Anatomía y consejos para hacer abdominales

¿POR QUÉ ES NECESARIO ENTRENAR EL ABDOMEN? Si piensas que hacer abdominales es una cuestión estética debes saber que son muchas razones por las que es importante realizar un buen trabajo abdominal.

La musculatura del abdomen tiene una relevancia mucho más importante de lo que podemos pensar. Ayuda significativamente a mantener nuestro equilibrio corporal, a facilitar la respiración, a liberar presión sobre la columna y mucho más.

Desde el punto de vista respiratorio, el abdomen y el tórax se encuentran estrechamente relacionados. El cinturón abdominal tan solo se encuentra sustentado a nivel óseo por las vértebras lumbares, o que hace que el diafragma quede sostenido por la faja abdominal. Cuando este no encuentra un apoyo firme, debido a una debilidad abdominal , tiene que descender más , haciendo que se compriman más las vísceras internas y esto puede desencadenar en una insuficiencia respiratoria. Además, este grupo muscular desempeña un papel fundamental de soporte y estabilización durante las actividades dinámicas. Además:

Ayuda en la absorción de impactos sobre la columna.

Compensa los efectos de tracción del psoas y la musculatura lumbar.

Estabiliza el cuerpo, proporcionando una adecuada cadena cinética que hace que las extremidades superiores e inferiores puedan llevar a cabo una amplia cantidad de movimientos con la fuerza necesaria.

Ayuda a disminuir la anteversión de pelvis.

CONOCE LA MUSCULATURA DEL ABDOMEN.

RECTO ABDOMINAL. Es la zona más conocida del abdomen .Se origina mediante tres haces en la superficie externa del cartílago de las costillas quinta a séptima, en la apófisis xifoides y en los ligamentos entre esta apófisis y las costillas extendiéndose hacia abajo, hasta la cresta púbica. el recto del abdomen se encuentra dentro de la vaina que recibe el mismo nombre (recto del abdomen) , lo que le da consistencia y contención. En su trayectoria se hallan hasta tres intersecciones tendinosas hasta la altura del ombligo y en muchas ocasiones una o dos más por debajo, lo que da lugar la mítica tableta de chocolate.

Su función es flexionar el tronco, elevar la pelvis, aumentar la presión abdominal y contribuir en la defecación y micción. Su tono ayuda en la espiración y a mantener la posición corporal erguida. Además, mantiene las vísceras en su posición adecuada, aunque limita la inspiración máxima.

Atención: La debilidad en esta zona del abdomen implica una reducción de la capacidad para flexionar el raquis. en posición supina, la debilidad del recto anterior del abdomen puede suponer una limitación para elevar la cabeza y la parte superior del tórax.

OBLICUO EXTERNO. Ocupa la cara lateral y superficial del abdomen. su origen se encuentra en la superficie externa de las costillas quita a la doce. Este origen se entrelaza con digitaciones del serrato anterior y con los hacen de origen del dorsal ancho. Se inserta en una extensa línea de inserción que ocupa la zona que va desde la reta ilíaca a la arte externa de la aponeurosis de los rectos del abdomen. la dirección de sus fibras, fundamentalmente, va desde el lateral hacia la zona media del abdomen, hacia abajo y adelante.

Cuando se contrae de forma unilateral actúa inclinando y rotando el cuerpo hacia el mismo lado que se contrae. Al contraerse de forma bilateral flexiona el tronco y comprime el abdomen, lo que ayuda a la micción y defecación.

OBLICUO INTERNO. Este músculo tiene forma de abanico, con trayectoria ascendente. Se sitúa entre el transverso del abdomen y el oblicuo externo, en el lado opuesto ,hace flexionar y rotar la columna vertebral . Si se contrae de manera unilateral, realiza flexión y rotación de tronco hacia el mismo lado. Si se contraen los dos , producen flexión de tronco, elevación de la pelvis, aumenta de la presión abdominal y espiración. su origen se encuentra en la línea intermedia de la cresta ilíaca, en la hoja profunda de la fascia toracolumbar y en la espina ilíaca anterior superior. en su inserción se diferencian tres porciones. La porción craneal, que se inserta en los bordes inferiores de las tres últimas costillas, la porción media, que se inserta en la aponeurosis y la porción caudal, sobre el cordón espermemático.

Atención: El trabajo de toda la musculatura de la faja abdominal es fundamental para preservar nuestra salud y movilidad corporal. La debilidad en la musculatura, tanto del oblicuo interno como externo pueden originar una actitud cifótica y un tórax deprimido, llegando incluso a limitar nuestra capacidad para la flexionar la columna vertebral. Además, esta debilidad puede reducir la eficacia respiratoria y la capacidad de sujeción de las vísceras internas. Por otro lado, evita la debilidad de los oblicuos es fundamental para preservar una posición de la pelvis compensada entre el tórax y las extremidades inferiores.

TRANSVERSO. Es el más profundo de los músculos del abdomen, sus fibras transcurren en dirección transversal, envolviendo el cuerpo como si se tratase de una faja natural. Juega un papel fundamental en la estabilización de la zona lumbar, mediante su inserción en las fascia toracolumbar. Tiene influencia sobre la estética corporal, ya que, al ser un músculo constrictor del abdomen presiona los órganos internos hacia dentro, ayudando en el aumento de la presión intraabdominal en su contracción. Su origen se encuentra en la superficie interna de las costillas séptima a la doce, en la lámina interna de la fascia toracolumnbar el labio interno de la cresta iliaca, la espina ilíaca anterosuperior y el ligamento inguinal. Este músculos contribuye, mediante su aponeurosis , a formar la línea alba, donde se inserta, además de la cresta ilíaca y la cresta púbica.

Atención: Su debilidad supone un ensanchamiento del perímetro abdominal, además, puede acentuar la lordosis.

TRUCOS Y CONSEJOS AL ENTRENAR LOS ABDOMINALES.

Comienza siempre por los ejercicios que impliquen en mayor grado a los abdominales transversos del abdomen. Al ser un músculos constrictor del abdomen, su función es la de reducir y limitar la distensión del resto de la musculatura abdominal. Además, el transverso junto con el oblicuo juega un importante papel estabilizador a la hora de reducir la presión intradiscal en la región dorso-lumbar de nuestra columna vertebral, protegiéndonos y ayudándonos a evitar posibles dolores de espalda en esa zona.

La respiración es clave. La musculatura del abdomen tiene predominancia inspiradora en estado de reposo y espiradora durante la contracción, por lo tanto cuando hagas abdominales procura acompasar el ritmo respiratorio a estas dos fases. Espira durante la contracción y coge aire en la fase excéntrica, de esa forma la intensidad del entrenamiento aumentará , haciendo el mismo mucho más efectivo.

-Si buscar reducir el perímetro abdominal, evita los ejercicios que implique en mayor grado al recto del abdomen. Puedes comprobar tú mismo que casi todas las personas proyectan el abdomen hacia el exterior cuando ejecutan un crunch y otros ejercicios abdominales clásicos. Si tu principal objetivo es la reducción del contorno de tu cintura , el transverso y los oblicuos deben ser los principales músculos a tonificar, por ello en nuestras rutinas incluiremos ejercicios que implique una activación en mayor o menor grado de estos músculos, aunque en ese momento no nos estemos centrando en ellos.

-A la hora de programar tu entrenamiento debes saber que la cualidad más destacada en la función estabilizadora del abdomen es la fuerza-resistencia. Debido a eso, normalmente el número de en las rutinas de abdominales suele ser bastante elevado y se realiza en la mayoría de los casos sin pesos externos, evitando de este modo entrenar la fuerza máxima o hipertrofia en esta zona del cuerpo.

Fuente: Raúl Notario .Graduado en CAFYD y Maestro especialista en Educación Física.

Alivia tus piernas y reduce varices

Para evitar la pesadez y el hormigueo en verano no basta con levantarlas una vez al día. Sí, junto a ese gesto, haces otros que te detallamos aquí , conseguirás sentir alivio en poco tiempo.

¿ Sabes por qué el calor es uno de los principales enemigos de la circulación? Porque las altas temperaturas producen una vasodilatación en las venas que hace que se sobrecarguen. A eso hay que sumar el efecto de la gravedad, cuando estamos acostados, el volumen ( y la presión ) de la sangre se reparte por todo el cuerpo, pero al ponernos de pie la gravedad hace que el volumen se concentre en la parte inferior, en las piernas. Por eso, durante el verano es más fácil notar cansancio y pesadez. Unas molestias a las que suelen sumarse dolor, picor y calambres si , además, tienes varices.

Pese a esta unión de factores ( calor y gravedad), existe la manera de encontrar alivio activando las válvulas que hay en las venas de las piernas para que ese volumen sanguíneo vaya subiendo y vuelva a repartirse por todo el cuerpo.

Las válvulas son las compuertas que se encuentran en las paredes de las venas, son similares a las puestas de los salones del Oeste. Imagínate que entre ellas hay mucho espacio, las personas podrían entrar y salir sin abrirlas, ¿verdad? Pues eso es lo que ocurre en las varices: como la vena es más ancha, las válvulas están muy separadas entre sí y la sangre va hacia arriba y hacia abajo continuamente pero sin presión , lo que provoca que se estanque.

Hay otras venas que se encargan de «achicar» esa sangre estancada . Y pueden hacerlo porque están interconectadas. Es por ello que, cuando el médico decide que una variz se debe operar, la circulación de la sangre no se corta ni se interrumpe pese a tener una vena menos. Su labor, una vez que está enferma, ya está siendo suplida por otras muchas venas de la pierna. Pero antes de operar , se pueden poner en práctica muchas estrategias.

Mantener las piernas en alto ayudará a que tus venas tengas que esforzarse menos para llevar la sangre de nuevo al corazón. Ese simple gesto neutraliza momentánea y parcialmente el efecto de la gravedad. Pero queremos beneficios más duraderos, así que para notar los resultados a más largo plazo, lo ideal es levantarlas unos 20º por encima del nivel del corazón 4 veces durante , al menos 15 minutos. el siguiente e ineludible paso es dar un masaje. Con él facilitaras aún más el retorno venoso.

¿Cómo y con qué darte el masaje? Consigue un buen aceite esencial de lavanda ( recuerda que vienen en pequeños botes opacos porque la luz puede deteriorarlos) , de castaño de Indicas, de pino marino o de vid ( son los que más respaldo científico tienen) y masajea tus piernas cada vez que las eleves.

Dedica 5 minutos a cada pierna. Y , si tienes alguna variz, no presiones directamente sobre ella, mejor rodéala.

Ve siempre de abajo arriba, haciendo movimientos circulares con los nudillos ( debes notar la presión, pero no arietes muy fuerte). Recorre primero , 10 veces, desde el tobillo hasta la rodilla. Luego, ve desde el tobillo hasta la mitad del muslo, en 10 pases más y, a continuación, masajea la pierna por completo 10 veces.

Acaba con suaves caricias también de abajo arriba. Hazlas dibujando eses con las palmas de tus manos o con los nudillos (haciendo presiones pero no demasiado fuertes ) en el caso de que no tengas varices.

Aplicar algo fresco también conviene. El frío ejerce justo el efecto contrario al calor, que tan mal sienta a las venas : evita su dilatación excesiva.

Puedes introducir unas toallas en la nevera, espera unos minutos y luego enróllalas en tus piernas. Notarás un placentero frescor inmediato, que además ayudará a adormecer el dolor, si ya ha aparecido. Otras opciones son poner unos cuantos cubitos en una bolsa con cierre hermético y utilizarla una vez que el hielo se haya derretido ( envolviéndolo en tela).

Una pregunta que nos solemos hacer es , después de la cirugía, ¿reaparecen las varices? Las que se operan, no. Lógicamente al quitarlas, no vuelven a salir. Pero si no potencias tu retorno venoso con buenos hábitos pueden formarse de nuevo en otras zonas.

¿Qué alimentos no te deben faltar? Determinados condimentos como la pimienta de Cayena, el jengibre, las semillas de sésamo o el ajo tienen cierto efecto venótico, que refuerza las paredes de las venas.

La remolacha . Añádela a tus ensaladas y te beneficiarás de su riqueza en vitaminas del grupo B. Favorecen el retorno venoso porque contribuyen a reducir los niveles en sangre de un aminoácido que, cuando están muy altos la espesan.

Frutos del bosque. Su flavonoides podrían potenciar la reparación de los vasos sanguíneos que están débiles.

El cacao es bueno para tus arterias . El síndrome del escaparate que ocurre cuando las arterias ( no las venas) se estrechan por la presencia de placas de grasa, también suele provocar dolor en las pantorrillas al andar. Así, si tomas cacao a diario contribuye a aliviar las molestias.

El músculo que te ayuda desde dentro para activar las válvulas venosas es el gemelo . Imagínate un tubo de dentífrico. ¿ Verdad que para que la pasta salga mejor lo aprietas con tus manos hacia la parte superior? Pues lo que hacen los gemelos con las venas es algo parecido. Cuando la musculatura se contrae, se acorta y se ensancha, aprieta las venas y, al mismo tiempo, también las válvulas que hay en su interior, propulsando la sangre hacia arriba. Su papel es tan importante que, cuando se hacen ejercicios para tonificar esta zona, el retorno venos mejora incluso en pacientes con insuficiencia venos crónica.

