Archivo de la etiqueta: patologías

Tengo dolor de espalda ( y me han diagnosticado que los discos y las vértebras están dañados)

En una espalda sana, los discos intervertebrales proporcional altura y permiten la flexión y torsión de la espalda. Pero todo esto e altera cuando estas estructuras se dañan.

¿Qué les puede pasar a los discos? Se deterioran o degeneran. Un disco en la columna vertebral hace las veces de almohadilla entre dos vértebras para que no choquen entre sí… y que con la edad , y por supuesto, posturas forzadas, va deteriorándose. la presión continua hace que pierda parte de su contenido en agua, con lo que se va alterando su resistencia y su forma. en esas condiciones, cada vez amortigua menos en cada movimiento , lo que genera dolor intenso, sobre todo al inclinarte. Se alivia al acostarte semirreclinado con una almohada bajo las rodillas.

  • Se abultan es lo que se llama protusión. Ocurre cuando el anillo fibroso ( la parte externa del disco ) se deforma por la presión del núcleo pulposo del interior, pero sin llegar a romperse. suele tratarse con fisioterapia y medicación.
  • Aparece una hernia. En este caso , el núcleo pulposo sale a través de la capa más externa del disco, el anillo fibroso, si este se rompe.
  • Se desgasta o adelgaza el disco. El disco tiene un aspecto húmedo y esponjoso pero cuando se deshidrata por el paso del tiempo o las agresiones también se adelgaza, acelerando ( por un efecto dominó) el desgaste de la vértebra. Una musculatura fuerte lo protege y ayuda a reducir todos esos daños.
  • Osteofitos. En la columna también pueden aparecer » picos de loro» que son protuberancias o pequeños bustos óseos. Si se comprimen las raíces de los nervios que pasan por la zona provocan dolor.

Otras patologías que pueden aparecer son la artrosis , cuando hay desgaste y el dolor aparece al moverte o la inflamación o artritis si notas rigidez y crujidos y te cuesta agacharte.

¿Se puede romper una vértebra? La respuesta es sí. Se conoce como fractura vertebral por osteoporosis. Se trata con reposo en cama y la medicación oportuna para aliviar el dolor. En ocasiones es necesaria la cirugía. En ocasiones se aconseja llevar un corsé durante un tiempo para prevenir deformidades.

¿Cómo aparece una hernia de disco? Un 30% de la población ya la tiene pero en algunos casos no da síntomas ni dolor. Otras veces, sin embargo, impide hacer vida normal. Si notas dolor lumbar o debilidad en una pierna o en cambas, podías ser una hernia discal lumbar. Cuando las molestias aparecen en las cervicales y se extienden a otras zonas ( brazos , manos….) puede ser una hernia discal cervical. Los síntomas son similares a algunas patologías cardiacas. Acude al médico para obtener un diagnóstico.

La mayoría de las hernias no tienen que operarse. Tener una hernia discal no implica , ni mucho menos , tener que pasar por el quirófano. De hecho, solo un 10% de los casos se requiere cirugía. El neurocirujano Jesús Lafuente, una autoridad internacional en este campo nos explica. » Cuando una hernia comprime una raíz nerviosa, la primera opción es tratarla con analgésicos y rehabilitación , así como ejercicios para fortalecer la zona paravertebral ( a un lado y otro de la columna) y abdominal. Y si en 6 u 8 semanas el dolor persiste se valora la posibilidad de operar poruqe se ha visto que pasado ese tiempo es más complicado que la hernia desaparezca por sí sola.

Solo se opera de urgencia si:

  • Impide el movimiento . » Cuando la hernia afecta a la movilidad de la mano o el brazo ( hernia cervical) o la pierna o el pie ( hernia lumbar) es una señal clara de que está dañando el nervio que te permite ese movimiento, por eso conviene intervenir para intentar proteger esa función».
  • El dolor es insoportable. » Si no se calma con fármacos y es tan fuerte que no deja llevar una vida normal, también se valora la opción de operar de inmediato»

Es una intervención sencilla. » Hoy en día se practica una cirugía muy precisa y mínimamente invasiva que permite extraer la hernia, pero deben practicarla manos expertas porque hay un 5% de riesgo de dañar el nervio o de sufrir una infección»

La cirugía no es preventiva. » El neurocirujano debe estar muy seguro a la hora de operar una hernia discal. Es una operación fácil para nosotros, pero para un paciente puede ser un drama si no se hace bien o se complica. Muchas veces se opera por lo que indica la radiografía, sin embargo solo hay que operar si da problemas serios de dolor o movilidad. Operamos pacientes, no radiografías. «

Fuente: RBA publicaciones y Dr Jesús Lafuente Director Unidad de Cirugía de la Columna Hospital del Mar ( Barcelona)

¿Qué es la espondilitis anquilosante?

La espondilitis anquilosante es una enfermedad reumática crónica e inflamatoria que afecta a casi medio millón de personas en España. Suele aparecer en personas adultas jóvenes , entre los 18 y los 30 años, y es más frecuente entre los hombres. Puede llegar a limitar mucho la vida de una personas, tanto en el ámbito físico como psicológico.

¿Cuáles son sus causas? No se saben exactamente los motivos de por qué sucede, pero parece tener una causa genética, ya que aparece con frecuencia en determinadas familias y , por otro lado, más del 90% de los afectados tienen un gen, el HLA-B27 , relacionado con el desarrollo de esta enfermedad. Este gen podría alterar diferentes células del sistema inmunológico produciendo una inflamación crónica como la de la espondilitis anquilosante.

¿Qué síntomas produce? El más característico es el dolor de espalda, concretamente en la zona lumbar. Suele empezar de manera lenta y resulta más intenso por las mañanas, aunque mejora cuando nos movemos. como se prolonga durante meses, puede provocar rigidez en la columna vertebral. También acostumbra a haber inflamación de la zona sacroilíaca, donde se une el huesos saro con la pelvis, y puede afectar a otras articulaciones de cuerpo como las rodillas, caderas, hombro y tendones, siendo muy frecuentes las molestias en el tendón de Aquiles.

¿Cómo se diagnostica? Suelen realizarse radiografías de la columna con el objetivo de detectar cambios crónicos que provoque inflamación, como zonas de erosiones o esclerosis. En la mayoría de casos también se realizará una resonancia para un estudio más completo. Por otro lado, una analítica de sangre puede confirmar unos elevados parámetros inflamatorios, también llamados reactantes de fase aguda, como son la PCR y la VSG. La presencia del gen HLA-B27 también se detecta en una analítica, aunque solo se tendrá en cuenta esto si el paciente tiene los síntomas característicos de una espondilitis, puesto que es un tipo de gen también presente en un 10% de personas sanas.

¿Cómo se trata? Suelen prescribirse analgésicos : en concreto antiinflamatorios como el diclofenaco o corticoides como la prednisona, para mejorar el dolor , y también fármacos auntrreumáticos modificadores de la enfermedad, como el metotexano o sulfasalazina. Otros medicamentos como los inhibidores biológicos, que pueden » frenar», la progresión de la enfermedad, se valorarás según el caso y solo se indicarán a aquellas personas que puedan beneficiarse realmente de los mismos. Además resulta muy importante mantenerse activo haciendo ejercicio físico moderado con cierta regularidad.

Fuente: Mariano Nadal. Heres publicaciones