Archivo de la etiqueta: pilates alcobendas

Alivia tus piernas y reduce varices

Para evitar la pesadez y el hormigueo en verano no basta con levantarlas una vez al día. Sí, junto a ese gesto, haces otros que te detallamos aquí , conseguirás sentir alivio en poco tiempo.

¿ Sabes por qué el calor es uno de los principales enemigos de la circulación? Porque las altas temperaturas producen una vasodilatación en las venas que hace que se sobrecarguen. A eso hay que sumar el efecto de la gravedad, cuando estamos acostados, el volumen ( y la presión ) de la sangre se reparte por todo el cuerpo, pero al ponernos de pie la gravedad hace que el volumen se concentre en la parte inferior, en las piernas. Por eso, durante el verano es más fácil notar cansancio y pesadez. Unas molestias a las que suelen sumarse dolor, picor y calambres si , además, tienes varices.

Pese a esta unión de factores ( calor y gravedad), existe la manera de encontrar alivio activando las válvulas que hay en las venas de las piernas para que ese volumen sanguíneo vaya subiendo y vuelva a repartirse por todo el cuerpo.

Las válvulas son las compuertas que se encuentran en las paredes de las venas, son similares a las puestas de los salones del Oeste. Imagínate que entre ellas hay mucho espacio, las personas podrían entrar y salir sin abrirlas, ¿verdad? Pues eso es lo que ocurre en las varices: como la vena es más ancha, las válvulas están muy separadas entre sí y la sangre va hacia arriba y hacia abajo continuamente pero sin presión , lo que provoca que se estanque.

Hay otras venas que se encargan de «achicar» esa sangre estancada . Y pueden hacerlo porque están interconectadas. Es por ello que, cuando el médico decide que una variz se debe operar, la circulación de la sangre no se corta ni se interrumpe pese a tener una vena menos. Su labor, una vez que está enferma, ya está siendo suplida por otras muchas venas de la pierna. Pero antes de operar , se pueden poner en práctica muchas estrategias.

Mantener las piernas en alto ayudará a que tus venas tengas que esforzarse menos para llevar la sangre de nuevo al corazón. Ese simple gesto neutraliza momentánea y parcialmente el efecto de la gravedad. Pero queremos beneficios más duraderos, así que para notar los resultados a más largo plazo, lo ideal es levantarlas unos 20º por encima del nivel del corazón 4 veces durante , al menos 15 minutos. el siguiente e ineludible paso es dar un masaje. Con él facilitaras aún más el retorno venoso.

¿Cómo y con qué darte el masaje? Consigue un buen aceite esencial de lavanda ( recuerda que vienen en pequeños botes opacos porque la luz puede deteriorarlos) , de castaño de Indicas, de pino marino o de vid ( son los que más respaldo científico tienen) y masajea tus piernas cada vez que las eleves.

Dedica 5 minutos a cada pierna. Y , si tienes alguna variz, no presiones directamente sobre ella, mejor rodéala.

Ve siempre de abajo arriba, haciendo movimientos circulares con los nudillos ( debes notar la presión, pero no arietes muy fuerte). Recorre primero , 10 veces, desde el tobillo hasta la rodilla. Luego, ve desde el tobillo hasta la mitad del muslo, en 10 pases más y, a continuación, masajea la pierna por completo 10 veces.

Acaba con suaves caricias también de abajo arriba. Hazlas dibujando eses con las palmas de tus manos o con los nudillos (haciendo presiones pero no demasiado fuertes ) en el caso de que no tengas varices.

Aplicar algo fresco también conviene. El frío ejerce justo el efecto contrario al calor, que tan mal sienta a las venas : evita su dilatación excesiva.

Puedes introducir unas toallas en la nevera, espera unos minutos y luego enróllalas en tus piernas. Notarás un placentero frescor inmediato, que además ayudará a adormecer el dolor, si ya ha aparecido. Otras opciones son poner unos cuantos cubitos en una bolsa con cierre hermético y utilizarla una vez que el hielo se haya derretido ( envolviéndolo en tela).

Una pregunta que nos solemos hacer es , después de la cirugía, ¿reaparecen las varices? Las que se operan, no. Lógicamente al quitarlas, no vuelven a salir. Pero si no potencias tu retorno venoso con buenos hábitos pueden formarse de nuevo en otras zonas.

¿Qué alimentos no te deben faltar? Determinados condimentos como la pimienta de Cayena, el jengibre, las semillas de sésamo o el ajo tienen cierto efecto venótico, que refuerza las paredes de las venas.

La remolacha . Añádela a tus ensaladas y te beneficiarás de su riqueza en vitaminas del grupo B. Favorecen el retorno venoso porque contribuyen a reducir los niveles en sangre de un aminoácido que, cuando están muy altos la espesan.

Frutos del bosque. Su flavonoides podrían potenciar la reparación de los vasos sanguíneos que están débiles.

El cacao es bueno para tus arterias . El síndrome del escaparate que ocurre cuando las arterias ( no las venas) se estrechan por la presencia de placas de grasa, también suele provocar dolor en las pantorrillas al andar. Así, si tomas cacao a diario contribuye a aliviar las molestias.

El músculo que te ayuda desde dentro para activar las válvulas venosas es el gemelo . Imagínate un tubo de dentífrico. ¿ Verdad que para que la pasta salga mejor lo aprietas con tus manos hacia la parte superior? Pues lo que hacen los gemelos con las venas es algo parecido. Cuando la musculatura se contrae, se acorta y se ensancha, aprieta las venas y, al mismo tiempo, también las válvulas que hay en su interior, propulsando la sangre hacia arriba. Su papel es tan importante que, cuando se hacen ejercicios para tonificar esta zona, el retorno venos mejora incluso en pacientes con insuficiencia venos crónica.

La clave está por tanto en fortalecer los gemelos. Cuando el músculo está débil y pco tonificado no ocupa tanto espacio. Por eso, el efecto propulsor de unos gemelos muy delgados es bastante menor. Lograrlo con una sencilla rutina de ejercicios te servirá primero, para evitar contracturas y lesiones, debes calentar el músculo: camina 10 minutos y luego , puedes hacer los ejercicios siguientes porque de no hacer nada , las varices tienden a agrandarse con el tiempo:

  • ESTIRANDO. Sitúate de cara a la pared y apoya las manos en ella. dobra un poco la pierna derecha y lleva la izquierda hacia atrás, totalmente estirada. Aguanta 20 segundos ,notarás una ligera tensión en la pantorrilla izquierda, y cambia de lado.
  • A LA PATA COJA. Con los brazos en cruz, dobla la rodilla izquierda hacia atrás y trata de mantener el equilibrio mientras das pequeños 4 pequeños saltos hacia atrás. Haz lo mismo con la otra pierna. Repite un total de 3 veces.
  • DE PUNTILLAS. Ponte de puntillas con los dos pies. Aguanta 10 segundos, descansa un momento y repite tres veces. Al contraer los gemelos , la sangre se propulsa mejor hacia arriba.

Si dispones de más tiempo añade otros movimientos ,por ejemplo, de pie, lleva de forma alterna los talones hacia el glúteo. Otro ejercicio muy recomendable es dar pequeños saltos hacia un lado y hacia otro de una línea imaginaria en le suelo. Y sobre todo recuera que, aunque tengas predisposición genética a padecer varices, con medidas como las que te hemos explicado .

Fuente: RDA publicaciones. Dr. David Fernández Caballero. Jefe del Servicio de Angiología y Cirugía Vascular del Hospital Universitario de Torrejón (Madrid)

Ante los excesos de Navidad… entrena tu autocontrol

Las fiestas, cenas con amigos, las vacaciones, las reuniones familiares, los días de celebración, la riqueza de nuestra gastronomía… son innumerables los motivos o las excusas que nos llevan a excedernos en este mes de diciembre. Un exceso no es un problema. el problema aparece cuando un exceso se convierte en una norma durante un mes.

El mes de diciembre y los primeros días de enero pueden tirar por la borda todo el tiempo que llevas tratando de comer de forma saludable, llevar una vida activa haciendo ejercicio de forma regular o priorizando el sueño para dormir las horas que necesitas. Si quieres ser capaz de tener algún exceso pero que este exceso no se convierta en un » hasta el diez de enero no empiezo de nuevo» puedes trabajar estas directrices que te ayudarán a tener más autocontrol.

  • Descansa y duerme. Glucosa, descanso y capacidad de autocontrol están estrechamente relacionados.
  • Medita. Además de darte serenidad, es un estado emocional que facilita la paciencia y el autocontrol. También permite entrenar la capacidad de estar en el ahora. Muchos de los momentos en los que pierdes tu autocontrol están relacionados con la incapacidad para permanecer concentrado. Tu deseo, tu impulso te llevan a estar fantaseando con el objeto del deseo, en lugar de seguir centrado en tu trabajo. -Quiero comer, quiero un cigarrillo…-. La meditación hará que sepas aceptar el deseo y que dejes de luchar contra tu impulso.
  • Ten claras las consecuencias de la ausencia de control. La mayoría de las veces nos saltamos el control por no pararnos a pensar qué ocurrirá si lo hacemos o por minimizar el riesgo . ¿ Qué es lo peor que podía pasar? Existen diferentes tipos de consecuencias, las propias de no controlarte que pueden afectar a tu salud, coger peso, estar agotado por la falta de sueño, en segundo lugar las emocionales , como la culpa o la frustración y en tercer lugar las que afectan a terceros , ¿ qué imagen doy cuando me comporto de esta manera?¿soy un modelo para mis hijos/familia/amigos cuando pierdo el control?
  • Busca tu motivación intrínseca .¿Qué sentido tiene esto para mi?¿Por qué y para qué lo hago? Cuando tratamos de motivarnos con premios externos, como darnos un capricho. a motivación se pierde. Es más fácil controla el impulso cuando hay algo que de verdad tira de nosotros porque nos apasiona.
  • Anticípate. Elabora un plan. Antes de que llegue la comida de navidad o la cena de empresa, decide cómo quieres relacionarte con el alcohol y la comida. Cuántas copas de vino vasa beber, si tomarás postre, turrones, mazapanes ,polvorones o si solo te decantarás por uno de ellos. Decidir antes de actuar permite que el cerebro sepa más o menos cómo debe actuar.
  • Entrena la atención. Si eres consciente de lo que está pasando en este momento, serás capaz de frenarlo. solo tienes que, antes de actuar, pensar qué quieres hacer. La mayoría de las veces perdemos el control porque no damos espacio a reflexionar. Decide, incluso para comer algo que esté fuera de tus planes. Hazlo desde la reflexión y la elección, pero no porque el diablillo de tu cabeza te empuje.
  • Retrasa, simplemente retrasa. Retrasar significa darte 10 minutos. No se trata de prohibir, porque esto incrementa el deseo. Solo de decirte que a pesar de que tienes unas ganas locas de tomar un polvorón, vas a esperarte 10 minutos. si dentro de 10 minutos tienes el mismo nivel de deseo, cómetelo. Solo se trata de aprender a entrenar la paciencia y de darle valor a lo que sentimos. A veces parece que el deseo tiene tal intensidad que es irrefrenable, pero cuando lo desatendemos durante 10 minutos,tiende a perder esa intensidad. ¡Felices fiestas!

Fuente: Patricia Ramírez Loeffler , psicóloga del deporte y de la salud.

10 soluciones para un sueño reparador

La clave es crear las condiciones idóneas para que el cerebro genere suficiente melatonina, hormona del sueño.

  1. Luz tenue en el comedor, cortinas opacas en la habitación. La luz eléctrica ha puesto fin al orden natural y engaña al cerebro haciéndole creer que el sol no se ha puesto, lo que ha retrasado de dos a tres horas nuestro reloj interno.
  2. Si lees antes de dormir , mejor en papel que en la tablet. Hay que hacer un esfuerzo especial en disminuir la exposición a las luces LED azules, que reducen a la mitad la segregación de melatonina en comparación con las antiguas bombillas incandescentes.
  3. Un baño 2 horas antes de dormir ayuda al descanso, la razón es que el baño caliente provoca que la sangre se concentre en la superficie, lo que ayuda a expulsar poco a poco el calor del interior del cuerpo. Además regula la temperatura corporal .
  4. Procura que tu habitación esté a 18º de temperatura.
  5. Apaga el botón de repetición del despertador. Puede que prescindir del despertador no sea realista pero si te despiertas cada día a la misma hora, incluido el fin de semana , tu cuerpo se acostumbrará y posiblemente llegues a no necesitarlo.
  6. No des vueltas en la cama , sal y haz algo relajante. La recomendación es que no aguantes despierto más de 20 minutos. Levántate , lee un libro , escucha música suave…pero oblígate a estar despierto. Así tu cerebro genera adenosina, y con ella esa fantástica sensación de tener sueño.
  7. Haz ejercicio pero nunca dos horas antes de acostarte. La razón es que la temperatura corporal puede permanecer alta durante una o dos horas después del ejercicio. Si esto ocurre demasiado cerca de la hora de acostarte costará bajarla lo suficiente como para conciliar fácilmente el sueño.
  8. Ni cenes en exceso ni te quedes con hambre ( la sensación de estómago vacío te despertará de madrugada).Las dietas que implican una fuerte restricción calórica está demostrado científicamente que reducen la cantidad de sueño no-REM.
  9. Al final del día , aparca las preocupaciones y desconecta. Cuando estás angustiado, el sistema nervioso simpático esta hiperactivado esto provoca un aumento de la temperatura corporal que no facilita el sueño y una elevación del cortisol, la adrenalina y la noradrenalina ( aceleran el ritmo cardiaco, lo contrario que debe ocurrir al dormir).
  10. Café, tabaco y alcohol , un trío que desvela.

Fuente: Dr. Matthew P. Walker , profesor de Neurociencia y Psicología de la Universidad de California

¿ Qué tenemos que tener en cuenta cuando hacemos Pilates?

  1. HIPEREXTESIÓN DE LAS ARTICULACIONES. Con a intención de moverse de una manera sencilla, alargando y estirando el cuerpo a partir de un » core firme», tenderá con frecuencia a extender los brazos y las piernas tanto como sea posible, a tensar y bloquear las articulaciones de los codos y las rodillas. Esta reacción puede interferir en el movimiento libre y llevar a una flexión exagerada o a la hiperextensión lo cual puede ocasionar lesiones. Asegúrese de que estira las extremidades sin bloquearlas , evitando la hiperextensión. El concepto de alargar siempre sujetando dentro de la articulación proporcionará que logre una alineación, pero es necesario que intente no bloquear las articulaciones. Los brazos se estiran alargándolos fuera de los hombros ,y las piernas y los pies, alargándolos fuera de las caderas. Tenga en cuenta que » no bloquear no significa relajar»
  2. POSICIÓN DE LOS PIES. Al igual que la cabeza, los pies son una parte de la anatomía que frecuentemente se olvidaba en las instrucciones de ejercicios , pero la posición de los pies son muy importantes a la hora de ejecutar los movimientos para obtener los beneficios esperados. Cuando hablemos de estirar los dedos de los pies en los ejercicios que proponemos significa que debe apuntar los dedos de los pies de forma que no se produzca sensación de bloqueo o rigidez en los pies. No crispe los dedos, ya que esto interfiere en el uso apropiado de las piernas. El pie se estira de manera que continúe y prolongue la línea de la pierna. La otra posición de los pies importante en el método Pilates es «flexionado», lo contrario a estirado. Piense que cuando los pies están estirados, los dedos son la parte más alejada de la cabeza , y cuando éstos están flexionados son los talones los que deben alejarse de la cabeza. Cuando los ejercicios requieran la flexión de los pies, concéntrese en tirar hacia fuera con los talones, como si quisiera alargar más las piernas fuera de las caderas.
  3. CALIDAD/ CANTIDAD. La meta inmediata en el método Pilates nunca es hacer cierto número de ejercicios, o cierto ejercicio un gran número de veces, solemos decir que » menos es más» . Lo importante no es lo que se hace, sino cómo se hace. En todos os ejercicios se indica un número mínimo y máximo de repeticiones , ya que al trabajar de una forma precisa y controlada es innecesario realizar un número mayor de repeticiones de las indicadas, ya que esto extenuaría los músculos. Si está cansado o tiene prisa, no intente realizar su programa entero de ejercicios, haga , como mucho, dos o tres ejercicios pero con una concentración total.
  4. POSITIVIDAD/ PERSEVERANCIA. Joseph H. Pilates solía decir que no existen máquinas, ni libros , ni personas que puedan cambiarnos, este cometido solo podemos realizarlo nosotros mismos. » Paciencia y perseverancia son las cualidades vitales para el éxito» Durante la sesión es importante una actitud mental positiva. Los aspectos mentales, espirituales y físicos de una persona son inseparables entre sí. Un deseo de cambo con pensamientos positivos es mejor que refugiarse en las deficiencias que le han llevado a su situación actual. Los cambios se obtienen desde el interior hacia fuera. Dar lo mejor de uno mismo es un concepto que no tiene nada que ver con la competición. Usted no está compitiendo en ningún momento con nadie. Incluso no puede competir con lo que realizó en su última sesión o en cualquier otro momento. Lo que debe hacer es poner todo su atención y todo su esfuerzo en ejecutar cada movimiento con el mayor grado de control y precisión posibles. siempre es posible mejorar. Pilates aporta bienestar, energía y mejora de su autoestima a través de un trabajo disciplinado.

Fuente:El auténtico método Pilates. Esperanza Aparicio y Javier Pérez

¿Quieres generar endorfinas? 10 reglas de oro que nunca hay que olvidar

  1. Caminar y realizar ejercicio físico. Bailar, hacer ciclismo,nadar… todo aumenta la secreción de endorfinas y mejora las funciones cerebrales de concentración y atención, disminuyendo el colesterol , la presión sanguínea, el cortisol y otras hormonas relacionadas con el estrés. Solamente tres sesiones diarias de diez minutos son tan efectivas como una sola de media hora y es más fácil encajarlas en un horario laboral.
  2. Practicar yoga y Pilates. Los movimientos lentos y las distintas posturas aumentan la fuerza muscular, la flexibilidad , el equilibrio y la circulación sanguínea a través de intensas secreciones endorfínicas que produce su práctica. Todo ello baja la ansiedad, mejora el sueño y disminuye la tensión arterial.
  3. Reírse mucho y tener buen humor. Es cierto aquello de que la risa es la mejor medicina. Disminuye las hormonas del estrés como la adrenalina y aumenta el número y la actividad de las células inmunitarias. Uno de los secretos para ser feliz es encontrar momentos de humor en cosas y actividades normales dela vida diaria.
  4. Seguir una dieta rica en nutrientes y precursores de hormonas. Come alimentos ricos en antioxidantes como las vitaminas A, C Y E( zanahorias, cítricos …) ácidos grasos omega 3 ( nueces, pescado azul…) y folatos ( verduras como las espinacas, legumbres, espárragos…) Estas sustancias combaten los radicales libres que provocan el envejecimiento y que favorecen el cáncer alterando nuestro ADN.
  5. Escuchar música. Escuchar nuestra música favorita es un gran método para reducir el estrés y evitar la ansiedad. Nuestras preferencias individuales determinarán qué tipo de sonidos nos podrán ayudar a reducir nuestra tensión arterial y favorecer las sensaciones de quietud. Es importante prestar mucha atención a las emociones que cada uno de los temas musicales nos produce para identificarlos y volver a escucharlos cuando queramos reproducir esta sensación de bienestar. En definitiva, se produce una reacción fisiológica automática con cada tema musical.
  6. Dormir. Dormir lo suficiente tiene una importante repercusión sobre nuestros niveles de estrés , el sistema inmune y, la resistencia a las enfermedades. Una falta crónica de sueño, ya sea voluntaria o impuesta, nos hará sentir irritables, distraídos y con cierta tendencia a sufrir accidentes. Si esta situación persiste se favorecerá la aparición de otras enfermedades como la hipertensión, los problemas cardiacos, la depresión y la ansiedad intensa. No hay que olvidar que durante el sueño se realizan gran número de funciones que » reparan» nuestro cuerpo y que también están relacionadas con retrasa el envejecimiento. Sueño y salud mental van tomados de la mano.
  7. Pensar de forma positiva. El optimismo se contrapone al impacto negativo del estrés y de las tensiones psicológicas que alteran nuestra inmunidad. La manera en que percibimos los acontecimientos vitales determina qué estos nos lleguen a desbordar tanto física como psicológicamente. Poseer una actitud positiva y llegar a encontrar los factores reconfortantes de la vida nos hace ver los mejores aspectos dela misma. Todo ello mejora nuestra habilidad para manejar el estrés diario.
  8. Bebe té a diario. La ingesta regular de dichas infusiones, ya sean de té verde o negro, nos aporta un aminoácido llamado L-teanina, que aumenta y potencia las mismas células defensivas que también favorecen las endorfinas. Este mismo aminoácido favorece nuestra sensación de bienestar y calma ya que promueve la secreción de diversos neurotransmisores como la dopamina, serotonina y GABA en el cerebro.
  9. Practicar hidroterapia. Relajarse en baños de agua templada alternado con agua fría favorece la secreción de endorfinas por estimulación nerviosa directa. Es muy útil para hacer desaparecer dolores musculares y articulares. También reduce las tensiones y el estrés. Si, además, agregamos música agradable, una luz tenue proveniente de una vela y esencias de aroma sobre el agua, crearemos una experiencia muy grata y económica en nuestro hogar.
  10. Recibir masajes. Los masajes producen endorfinas en las personas que los reciben. El masaje, asimismo , nos tranquiliza y nos ayuda a realizar la confianza en nosotros mismos. El contacto físico que proporciona esta técnica potencia la producción de endorfinas en el cerebro, motivo por el cual un simple masaje consigue aliviar el dolor producido por muchas disfunciones orgánicas.

Fuente: Dr. José Miguel Gaona, doctor en Medicina ( cum laude) en la rama de Psiquiatría por la Universidad Complutense de Madrid.

Contracción lenta, contracción rápida.

Los nervios que controlan los músculos contienen miles de células individuales, cada una de las cuales se divide en cientos y cientos de pequeñas ramificaciones . Y cada ramificación va a una , y solo a una, célula muscular. Hay más de un millón de células musculares en los grandes músculos de los muslos, y quizá diez mil células nerviosas reunidas en un par de nervios principales, controlándolo todo.

Tienes dos tipos de células musculares, uno para la fuerza y otro para la resistencia, ambos tipos son muy distintos. A las células musculares de resistencia se las conoce como células de contracción lenta, tienen más mitocondrias, más resistencia y menos potencia. A las de fuerza se les conoce como células de contracción rápida, tienen menos mitocondrias, menos resistencia y mucha más potencia. Cada célula nerviosa individual manda todos sus tentáculos o bien hacia una célula de resistencia o bien hacia una de fuerza, pero nunca a ambas. Esto significa que cada célula nerviosa individual acaba señalando una y solo una de las dos posibilidades.

El cuádriceps, el gran músculo situado en la parte anterior del muslo, tiene más de un millón de células musculares. El gran nervio que lo controla tiene alrededor de diez mil células nerviosas. Cada una de esas células nerviosas controla de forma específica algunos miles de células musculares constituyendo lo que se llama una unidad motora.

Para realizar un movimiento específico, el cerebro puede activar cualquier combinación de estas unidades motoras. Las elecciones que hace el cerebro físico entre los miles de unidades motoras en cada músculo son lo que te da capacidad de girar, saltar o simplemente mover los dedos de los pies. Activas solo uno fracción de las células nerviosas con cada paso que das, pero se trata de una fracción que ha sido cuidadosamente elegida para cada músculo individual. Asombra pensar la complejidad de todo esto, en los millones de decisiones que toma el cerebro físico en un fracción de segundo solo para mantenerte en pie, no digamos para correr, bailar… Afortunadamente no tienes que pensar en ello, lo das por supuesto. Es vitalmente importante que comprendas que esa capacidad está ahí, pero puedes pasarte años sin preocuparte por ella , si la cuidas bien. Un programa de fortalecimiento muscular proporciona tanto potencia como coordinación y lo hace de una forma integrada.

Compararemos ahora el fortalecimiento muscular con el ejercicio de resistencia. Cuando caminas, tu cuerpo activa predominantemente unidades de resistencia y las va alternando de forma que cada una de ellas tenga un periodo de descanso entre paso y paso , lo que quiere decir que cada unidad recibe solo una fracción del ejercicio que tu crees que le proporcionas. Cuando empiezas a correr, tu cuerpo una más unidades de resistencia a cada paso. Ahora cada unidad puede ser usada a cada tres pasos. Si corres cuesta arriba , con intensidad suficiente para ir más allá de la capacidad de las unidades de resistencia, tu cuerpo comienza a incluir unidades de fuerza. cuanto más tiempo corras, menos descanso tienen las unidades de resistencia. Cuanto más fuerza exijas a tu cuerpo, menos descaso tendrán las unidades de fuerza. Hasta que llegará un punto en que las harás empujado más allá de sus ciclos de recuperación. Se fatigarán , y la fatiga les hará daño. A propósito, ésta es la razón por la que tienes que sudar cuando haces ejercicio aeróbico, a niveles bajos de exigencia, las células de resistencia se alternan demasiado para llegar a fatigarse. Y también es la razón por la cual debes alcanzar el punto de fatiga muscular cuando haces pesas, para sentir esa quemazón en los músculos que la mayoría de nosotros aborrecemos y que nos gustaría evitar si pudiéramos. Con las repeticiones agotas tus reservas de energía y luego vas a obligar a tus células musculares a contraerse algunas veces más. Ésta es la parte crucial, así es como las dañas intencionalmente . No te dañas los músculos solo las células musculares. Y las dañas bastante. Premeditadamente. Las imágenes de los músculos dañados obtenidas mediante microscopio revelan el daño significativo a nivel celular después de una sesión de pesas. Eso no representa ningún problema y es de hecho lo que el cuerpo necesita. Mucha inflamación y, luego reparación y crecimiento. Los músculos te temblarán y arderán, lo cual no es nada divertido, pero internamente estarás forzando a tu cerebro a que active todas tus unidades de fuerza y por tanto a repararlas. Crecimiento, fuerza , juventud.

Esta es la razón por la cual no debes hacer pesas seis días a la semana. si hacer bien tus ejercicios, has caudado un verdadero daño muscular. Y a diferencia de las unidades de resistencia, que se recuperan en un día para otro del ejercicio aeróbico, las unidades de fuerza necesitan al menos cuarenta y ocho horas para recuperarse. Dos sesiones de pesas a la semana es suficiente. Tres días sería el máximo.

No creas células musculares nuevas al hacer pesas, de hecho, sigues perdiéndolas lentamente a medida que envejeces, hagas lo que hagas. Lo que consigues es crear una nueva masa muscular dentro de cada una de las células que quedan: la proteína. Y el potencial crecimiento en esas células que quedan es extraordinario, sin duda suficiente para mantenerte fuerte y en forma el resto de tu larga vida.

Dicho de otra manera puedes perder la mitad de tus células musculares a lo largo de tu vida y aún así seguir siendo más fuerte con ochenta años.

A propósito, has de tener mucho cuidado de no confundir el hecho de dañarte las células musculares al agotarlas con el hecho de dañarte los músculos o articulaciones al sobrecargarlos. Es muy tentador usar pesos pesados de manera que agotes las células musculares con menos repeticiones porque , francamente, las repeticiones duelen. A medida que mejora tu forma física y te haces más fuerte, tu cerebro secretará más adrenalina cuando hagas ejercicio. Empezarán a gustarte más los ejercicios y a esperar con ganas la sesión actividad física.

Fuente: Más joven cada año. Chris Crowley y Henry S. Lodge

¿Qué medidas puedes tomar si tienes la tensión baja?

Unos niveles de tensión bajos siempre se han considerado un seguro de vida para el corazón. » Es mejor tenerla baja que alta» acostumbran a decir los médicos . Y es cierto que si la hipotensión no provoca ningún síntoma no se considera una patología ni hay por qué alarmarse. Valores iguales o inferiores a 90 mmHg para la máxima y 60mmHg para la mínima se considera hipotensión. » Yo he visto a muchos pacientes, sobre todo gente joven, con valores de 9mmHg de máxima y 6 mmHg de mínima que ni siquiera se marean» , asegura la Dra Nieves Martell. Otra cosa bien distinta es sufrir bajadas bruscas:

  • Un cambio de solo 20 mmHg ( por ejemplo, una disminución de 110 a 90 mmHg de presión sistólica ) puede causar mareos porque el cerebro no recibe el suministro adecuado de oxígeno.
  • Esta situación puede deberse a muchas causas y unas tienen más importancia que otras. El momento en el que se produce el descenso te da pistas sobre el tipo de hipotensión que sufres y lo que puede haber tras ella.

Si te mareas al levantarte… es lo que se denomina hipotensión ortostática o postural y es la más común. ¿ Por qué ocurre? En condiciones normales, al ponernos de pie la fuerza de la gravedad hace que la sangre se acumule en las piernas. Para compensar este efecto , el corazón aumenta su ritmo cardiaco y se contraen los vasos sanguíneos, de forma que la sangre llega con normalidad al cerebro. Pero si tienes hipotensión postural ese mecanismo de compensación falla, con lo que la presión arterial disminuye y puedes sufrir mareos, visión borrosa e incluso desmayos al incorporarte. Aunque es más habitual en personas de edad avanzada, no es extraño que suceda a edades tempranas, sobre todo al levantarse rápidamente después de haber permanecido sentado con las piernas cruzadas o en cuclillas. Sucede más si hay deshidratación, con el calor excesivo, tras un reposo prolongado en cama o en el embarazo, pero también se produce por trastornos más serios ( diabetes, venas varicosas o problemas cardiacos o de tiroides). Por eso conviene hablarlo con el médico. Quizá considere investiga por si hubiera alguna dolencia aún no diagnosticada.

Otras situaciones. Cuando desciende después de comer, se trata de hipotensión posprandial y afecta principalmente a gente mayor y a personas hipertensas. Comer poca cantidad y más veces al día ayuda a evitar los desvanecimientos por esta causa.

Tras pasar mucho rato de pie. Se llama hipotensión mediada neuralmente y la padecen sobre todo jóvenes. Se cree que es consecuencia de una mala comunicación entre el corazón y el cerebro.

¿En qué casos sí es un problema? Como ya hemos dicho, por lo general unos valores bajos de tensión no son preocupantes cuando no se acompañan de síntomas, pero todo tiene un límite. Un estudio publicado en Journal of de American College of Cardiology revela que las personas con una presión arterial diastólica inferior a 60mmHg tienen el doble de probabilidades de tener demasiado alta una proteína » dañina» para el corazón. » La mínima nunca debería estar por debajo de 60 mmHg porque compromete la función cardiaca » afirma la Dra Martell.

Lo que no debe olvidar una persona hipotensa. Si notas que te estás mareando no intentes desplazarte. Apóyate en alguna superficie , baja poco a poco hasta tumbarte en el suelo y levanta las piernas.

Acostúmbrate a incorporarte lentamente del sofá o la cama, sentándote a medio camino.

Bebe agua a lo largo del día. La deshidratación es una de las principales causas de síncopes.

Toma un par de cafés o tés a diario. Ambos contribuyen a elevar la presión sanguínea.

Los ambientes calurosos no te convienen. Evita las saunas ( o al menos no las hagas solo) , las duchas muy calientes, el meto en hora punta…

Procura limitar el alcohol. Baja el ritmo cardiaco y también las cifras de la tensión arterial.

La comidas muy copiosas requiere mucho suministro de sangre en el estómago. Y eso puede favorecer bajadas de presión si tienes predisposición a sufrirlas.

Ten a mano chocolate negro. Al igual que el regaliz, sube la tensión. Cuando te notes decaído, toma una onza de chocolate. Asimismo, poner una pizca de sal bajo la lengua funciona.

¿Cómo saber si es una emergencia médica? Las bajadas de tensión acostumbran a » solucionarse» en casa poniendo en práctica estos consejos, pero vale la pena indagar sobre por qué ocurren. Señales de alarma son piel pálida, húmeda y fría, respiración rápida y poco profunda , y pulso débil y acelerado pueden alertarnos de que estamos ante una emergencia. Las causas son variadas pero requieren atención inmediata: una reacción alérgica o un infección grave, una pérdida de sangre por hemorragia interna o incluso un ataque cardiaco.

12 maneras de evitar una caída

¿Sabías que uno de los mejores predictores para conocer la posibilidad de caídas en el anciano es la necesidad de ayuda para levantarse de la silla? ( con cero, una o dos manos).

¿Conocías que la velocidad de pasos por metro es un valor predictivo de caídas?

Más que caer en buenas manos ante un cirujano durante una cirugía, tú debes actuar activamente para procurar tu salud.

Ya hemos hablado de la necesidad de realizar ejercicio físico moderado. A ciertas edades, te aseguro que tener un buen múscuo es un plan de pensiones para el futuro mucho más efectivo que contar con un buen médico de familia a tu lado. Palabra de honor.

Más músculo, más ejercicio, más equilibrio ( mayor propiocepción). La propiocepción es la sensibilidad que recibe el cerebro procedente de las articulaciones. Es decir, a mayor propiocepción, mayor equilibrio. Algo que se pierde con cada vendaje inmovilizador, con cada yeso y con cada caída.

Un listado de 12 actitudes para evitar caídas:

  1. Zapatos cerrados siempre y destalonados nunca. Así disminuiría un montón la posibilidad de caídas. Haz memoria, si te has caído últimamente, de como ibas calzado.
  2. Luz encendida ( o detectores de movimiento). La lucha casi perdida con nuestro personal más anciano que vivió una posquerra , donde el ahorro eléctrico era la norma. Y para este tipo de paciente austero o empático con el prójimo ( no despertar a su pareja ) van de cine los sensores de movimiento. Se encienden cuando decides bajarte de la cama sin encender la luz .Son el «pequeño» chivato que ayudará a que no te caigas.
  3. Cero alfombras y elementos superfluos. Son muy cálidas y aportan un toque chic a todo el hogar . Pero yo recomiendo retirarlas. Y si la sesación de frío en el hogar e mucha, nada mejor que unos buenos calcetines con tacos de goma para evitar resbalar accidentalmente.
  4. ¿Bastones o andadores? ¿Sabes cuál es el animal que cuando nace camina a cuatro patas, luego pasa a caminar con dos y finalmente utiliza tres? Es muy fácil. El hombre y la mujer un poco tercos y que de modo valiente se ayudan de un bastón. En traumatología de madrugada solo existen tres tipos de pacientes:la noche me confunde ( alcohol, drogas o malentendidos) la ciática no me deja vivir y me caí cuando me levanté para ir al baño.
  5. Alimentación adecuada con proteínas suficientes. Los mayores tiene una tendencia natural a la sarcopenia ( pierden proteínas del músculo con mayor facilidad), por eso es muy importante el correcto aporte y el ejercicio con moderación. Además existen batidos proteicos con BMP que ayudan a no perder masa muscular.
  6. Reducación de la marcha y fisioterapia. Son beneficiosas para ganar masa muscular y aumentar el equilibrio. La gimnasia adaptada es genial.
  7. Cataratas y próstata al día. Varios estudios demostraros que las acciones más importantes para evitar las caídas son operar a los enfermos de cataratas aun con riesgo quirúrgico elevado y operar la próstata a los varones para evitar viajes innecesarios al baño y escapes de líquido con los que poder resbalar. Sin comentarios.
  8. Evitar las benzodiacepinas. Las benzodiacepinas, relajantes musculares o ansiolíticos funcionan muy bien, pero tienen muchos efectos secundarios. El más conocido es el acúmulo de productor y la somnolencia. Alprazolam, Lorazepam o cualquier otra marca… son ansiolíticos ampliamente utilizados por la población pero que empeoran la estabilidad. Siempre digo que una benzodiacepina es como tomar dos copitas de cava. Eso significa que alguien que tenga una rodilla floja o una zapatilla suelta o un escape de orina en el baño puede resbalar antes, pues tiene mermadas sus señales de alerta y los mecanismos de defensa anticaída. Así que antes de criticar a tu médico de cabecera por querer retirarte las pastilla de los nervios que te tomas desde hace más de quince años, piensa que lo único que quiere es evitar daños mayores.
  9. Cambio de bañera con ducha. Existen ayudas económicas en según qué comunidades autónomas .Y los precios cada día son más ajustados. Sé que a nadie le apetece meter a los albañiles en casa. Y aunque no sea lo que más te apetezca hacer, si ya has tenido un susto o vas precisando de ayuda con las manos para entrar y salir de la bañera, te diré que ¡ya estás tardando! Pues no hay nada más agónico que contratar a un albañil contrarreloj para hacer una reforma exprés estando tú o algún familiar ingresado a la espera de un alta hospitalaria…
  10. Pasamanos en los pasillos. Esos apoyadores situados estratégicamente en un pasillo largo valen su peso en oro. Apoyo en caso de dolor con rodillas o caderas fastidiadas, muletas en caso de lumbagos atroces , y mano celestial en caso de traspiés.
  11. Barandillas en las camas. Este punto está un poco en entredicho, pues parece ser que la existencia de esa barrera física en según qué ancianos les desorienta aún más y provoca más ganas de saltar por encima de ellas, como si se tratara de un salto de pértiga.
  12. Alarma conectada a los servicios de urgencias. Sé perfectamente que me dirás, si el abuelo ya se cayó ,para qué es necesario avisar pronto a urgencias . Por una sola y única razón: la fragilidad del anciano. ¿ Sabías que cuantas más horas esté «tirado» en el suelo apoyado sobre sus lábiles músculos más destrucción muscular habrá? Y esa destrucción le supondrá un sobre filtrado al sistema renal, que puede provocar un fallo renal ( acabando incluso en diálisis).
  13. Punto 12+1 punto extra para los cambios de armario y lavar las cortinas. Ni lo uno ni lo otro deben hacerse solos en casa y, ya para nota, no hacerlo jamás en zapatillas sueltas sin atar.

Si fue útil nuestro artículo del día de hoy, puedes decírnoslo con un comentario.

Fuente: Dra Miranda Trauma

Pisando fuerte

Las personas que practicamos deporte de forma regular no tenemos más fuerza de voluntad ni más disciplina que otros. Tenemos la misma ,pero igual algo más entrenada. Necesitamos grandes dosis de «venirnos arriba» para levantarnos muchas mañanas. Los que nos ven de fuera piensa que tenemos suerte porque estamos motivadísimos y esto minimiza el esfuerzo que tenemos que hacer. Pero la mayoría de las veces no tenemos ganas o nos da pereza, pero decidimos salir y pisar fuerte.

¿Cómo podemos entrenar estos hábitos? Para pisar fuerte tienes que creer. Creen en ti, creer que mereces cuidar tu cuerpo y tu mente creer que esto será positivo como hábito de vida. Empieza por elaborar dos listas. Una lista en la que redactes por qué crees en ti, que dice tu historia personal sobre otros éxitos conseguidos. Creer en ti es casi obligación. Porque si tú no lo haces, nadie lo hará por ti.

  • Porque lo merezco. A continuación, necesitas creer que eres merecedor de cosas buenas. Escribe ahora la segunda lista ¿Por qué merezco cuidar mi cuerpo y mi mente? ¿ Por qué debo dedicarles atención, qué gano con ello, en qué me beneficia?
  • Una persona que pisa fuerte deja de descalificarse. Se acabó ser tu peor enemigo. Deshecha toda esa retahíla de etiquetas con las que te juzgas y te pones barreras. Tú no eres así, por lo menos a partir de hoy.
  • La motivación es importante pero no es imprescindible. Imagina qué fácil sería si pudiéramos estar siempre motivados. Hay personas pensando que la motivación es algo que surge por inspiración divina y que un día aparece y les facilita comprometerse con el objetivo. Pero esto es como lo del huevo y la gallina. ¿Esperamos que llegue la motivación para empezar con nuestros hábitos saludables o empezamos con ellos y comprobamos cómo se nos une la motivación a nuestra vida?
  • No sobrevalores la confianza y la seguridad. ¿ O acaso los inseguros no tienen derecho a tomar decisiones y emprender nuevos proyectos o cambiar de hábitos? Puedes empezar el propósito que desees sintiéndote todo lo seguro que deseas. A medida que avances, la seguridad y la confianza se irán apoderando de ti. ¿ Por qué? Porque eres mejor de lo que crees.
  • Visualiza el futuro. ¿ Cómo te sentirás cuando lo consigas? Los cambios de hábitos o los proyectos nos enriquecen en muchos aspectos. Nos cambian no solo físicamente, como puede ayudarnos a perder peso, sino que también mejoran nuestra autoestima. Nos permite tener más confianza en nosotros, nos aportan seguridad, valores , y el bienestar y la satisfacción que supone ser coherente haciendo lo que deseas hacer.
  • Si quieres pisar fuerte, mira hacia delante , no hacia atrás. Atrás hay errores, fracasos, abandonos. El pasado es pasado, no dice nada de lo que serás capaz de hacer en el futuro. De hecho, tienes capacidad para reinventarte todas las veces que desees. Tu objetivo está delante de ti, así que oriéntate al presente y al futuro.
  • Soluciones, no errores. Eres un proceso de mejora con patas. Así nos veo yo. somos evolución. Te propongas el objetivo que te propongas, por muy sencillo que sea, vas a cometer errores. Si te recreas en ellos, si te sientes frustrado, será difícil de gestionar. Aprenderás mucho más de tus fracasos si tratas de gestionarlos con curiosidad. ¿Qué puedo cambiar?

Pisar fuerte en la vida es apto para todos los públicos y para todas las edades. Nos ayuda a empoderarnos. Puedes intentarlo desde la parte literal, caminar o nadar con seguridad y desde la parte más simbólica, venirte arriba para darte cuenta de lo capaz, lo fuerte y lo bueno que eres.

Fuente: Patricia Ramírez Loeffler

Después de leernos, ¿te sientes más motivado para empezar cualquier actividad que tenías en mente? ¿te sirvió para algo?

Déjanos tus comentarios y gracias. Feliz jueves pilater@s!

¿Qué es la espondilitis anquilosante?

La espondilitis anquilosante es una enfermedad reumática crónica e inflamatoria que afecta a casi medio millón de personas en España. Suele aparecer en personas adultas jóvenes , entre los 18 y los 30 años, y es más frecuente entre los hombres. Puede llegar a limitar mucho la vida de una personas, tanto en el ámbito físico como psicológico.

¿Cuáles son sus causas? No se saben exactamente los motivos de por qué sucede, pero parece tener una causa genética, ya que aparece con frecuencia en determinadas familias y , por otro lado, más del 90% de los afectados tienen un gen, el HLA-B27 , relacionado con el desarrollo de esta enfermedad. Este gen podría alterar diferentes células del sistema inmunológico produciendo una inflamación crónica como la de la espondilitis anquilosante.

¿Qué síntomas produce? El más característico es el dolor de espalda, concretamente en la zona lumbar. Suele empezar de manera lenta y resulta más intenso por las mañanas, aunque mejora cuando nos movemos. como se prolonga durante meses, puede provocar rigidez en la columna vertebral. También acostumbra a haber inflamación de la zona sacroilíaca, donde se une el huesos saro con la pelvis, y puede afectar a otras articulaciones de cuerpo como las rodillas, caderas, hombro y tendones, siendo muy frecuentes las molestias en el tendón de Aquiles.

¿Cómo se diagnostica? Suelen realizarse radiografías de la columna con el objetivo de detectar cambios crónicos que provoque inflamación, como zonas de erosiones o esclerosis. En la mayoría de casos también se realizará una resonancia para un estudio más completo. Por otro lado, una analítica de sangre puede confirmar unos elevados parámetros inflamatorios, también llamados reactantes de fase aguda, como son la PCR y la VSG. La presencia del gen HLA-B27 también se detecta en una analítica, aunque solo se tendrá en cuenta esto si el paciente tiene los síntomas característicos de una espondilitis, puesto que es un tipo de gen también presente en un 10% de personas sanas.

¿Cómo se trata? Suelen prescribirse analgésicos : en concreto antiinflamatorios como el diclofenaco o corticoides como la prednisona, para mejorar el dolor , y también fármacos auntrreumáticos modificadores de la enfermedad, como el metotexano o sulfasalazina. Otros medicamentos como los inhibidores biológicos, que pueden » frenar», la progresión de la enfermedad, se valorarás según el caso y solo se indicarán a aquellas personas que puedan beneficiarse realmente de los mismos. Además resulta muy importante mantenerse activo haciendo ejercicio físico moderado con cierta regularidad.

Fuente: Mariano Nadal. Heres publicaciones

¿Cómo mejorar nuestro rendimiento entrando en estado de Flow?

En primer lugar explicar brevemente qué es Flow. Puede definirse, según Csikszentmihalyi, como un estado de absorción plena en la tarea que se está realizando, en la que la persona puede olvidaerse de sí misma y de sus preocupaciones, asociada a una sensación de disfrute muy alta y donde el rendimiento parece ser el más elevado posible. Describe 9 características fundamentales que ocurren cuando aparece el Flow. Muy rápidamente son:

  1. Equilibrio entre reto y habilidad.
  2. Fusión entre atención y acción.
  3. Metas claras.
  4. Feedback sin ambigüedad.
  5. Concentración en la tarea.
  6. Pérdida de conciencia del propio ser.
  7. Sensación de control.
  8. Transformación del tiempo.
  9. Experimentar en el mismo acto que la actividad es la recompensa.

Conseguir el Flow no es una tarea fácil, hay que trabajar los siguientes conceptos de forma constante y continuadas, pero la buena noticia es que se puede conseguir.

  • Crea tu propio marco. Para entrar en Flow en primer lugar debemos aislarnos de todas aquellas distracciones que nos impidan alcanzar nuestro punto de concentración máximo. No es una tarea sencilla, ya que el tiempo que dure nuestro entrenamiento debemos estar aislados de estímulos ajenos a nuestra tarea como el Whatsapp, llamadas… Ei estás en una sala entrenado, aislarte con unos auriculares y música puede ser una buena opción.
  • Busca un reto equilibrado con tus habilidades y destrezas. Tiene que aprender a buscar retos motivadores y acordes con tus habilidades. Un reto desafiante pero que no esté demasiado por encima de tus habilidades o posibilidades, ya que entonces te generará ansiedad, si tampoco tan situado por debajo que llegues a aburrirte. Un poquito por encima, lo suficiente para motivarte y empujarte a mejorar un poco más.
  • Establece objetivos y subobjetivos. Para entrar en Flow es fundamental saber hacia dónde vamos y en qué medida lo estamos consiguiendo. Obtener feedback de nuestros pequeños progresos y avances nos ayudará a estar más motivados y enfocados en nuestra tarea.
  • Trabaja tu concentración. Aprende a dominar tu foco de atención para estar centrado en el aquí y el ahora. Tienes que conseguir estar absorto en la tarea y completamente centrado en tus objetivos. Dominar tu foco como si se tratase de una linterna te ayudará a librarte de molestos pensamientos negativos.
  • Consigue tu punto óptimo de activación. Yuri Hanin desarrolló la teoría de las zonas IZOF, esto es la zona de activación óptima en la que cada deportista obtiene su mejor rendimiento. Imagina un continuo del 1 al 10. Tu punto óptimo de activación se encontrará en un punto en función de la tarea y de tu propia genética. Es una zona subjetiva con lo cual tendrás que averigua cuál es esa zona que te funciona mejor en ti en función de la actividad que vayas a llevar a cabo.
  • Incrementa tu autoconfianza. Confiar en ti mismo y en tus capacidades es fundamental para entran en Flow. Aunque la autoconfianza debe ser la adecuada, ni demasiado baja ni demasiado alta. conocerte a ti mismo es la clave para conseguirlo.
  • Aprende a disfrutar con el esfuerzo. Disfrutar del momento presente, del aquí y ahora incrementará tus endorfinas internas haciéndote más tolerante al esfuerzo. Disfrutar mientras entrenas es la mejor forma de mejorar tu rendimiento además de fidelizarte con tu rutina de entrenamiento. El estado de Flow está asociad a las experiencias cumbre. Esto es conseguir el máximo rendimiento en nuestros entrenamientos y ejecuciones, permite incrementar tu rendimiento , disfrutando con ello!!!

Fuente: Raúl Ballesta Barrera psicólogo del deporte

¿Cómo quemar grasa rápidamente?

Cualquier ejercicio, siempre que se practique de forma correcta y adecuada, es beneficioso y nos ayudará a mantenernos en forma. Pero hay dos modalidades especialmente efectivas si lo que buscamos es quemar grasa: los ejercicios HIIT y los ejercicios de resistencia.

El entrenamiento HIIT.

Los ejercicios HIIT (High Intensity Interval Training), son sin ninguna duda una manera de entrenar muy eficaz, no solo para quemar grasa y perder peso sino también para mejorar la capacidad física en menos tiempo. Este tipo de entrenamiento consiste en realizar ejercicios con un intervalo de corta duración ( esfuerzo) de alta intensidad. Por ejemplo: corres lo más rápido que puedas en un sprint durante 30 segundos, caminas dos minutos y repites de nuevo el sprint y así durante 20 minutos. Se puede hacer corriendo , saltando a la cuerda, nadando , en bicicleta , haciendo sentadillas… La duración de los intervalos de esfuerzo y descaso determinan el nivel del ejercicio. Si no estás costumbrado a este tipo de ejercicio es mejor optar por descansos más largos y esfuerzos más corto, y procurar también que el periodo de esfuerzo no sea demasiado intenso.

¿Cuáles son las ventajas del HIIT?

  • Quemarás más grasa que con el cardio tradicional, y en menos tiempo. Una hora corriendo o pedaleando a baja intensidad es mucho menos efectiva para quemar grasa que 20 minutos de rutina entrenamiento HIIT, ¿ por qué? por que has acelerado tanto tu metabolismo que, incluso 48 horas después de haber practicado los ejercicios de alta intensidad, seguirás quemando calorías y perdiendo peso. En tan solo 15 o 20 minutos puedes obtener resultados más satisfactorios que con 60 minutos de ejercicio moderado.
  • Mejoras tu capacidad aeróbica y también anaeróbica, es decir, mejoras tu resistencia.
  • Pierdes grasa sin perder masa muscular.
  • Aunque es un entrenamiento duro, de alto rendimiento, puedes adaptarlo a tu capacidad física y personalizar y combinar los ejercicios como más te interese.
  • Puedes practicarlo en casa o al aire libre.
  • Mejora tu capacidad física. Si no estás habituado a realizar estos cambios de intensidad en tu entrenamiento, verás cómo con el transcurso de las semanas tu rendimiento se intrementará de forma gradual.

Aunque también tiene inconvenientes , el principal es que se trata de un ejercicio muy exigente. Teniendo esto claro y para evitar problemas, si eres principiante puede practicarlo regulando la duración e intensidad del periodo de esfuerzo. Otro inconveniente es que no es apto para todos los públicos hay que tener una cierta resistencia previa para poder practicarlo.

¿ Por qué estos ejercicios son eficaces para quemar grasa? Sigue quemando grasa después del entrenamiento . Con el cardio tradicional sí se queman bastantes calorías en el momento, pero cuando termina la sesión de entrenamiento, la cantidad de calorías que el cuerpo quema, el metabolismo, vuelve a niveles normales. Si haces este ejercicio de resistencia correctamente podrías quemar más grasa de lo normal hasta 38 horas después. Es decir, tu metabolismo se mantiene acelerado un día y medio. Si entrenas lunes por la mañana, tendrás un metabolismo más alto hasta el martes por la tarde.

Además produce cambios hormonales beneficiosos. El ejercicio con resistencia produce cambios hormonales en el cuerpo, haciendo que queme más grasa, tenga más energía y vitalidad.

Fuente:Susana Cardiel

¿Cómo aliviar el dolor de cervicales?

Cerca del 20% de la población ha sufrido en algún momento de su vida un dolor de cervicales. El estrés, las malas posturas y el desgaste propio de la edad son sus principales causas. Para evitarlo, es importante reforzar la zona y vigilar las posturas y los gestos realizados de forma cotidiana.

Formada por las siete primeras vértebras de las espalda, la zona cervical se caracteriza por ser la más flexible de la columna. Esto hace que , a lo largo del día , esté sometida a una gran cantidad de giros y movimientos que las fuerzan y las desgastan. No es extraño, por lo tanto, que sea uno de los puntos más conflictivos de nuestra anatomía. Prestarle atención y evitar todo aquello que pueda suponer una agresión extra nos ayudará a evitar problemas.

Tanto si eres propenso a sufrir dolor en esta zona como no, estas precauciones te permitirán reducir el riesgo de tener una crisis:

  • En el ordenador. Es primordial sentarse bien, apoyando la espalda en el respaldo de la silla. Procura , además , que la frente esté a la misma altura que el borde superior de la pantalla del ordenador. No olvides, además, cambiar la postura varias veces durante la jornada laboral, ya que cualquier posición mantenida durante mucho tiempo resulta perjudicial para el cuello.
  • En la cama. Utiliza una almohada que te resulte cómoda y que permita que el cuello adopte una postura lo más natural posible, con la cabeza bien alineada con la espalda. Evita dormir boca a bajo, ya que en esta postura obligas al cuello a girar la cabeza y adoptar una oposición forzada. Es mejor dormir de lado y con las rodillas flexionadas .Tampoco es conveniente para la buena salud de la espalda leer o utilizar el ordenador o el móvil en la cama.
  • Al coger objetos. cuando debas coger un objeto que se encuentra por encima de tu cabeza , evitarás tensiones innecesarias en cuello y hombros s, en lugar de estirar el brazo, te subes a un taburete. Si el objeto está en el cuelo, es mejor ponerse en cuclillas para levantarlo que doblar la espalda.
  • Con el teléfono. Con el uso excesivo del móvil, del ordenador y de la tableta es el causante de numerosas patologías de esta zona , así que procura reducir el tiempo que pasa al día con estos dispositivos. Además, evita sujetar el móvil o el auricular entre el hombro y la oreja. Es una postura que, al forzar las cervicales , puede lesionarlas.
  • Al enfocar la vista. ¿Te has revisado la vista últimamente? Pues no esperes más para hacerlo, ya que el simple gesto de acercarse o alejarse en exceso para leer, ver el móvil… puede causar dolor.
  • En el coche. sube el reposacabezas a una medida que te permita apoyar correctamente la cabeza. Procura que el borde superior del miso quede a la altura de los ojos.
  • De compras. Si vas a llevar mucho peso, la mejor opción es utilizar carro, mejor si lo llevas hacia delante en vez de arrastrarlo. Si cargas bolsas , trata de repartir el peso entre los dos brazos.

¿Cuáles son los factores de riesgo?

Una serie de circunstancias pueden provocar dolor cervical o agravar el ya existente como el estrés . Los músculos del cuello, al sostener el peso de la cabeza, tienden a acumular tensiones. Problemas como la ansiedad, la depresión o el estrés favorecen las contracturas en la zona.

También el sobrepeso, si pesamos más de la cuenta sometemos nuestras vértebras a una carga superior a la que pueden soportar . Es como si nos viésemos obligados a cargar con una bolsa pesada durante el día. El tabaquismo ya que fumar acelera el desgaste de los discos intervertebrales de la columna y favorece la aparición de dolencias como la artrosis. Y por último el sedentarismo, hay que tener en cuenta que el cuerpo humano está concebido para el movimiento. si no hacemos ejercicio, la musculatura se debilita y el dolor es más intenso. Es necesario, por lo tanto, tratar de llevar una vida activa y practicar deporte con regularidad.

¿Qué puedes hacer ante una crisis?

  1. Aplicar calor que al provocar un efecto vasodilatador del sistema circulatorio, el calor que proporcionan las esterillas eléctricas, las bolsa de agua,… relaja las fibras musculares y alivia las molestias.
  2. Fármacos. Los analgésicos y antiinflamatorios ayudan a reducir el dolor y la rigidez. Aunque la mayoría de estos medicamentos son de venta libre, se aconseja que estén pautados un médico, ya que , en algunos casos, pueden tener efectos secundarios.
  3. Reposo. Si el dolor es muy intenso, se recomienda descansar en cama mientras dure la crisis ( durante uno o dos días máximo) . No es aconsejable prolongar en exceso el reposo, ya que los músculos pueden atrofiarse.
  4. Atención médica. Si el dolor es muy intenso y aparece de forma súbita, sobre todo si se manifiesta después de sufrir un golpe o un traumatismo, es necesario acudir a urgencias.
  5. Rehabilitación. Si el dolor no desaparece con medidas convencionales puede ser necesario someterse a un tratamiento rehabilitador a base de electroterapia, magnetoterapia y realización de masajes descontracturantes. También se pueden aplicar técnicas de bloque nervioso como la radiofrecuencia.

¿ Cuáles son los síntomas más habituales? Los trastornos cervicales se manifiestan con una serie de síntomas que suelen presentarse de forma simultánea. La principal molestia es un dolor intenso que afecta al cuello y que, en ocasiones se extiende hacia el hombro, los brazos, la cabeza o la espalda. También es habitual sentir hormigueo y adormecimiento de los dedos de la mano. Cuando el dolor es muy intenso, puede provocar nauseas y mareos.

¿Qué estiramientos puedes hacer para aliviar las molestias? Para evitar lesiones, mejorar la movilidad y reducir el dolor, es necesario relajar los músculos del cuello. Estos estiramientos, practicados a diario, te ayudarán a conseguirlo. Realiza cinco repeticiones de cada uno cada día. Para evitar lesiones, hazlo muy suave y sin forzar.

Giros laterales. Siéntate con la espalda recta, las manos sobre las rodillas y los hombros relajados. Gira el cuello hacia la derecha de manera que la barbilla quede a la altura del hombro. Espera unos segundos, vuelve a la posición inicial y realiza el mismo giro hacia la izquierda.


Flexión lateral. Trata de llevar la oreja derecha y después la izquierda hacia el hombro del mismo lado sin forzar en exceso y procurando no levantar el hombro. Puedes ayudarte con la mano colocándola en el lateral de tu cabeza. Haz una flexión suave y sin forzar el estiramiento.

Flexiones. Lleva la cabeza hacia delante, intentado tocar el pecho con la barbilla y vuelve a la posición inicial. No lleves la cabeza hacia atrás , ya que podrías sufrir una lesión.

Desbloqueo de hombros. Eleva los hombros hacia arriba , vuelve a la posición inicial y después llévalos hacia abajo.

Fuente: Heres publicaciones. Mariano Nadal.

La técnica de Pilates : seguridad y modificaciones

La mejor manera de no correr riesgos ni de sufrir dolores en una sesión de Pilates es permanecer concentrado. Realiza los movimientos tal como se indica y escucha las señales del cuerpo.

Además, ¡ una dosis saludable de sentido común es lo más conveniente para librarse de los dolores! Si llegas a un ejercicio que no tienes claro si a tu cuerpo le irá bien, te ofrezco este maravilloso consejo que en su día dijo la maestra Romana.» Si dudas, ¡ no lo hagas!

Aquí tienes unas cuantas reglas de seguridad que debes recordar cuando practiques:

  • Lo importante es el control. Nada de movimientos descuidados. Muévete con precaución y con un objetivo en mente. Eso no significa que tengas que ir excesivamente despacio, todos sabemos que es mejor ir lento, pero seguro , y lo que está en juego es tu seguridad.
  • ¡Centro vital! Mantén activados los glúteos, el abdomen y la parte interior de los muslos. Cuando los movimiento se controlan desde un centro sólido, es menos probable hacerse daño.
  • Mantente dentro del » marco» de tu cuerpo limitando tu rango de movimientos . Cuando trabajas la fuerza, lo que quieres es mantener el rango articular bajo control y no dejar que las piernas y brazos vayan por su cuenta.
  • Mantén los abdominales contraídos hacia la columna cuando soporten el peso de la espalda en movimientos que requieran una extensión de la zona lumbar.¡No ruedes sobre el cuello! En el Pilates hay un motón de movimientos de rotación y de formas de elevar las piernas por encima de la cabeza , pero asegúrate de no apoyar el peso del cuerpo sobre las delicadas vértebras de la parte cervical de la columna ( el cuello). Cuando corresponda mantén el peso distribuido en la parte superior de la espalda, los hombros y los tríceps.
  • ¡Respeta tus límites! Este es un sistema progresivo de ejercicios, así que reserva los niveles más complicados para el momento en que domines los ejercicios básicos. Resulta mucho más satisfactorio progresar de manera segura que verte obligado a retroceder debido a una lesión.

» En 10 sesiones notarás la diferencia , en 20 verás la diferencia y en 30 tendrás un cuerpo totalmente nuevo» Joseph Pilates

Mucha gente ha oído hablar de los principios del Pilates: concentración, control, centralización, compromiso, respiración , fluidez y precisión. sin embargo, no todas esas palabras provienen de Joseph. Entre los principios de su método que describió se incluían el aplacamiento, rango y limitación de la tensión y relajación musculares, el equilibrio , la gravead y la respiración. Todos estos principios, no obstante, son ideales a los que merece la pena aspirar. Cuanto más pienses en ellos y más los apliques, mejor equipado estarás para dominar los excepcionales matices de este método.

Al principio, sin embargo, limítate a hacerlo lo mejor que puedas y recuerda que, cuanto más te esfuerces en cada ejercicio, ¡ más beneficios sacarás de él!

En la práctica de Pilates, como es un método de precisión, son aquellos que tienen la mente puesta en el ejercicio los que obtienen más beneficios. En ocasiones, son los detalles los que se te escapan, y tal vez te resulte difícil creerlo, pero un pequeño ajuste puede suponer una gran diferencia en el ejercicio. Pero , anímate a probarlo por ti mismo y lo verás.

Fuente: Brooke Siler

Conócete a ti mismo y descubre tus puntos fuertes

» Lo importante en la vida no es ser fuerte, sino sentirse fuerte» Jon Krakauer, escritor estadounidense

   Ser conscientes de nuestra valía nos ayudará a hacer grandes cosas, también en el deporte. Muchas veces no sabemos de lo que somos capaces de hacer porque no hemos explorado nuestros propios límites.

   Cuando pensamos en nosotros  mismos, tendemos a focalizarnos en los aspectos más negativos de nuestra personalidad,olvidando los positivos. Esto hace que ,poco a poco , vayamos perdiendo nuestra autoestima y nos veamos poco capaces de conseguir nuestras metas. Para acabar con esta tendencia, es necesario cambiar la mentalidad y empezar a valorar nuestros puntos fuertes para, de esta manera,poder potenciarlosy alcanzr nuestros objetivos.

   El talento no es patrimonio  exclusivo de los intelectuales, de los artistas o de los grandes investigadores. Todos tenemos, en mayor o menor medida, la posibilidad de desarrollar nuestras capacidades, lo que ocurre es que o siempre somos conscientes de ello. Para sacar el máximo partido a tu potencial necesitas creer en ti mismo.

   Convéncete de que puedes hacerlo o, al menos , intentarlo. Una persona que no cree en sus propias capacidades no se esforzará lo suficiente para conseguir sus objetivos, ya que, cuando empiecen a surgir dificultades, se dará por vencido demasiado pronto, mucho antes de concluir satisfactoriamente su obra. Por el contrario, alguien que confía en sí mismo irá más allá incuso de lo que , en un principio, sería capaz de hacer , porque se esforzará más y le dicará más tiempo y energía a lograr sus metas. Las personas perseverantes siempre llegarán más lejos que las que se rinden fácilmente, aunque tengan más limitaciones.

   Apuesta por una visión positiva de la vida. El experto en Psicología positiva , Shawn Achor, asegura que un cerebro feliz es mucho más productivo que otro que piense en clave negativa. » Cuando nuestra mentalidad y nuestro estado de ánimo son positivos, somos más inteligentes, estamos más motivados, y , por lo tanto, somos más exitosos». Para conseguir este estado es necesario , por lo tanto, empezar a ver las cosas de una forma más optimista.

   Ponte a prueba y saca a flote tus virtudes. ¿ Te resulta difícil reconocer cuáles son tus verdaderas fortalezas? Te proponemos un sencillo ejercicio. Consiste simplemente en rememorar alguna situación difícil que haya tenido lugar en el pasado y que hayas podido solucionar con éxito.¿ Qué actitud te ayudó a superar el conflicto? ¿ Tu paciencia , tu perseverancia, tu determinación, tu capacidad de diálogo…? Pues eso, es precisamente , lo que aumenta tu valor como persona.

Young backpackers enjoying a valley view from top of a mountain

   Haz cosas nuevas. Si siempre estás inmerso en la rutina , difícil que puedas demostrarte a ti mismo lo lejos que puedes llegar. Es necesario , por lo tanto , atreverte a hacer una actividad nueva ( aprender un idioma, tocar un instrumento, hacer una actividad física distinta…) Puede que descubras una aptitud tuya que desconocías y que aumente la confianza en ti mismo y en tus capacidades.

Falsos mitos sobre las capacidades personales:

» Es cuestión de genética». Aunque todos nacemos con un potencial determinado, esto no quiere decir, que con el tiempo y la experiencia, podamos aumentarlos de forma considerable.

» Con la edad , disminuyen nuestras capacidades»  Mantener el cerebro activo ayuda a aumentar las conexiones neuronales, un potencial que podemos mantener durante toda la vida.

» Si no tienes buena memoria , no hay nada que hacer.» La memoria es uno de los rasgos de los que se componen las capacidades cognitivas. Si desarrollamos todos las demás ( inteligencia, creatividad…) podremos compensar esta falta.

Las 6 fortalezas de Selligman : ¿ cuál es la tuya?

  1. Conocimientos. Tienes una gran facilidad para asimilar información y almacenarla en tu memoria.
  2. Creatividad. Sientes una gran satisfacción realizando actividades que te permiten expresar lo que sientes.
  3. Curiosidad. Te gusta ir siempre más allá, descubriendo el porqué de las cosas.
  4. Pensamiento crítico. Analizas todo lo que ocurre a tu alrededor y lo contrastas con tus conocimientos.
  5. Deseo de aprender. Te gusta leer, estudiar , hablar con personas que pueden aportarte información…
  6. Sabiduría. Los demás acuden a  ti en busca de consejos, ya que tienes una gran capacidad para encontrar el camino adecuado en cada ocasión.

Fuente: Mariano Nadal . Heres publicaciones