No te pongas límites

adelantee[1]

La mayoría de las veces no alcanzas tus objetivos porque tú mismo te limitas. Las limitaciones son peores que las excusas. Las excusas no dicen nada de ti, salvo que buscas la forma de escaquearte de tu compromiso . Pero las limitaciones te descalifican, te dicen que no eres capaz, que no podrás, que los demás son mejores que tú, que no estás a la altura y minan tu autoestima.

Aquí por cada limitación te vamos a dar una solución:

  • No soy hábil. Solución: Entrena más y disfruta . El deporte es para todos , para los «supertalentosos» y para los que no lo son. Porque el ejercicio no se realiza solo para competir, sino para disfrutarlo. Si te atrae patinar pero piensas que es una tontería intentarlo porque te falta equilibrio, piensa que lo único que tienes que hacer es entrenar más horas hasta que consigas caerte menos. Nada más.

images[10]

  • ¡ Pero dónde voy yo a mis años! Solución: La edad no está en los años, sino en la actitud. No es mayor quien cumple, sino quien se marchita dejando la vida pasar. Dependiendo de tu edad y de tu experiencia con el ejercicio, tendrás que buscar la ayuda de un profesional para que te introduzca poco a poco en el deporte de forma saludable. Pero tengas la edad que tengas , alguna actividad seguro que está esperándote ahí fuera.

2 roll up pilates[1]

  • ¡Pero si con este sobrepeso no puedo hacer nada! Solución: empieza siendo prudente, pide opinión a tu médico y pasa las pruebas que te aconsejen, pero no te limites. Uno de los motivos principales por os que las personas sedentarias y con sobrepeso empiezan a hacer ejercicio es justo para perderlo. Y olvida la vergüenza de tu aspecto físico. No buscamos cuerpos perfectos, buscamos personas felices.

mujer-nadando-conlentes-y-gorra-300x199[1]

  • ¡Imposible, me falta constancia , lo abandono todo enseguida! Solución :¡Pues no lo hagas! No dejes que los prejuicios que tienes de ti por experiencias pasada condicionen el curso de un nuevo reto. Puede que antes fueras poco perseverante, pero has decidido dejar de serlo. Con proponértelo puedes conseguirlo. A partir de hoy te nombras a ti mismo ejemplo de tesón y constancia.

Josep%20Pilates[1]

  • ¡No voy a ser capaz, nunca he hecho deporte! Solución: Empieza por lo que te atraiga más. Solemos ser más hábiles y más constantes con lo que nos apasiona. El cerebros es plástico y tu cuerpo también. Tarde o temprano podrás hacer tu deporte, con más o menos habilidad, pero podrás. Nadie exige una matrícula de honor para practicar una afición.

¡No piense que no vales y sal a disfrutar!

Vía: Patricia Ramírez Loeffler

Escribe tu comentario , amigo y gracias.

Un comentario sobre “No te pongas límites”

  1. Merece la pena ir a las clases. Se trabaja el fortalecer el abdomen y hace que te sientas a diario mejor.
    Muchas veces es el cuerpo el que me pide hacer el ejercicio, lo necesito.
    Gracias a Raquel, Bea y Sandra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *