Empezar el día con buen pie

images[2] (2)

Un buen principio es vital para encauzar positivamente la jornada. En estos primeros instantes se pueden decidir las claves que darán sentido al día.

Las personas que no se levantan descansadas y de buen humor deber saber que existe un buen número de recursos sencillos para cambiar la situación. Ponerlos en práctica ayuda a mejorar la calidad del sueño, favorece la digestión de los alimentos ´, así como la forma física y la actitud para afrontar cada día.

¿Qué consejos podemos adoptar para dormir de verdad?

Dormir en una cama cómoda y en una habitación sin ruidos, oscura y con una temperatura que oscile entre 16 y 20 ºC.

Mantener horarios regulares, tanto al acostarse como al levantarse, incluso en los días festivos, y establecer rutinas diarias para las actividades cotidianas: trabajo, comidas , ejercicio, ocio, relajación, sueño…

Tomar un baño caliente una o dos veces a la semana antes de irse a dormir relaja profundamente. Puede potenciarse el efecto con unas gotas de aceites esenciales de lavanda, mandarina, bergamota, manzanilla, incienso  o sándalo.

Evitar los excitantes como el café  , el té , el chocolate, bebidas de cola, el alcohol o cualquier otra sustancia estimulante desde seis horas antes de irse a dormir.

Disfrutar de una cena ligera y esperar un mínimo de dos horas antes de acostarse.

Rebajar el estrés durante el día, realizando pequeñas pausas de unos diez minutos para respirar profundamente, practicar algún ejercicio de Pilates o yoga , o bien meditar.

Si se duermen las horas necesarias, es fácil despertarse a la hora deseada sin necesidad de recurrir al despertador, de hecho eso es la prueba de que el sueño ha sido satisfactorio.

¿Te gustó nuestro artículo de hoy? Puedes comentar más abajo.

Muchas gracias.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *