Vacaciones en modo «off».

Relájate y carga pilas para dedicarte a lo que te gusta. ¡Te lo mereces!

Apaga por unas semanas el interruptor de tu rutina diaria y reserva tiempo para ti mismo y los tuyos. Lo conseguirás con la teoría de las 4D:

  1. Desconecta
  2. Descansa
  3. Descubre
  4. Disfruta

Saber parar cuando conviene no es algo fácil de conseguir, dado el ritmo de vida actual. Las ansiadas vacaciones nos lo ponen en bandeja, aunque ,a veces , nos cuesta tomarnos unos días de descanso. ¿Seré capaz de pasarme unos días alejado de todas mis obligaciones? Cambia tu enfoque sobre las vacaciones.

Para ver las cosas con otras perspectiva, haz tuya la frase del escrito Greg Anderson :«Céntrate en el viaje, no en el destino. La alegría no se halla en terminar una actividad sino en hacerla». La idea es vivir la experiencia, sin hacer previsiones,pensar en metas o tener expectativas demasiado altas. Ese puede ser el punto de partida de tus vacaciones si pone en práctica la teoría de las 4D:

DESCONCECTA DE TODO. Vacía de preocupaciones, miedos y dudas esa especia de «maleta interior» que todos llevamos dentro y déjala a punto para emprender esos días, o quizás semanas, de vacaciones. Puedes hacer una lista por escrito de todo aquellos que vas a dejar atrás y desecharla después. Esto te servirá para priorizar y desprenderte de aquellas emociones que no te llevan a ningún lado. Y no olvides cerrar agendas, apagar teléfonos móviles, ordenadores o tables que te anclen a tu previsible regreso mental a tu puesto de trabajo o rutina habitual.

DESCANSA Y RECUPÉRATE. El hecho de tomarnos un descanso aumenta nuestra capacidad de concentración y nos hace ver las cosas mucho más claras. Vamos a ser más creativos, productivos y capaces de asumir retos futuros, aunque esto sólo será posible si nuestro organismo, sobre todo nuestro cerebro, se resetea y descansa lo suficiente. Dormir más horas durante días tiene innumerables ventajas que nos ayudarán a disfrutar de esta experiencia y a asumir nuevos propósitos a nuestro regreso, semanas después.

«Cuando estas presente, puedes permitir que la mente sea como es sin enredarte en ella» Eckhart Tollen

DESCUBRE NUEVAS EXPERIENCIAS. Este periodo de descanso te va a dar la oportunidad de dedicar tiempo a todas aquellas aficiones o actividades que te hacen feliz, en solitario o en compañía. Aquellas con las que te identificas, pero que no sueles desarrollar a lo largo de tu día a día por falta de tiempo . Incluso puedes llegar a descubrir nuevas facetas de ti mismo que te pueden sorprender. En definitiva, las vacaciones te van a permitir ocuparte en aquello que más te guste, sin necesidad de experimentar ningún tipo de estrés o ansiedad a cambio.

DISFRUTA Y VIVE EL PRESENTE. Eckhart Tollen en su libro El poder del ahora te invita a centrarte en el presente y volcarse en todo aquello que se vive en ese momento . Activa al máximo tus cinco sentidos, aparca la mente y sentir con el corazón, experimentando aquellas actividades más placenteras: pasear por el capo o el mar, contactar con la naturaleza , conversar y compartir buenos momentos con los tuyos, leer ese libro que compraste meses atrás o ver esa película de la que te han hablado tan bien…

Gracias a esta técnica puedes volver a conectar contigo mismo, con tu propio yo, algo básico para pasar página e incluso afrontar la vida de otra manera: mucho más positiva y serena.

¿Cómo puedes aprender a fluir? El hecho de dejarse llevar está muy relacionado con aquellas actividades que nos aportan alegría y placer intensos. Por ejemplo, pasar buenos momentos con tus seres queridos o dedicar tiempo a tus aficiones preferidas. Así lo cree el investigador Mihaly Csikzentmihalyi, quien la calificado a esa sensación de «flow» . Aunque el panorama actual obliga a vivir al día, ¿qué mejor manera de recuperar esa sensación , de cara a las vacaciones? ¿Estás preparado para hace tuyo ese flow?

  • Déjate sorprender. Aunque te guste planificar, deja opción a la sorpresa. Días libres, desplazamientos inesperados, nuevos encuentros… as circunstancias pueden poner a tu alcance experiencias desconocidas hasta ahora y muy enriquecedoras para ti.
  • Interioriza. Lo que vivas, resérvalo para ti y los tuyos. Quédate con esas emociones y disfruta de cada momento compartido.
  • Redes sociales «off» Hacer mil y una fotografías y publicar tuits te impedirá que vivas con toda plenitud cada instante.
  • Sé curioso. Desempolva tu espíritu aventurero y aprende de cada vivencia.

Vía: Heres publicaciones.