¿Cómo mantener una buena postura las 24 horas del día? (I)

 

Si aprendes a moverte correctamente y a realizar algunas tareas cotidianas como coger peso o hacer la cama evitarás que te duela la espalda o al menos que lo haga con tanta frecuencia como hasta ahora.

En general , debes evitar las actividades que te obliguen a estar demasiado tiempo en una misma postura y que procures alternar varias que te permitan cambiar de posición , ya sea de pie, sentado…

Ejercicio%20pilates[1]

 ¿Cómo sentarse? Permanecer sentado durante muchas horas al día es una de las posturas que produce una mayor sobrecarga en la zona del cuello y en las lumbares. Al sentarnos sobre superficies demasiado blandas, la espalda se curva hacia atrás y las cervicales se acercan y se comprimen, lo que puede originar dolores en cuello, cabeza , espalda, hombros e incuso brazos.  Una de las claves puede estar en cómo te sientas y dónde. La mejor forma de sentarse es aquella que permite que los pies estén en contacto con el suelo. Asimismo, siéntate todo lo cerca del respaldo que puedas, pegando el coxis a este para que la espalda se apoye bien, procurando que esté recta, y mantén las piernas en ángulo recto respecto al tronco formando una L invertida. Así el cuerpo no tira hacia delante y no se curva la zona dorsal.

como-sentarse-en-la-pc[1]

Frente al ordenador o la mesa de trabajo. El centro de la pantalla del ordenador debe estar situado por debajo de la mirada y los brazos deben estar relajados y formar un ángulo de 90º con la mesa de trabajo. La cabeza nunca debe inclinarse hacia adelante, no debe forzarse la mirada ni generar tensión en el brazo o mano que maneja el ratón. En caso contrario, pueden producirse dolores en cervicales, la zona de los omóplatos, dorsales o sufrir una tendinitis den la muñeca. Procura que la silla esté próxima a la mesa de trabajo para evitar inclinarte hacia adelante. Es importante que la silla no sea demasiado alta o la mesa demasiado baja, lo que obligaría a encorvar la espalda. Hay que evitar sentase en el borde de la silla y dejar la espalda sin apoyo.

Al caminar. Lo mejor es hacerlo sin cargar peso ni llevar las manos ocupadas, para permitir que los brazos se balanceen al ritmo del paso. El impacto de la pisada viene dirigido por los pies., continúa por la cadera, sigue por la espalda y se libera en los brazos. El que sea así influirá muy positivamente evitando tensiones en la parte superior de la espalda. Elegir un buen calzado para caminar durante una distancia más o menos larga permite, por otra parte, que los movimientos que realiza tu pie al apoyarse en el suelo sean más suaves y acompasados, evitando golpes. El uso de tacón demasiado elevado o un zapato con punta extremadamente estrecha, además de producir deformaciones en los pies, altera la correcta alineación de tu cuerpo.

El refuerzo del talón del zapato debe ser estable para permitir que mantengas el talón recto y no se desplace hacia los lados o adelante y atrás. Lo contrario provocaría que el tobillo tuviera que adoptar una posición más rígida para contrarrestar este desplazamiento.

El tacón debe tener una altura de entre 2 y 5 centímetros y un grosor suficiente como para que evite que el pie tiemble al caminar y permita absorber el impacto realizado con el pie al contracto con el suelo, ayudando de este modo a repartir las fuerzas de tensión. Elige zapatos flexibles. Asimismo , es importante que una vez calzada, los dedos de tus pies puedan moverse libremente en el interior del zapato, es decir, que puedan encogerse y estirarse con facilidad.

¿ Te sirvió de utilidad nuestro artículo? Si es así , haz tus comentarios más abajo.

 

 

 

 

17 comentarios sobre “¿Cómo mantener una buena postura las 24 horas del día? (I)”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *