de magnesio que tienen los alimentos.

4. Ten buenos hábitos de sueño. De poco servirá que te alimentes bien si mantienes unos hábitos de sueño inadecuados. Si duermes poco ( menos de 7 horas) o lo haces mal tu organismo genera más cortisol . Esta hormona te predispone a acumular más grasa abdominal y a sufrir dolor de espalda.

5. Añade cúrcuma a tus platos. Esta milenaria especia ( el principal ingrediente utilizado en la elaboración del curry) se usa como antiinflamatorio en Asia desde hace siglos. Es un analgésico natural y, según algunos estudios, es tan eficaz como los medicamentos para combatir un proceso inflamatorio ( algo habitual en pequeñas lesiones de espalda que no acaban de curar porque la agresión que recibe es continua). Puedes añadirla en la elaboración de cualquier plato, tal y como harías con otro condimento. Pero también es eficaz como té. Para elaborarlo basta con añadir una cucharadita de cúrcuma a un cazo con agua hirviendo y, bajando el fuego, mantenerlo en cocción unos 15 minutos . Luego retira y cuela.

6. ¿ Por qué no puede faltarte omega ? Cuando nuestro organismo no dispone de suficientes ácidos grasos omega 3, los procesos inflamatorios ( incluidos los que afectan a la espalda) se suceden con más frecuencia. Está en el pescado azul, consume preferentemente el de pequeño tamaño como sardinas o boquerones) las nueces y el aceite de oliva virgen extra.

7. Lo bueno de tomar piña más a menudo. Es otro de los alimentos de reconocido efecto antiinflamatorio. Y se lo debe a una sustancia (una enzima) presente en ella, la bromelina. Al parecer, la piña ayuda , además , a que el músculo se restablezca tras una sesión de ejercicio. Así, tomar un poco de esta fruta puede ser una buena manera de que te aporte fibra, líquidos y vitaminas.

Fuente: RBA 10 minutos para aliviar tu espalda.

¿Te ha parecido interesante el artículo? Puedes decírnoslo a través de tus comentarios y gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *