Alimenta tu piel. Tus 10 mejores aliados

15433078_xxl1[1] pina-clinica-adelgar[1] zanahorias-granel_1[1]

La verdadera fuente de la juventud está en tu despensa. Elegir bien lo que comes es el secreto de una piel sana.

Zanahoria para pieles secas. Debido a su riqueza en betacaroteno, la zanahoria ayuda a prevenir los procesos oxidativos de la piel asociados al envejecimiento. Es muy adecuada para pieles secas, además de un sano y eficaz potenciador del bronceado, ya que protege la piel del sol activando la melatonina. Beber zumo de zanahoria, tomate y naranja cada mañana es una ayuda excelente para broncearse.

Cereales integrales. Contienen zinc, un mineral antioxidante básico para la síntesis del colágeno, por lo que interviene en el tono y la elasticidad de la piel. Muy efectivo es añadir una  cucharadita de germen de trigo en el yogur.

Arándanos antirojeces. Este pequeño fruto contiene antiocianinas , que estimulan la circulación sanguínea y facilitan la llagada de oxígeno a la pie. Además , evitan la aparición de rosácea, cuperosis y venitas superficiales.

Más joven con uvas negras. También son ricas en antocianinas , así como en flavonoides y resveratrol, compuestos fitoquímicos de potente acción antioxidante que protegen la piel del paso del tiempo.

Nutritivo atún claro. Rico en ácidos grasos omega 3, unas grasas buenas que forman parte de la estructura de las membranas celulares y son indispensables para regenerar la piel y evitar que se reseque.

Semillas de sésamo. Ricas en ácido linoleico, que ayuda a cuidar la piel desde dentro . Reduce la oxidación celular y tiene un gran poder regenerativo e hidratante.

Piña depurativa. Cuando acumulas toxinas, el cutis se ve aparado y es más fácil que aparezcan imperfecciones y granitos. El efecto depurativo de la piña te puede ayudar a liminar toxinas y recuperar la luminosidad.

Kiwi contra las arrugas. Unos de los frutos más ricos en vitamina C, la cual estimula el crecimiento celular y fomenta la producción de colágeno. De hecho, esta vitamina está presente en muchas cremas antiedad. Y es que cuanto te falta, tu piel pierde elasticidad, lo que da lugar la formación de arrugas.

Pollo, fuente de colágeno . Es rico en proteínas ligeras, que son el principal componente del colágeno y la elastina, las fibras que » sostienen» la piel evitando que quede flácida.

Vía: RBA . Mamen Lorenzo.

¿Nos aportas algún otro alimento? Puedes dejar tu comentario a continuación y gracias.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *