Estiramientos y nervios

imagesETGE1TZH

Además de aplicar tensión a músculos , tendones y ligamentos, el estiramiento estimula los mecanismos reflejos naturales que controlan la tonificación y la longitud de los músculos.

Los músculos y los tendones tienen estructuras sensoriales integradas dentro del propio músculo o en el tendón. La información procedente de esas estructuras sensoriales es devuelta a la médula espinal por los axiones de las células de los ganglios espinales que forman los nervioso periféricos. Una vez en la médula espinal, la información se utiliza para regular el funcionamiento del músculo durante el movimiento activo. Las células nerviosas llamadas motoneuronas o neuronas motoras, situadas en la sustancia gris del asta anterior de la médula espinal, genera el movimiento de los músculos enviando impulsos hacia abajo por nervios periféricos hasta la célula muscular.

Los reflejos son respuestas rápidas y automáticas a estímulos: un impulso nervioso se desplaza hasta un centro nervioso de la médula espinal; el centro nervioso envía a continuación un mensaje a un músculo o glándula para que dé una respuesta sin que la persona en cuestión sea consciente de ello. La secuencia refleja que más afectada se ve por el estiramiento muscular es el reflejo osteotendinoso. Es una secuencia sencilla en que , a partir de la información de los husos musculares que detectan cambios en la longitud del músculo , se regula el tono muscular.

Un músculos estirado es más fuerte , flexible y resiste mejor el estrés que un músculo poco o nada trabajado.

Vía:Anatomía de los estiramientos Ken Ashwell.

Puedes dejar tu comentario a continuación. Muchas gracias y feliz día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *