¿Quieres aumentar tus defensas?

images[10]

Imagina tu sistema inmunitario como un ejército interno que se encarga de defenderte de todo tipo de gérmenes y sustancias perjudiciales . Te descubrimos todo lo que puedes hacer para fortalecerlo.

Libera tus nervios. El estrés te debilita. Cuando la tensión se hace crónica, el cuerpo produce un exceso de corticoides naturales que lo debilitan, y de citoquinas proinflamatorias que impiden que combata las infecciones. También es importante que relajes tu ritmo de vida. Empieza la formada con diez minutos de estiramientos para oxigenarte o unos ejercicios de Pilates, ve haciendo pausas durante el día y, por ejemplo, toma una infusión a pequeños sorbos. Y cuando te notes  más nervioso y se acelere tu respiración, concéntrate en coger y sacar el aire lentamente , para aflojar la tensión.

Sonríele a la vida. El sistema inmunitario se comunica con el nervioso y con el endocrino, por ello depende mucho de nuestras emociones, estados de ánimo y el carácter o forma de ser. El cóctel ideal es una parte de risas ; otra de enfocar los pensamientos en positivo ; otra parte de tiempo personal de calidad ; y una última de apoyarte en los demás con unas relaciones sociales positivas. Con esta fórmula conseguirás alejar la tristeza y la depresión.

Equilibra tu peso y tu dieta. Mantente en tu peso ideal. Los estudios demuestran que las personas obesas suelen tener una respuesta inmunitaria más lenta ante las infecciones porque su cuerpo produce menos glóbulos blancos. Las dietas por debajo de 1200 calorías o una alimentación rica en alimentos procesados, refinados o exceso de azúcares , no aportan los suficientes nutrientes para el buen funcionamiento de nuestras defensas .

Libérate del tabaco y malos humos. Los fumadores necesitan un 40% más de vitamina C porque el tabaco destruye este nutriente esencial para el sistema inmune.

La polución destruye filamentos que hay en el interior de las células y esto impide que el cuerpo pueda expulsar gérmenes a través de la mucosidad, haciéndonos vulnerables. Siempre que puedas acércate a la naturaleza y respira aire puro.

Beneficios del ejercicio ( como la práctica de Pilates). Cuando es moderado es doblemente beneficioso porque actúa sobre las células inmunocompetentes a través de los intermediarios químicos, hormonas… y porque mejora la salud general y así el sistema inmune no debe trabajar en tantos frentes.

Al mejorar el metabolismo de las grasas, por ejemplo, esto hace que, de modo indirecto, mejoren las condiciones de trabajo del sistema inmunológico, al igual que ocurre con el hígado o el corazón.

Tiene una acción antiinflamatoria, disminuyendo así el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, artrosis, alzhéimer y diabetes. Esto se debe a que durante el ejercicio se produce la citosina antiinflamatoria, IL-6.

Moverse libera la hormona del crecimiento que aumenta la producción de factores que facilitan la activación de las células inmunocompetentes y estimulan su maduración.

Y desestresa al activa la producción de endorfinas, las llamadas «hormonas de la felicidad» que son sustancias naturales con poder analgésico.

Vía: Dr. José Peña Martínez Catedrático en la Universidad de Cordoba.

Déjanos tu opinión a continuación. Estamos encantados de que te expreses.

9 comentarios sobre “¿Quieres aumentar tus defensas?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *