Archivo de la etiqueta: alimentacion

7 armas anti-kilos

  1. Si sigues una dieta ,que sea correcta. Son muchos los expertos que alertan de que una pérdida de peso rápida nunca es saludable, además de que incrementa el riesgo de tener un efecto yoyó y el cuerpo recupere en poco tiempo el peso perdido. Pero hay otro dato que debes conocer: perder muchos kilos en poco tiempo por una propuesta alimentaria demasiado estricta puede ocasionarte más dolor de espalda. si esa alimentación no te aporta suficientes vitaminas y minerales, todas las estructuras que hacen de colchón de tus vértebras también se resentirán . Los músculos pueden tener , incluso, pequeños espasmos que provocarán mayor tensión en determinadas zonas, ya expuestas normalmente a las cargas habituales del día a día. Lo importante es recordar que , del mismo modo que los kilos de más te provocan dolor de espalda, una dieta adecuada y la pérdida justa del peso que te sobra puede ayudarte a vivir sin dolor.
  2. La hidratación es muy importante.
    Además de necesitar minerales, tus vértebras precisan de una buena hidratación para mantener su flexibilidad y su capacidad amortiguadora.
    Si no te hidratas bien los discos pueden sufrir una degeneración rápida y, en poco tiempo, lesionarse más fácilmente con las cargas habituales que antes sí soportaban bien.
    Los calambres pueden volverse frecuentes si el organismo no recibe todos los nutrientes y electrolitos que precisa. Y todo eso se acaba traduciendo en mayor rigidez y tensión muscular. ¿La mejor hidratación? Agua o zumos caseros e incluso smothies con vegetales y frutas.
  3. Busca alimentos ricos en magnesio. Este mineral es imprescindible para la salud de tu espalda en particular y de todos los grupos musculares de tu cuerpo en general. Lo encuentras en los vegetales de hoja verde como las espinacas y las acelgas ( porque va ligado a su clorofila, ya que lo necesitan para hacer la foto síntesis) y en la coliflor. Otras fuentes son las nueces, las judías, las almendras y las semillas de calabaza , girasol y sésamo. También lo encuentras en el arroz integral , en el alga agaragar, las hojas de cilantro secas o el cacao sin azúcar añadido.

Siempre que puedas adquiere vegetales de cultivos orgánicos porque si se usan fertilizantes estos pueden rebajar el contenido de magnesio que tienen los alimentos.

4. Ten buenos hábitos de sueño. De poco servirá que te alimentes bien si mantienes unos hábitos de sueño inadecuados. Si duermes poco ( menos de 7 horas) o lo haces mal tu organismo genera más cortisol . Esta hormona te predispone a acumular más grasa abdominal y a sufrir dolor de espalda.

5. Añade cúrcuma a tus platos. Esta milenaria especia ( el principal ingrediente utilizado en la elaboración del curry) se usa como antiinflamatorio en Asia desde hace siglos. Es un analgésico natural y, según algunos estudios, es tan eficaz como los medicamentos para combatir un proceso inflamatorio ( algo habitual en pequeñas lesiones de espalda que no acaban de curar porque la agresión que recibe es continua). Puedes añadirla en la elaboración de cualquier plato, tal y como harías con otro condimento. Pero también es eficaz como té. Para elaborarlo basta con añadir una cucharadita de cúrcuma a un cazo con agua hirviendo y, bajando el fuego, mantenerlo en cocción unos 15 minutos . Luego retira y cuela.

6. ¿ Por qué no puede faltarte omega ? Cuando nuestro organismo no dispone de suficientes ácidos grasos omega 3, los procesos inflamatorios ( incluidos los que afectan a la espalda) se suceden con más frecuencia. Está en el pescado azul, consume preferentemente el de pequeño tamaño como sardinas o boquerones) las nueces y el aceite de oliva virgen extra.

7. Lo bueno de tomar piña más a menudo. Es otro de los alimentos de reconocido efecto antiinflamatorio. Y se lo debe a una sustancia (una enzima) presente en ella, la bromelina. Al parecer, la piña ayuda , además , a que el músculo se restablezca tras una sesión de ejercicio. Así, tomar un poco de esta fruta puede ser una buena manera de que te aporte fibra, líquidos y vitaminas.

Fuente: RBA 10 minutos para aliviar tu espalda.

¿Te ha parecido interesante el artículo? Puedes decírnoslo a través de tus comentarios y gracias.

¿Qué medidas puedes tomar si tienes la tensión baja?

Unos niveles de tensión bajos siempre se han considerado un seguro de vida para el corazón. » Es mejor tenerla baja que alta» acostumbran a decir los médicos . Y es cierto que si la hipotensión no provoca ningún síntoma no se considera una patología ni hay por qué alarmarse. Valores iguales o inferiores a 90 mmHg para la máxima y 60mmHg para la mínima se considera hipotensión. » Yo he visto a muchos pacientes, sobre todo gente joven, con valores de 9mmHg de máxima y 6 mmHg de mínima que ni siquiera se marean» , asegura la Dra Nieves Martell. Otra cosa bien distinta es sufrir bajadas bruscas:

  • Un cambio de solo 20 mmHg ( por ejemplo, una disminución de 110 a 90 mmHg de presión sistólica ) puede causar mareos porque el cerebro no recibe el suministro adecuado de oxígeno.
  • Esta situación puede deberse a muchas causas y unas tienen más importancia que otras. El momento en el que se produce el descenso te da pistas sobre el tipo de hipotensión que sufres y lo que puede haber tras ella.

Si te mareas al levantarte… es lo que se denomina hipotensión ortostática o postural y es la más común. ¿ Por qué ocurre? En condiciones normales, al ponernos de pie la fuerza de la gravedad hace que la sangre se acumule en las piernas. Para compensar este efecto , el corazón aumenta su ritmo cardiaco y se contraen los vasos sanguíneos, de forma que la sangre llega con normalidad al cerebro. Pero si tienes hipotensión postural ese mecanismo de compensación falla, con lo que la presión arterial disminuye y puedes sufrir mareos, visión borrosa e incluso desmayos al incorporarte. Aunque es más habitual en personas de edad avanzada, no es extraño que suceda a edades tempranas, sobre todo al levantarse rápidamente después de haber permanecido sentado con las piernas cruzadas o en cuclillas. Sucede más si hay deshidratación, con el calor excesivo, tras un reposo prolongado en cama o en el embarazo, pero también se produce por trastornos más serios ( diabetes, venas varicosas o problemas cardiacos o de tiroides). Por eso conviene hablarlo con el médico. Quizá considere investiga por si hubiera alguna dolencia aún no diagnosticada.

Otras situaciones. Cuando desciende después de comer, se trata de hipotensión posprandial y afecta principalmente a gente mayor y a personas hipertensas. Comer poca cantidad y más veces al día ayuda a evitar los desvanecimientos por esta causa.

Tras pasar mucho rato de pie. Se llama hipotensión mediada neuralmente y la padecen sobre todo jóvenes. Se cree que es consecuencia de una mala comunicación entre el corazón y el cerebro.

¿En qué casos sí es un problema? Como ya hemos dicho, por lo general unos valores bajos de tensión no son preocupantes cuando no se acompañan de síntomas, pero todo tiene un límite. Un estudio publicado en Journal of de American College of Cardiology revela que las personas con una presión arterial diastólica inferior a 60mmHg tienen el doble de probabilidades de tener demasiado alta una proteína » dañina» para el corazón. » La mínima nunca debería estar por debajo de 60 mmHg porque compromete la función cardiaca » afirma la Dra Martell.

Lo que no debe olvidar una persona hipotensa. Si notas que te estás mareando no intentes desplazarte. Apóyate en alguna superficie , baja poco a poco hasta tumbarte en el suelo y levanta las piernas.

Acostúmbrate a incorporarte lentamente del sofá o la cama, sentándote a medio camino.

Bebe agua a lo largo del día. La deshidratación es una de las principales causas de síncopes.

Toma un par de cafés o tés a diario. Ambos contribuyen a elevar la presión sanguínea.

Los ambientes calurosos no te convienen. Evita las saunas ( o al menos no las hagas solo) , las duchas muy calientes, el meto en hora punta…

Procura limitar el alcohol. Baja el ritmo cardiaco y también las cifras de la tensión arterial.

La comidas muy copiosas requiere mucho suministro de sangre en el estómago. Y eso puede favorecer bajadas de presión si tienes predisposición a sufrirlas.

Ten a mano chocolate negro. Al igual que el regaliz, sube la tensión. Cuando te notes decaído, toma una onza de chocolate. Asimismo, poner una pizca de sal bajo la lengua funciona.

¿Cómo saber si es una emergencia médica? Las bajadas de tensión acostumbran a » solucionarse» en casa poniendo en práctica estos consejos, pero vale la pena indagar sobre por qué ocurren. Señales de alarma son piel pálida, húmeda y fría, respiración rápida y poco profunda , y pulso débil y acelerado pueden alertarnos de que estamos ante una emergencia. Las causas son variadas pero requieren atención inmediata: una reacción alérgica o un infección grave, una pérdida de sangre por hemorragia interna o incluso un ataque cardiaco.

Los mejores remedios para reducir los efectos de la contaminación

La polución aumenta el riesgo de sufrir enfermedades respiratorias, trastornos cardiovasculares, cáncer, alteraciones inmunológicas, alergias, problemas de fertilidad… No es un tema  sin importancia porque dos de cada cinco españoles respira aire contaminado. ¿Sabías que… la mortalidad prematura por contaminación atmosférica es 15 veces mayor que la causada por accidentes de tráfico?

¿ Y…  te gustaría frenar todos esos efectos introduciendo mejores en tu dieta? 

Los tóxicos que expulsan las fábricas y los tubos de escape de los coches dificultan la absorción y el transporte de la vitamina A en el organismo Este nutriente es crucial, ya que previene problemas respiratorios y dos tipos de cáncer estrechamente relacionados con la contaminación : el de pulmón y el colorrectal. Por estas razones, incluir en tu dieta vegetales de color naranja, ricos en esta vitamina, es todo un acierto. El boniato por ejemplo es la guarnición ideal, que destaca por su alto aporte en vitamina E. Las personas que viven en lugares contaminados también requieren mayores dosis de este otro anti cancerígeno natural, que es capaz de estimular la fertilidad.

Está demostrado , la exposición a partículas contaminantes aumenta el riesgo de infarto y de ictus. el humo del tabaco yla contaminación atmosférica pueden destruir nuestras reservas de vitamina C y de bioflavonoides, dos fabulosos protectores cardiovasculares. Evita posibles déficits incluyendo en las ensaladas gajos de naranja, cebolla morada y perejil. 

Las personas que viven en zonas con un alto nivel de polución deberían aumentar la toma de vitamina D-. Según los expertos,  la carencia de este nutriente , que favorece la comunicación entre las neuronas, sumado a la contaminación, podría aumentar el riegos de demencia. Para impedir que el aire que respiramos acabe dañando el cerebro, come más setas, en especial  chapiñones, portobello y shiitake. Lo ideal es cocinarlas con otras fuentes de vitamina D, como huevo, salmón y caballa. 

Garantizar la presencia en la dieta de Omega 3 y selenio nos protege frente a los radicales libres generados por la contaminación, el humo del tabaco y los pesticidas. Con este fin, refuerza la toma de pescado azul de pequeño tamaño y enriquece los cereales del desayuno o del yogur con semillas de chía y nueces. Estos buenos hábitos te ayudarán a reforzar tus defensas, favorecer la eliminación de metales tóxicos y prevenir tanto las enfermedades cardiovasculares como el cáncer.

¿Te gustaría comer más pescado ,pero temes la carga de mercurio, cadmio o plomo? 

  • Pescado azul. El de gran tamaño es el que acumula más tóxicos. En especial si estás embarazada o tienes hijos menores de 12 años, decántate por la sardina, el boquerón, la caballa, el arenque o el jurel y evita el atún, el pez espada y el tiburón. Aunque los niveles de tóxicos en estos últimos pescados no superen los límites, no deben comerse más de dos veces al mes.
  • Pescado blanco. Al ser menos graso tiende a acumular menos metales pesados. ¿ La excepción?  Los grandes predadores, como la merluza. Tampoco abuses del lenguado. Al ser un filtrador de fondos, puede acumular plomo . Te aconsejamos no incluir la cabeza o las vísceras de estos pescados en los caldos, ya que es ahí donde se acumulan los metales pesados. Como el pescado azul de pequeño tamaño, pueden tomarse 2/3 veces a la semana.
  • Marisco. La sepia, el calamar y el pulpo son las opciones más saludables y los mejillones y los berberechos las menos, ya que poseen mayores dosis de mercurio y plomo. Evita ,por otro lado, chupar la cabeza de las gambas, langostinos y cigalas. Es ahí donde se concentrar las cantidades más elevadas de cadmio.

Pero, puedes respirar tranquilo. Según un estudio realizado por la Universidad de Nueva York, las personas que incluyen habitualmente alimentos de la dieta mediterránea en sus menús se ven menos afectados por los contaminantes del ambiente, debido al poder que tienen para frenar el estrés oxidativo y la inflamación . Tu apuesta es dar preferencia a las hortalizas y frutas de temporada , a las legumbres, al aceite de oliva virgen extra, al pescado azul y a los cereales integrales. Para que la carne y el pescado tenga una presencia testimonial en el plato ( los guisos de nuestras abuelas seguían esta regla ) da más protagonismo a los cereales.

Fuente: Heres publicaciones

Come de cuchara

 

¿Sabías que los guisantes son un tipo de legumbre? Hay otras curiosidades que quizás te sorprendan de este grupo de alimentos, que además de ser económicos, cocinadas en caliente son el plato perfecto para asentar el cuerpo en invierno.

Las legumbres son consideradas por los nutricionistas como una maravilla de la cocina doméstica y bajo esta acepción se agrupan las más populares, como los garbanzos o las lentejas,pero también los cacahuetes, los guisantes y las vainas de soja. «Poseen un perfil nutricional muy interesante. Son ricas en proteínas de origen vegetal, fibra, vitaminas del grupo B y minerales, entre los que destacan el potasio, magnesio, zinc, hierro y fósforo» , apunta Elena de la Fuente, diplomada en nutrición humana y dietética. Un estudio reciente sugiere que este grupo de alimentos podría estar poco explotado a la hora de perder peso. La investigación, de la Universidad de Copenhague (Dinamarca), reveló que aquellas personas que tomaron una ración de legumbres en la comida consumieron un 12% menos de calorías en la siguiente. Otro estudio, publicado en Journal Of the American College of Nutrition, demostró que las personas que consumen legumbres regularmente están más delgadas y tienen menos riesgo de obesidad que aquellas que no las toman. » Al tener un buen aporte de fibra producen una sensación de saciedad a largo plazo, evitan el estreñimiento y regulan los niveles de azúcar en sangre, previniendo enfermedades ardiovasculares y obesidad» razona De la Fuente. Todo son ventajas : son baratas , fáciles de cocinas y nutritivas. Además, los expertos nos animan a comerlas más de lo que lo hacemos,porque a pesar de todos sus beneficios ,les persigue un mito infundado por el que tendemos a no incluirlas en nuestros menús:» Han estado asociadas al sobrepeso debido a la falsa creencia de que aportan mucha energía y grasa » , explica la nutricionista. Hay muchos tipos de legumbres, así que no te quedes en los maravillosos potajes , aquí verás nuevas y ricas opciones.

Judías pintas. 100 g=99 calorías, 8 g de fibra, 7 g de proteína y 0,13 g de grasa saturada.
Son una excelente fuente de fibra y folato, y también buenas proveedores de energía, vitamina B y hierro. Un estudio publicado en el American Journal of Clinical Nutrition concluyó que las judías pintas contienen poderosos antioxidantes, llamados polifenoles, los cuales ayudan a prevenir ciertos cánceres, incluido el de mama.
Así se comen. Atrévete con unos exóticos burritos, con unos tacos o tómalas en ensaladas y sopas.
 
Alubias negras.100g= 132 calorías, 16 g de fibra, 21 g de proteínas y 0.2 g de grasa saturada.
Puede que las descubrieras en algún restaurante chino ,pues suelen tener en sus cartas platos como pollo en salsa de alubias negras. Comida para llevar a un lado, las alubias negras resultan una opción muy interesante para incorporar a tu dieta . Son especialmente ricas en fibra, tiene un buen aporte de sustancias antioxidantes así como folatos, vitaminas del grupo B y minerales como potasio, magnesio y calcio.
Así se toman. Combinan bien con carne de vacuno, pollo, verduras salteadas y con la típica preparación mejicana de chili con carne.
 
Alubias blancas. 100 g= 78 calorías, 3,7 g de fibra, 4,7 g de proteína y 0 g de grasa saturada.
Son una gran fuente de fibra, pero si las tomas en lata añadirás grandes cantidades de sal y azúcar. Busca las versiones bajas en grasa. Y no te olvides de los gases , este alimento puede activar los síntomas del síndrome del colon irritable en algunas personas.
Así se comen. Rindiendo tributo a la cultura inglesa las puedes poner sobre una tostada en el desayuno… o a cualquier hora del día.
-Habichuelas rojas . 100 g= 118 calorías, 6,2  g de fibra, 7 g de proteína y 0,1 g de grasa saturada.
Las habichuelas rojas son una gran fuente de zinc , que ayuda a fortalcer el sistema inmunitario. Pero hay que tener en cuenta que contienen una sustancia llamada lectina, que es tóxica. De la Fuente nos da un truco para reducirla » Se ha observado  que la legumbre cruda empapada en agua durante horas reduce la cantidad de lectina»
Así se comen. No las tomes solo con carne . Escúrrelas, enjuágalas y prepara una rica ensalada con ellas.
-Lentejas . 100 g= 118calorías, 8  g de fibra, 9 g de proteína y 0,1 g de grasa saturada.
Son muy  baratas, de hecho, es uno de los alimentos más económicos que `puedes encontrar en el mercado, sí que merece la  pena dominar algunas recetas con esta legumbre como ingrediente principal.
Así se comen. La nutricionista nos propone tomarla en paté, consúmelo solo, con crudités o como relleno de otros alimentos.

-Garbanzos . 100 g= 164 calorías, 8  g de fibra, 9 g de proteína y 0 g de grasa saturada.
Su contenido en vitamina K, hierro, fosfato, calcio, magnesio, maganeso y zinc contribuye a la construcción y mantenimiento de la estructura y la resistencia ósea. Además es una legumbre saciante y fibrosa que te dejará sin hambre durante unas cuantas horas.
Así se comen. Si eliges los más pequeños serán perfectos para acompañarlos con curry.
-Vainas de soja . 100 g= 173 calorías, 16  g de fibra, 21 g de proteína y 0,2 g de grasa saturada.
Son conocidas por ser una potente fuente de proteína, al mismo nivel que la carne, se pueden manipular para convertirlas en otros alimentos, como leche, tofu sopa miso y se pueden consumir frescas cuando la vaina está todavía tierna. Es una alimento libre de colesterol y gluten, bajo en calorías y una excelente fuente de proteínas, hierro y calcio.
Así se toman. Hiérvelas y ponles sal.
-Cacahuetes. 100 g= 567 calorías, 9  g de fibra, 26 g de proteína y 7 g de grasa saturada.
Podrían parece unos intrusos dentro de este grupo de alimentos peor no, están aquí por derecho propio y son una magnífica fuente de antioxidantes. En la piel del cacahuete encontramos polifenoles y resvaratrol y además gran parte d ela fibra que poseen se encuentra en esta parte. Pero tienen un pequeño inconveniente , ten cuidado con la cantidad que tomas, porque son muy calóricos. Opta por unos 30 g como snacks y cómpralos al natural.
Tómalos así.  Son una excelente alternativa para tenerlos en el cajón de la oficina.
Fuente: María Villar y María Lally . Women´s Health

Alcohol: ¿bueno o malo?

774-Vino1[1]

Vino tinto, cerveza y sidra son aliados para la salud de nuestro cerebro por su alto contenido en flavonoides y polifenoles… Pero en sus justa medida.

El alcohol libera 7 kcal por cada gramo , por tanto, las bebidas alcohólicas aportan una cantidad considerable de calorías pero no deben considerarse una fuente nutricional, ya que, la mayoría solo aportan «calorías vacías» por el azúcar y el alcohol que contienen.

En general, cuando su consumo es excesivo, se observan carencias nutricionales de algunas vitaminas y minerales que pueden favorecer el desarrollo de enfermedades. También debilitan el sistema inmune y, en consecuencia , disminuyen nuestras defensas naturales frente a cualquier enfermedad y perjudican la función desintoxicadora hepática, mediante la cual el hígado desactiva y elimina toxinas.

Pero cerveza y vino tinto entran en otra categoría, contienen antioxidantes y minerales que, con moderación, pueden ser beneficiosos para el organismo.

Una copa de vino al día, es decir, consumirlo de forma moderada, viene a reducir hasta un 23% el riesgo de desarrollar demencia, enfermedad de Alzheimer y otras alteraciones cognitivas. Sin embargo, el exceso se asocia con un mayor riesgo para las mismas enfermedades.

¿Qué opinión te merece nuestro artículo? Deja tu comentario más abajo y gracias.

 

¿Cómo cuidan de tu corazón con los arándanos?

images[6]

Ya se pueden encontrar fácilmente en los centros comerciales y es que, a pesar de ser tan pequeños, se consideran auténticas píldoras naturales de antioxidantes.

Pese a su pequeño tamaño el arándano pasee grandes beneficios para la salud , puesto que ayuda a la reducción de la grasa abdominal y a la vez, sus abundantes polifenoles protegen el corazón.

Los arándanos son ricos en vitamina C y unas sustancias llamadas antocianinas – a las que deben su color- que, en realidad, son flavonoides cuya presencia en la alimentación reduce la probabilidad de padecer numerosas dolencias.

Por un lado, destacan por su acción tanto preventiva como curativa de las infecciones de orina; y , por otro, por su acción protectora de las dolencias cardiovasculares, reductora de la hipertensión e incluso porque nos protegen del cáncer.

Últimamente se ha comprobado que los arándanos contribuyen a reducir la «barriguita» producida por la acumulación de grasas en el abdomen en un estudio celebrado por la Sociedad Americana de Nutrición en Washington. También se dieron cuenta que la dieta rica en arándanos frenaba la formación de tejido graso. Puedes tomarlos al natural o incluirlos en ensaladas y yogures.

Nuestras células » se oxidan» con cierta facilidad por el tipo de dieta que llevamos y los contaminantes ambientales, pero se puede contrarrestar en parte con alimentos ricos en vitaminas y otras sustancias antioxidantes, como las bayas o frutos del bosque: arándanos, frambuesas y moras.

¿Te interesó nuestro artículo de hoy? Puedes decírnoslo y muchas gracias.

 

5 verduras y frutas al día

300-mag_115311[1]

Si cumples esta norma es señal de que tu alimentación es buena… y supone un seguro de vida para tu corazón. Se dice que las personas que comen más frutas y verduras viven más tiempo… y seguramente más delgadas añadimos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda tomar diariamente medio kilo de estos alimentos . Un gran estudio llevado a cabo en 10 países europeos apunta , por ejemplo, que el consumo de fruta y verdura reduce la mortalidad por infarto de miocardio.

Además, recientemente se ha publicado una investigación en EEUU sobre la dieta mediterránea que establece una conclusión final y unánime de ser un «seguro de vida» para tener un corazón sano. Cuantas más cantidad de estos alimentos se consuma, por lo tanto, mucho mejor. De hecho, por cada ración diaria adicional, el riesgo  de sufrir un infarto de miocardio se reduce un 5%. En las mujeres esa reducción es más importante porque alcanza el 15%. No se trata solo de lo que aportan estos alimentos, que sin duda es mucho, sino también de que mientras más piezas de frutas y verduras se consuman, menor es la tendencia a comer alimentos con más carga o densidad energética, es decir más calóricos.

Las frutas y verduras » de carne blanca » como las que hemos mencionado en el título reducen hasta un 52% el riesgo de sufrir un ictus, es decir una enfermedad cerebrovascular. Así lo ha determinado la Asociación Estadounidense del Corazón. Al parecer todo se debe a su fibra y a sustancias antioxidantes como los flavonoides.

Los expertos recomiendan tomar a diario tomates, sandía, papayas, pescados, nueces, ajos y cebollas para reducir el riesgo de cáncer.

El aguacate  también es unos de los alimentos más completos del mundo , es cierto que es una excelente ayuda para quienes desean alimentarse bien y cuidar su sistema cardiovascular. Nos aporta cerca de 20 nutrientes esenciales , además de fibra. Pero lo más destacable es su grasa «buena» , de tipo monoinsaturada y poliinsaturada. Por eso , se incluye en la lista de alimentos buenos para el corazón y para el peso. Sin embargo, no hay que olvidar que esas propiedades se mantienen si se toma con moderación: un aguacate entero pesa unos 60 gramos y aporta unas 100 calorías. Puedes tomar la mitad como postre y usar el resto en las ensaladas.

Aquí te dejamos nuestro artículo de hoy . Opina a continuación sobre él , mucha gracias .

¿Quieres aumentar tus defensas?

images[10]

Imagina tu sistema inmunitario como un ejército interno que se encarga de defenderte de todo tipo de gérmenes y sustancias perjudiciales . Te descubrimos todo lo que puedes hacer para fortalecerlo.

Libera tus nervios. El estrés te debilita. Cuando la tensión se hace crónica, el cuerpo produce un exceso de corticoides naturales que lo debilitan, y de citoquinas proinflamatorias que impiden que combata las infecciones. También es importante que relajes tu ritmo de vida. Empieza la formada con diez minutos de estiramientos para oxigenarte o unos ejercicios de Pilates, ve haciendo pausas durante el día y, por ejemplo, toma una infusión a pequeños sorbos. Y cuando te notes  más nervioso y se acelere tu respiración, concéntrate en coger y sacar el aire lentamente , para aflojar la tensión.

Sonríele a la vida. El sistema inmunitario se comunica con el nervioso y con el endocrino, por ello depende mucho de nuestras emociones, estados de ánimo y el carácter o forma de ser. El cóctel ideal es una parte de risas ; otra de enfocar los pensamientos en positivo ; otra parte de tiempo personal de calidad ; y una última de apoyarte en los demás con unas relaciones sociales positivas. Con esta fórmula conseguirás alejar la tristeza y la depresión.

Equilibra tu peso y tu dieta. Mantente en tu peso ideal. Los estudios demuestran que las personas obesas suelen tener una respuesta inmunitaria más lenta ante las infecciones porque su cuerpo produce menos glóbulos blancos. Las dietas por debajo de 1200 calorías o una alimentación rica en alimentos procesados, refinados o exceso de azúcares , no aportan los suficientes nutrientes para el buen funcionamiento de nuestras defensas .

Libérate del tabaco y malos humos. Los fumadores necesitan un 40% más de vitamina C porque el tabaco destruye este nutriente esencial para el sistema inmune.

La polución destruye filamentos que hay en el interior de las células y esto impide que el cuerpo pueda expulsar gérmenes a través de la mucosidad, haciéndonos vulnerables. Siempre que puedas acércate a la naturaleza y respira aire puro.

Beneficios del ejercicio ( como la práctica de Pilates). Cuando es moderado es doblemente beneficioso porque actúa sobre las células inmunocompetentes a través de los intermediarios químicos, hormonas… y porque mejora la salud general y así el sistema inmune no debe trabajar en tantos frentes.

Al mejorar el metabolismo de las grasas, por ejemplo, esto hace que, de modo indirecto, mejoren las condiciones de trabajo del sistema inmunológico, al igual que ocurre con el hígado o el corazón.

Tiene una acción antiinflamatoria, disminuyendo así el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, artrosis, alzhéimer y diabetes. Esto se debe a que durante el ejercicio se produce la citosina antiinflamatoria, IL-6.

Moverse libera la hormona del crecimiento que aumenta la producción de factores que facilitan la activación de las células inmunocompetentes y estimulan su maduración.

Y desestresa al activa la producción de endorfinas, las llamadas «hormonas de la felicidad» que son sustancias naturales con poder analgésico.

Vía: Dr. José Peña Martínez Catedrático en la Universidad de Cordoba.

Déjanos tu opinión a continuación. Estamos encantados de que te expreses.

Propiedades del vino y las uvas.

774-Vino1[1]

El vino es  un producto mediterráneo que hay que beber poco y saborearlo bien. Las cifras de consumo de vino en España está bajando. En los últimos años cada persona tomaba unos 18 litros al año de media , frente a los 50 libros que bebía tres décadas atrás. Y este dato, que no deja indiferentes a los productores, quizá sea en realidad positivo porque significa que consumimos con más moderación pero elegimos vinos de más calidad.

Lo que también parece que está ocurriendo es que la población está cada vez más concienciada de que este producto tan mediterráneo puede ser bueno para la salud si se toma con moderación. Y es que todos los estudios al respecto confirman que muchos de los componentes presentes en el vino poseen un potente efecto antioxidante, por lo que nos ayudan a mejorar la salud, pero también demuestran que ese beneficio desaparece en cuanto nos excedemos de las cantidades recomendadas.

Multitud de investigaciones destacan que sus polifenoles contribuyen al buen funcionamiento del corazón y que una copa de vino tiempo al día puede mejorar todo el entramado cardiovascular. Pero las últimas investigaciones van más allá y aseguran que el extracto de una sustancia presente en el vino y en la uva, el resveratrol, ayuda a mantener un peso correcto.

Si hay cirugía de por medio, ¡cuidado!

Unas 5.000 personas al año se someten a cirugía bariátrica en nuestro país. Es una manera de acabar con la obesidad mórbida , ya que se suele  «manipular » el estómago o bien para hacerlo más pequeño o para conseguir que no se absorba gran parte de lo consumido. Sin embargo, quienes deciden entrar en quirófano por esta causa deben tener mucho cuidado al beber alcohol , ya que se ha comprobado que a ellos les afecta más. Parece ser que la misma técnica que les facilita la pérdida de peso ocasiona que las bebidas alcohólicas se asimilen antes y, a menores dosis, emborrachen más.

¿Qué opinas? Puedes plasmar tu opinión a continuación. Estaríamos encantados de que lo hicieras.

30 alimentos que te alargan la vida.

images[3] (3)

Los estudios lo confirman: la dieta mediterránea alarga la vida.

1.Granada. Superprotectora. Su riqueza en fitoquímicos como flavonoides, antocianinas y elagitaninos, unos pigmentos naturales de las plantas que las protegen de la luz ultravioleta, las bacterias o los parásitos, la convierten en un potente antioxidante que potencia la salud.

2.Naranja. Contra el colesterol. La pectina de las naranjas ayuda a bajar los niveles de colesterol en la sangre. Recientes estudios científicos aseguran que ofrece mejores resultados en la reducción del colesterol.

Huevos[1]

3.Huevo. Alimenta tu cerebro. Es la mejor fuente de colina de la dieta, esencial para las funciones cerebrales. También aporta vitaminas del grupo B, minerales y triptófano, un aminoácido esencial precursor de la serotonina, que ayuda a combatir la depresión.

4. Rabanitos. Para la digestión y la anemia. Sus principios amargos estimulan las secreciones digestivas preparando al organismo para hacer una buena digestión, en especial de las grasas. Si sufres anemia con frecuencia, su riqueza en vitaminas C ayudará a tu organismo a asimilar mejor el hierro de otros alimentos.

Rabanitos_Rojos_Rondeel_RZ__83193_zoom[1]5. Guisantes. Protegen tu corazón. Son vaso dilatadores, algo muy importante para prevenir problemas cardiovasculares. Además , su fibra ayuda a eliminar sustancias que pueden acelerar el proceso de envejecimiento; y sus proteínas mantiene la masa muscular que se pierde con la edad.

Guisantes[1]

6.Espinacas. Reducen la presión y mejoran la vista. La Fundación Española del corazón aconseja su consumo, sobre todo en crudo, para que no pierda nutrientes, porque contribuye a bajar la tensión arterial.

7.Carne de conejo. Vital y desestresada. Aporta gran cantidad de proteínas con todos los aminoácidos esenciales , que ayudan al cerebro a producir más neurotransmisores. Por ello, incluirla a menudo en sus menús te ayuda a mantener tu mente despierta y despejada.

8. Aceitunas. Juventud concentrada. Las aceitunas de mesa son muy ricas en polifenoles, sustancias antioxidantes que se encuentran en este alimento en concentraciones más elevadas que en el aceite de oliva.

9.Piña. Fortalece el sistema inmune. Aporta vitamina C y es rica en ácidos orgánicos como el cítrico y málico que , precisamente, potencian la acción de la vitamina C sobre la absorción del hierro de la dieta, lo que aumenta nuestras defensas. Pero lo que más destaca es su contenido en bromelina, una enzima que rompe las proteínas en otros compuestos más pequeños y facilita su digestión. pina[1]10. Espárragos. Para bajar la tensión. Aportan potasio, lo que los hace especialmente recomendables para combatir la hipertensión. Además contiene ácido aspártico, que previene la retención de líquidos.

11.Requesón. Huesos fuertes. Es un queso bajo en grasa y poco calórico, que destaca por su contenido en proteínas de alto valor biológico y fácil digestión, cuyo calcio se asimila mejor que el de la leche.

12.Bróculi. Anti-cáncer y pro-menopausia. Existen numerosos estudios que asegura que ofrece quimioprotección, es decir, una protección inespecífica frente a los agentes químocos que pueden provocar el cáncer.

13.Boquerones. Preservan tu memoria. Son muy ricos en omega 3. Estas grasas son fundamentales para el cerebro, ya que son un componente clave de las neuronas. Hay investigaciones que aseguran que protegen al cerebro de la atrofia asociada a demencias como el Alzhéimer.

14.Habas. Ni colesterol ni diabetes. Su valor es su elevado contenido en fibra:100g de habas tienen casi la mitad de la cantidad de fibra diaria recomendada. Esto la convierte en una legumbre muy beneficiosa a la hora de reducir los índices de colesterol «malo» y de prevenir trastornos como el estreñimiento y la diabetes.

15. Arroz integral. Combate la fatiga. Su principal componente es el almidón, un hidrato de carbono de absorción lenta que te da energía de forma continua, evitando los altibajos y la sensación de fatiga.

1_28_ARROZ-INTEGRAL[1]

16.Nectarina. Anti-radicales libres. Protege la piel, las mucosas, los ojos y el corazón frente a la acción de los radicales libres. También fortalece el sistema inmunitario .

17.Sardinas. Contra la artritis. Sus ácidos grasos omega 3 tienen un efecto antiinflamatorio beneficioso contra la artritis, y ayudan al buen funcionamiento del sistema cardiovascular.

18. Cebolleta. Tesoro  anti-edad. Es muy rica en antioxidantes pues contiene quercitina, un flavonoide que contribuye a frenar el envejecimiento prematuro. También ayuda a fortaleces las defensas,fluidifica la sangre y previene la arteriosclerosis.

19. Manzana. Sin estrés. Rica en vitamina del grupo B, fósforo y hierro, esta ruta es un auténtico tónico nervioso y muscular que combate la fatiga , el estrés y los estados depresivos, lo que contribuye a que vivamos mejor durante más años.

300-mag_115311[1]20.Dátiles. Vigor físico y mental. Es una fruta muy rica en azúcares simples. Además su riqueza en vitaminas del grupo B hace que las células aproveche mejor estos azúcares, por lo que tienen una acción reconstituyente que es muy necesaria en momentos de mayor desgaste físico o mental.

21.Sepia. Preserva el tiroides. La sepia es una buena fuente de yodo , un mineral imprescindible  para buen funcionamiento de la glándula tiroides. También es rica en omega 3 y en minerales como el selenio, el fósforo , el hierro y el calcio, además de en vitaminas del grupo B.

22. Garbanzos. Mejoran tu ánimo. Esta legumbre aporta hidratos de carbono complejos, proteínas y fibra.

23.Pan integral. Delgada se vive mejor. Contiene 4 veces más fibra, 3 veces más zinc y casi 2 veces más hierro que el pan blanco.

24.Zanahoria. Tu vista , en forma. su aporte de betacarotenos es tan valioso que se aconseja en casos de pérdida de agudeza visual .

25. Lechuga. Te ayuda a dormir. el motivo es que contiene lactucarium, sobre todo en sus hojas más verdes, que tiene una acción sedante. El lactucarium hace de la lechuga un tranquilizante natural que contribuye a calmar los nervios y a dormir mejor por la noche.

26.Almendras. Joven por más tiempo. Este fruto seco destaca por ser una importante fuente de vitamina E, un antioxidante que protege a nuestras células de los efectos de los radicales libres como el envejecimiento prematuro.

27. Yogur. Intestino sano. Contribuye a equilibrar la salud intestinal al llevar bacterias «buenas» al intestino, fortalece los huesos y potencia las defensas.

28.Remolacha. Protectora contra el cáncer. En el zumo y las hojas de esta hortaliza se halla una sustancia con potencial acción preventiva del cáncer, la biocharina A.

29. Pepino. Diseñado para la mujer. Está demostrado que ejerce un efecto protector frente a enfermedades cardiovasculares y ante varios tipos de cáncer , como los de mama , útero , ovario y próstata.

 

pomelo[1]30. Pomelo. Para tus arterias. Su pulpa es muy rica en flavonoides, que protegen y refuerzan las paredes de las arterias y mejoran la circulación, lo que reduce el riesgo de sufrir no solo trastornos cardiovasculares, sino también anemia y cataratas. Además , estimula las defensas.

 

 

 

 

¿Qué alimentos son saludables para el cuidado de los huesos?

th[3]

El cuerpo humano contiene aproximadamente algo más de un kilo de calcio: 99% de este mineral se encuentra en los huesos y dientes.  Por lo tanto , es uno de los minerales más importantes para el buen estado de la estructura ósea que forma la espalda. Por lo tanto , cuidar la dieta es básico para conseguir un buen nivel de este mineral. Además de ser bueno para todo el sistema óseo en su conjunto, el consumo de calcio te ayudará a adelgazar. Así lo asegura un estudio publicado en el Journal of American Collage Nutrition, según el cual las dietas que incluyen tres raciones diarias de productos lácteos ayudan a eliminar grasas y a regular el metabolismo. Y una vez conseguido el peso ideal, mantener la ingesta habitual de alimentos ricos en calcio contribuye a no volver a coger kilos de más. Es importante, esos sí, que elijas las versiones desnatadas.

¿ Sabías que una lata de sardinas en aceite puede llegar a aportar el triple de este mineral que un vaso de leche?

A continuación te mostramos qué alimentos lo contienen en mayor cantidad.

-Leche. El papel de la leche y sus derivados en el buen estado de los huesos es primordial; no solamente constituye una de las fuentes de calcio más importantes , sino que son ricos en vitamina D, proteínas y fósforo, todos ellos nutrientes que contribuyen a que el calcio se absorba y pase a formar parte de los huesos. Los lácteos desnatados conservan todos los nutrientes de la leche entera, excepto la grasa.Hay que tener en cuenta que la concentración de grasa de la leche entera es superior a la de muchos alimentos señalados como ricos en grasa, las carnes rojas ,por ejemplo. Por lo tanto, el consumo de leche entera en cantidades elevadas puede favorecer el sobre peso e incrementar los niveles de colesterol en el organismo. La leche contiene además triptófano, un aminoácido que estimula la producción de serotonina, un neurotransmisor que tiene efectos calmantes e inductores del sueño. images[1]-Queso. El queso es un alimento que contiene calcio en grandes cantidades, aún más que la leche, no obstante, su contenido en este mineral varía en función del grado de maduración del queso. Por ejemplo una locha de queso cheddar de 40 gramos tiene 290 mg de calcio, mientras que la misma cantidad de queso fresco aproximadamente contiene 30 mg de este mineral.  Es cierto que el queso fresco aporta menos calcio que otros quesos más curados pero el calcio de los quesos jóvenes es más asimilable. El motivo es que contienen menos grasas saturadas, pero sobre todo por su mayor riqueza en lactosa, que al favorecer la formación de ácido láctico estimula la actividad digestiva y, por consiguiente, la absorción de muchos de sus nutrientes.

-Sésamo. Estas semillas contienen más calcio que la leche . 25 gr de este alimento cubren el 30% de las necesidades diarias de ese mineral, el 25% de las de magnesio, cobre y hierro , y el 20% de las de fósforo, además de aportar el 10% de las proteínas necesarias para un adulto.

-Sardinas en lata. También aportan al organismo fósforo , imprescindible en las funciones musculares, y magnesio , que incide en los músculos y en el sistema nervioso.

¿ Te sirvió nuestro artículo de hoy? Puedes decirnos tu opinión a continuación. Muchas gracias.

Grasas aliadas vs enemigas.

images[9]

Hay alimentos grasos que juegan a favor de nuestra salud y otros que es mejor moderar. A continuación hacemos un repaso de unos y otros. Hay que comer más:

+Frutos secos. Sí, aunque con moderación y que no estén tostados ni salados. Un puñadito a media mañana con una infusión ayudará a que te sientas saciada y te aportará numerosos beneficios.

+ Pescado azul. Las grasas omega 3 que contiene son buenas para el corazón y también ayudan a controlar el sobrepeso, ya que permiten mantener estables los niveles de glucosa e insulina.

+ Queso , leche y yogures descantados. O semidesnatados. Contiene la mitad de calorías y casi nada de grasas. Además , ahora tienes en el mercado yogures sin grasa y con efecto saciante.

+ Conejo. Se trata de una carne bajísima en grasa ( casi un 0%). Además, los lípidos , de esta carne contiene ácidos grasos insaturados, que pueden disminuir el nivel de colesterol.

Y hay que comer menos:

– Salchichas. Son uno de los productos más consumidos. Pero una sola salchicha contiene unos 16 gr de grasa, lo que significa la cuarta parte del total de grasas diarias de una dieta equilibrada.

-Mantequilla. En algunas recetas puedes sustituirla por un queso cremoso ligero. Por ejemplo , en las tostadas. Con este simple gesto puedes ahorrarte 125 kcal y 18 gr de grasa.

-Grasas que no se ven. Aproximadamente en un 70% de la grasa que tomas al día proviene de las grasas «ocultas» presentes en galletas y bollería industrial, aperitivos salados, productos cárnicos o ensaladas.

– Patatas fritas. La patata es un alimento muy sano, pero cuando se fríe tiene una gran capacidad de absorber grasas y entonces puede pasar de 80 calorías (patatas cocidas a más de 260.

Vía: Mª Isabel Beltrán . Médica nutricionista.

¿ Te interesó el tema de hoy? Dinos tu opinión y desearos un buen día!

 

Aceite de oliva virgen te protege del cáncer

7762745-aceite-de-oliva[1]

En concreto protege de ciertos tumores mamarios. Por eso, la recomendación a seguir es añadir a tus platos aceite de oliva virgen siempre que te sea posible. Es un alimento indispensable si se desea estar sano. Gracias a su alto contenido en ácidos grasos monoinsaturados y componentes antioxidantes, el aceite de oliva virgen es un alimento esencia en el conjunto de una dieta sana y equilibrada . Su consumo diario aporta múltiples beneficios para la salud ampliamente probados.

Actualmente está bien establecido que el aceite de oliva ejerce un importante papel preventivo y terapéutico en el tratamiento de las enfermedades cardiovasculares. Aunque los efectos se atribuyen sobre todo a un elevado contenido en ácido oleico, en los últimos años, distintos estudios han puesto de manifiesto el posible papel de las sustancias antioxidantes también presentes en él.

Por un lado , aunque no es el aceite que reduce más el colesterol total y » el malo» , es el único que aumenta el colesterol HDL «el bueno». Por otro lado, el uso diario de esta grasa disminuye el riesgo de trombosis, reduce la presión arterial y protege el endotelio arteria.

¿Sabías que también mejora la digestión? El aparato digestivo sale ganando también con la ingesta habitual de este alimento . Su consumo es muy aconsejable para mejorar dolencias gastrointestinales como gastritis o la úlcera gastroduodenal, ya que para tratar este tipo de afecciones es preciso que se limiten los jugos gástricos. Y eso se puede lograr tomando aceite de oliva. Además, estimula la secreción hepática de sales biliares , facilita su vaciamiento a través de la vesícula biliar y , también, promueve la secreción pancreática. Todo eso significa que las grasa se digieren mucho mejor.

Frena el desarrollo del cáncer de mama. Los resultados de una investigación del equipo multidisciplinar de la Universidad Autónoma de Barcelona han revelado que consumir aceite de oliva virgen frena el crecimiento de los tumores de mama. Se observó cómo en animales con tumores inducidos, el uso de dietas basadas en grasas vegetales del aceite de oliva virgen extra no solo frenaba el crecimiento del tumor sino que también retrasaba el curso clínico de la enfermedad.

Si te pareció útil nuestro artículo  puedes dejar tu comentario a continuación. Muchas gracias.

15 alimentos que mejorarán tu descanso

images[1]Hay gestos que nos pueden ayudar a conciliar mejor el sueño y que sea más reparador, como elegir los alimentos más adecuados por su poder sedante.

1. La melatonina de la leche. La leche es rica en melatonina, la hormona del sueño. -además contiene el aminoácido triptófano y calcio, que favorecen la producción de la hormona por parte del organismo cuando llega la noche. El efecto del vaso de leche caliente antes de acostarse se puede potenciar con una cucharada de miel, ya que favorece la absorción del triptófano.

images[9]2.Cinco nueces en la cena. Según neurólogos de la Universidad de Texas, son la mejor fuente alimentaria de melatonina.

3. Cerezas en zumo. Es una fruta muy rica en melatonina. Un estudio publicado por el Journal Of Agricutural and Food Chemistry demostró que la variedad de cereza francesa montmonency contiene 13,5 mg/kilo de melatonina.

imagesJ60SG3UE4. Plátano para relajarte. Aporta hidratos de carbono junto con triptófano, la combinación perfecta para que el cerebro produzca el neurotransmisor de la tranquilidad, la serotonina , que ayuda a conciliar el sueño. Un batido de leche con plátano  a media tarde constituye un remedio contra el insomnio. El calcio y el potasio que contienen también contribuye al efecto.

imagesT6S8M2W0

5. La avena tranquiliza. La cáscara de la avena contiene un alcaloide , la avenina, que posee un efecto tranquilizante y mejora el sueño.

6.Equilibrio con levadura. La levadura de cerveza es rica en aminoáciodos , minerales y sobre todo en vitaminas del grupo B, que equilibran el sistema nervioso. Se puede espolvorear una cucharadita de levadura sobre la ensalada, los caldos o las verduras de la cena.

7. El omega 3 del salmón. También lo contienen otros pescados grasos como pueden ser los arenques, las sardinas o la caballa.

8. Triptófano y leche vegetal. Las personas con intolerancia a la leche de vaca no tiene por qué quedarse si su vaso antes de dormir. Las de soja o almendras son buenas alternativas por su riqueza en triptófano.

images[4]

9. Lechuga, un somnífero. Corta el tallo de una lechuga y verás que sale un líquido lechoso. Contiene lactunina, una sustancia con propiedades somníferas.

10. Integrales para descansar bien. Para disfrutar de un sueño prolongado y profundo es necesario que los niveles de glucosa en sangre sean estables. Evita los productos elaborados con cereales refinados, como pan , arroz o pasta blancos , así como dulces y bollería. Procura obtener la mayoría de calorías de los cereales integrales y las legumbres.

11. Proteína en la cena. Incluye en la última comida del día un alimento proteico para beneficiarte del efecto somnífero de los aminoácidos. Por ejemplo, 120 gr. de carne de pavo, un huevo duro con queso o pescado a la plancha son buenas elecciones. Combina la proteína con una guarnición abundante de verdura.

12. Una cebolla junto a la cama. Se dice que es útil poner la cebolla sobre la mesita de noche. También es eficaz comerla cruda en la ensalada, cocida o frita.

13. Té verde , calmante. Es cierto que contiene un poco de cafeína, pero gracias a otra sustancia, la teanina, tiene un suave efecto calmante.

14. Dátiles. Contienen una gran proporción de triptófano:6 aportan 51gr. Pero ten en cuenta  que sumarán 190 calorías.

15. Según la medicina China son alimentos que refuerzan la energía específica del riñón y por tanto se recomiendan en casos de insomnio las fresas, bayas rojas, marisco, sopas de pescado ytambién semillas de sésamo o de lino .

Vía: Manuel Núñez y Claudia Navarro.

imagesKOAOWM0J

¿Qué puede hacer que se hinche tu abdomen?

imagesHKMI9PA8

Existen una serie de factores que favorecen la acumulación de grasa en la zona media del cuerpo . Y cuantos más estén presentes en tu vida más tendencia a la obesidad puedes tener y, a largo plazo, también a que tu sistema cardiovascular te ponga a prueba.

* El estrés y las hormonas. Tomarse un respiro , hacer alguna actividad por gusto y no por obligación y realizar tareas sin prisas es una buena manera de no tender a la obesidad. Desde hace tiempo se sabe que uno de los factores que propician la obesidad es el estrés: quienes viven con tensión, tienen mucha más tendencia a engordar. Y sobre todo a ensanchar su abdomen, su perímetro abdominal.

* No dormir engorda. Al intentar obtener las fuerzas que el sueño no nos dio , comemos más alimentos grasos y más dulces.  Multitud de estudios confirman que el insomnio , o el no dormir al menos 6 horas, provoca alteraciones en la insulina del organismo y eso lleva a comer más y peor porque el cuerpo demanda glucosa para obtener inmediatamente la energía que le falta.

* No hacer ejercicio de forma regular. Si no eres una persona activa, los músculos están blandos y permiten que las grasas se instalen en más lugares; imagesDU1BEOB1además de que tu organismo tiende a no quemar tantas calorías. Lo conveniente es practicar, al menos, tres veces por semana una actividad física que se realice de tal forma que mantenga tu frecuencia cardiaca al 60-90% de su frecuencia máxima y el ejercicio conviene hacerse durante un periodo de tiempo que oscile entre 15 y 60 minutos.

La masa muscular es la responsable del 70% del gasto energético, es decir de la quema de caloría que tu cuerpo hace a diario. Es cierto que algunas personas nacen con una buenísima calidad de músculo ( y puede mantener un cuerpo más joven durante más tiempo sin demasiados esfuerzos) pero la mayoría tenemos que mantener y mejorar nuestro sistema muscular a lo largo de la vida. La manera de hacerlo es a través del ejercicio físico: cuanto más sano y fuerte esté tu músculo, sin que signifique que deba ganar en volumen, menos tendencia a engordar tendrás porque en el espacio que ocupa ese músculo no se puede instalar la grasa. Así la práctica regular de ejercicios , por ejemplo , de Pilates puede ser una forma de generar unos estilizados y fuertes , ayudando además a las articulaciones que no están sanas y tendrá una mayor resistencia a la fatiga.

* No desayunar o cenar demasiado. Por la mañana debes consumir el 20-25% de la energía prevista en el día ; el 30-35% en la comida y otro 20% en la cena. El resto se reparte entre el mediodía y la merienda.

images[5]

Si te sirvió de ayuda nuestro artículo , puedes dejar tus comentarios más abajo o compartir. Gracias.