Archivo de la etiqueta: españa

Ejercítate y… ¡rejuvenece! ( por dentro y por fuera)

Cuanta más flexibilidad , fuerza y resistencia tenga tu cuerpo por fuera , más saludable y joven estará por dentro. Y puedes lograrlo tanto con una caminata » cardio» como con ejercicios en casa.

Que el ejercicio ayuda a no caer en la depresión, a no pensar una y otra vez en los problemas y a mantener más jóvenes nuestras neuronas son beneficios suficientemente demostrado por la Ciencia. Pero, junto a ese favorable impacto en nuestra mente, moverse a diario consigue que nuestro organismo esté más joven y fuerte y pueda soportar bien problemas de salud. Es lo que los expertos califican como » estar metabólicamente saludable«.

Al comer vegetales, el ejercicio beneficia más .Las investigaciones que han estudiado el asunto han comprobado lo siguiente:

  • Ser regular haciendo ejercicio moderado provoca cambios positivos en la función inmune, en el aumento de flujo sanguíneo ( es decir ,una mejor circulación sanguínea ) y una menor inflamación ( general y local). Curiosamente, uno de los últimos estudios realizados en Australia, concreta que esos beneficios no siempre se dan por igual. De todas las personas que estudiaron, mejoró en mayor medida el metabolismo de quienes consumían más verdura frente a los que tomaban ,por ejemplo, más bebidas azucaradas. ¿ Y cuál es la explicación de esto?Llevar una alimentación rica en vegetales, según vieron los investigadores , rebaja un metabolito ( un desecho del organismo) conocido como DMGV que parece ser uno de los que frena la mejora metabólica. el primer grupo, el que consumía más vegetales, también fue el más eficaz a la hora de quemar grasas que no necesitaba. Es un motivo más para revisar tu alimentación y comprobar que contiene suficientes alimentos del mundo vegetal.

¿Cómo caminar para ser fuerte y resistente? Tener flexibilidad , fuerza y resistencia es indicativo de que nuestro cuerpo y nuestro organismo están en buena forma y, por lo tanto, joven. Pero si tu crees que no son atributos que te definan, puede hacer algo por cambiarlo: ser constante y » tener actitud» durante el ejercicio, es decir, hacerlo marcando muy bien la postura y el movimiento. Eso puede influir más que cuántas veces lo realices.

Comienza caminando lento durante 5 minutos para calentar y no sufrir tirones musculares. Pasado ese tiempo, camina más rápidos pero sin que te falte el aire. Hazlo deprisa, con brío. A ese ritmo estarás entrenando la resistencia. Si al principio te cuesta aguantar muchos minutos seguidos, ve cambiando el ritmo de caminata ( más rápidas y más lenta) hasta que tu resistencia vaya aumentando en cada sesión.

Además , haz sentadillas si puedes también durante la caminata. Estipula, antes de comenzar a caminar, cada cuántos pasos o minutos quieres hacer una serie de 6 u 8 sentadillas, según tu forma física. Este ejercicio ( que consiste en adoptar una postura como si fueras a sentarte para luego levantarte y que los expertos engloban dentro del entrenamiento basado en calistenia o cómo el cuerpo es el mejor gimnasio ) utiliza el propio peso y es una estupenda forma de ganar fuerza física.

Finaliza la caminata a un ritmo suave para normalizar la respiración y también las pulsaciones. Recuerda que están deben estar entre 70 ( solo lo consiguen los más entrenados ) y 180 por minuto. Contrólalas midiéndolas en tu muñeca o en el cuello.

El doctor Juan Ramón Herdia Elvar que es Director general del Instituto Internacional de Ciencias del Ejercicio Físico y la Salud afirma que el ejercicio es la mejor medicina.

¿El sedentarismo nos hace más débiles? Así es. Está en el centro de numerosas patologías crónicas no transmisibles ( obesidad, diabetes tipo 2, enfermedades cardiovasculares e incluso cáncer) e influye tanto en el desarrollo de estas como en su agravamiento y el consecuente deterioro de la salud y la calidad de vida.

¿Gana fuerza muscular puede prevenir algunas de esas dolencias? El músculo no solo es algo que se contrae y se estira. Es un » órgano» endocrino (quizás el mayor de todos) y está relacionado con la salud ósea, el tejido adiposo o el buen funcionamiento del sistema cardiovascular. El ejercicio es el mejor medicamente que existe.

¿Cómo debería hacerlo alguien con sobrepeso? Entrenando la fuerza al menos dos veces por semana (implicando grandes grupos musculares ) y, también, si es posible ejercicios de resistencia.

Dedica media hora al día, en menos de dos semanas y verás que puedes notar que has ganado agilidad y resistencia.

Fuente:Juan Ramón Heredia Director general del Instituto Internacional de Ciencias del Ejercicio Físico y la Salud

Los mejores remedios para librarse de la cistitis este verano

El 37% de las mujeres sufre al menos un episodio de cistitis en su vida . ¿ Sabes que, con la llegada del buen tiempo, se dispara el riesgo? ¡Pon remedio!

Añade hojas de menta y limón al agua. Si abusas de la carne, los productos refinados y los dulces , te conviene buscar el apoyo de alimentos alcalinos , como el limón y la menta. ¿ La razón? La bacteria «E. Coli» el germen responsable del 90% de cistitis, se » envalentona» en entornos ácidos. Una buena manera de lograrlo es añadirendo menta picada y un chorro de jugo de limón al agua que tomas a diario. En caso de infección, toma el limón y menta licuados con apio, pepino y jengibre.

Kéfir con arándanos y nueces. Tomar a diario lácteos fermentados, como el kéfir o el yogur, frena la presencia de bacterias dañinas. Para aumentar ese escudo de protección , enriquécelos con arándanos frescos o con su zumo concentrado, que esta fruta actúa como un gran desinfectante de las vías urinarias. Y si agregas nueces, por su riqueza en Omega 3, refuerzan la capa mucosa que tapiza el interior de la vejiga.

En caso de infección recurre a las cápsulas de extracto de arándonos con brezo.

Que no falte el clavo de olor . Este aromático condimento es una excepcional fuente de ácido benzoico, un potente antibacteriano natura. Es, además, el alimento de la naturaleza más rico en eugenol, otro eficaz desinfectante, capaz de reducir el dolor y bajar la inflamación. Para beneficiarte de todo ello, añade un clavo chafado a las infusiones que tomes y sácale partido en la cocina. Con cardamomo y canela, intensifica el sabor e la fruta al horno o en compota. En caso de infección refuerza tus defensas con cápsulas formuladas con clavo , ajo y lapacho.

Ajo y perejil. Si los añades en tus platos, impulsarás tus defensas.
Espinacas y piñones. Previenen el estreñimiento y reducen el estrés, dos trastornos estrechamente relacionados con las infecciones de orina.
Pipas de girasol y calabaza. Su consumo habitual reduce el riesgo de cistitis. Tomar un puñado al día también ayuda a combatir la infección por su acción antiinflamatoria y calmante.
Apio y zanahoria. Agregar a las ensaladas estos vegetales contribuye a que se diluya la orina y a aumentar las ganas de ir al baño.

Toma alimentos lilas y granates. La razón por la que los arándanos ,ya sea en cápsulas, zumo o fruta fresca, previenen y combaten con eficacia las infecciones de orina es por su riqueza en antocianinas. Este pigmento violáceo, además de fortalecer la defensas, impide que las bacteria responsable de la mayoría de casos se » agarre a las paredes de la vejiga urinaria. Los arándanos no tienen la exclusiva de este antioxidante. También abunda en las ciruelas liláceas, la uva morada, la granada, las cerezas, las frambuesas, las grosellas, las brevas y los higos. siempre que puedas, consume estas frutas con su propia piel. en dosis discretas, el exceso de azúcar no resulta conveniente, también puedes confiar en las pasas, las ciruelas secas o las mermelada de frutas del bosque.

Si formas parte de ese 20% de mujeres que vuelve a sufrir una cistitis dos meses después de haber padecido la primera, chequea tus niveles de glucosa en sangre. Las personas que padecen diabetes tipo 2tienen el tripe de posibilidades de sufrir una infección urinaria. Aparte de evitar los dulces y las harinas refinadas, harás bien en comer alimentos que impulsen las defensas , como las verduras de hojas verdes, el ajo, la cebolla, el puerro, las coles, las setas, el kiwi y los cítricos.

Fuente: Gemma Navarro, Dietista.