La clave está por tanto en fortalecer los gemelos. Cuando el músculo está débil y pco tonificado no ocupa tanto espacio. Por eso, el efecto propulsor de unos gemelos muy delgados es bastante menor. Lograrlo con una sencilla rutina de ejercicios te servirá primero, para evitar contracturas y lesiones, debes calentar el músculo: camina 10 minutos y luego , puedes hacer los ejercicios siguientes porque de no hacer nada , las varices tienden a agrandarse con el tiempo:

  • ESTIRANDO. Sitúate de cara a la pared y apoya las manos en ella. dobra un poco la pierna derecha y lleva la izquierda hacia atrás, totalmente estirada. Aguanta 20 segundos ,notarás una ligera tensión en la pantorrilla izquierda, y cambia de lado.
  • A LA PATA COJA. Con los brazos en cruz, dobla la rodilla izquierda hacia atrás y trata de mantener el equilibrio mientras das pequeños 4 pequeños saltos hacia atrás. Haz lo mismo con la otra pierna. Repite un total de 3 veces.
  • DE PUNTILLAS. Ponte de puntillas con los dos pies. Aguanta 10 segundos, descansa un momento y repite tres veces. Al contraer los gemelos , la sangre se propulsa mejor hacia arriba.

Si dispones de más tiempo añade otros movimientos ,por ejemplo, de pie, lleva de forma alterna los talones hacia el glúteo. Otro ejercicio muy recomendable es dar pequeños saltos hacia un lado y hacia otro de una línea imaginaria en le suelo. Y sobre todo recuera que, aunque tengas predisposición genética a padecer varices, con medidas como las que te hemos explicado .

Fuente: RDA publicaciones. Dr. David Fernández Caballero. Jefe del Servicio de Angiología y Cirugía Vascular del Hospital Universitario de Torrejón (Madrid)

Ante los excesos de Navidad… entrena tu autocontrol

Las fiestas, cenas con amigos, las vacaciones, las reuniones familiares, los días de celebración, la riqueza de nuestra gastronomía… son innumerables los motivos o las excusas que nos llevan a excedernos en este mes de diciembre. Un exceso no es un problema. el problema aparece cuando un exceso se convierte en una norma durante un mes.

El mes de diciembre y los primeros días de enero pueden tirar por la borda todo el tiempo que llevas tratando de comer de forma saludable, llevar una vida activa haciendo ejercicio de forma regular o priorizando el sueño para dormir las horas que necesitas. Si quieres ser capaz de tener algún exceso pero que este exceso no se convierta en un » hasta el diez de enero no empiezo de nuevo» puedes trabajar estas directrices que te ayudarán a tener más autocontrol.

  • Descansa y duerme. Glucosa, descanso y capacidad de autocontrol están estrechamente relacionados.
  • Medita. Además de darte serenidad, es un estado emocional que facilita la paciencia y el autocontrol. También permite entrenar la capacidad de estar en el ahora. Muchos de los momentos en los que pierdes tu autocontrol están relacionados con la incapacidad para permanecer concentrado. Tu deseo, tu impulso te llevan a estar fantaseando con el objeto del deseo, en lugar de seguir centrado en tu trabajo. -Quiero comer, quiero un cigarrillo…-. La meditación hará que sepas aceptar el deseo y que dejes de luchar contra tu impulso.
  • Ten claras las consecuencias de la ausencia de control. La mayoría de las veces nos saltamos el control por no pararnos a pensar qué ocurrirá si lo hacemos o por minimizar el riesgo . ¿ Qué es lo peor que podía pasar? Existen diferentes tipos de consecuencias, las propias de no controlarte que pueden afectar a tu salud, coger peso, estar agotado por la falta de sueño, en segundo lugar las emocionales , como la culpa o la frustración y en tercer lugar las que afectan a terceros , ¿ qué imagen doy cuando me comporto de esta manera?¿soy un modelo para mis hijos/familia/amigos cuando pierdo el control?
  • Busca tu motivación intrínseca .¿Qué sentido tiene esto para mi?¿Por qué y para qué lo hago? Cuando tratamos de motivarnos con premios externos, como darnos un capricho. a motivación se pierde. Es más fácil controla el impulso cuando hay algo que de verdad tira de nosotros porque nos apasiona.
  • Anticípate. Elabora un plan. Antes de que llegue la comida de navidad o la cena de empresa, decide cómo quieres relacionarte con el alcohol y la comida. Cuántas copas de vino vasa beber, si tomarás postre, turrones, mazapanes ,polvorones o si solo te decantarás por uno de ellos. Decidir antes de actuar permite que el cerebro sepa más o menos cómo debe actuar.
  • Entrena la atención. Si eres consciente de lo que está pasando en este momento, serás capaz de frenarlo. solo tienes que, antes de actuar, pensar qué quieres hacer. La mayoría de las veces perdemos el control porque no damos espacio a reflexionar. Decide, incluso para comer algo que esté fuera de tus planes. Hazlo desde la reflexión y la elección, pero no porque el diablillo de tu cabeza te empuje.
  • Retrasa, simplemente retrasa. Retrasar significa darte 10 minutos. No se trata de prohibir, porque esto incrementa el deseo. Solo de decirte que a pesar de que tienes unas ganas locas de tomar un polvorón, vas a esperarte 10 minutos. si dentro de 10 minutos tienes el mismo nivel de deseo, cómetelo. Solo se trata de aprender a entrenar la paciencia y de darle valor a lo que sentimos. A veces parece que el deseo tiene tal intensidad que es irrefrenable, pero cuando lo desatendemos durante 10 minutos,tiende a perder esa intensidad. ¡Felices fiestas!

Fuente: Patricia Ramírez Loeffler , psicóloga del deporte y de la salud.

10 soluciones para un sueño reparador

La clave es crear las condiciones idóneas para que el cerebro genere suficiente melatonina, hormona del sueño.

  1. Luz tenue en el comedor, cortinas opacas en la habitación. La luz eléctrica ha puesto fin al orden natural y engaña al cerebro haciéndole creer que el sol no se ha puesto, lo que ha retrasado de dos a tres horas nuestro reloj interno.
  2. Si lees antes de dormir , mejor en papel que en la tablet. Hay que hacer un esfuerzo especial en disminuir la exposición a las luces LED azules, que reducen a la mitad la segregación de melatonina en comparación con las antiguas bombillas incandescentes.
  3. Un baño 2 horas antes de dormir ayuda al descanso, la razón es que el baño caliente provoca que la sangre se concentre en la superficie, lo que ayuda a expulsar poco a poco el calor del interior del cuerpo. Además regula la temperatura corporal .
  4. Procura que tu habitación esté a 18º de temperatura.
  5. Apaga el botón de repetición del despertador. Puede que prescindir del despertador no sea realista pero si te despiertas cada día a la misma hora, incluido el fin de semana , tu cuerpo se acostumbrará y posiblemente llegues a no necesitarlo.
  6. No des vueltas en la cama , sal y haz algo relajante. La recomendación es que no aguantes despierto más de 20 minutos. Levántate , lee un libro , escucha música suave…pero oblígate a estar despierto. Así tu cerebro genera adenosina, y con ella esa fantástica sensación de tener sueño.
  7. Haz ejercicio pero nunca dos horas antes de acostarte. La razón es que la temperatura corporal puede permanecer alta durante una o dos horas después del ejercicio. Si esto ocurre demasiado cerca de la hora de acostarte costará bajarla lo suficiente como para conciliar fácilmente el sueño.
  8. Ni cenes en exceso ni te quedes con hambre ( la sensación de estómago vacío te despertará de madrugada).Las dietas que implican una fuerte restricción calórica está demostrado científicamente que reducen la cantidad de sueño no-REM.
  9. Al final del día , aparca las preocupaciones y desconecta. Cuando estás angustiado, el sistema nervioso simpático esta hiperactivado esto provoca un aumento de la temperatura corporal que no facilita el sueño y una elevación del cortisol, la adrenalina y la noradrenalina ( aceleran el ritmo cardiaco, lo contrario que debe ocurrir al dormir).
  10. Café, tabaco y alcohol , un trío que desvela.

Fuente: Dr. Matthew P. Walker , profesor de Neurociencia y Psicología de la Universidad de California

¿ Qué tenemos que tener en cuenta cuando hacemos Pilates?

  1. HIPEREXTESIÓN DE LAS ARTICULACIONES. Con a intención de moverse de una manera sencilla, alargando y estirando el cuerpo a partir de un » core firme», tenderá con frecuencia a extender los brazos y las piernas tanto como sea posible, a tensar y bloquear las articulaciones de los codos y las rodillas. Esta reacción puede interferir en el movimiento libre y llevar a una flexión exagerada o a la hiperextensión lo cual puede ocasionar lesiones. Asegúrese de que estira las extremidades sin bloquearlas , evitando la hiperextensión. El concepto de alargar siempre sujetando dentro de la articulación proporcionará que logre una alineación, pero es necesario que intente no bloquear las articulaciones. Los brazos se estiran alargándolos fuera de los hombros ,y las piernas y los pies, alargándolos fuera de las caderas. Tenga en cuenta que » no bloquear no significa relajar»
  2. POSICIÓN DE LOS PIES. Al igual que la cabeza, los pies son una parte de la anatomía que frecuentemente se olvidaba en las instrucciones de ejercicios , pero la posición de los pies son muy importantes a la hora de ejecutar los movimientos para obtener los beneficios esperados. Cuando hablemos de estirar los dedos de los pies en los ejercicios que proponemos significa que debe apuntar los dedos de los pies de forma que no se produzca sensación de bloqueo o rigidez en los pies. No crispe los dedos, ya que esto interfiere en el uso apropiado de las piernas. El pie se estira de manera que continúe y prolongue la línea de la pierna. La otra posición de los pies importante en el método Pilates es «flexionado», lo contrario a estirado. Piense que cuando los pies están estirados, los dedos son la parte más alejada de la cabeza , y cuando éstos están flexionados son los talones los que deben alejarse de la cabeza. Cuando los ejercicios requieran la flexión de los pies, concéntrese en tirar hacia fuera con los talones, como si quisiera alargar más las piernas fuera de las caderas.
  3. CALIDAD/ CANTIDAD. La meta inmediata en el método Pilates nunca es hacer cierto número de ejercicios, o cierto ejercicio un gran número de veces, solemos decir que » menos es más» . Lo importante no es lo que se hace, sino cómo se hace. En todos os ejercicios se indica un número mínimo y máximo de repeticiones , ya que al trabajar de una forma precisa y controlada es innecesario realizar un número mayor de repeticiones de las indicadas, ya que esto extenuaría los músculos. Si está cansado o tiene prisa, no intente realizar su programa entero de ejercicios, haga , como mucho, dos o tres ejercicios pero con una concentración total.
  4. POSITIVIDAD/ PERSEVERANCIA. Joseph H. Pilates solía decir que no existen máquinas, ni libros , ni personas que puedan cambiarnos, este cometido solo podemos realizarlo nosotros mismos. » Paciencia y perseverancia son las cualidades vitales para el éxito» Durante la sesión es importante una actitud mental positiva. Los aspectos mentales, espirituales y físicos de una persona son inseparables entre sí. Un deseo de cambo con pensamientos positivos es mejor que refugiarse en las deficiencias que le han llevado a su situación actual. Los cambios se obtienen desde el interior hacia fuera. Dar lo mejor de uno mismo es un concepto que no tiene nada que ver con la competición. Usted no está compitiendo en ningún momento con nadie. Incluso no puede competir con lo que realizó en su última sesión o en cualquier otro momento. Lo que debe hacer es poner todo su atención y todo su esfuerzo en ejecutar cada movimiento con el mayor grado de control y precisión posibles. siempre es posible mejorar. Pilates aporta bienestar, energía y mejora de su autoestima a través de un trabajo disciplinado.

Fuente:El auténtico método Pilates. Esperanza Aparicio y Javier Pérez

Contracción lenta, contracción rápida.

Los nervios que controlan los músculos contienen miles de células individuales, cada una de las cuales se divide en cientos y cientos de pequeñas ramificaciones . Y cada ramificación va a una , y solo a una, célula muscular. Hay más de un millón de células musculares en los grandes músculos de los muslos, y quizá diez mil células nerviosas reunidas en un par de nervios principales, controlándolo todo.

Tienes dos tipos de células musculares, uno para la fuerza y otro para la resistencia, ambos tipos son muy distintos. A las células musculares de resistencia se las conoce como células de contracción lenta, tienen más mitocondrias, más resistencia y menos potencia. A las de fuerza se les conoce como células de contracción rápida, tienen menos mitocondrias, menos resistencia y mucha más potencia. Cada célula nerviosa individual manda todos sus tentáculos o bien hacia una célula de resistencia o bien hacia una de fuerza, pero nunca a ambas. Esto significa que cada célula nerviosa individual acaba señalando una y solo una de las dos posibilidades.

El cuádriceps, el gran músculo situado en la parte anterior del muslo, tiene más de un millón de células musculares. El gran nervio que lo controla tiene alrededor de diez mil células nerviosas. Cada una de esas células nerviosas controla de forma específica algunos miles de células musculares constituyendo lo que se llama una unidad motora.

Para realizar un movimiento específico, el cerebro puede activar cualquier combinación de estas unidades motoras. Las elecciones que hace el cerebro físico entre los miles de unidades motoras en cada músculo son lo que te da capacidad de girar, saltar o simplemente mover los dedos de los pies. Activas solo uno fracción de las células nerviosas con cada paso que das, pero se trata de una fracción que ha sido cuidadosamente elegida para cada músculo individual. Asombra pensar la complejidad de todo esto, en los millones de decisiones que toma el cerebro físico en un fracción de segundo solo para mantenerte en pie, no digamos para correr, bailar… Afortunadamente no tienes que pensar en ello, lo das por supuesto. Es vitalmente importante que comprendas que esa capacidad está ahí, pero puedes pasarte años sin preocuparte por ella , si la cuidas bien. Un programa de fortalecimiento muscular proporciona tanto potencia como coordinación y lo hace de una forma integrada.

Compararemos ahora el fortalecimiento muscular con el ejercicio de resistencia. Cuando caminas, tu cuerpo activa predominantemente unidades de resistencia y las va alternando de forma que cada una de ellas tenga un periodo de descanso entre paso y paso , lo que quiere decir que cada unidad recibe solo una fracción del ejercicio que tu crees que le proporcionas. Cuando empiezas a correr, tu cuerpo una más unidades de resistencia a cada paso. Ahora cada unidad puede ser usada a cada tres pasos. Si corres cuesta arriba , con intensidad suficiente para ir más allá de la capacidad de las unidades de resistencia, tu cuerpo comienza a incluir unidades de fuerza. cuanto más tiempo corras, menos descanso tienen las unidades de resistencia. Cuanto más fuerza exijas a tu cuerpo, menos descaso tendrán las unidades de fuerza. Hasta que llegará un punto en que las harás empujado más allá de sus ciclos de recuperación. Se fatigarán , y la fatiga les hará daño. A propósito, ésta es la razón por la que tienes que sudar cuando haces ejercicio aeróbico, a niveles bajos de exigencia, las células de resistencia se alternan demasiado para llegar a fatigarse. Y también es la razón por la cual debes alcanzar el punto de fatiga muscular cuando haces pesas, para sentir esa quemazón en los músculos que la mayoría de nosotros aborrecemos y que nos gustaría evitar si pudiéramos. Con las repeticiones agotas tus reservas de energía y luego vas a obligar a tus células musculares a contraerse algunas veces más. Ésta es la parte crucial, así es como las dañas intencionalmente . No te dañas los músculos solo las células musculares. Y las dañas bastante. Premeditadamente. Las imágenes de los músculos dañados obtenidas mediante microscopio revelan el daño significativo a nivel celular después de una sesión de pesas. Eso no representa ningún problema y es de hecho lo que el cuerpo necesita. Mucha inflamación y, luego reparación y crecimiento. Los músculos te temblarán y arderán, lo cual no es nada divertido, pero internamente estarás forzando a tu cerebro a que active todas tus unidades de fuerza y por tanto a repararlas. Crecimiento, fuerza , juventud.

Esta es la razón por la cual no debes hacer pesas seis días a la semana. si hacer bien tus ejercicios, has caudado un verdadero daño muscular. Y a diferencia de las unidades de resistencia, que se recuperan en un día para otro del ejercicio aeróbico, las unidades de fuerza necesitan al menos cuarenta y ocho horas para recuperarse. Dos sesiones de pesas a la semana es suficiente. Tres días sería el máximo.

No creas células musculares nuevas al hacer pesas, de hecho, sigues perdiéndolas lentamente a medida que envejeces, hagas lo que hagas. Lo que consigues es crear una nueva masa muscular dentro de cada una de las células que quedan: la proteína. Y el potencial crecimiento en esas células que quedan es extraordinario, sin duda suficiente para mantenerte fuerte y en forma el resto de tu larga vida.

Dicho de otra manera puedes perder la mitad de tus células musculares a lo largo de tu vida y aún así seguir siendo más fuerte con ochenta años.

A propósito, has de tener mucho cuidado de no confundir el hecho de dañarte las células musculares al agotarlas con el hecho de dañarte los músculos o articulaciones al sobrecargarlos. Es muy tentador usar pesos pesados de manera que agotes las células musculares con menos repeticiones porque , francamente, las repeticiones duelen. A medida que mejora tu forma física y te haces más fuerte, tu cerebro secretará más adrenalina cuando hagas ejercicio. Empezarán a gustarte más los ejercicios y a esperar con ganas la sesión actividad física.

Fuente: Más joven cada año. Chris Crowley y Henry S. Lodge

¿Cómo será el mundo cuando vivamos más de cien años?



Llegará un día en que será normal vivir más de cien años.

Ahora puede sonar utópico. Pero hubo un tiempo , hace cuatro o cinco generaciones, que es apenas un suspiro en la historia humana , en que hubiera parecido utópico que fuera normal vivir ochenta años.

Basta un poco de perspectiva histórica para darse cuenta de que la vida humana tiende a alargarse. y , si tenemos en cuenta todos los avances sobre la biología del envejecimiento, parce inevitable que se supere la barrera simbólica de los cien años. La incógnita no es si será normal vivir más de cien años. La incógnita es cuándo.

Llegados a este punto, ¿ cuántos querrían vivir más de cien años? Cuando buscamos una respuesta, nos damos cuenta de que la pregunta importante no es si queremos vivir más, sino cómo queremos vivir más. La mayoría de las personas que responden lo hacen diciendo que quieren que sea con buena salud. No tiene sentido que la medicina se esfuerce por alargarnos la vida si es para estar discapacitados, enfermos, solos y tristes.

Pero, cuanto más años se vive , menos tiempo se está enfermo. Por ejemplo, en EEUU la población general pasa una media de quince años con mala salud, en personas de más de 90 años , este se reduce a nueve y en los supercentenarios, se queda en solo cinco. .

Por lo tanto, cuando sea normal vivir más de cien años, también será normal tener muy buena salud hasta edades muy avanzadas. Porque solo será posible vivir tantos años si se ha reducido las grandes causas de enfermedad prematura que hoy castigan a la mayoría de la población.

Encontramos que más allá de la salud, está la plenitud. solo merece la pena vivir más si vivir más merece la pena. Este va a ser el gran reto cuando la ciencia del envejecimiento haya conseguido el objetivo de alargar la vida. Nos encaminamos hacia un futuro en que la ciencia y la medicina podrán alargar la vida, pero corremos el riesgo de privar a las personas mayores de razones que den sentido a sus vidas. No a ser un problema fácil de resolver. Quienes han encontrado un sentido a una larga vida y siguen motivados a edades avanzadas suelen ser personas que tienen un sentido de trascendencia. Un sentimiento de que la vida no termina con la muerte. De que han plantado semillas para el futuro y de que dejan una huella en el mundo. Son personas que buscan la longevidad pero aceptan su mortalidad.

Las semillas pueden ser biológicas, en forma de ADN que han legado a sus hijos y nietos. Pero muchas veces son culturales. Son las ideas y los valores que han transmitido, el ejemplo que han dado, todo lo que han hecho y lo que han enseñado.

Fuente: La ciencia de la larga vida . Valentín Fuster y Josep Corbella

7 armas anti-kilos

  1. Si sigues una dieta ,que sea correcta. Son muchos los expertos que alertan de que una pérdida de peso rápida nunca es saludable, además de que incrementa el riesgo de tener un efecto yoyó y el cuerpo recupere en poco tiempo el peso perdido. Pero hay otro dato que debes conocer: perder muchos kilos en poco tiempo por una propuesta alimentaria demasiado estricta puede ocasionarte más dolor de espalda. si esa alimentación no te aporta suficientes vitaminas y minerales, todas las estructuras que hacen de colchón de tus vértebras también se resentirán . Los músculos pueden tener , incluso, pequeños espasmos que provocarán mayor tensión en determinadas zonas, ya expuestas normalmente a las cargas habituales del día a día. Lo importante es recordar que , del mismo modo que los kilos de más te provocan dolor de espalda, una dieta adecuada y la pérdida justa del peso que te sobra puede ayudarte a vivir sin dolor.
  2. La hidratación es muy importante.
    Además de necesitar minerales, tus vértebras precisan de una buena hidratación para mantener su flexibilidad y su capacidad amortiguadora.
    Si no te hidratas bien los discos pueden sufrir una degeneración rápida y, en poco tiempo, lesionarse más fácilmente con las cargas habituales que antes sí soportaban bien.
    Los calambres pueden volverse frecuentes si el organismo no recibe todos los nutrientes y electrolitos que precisa. Y todo eso se acaba traduciendo en mayor rigidez y tensión muscular. ¿La mejor hidratación? Agua o zumos caseros e incluso smothies con vegetales y frutas.
  3. Busca alimentos ricos en magnesio. Este mineral es imprescindible para la salud de tu espalda en particular y de todos los grupos musculares de tu cuerpo en general. Lo encuentras en los vegetales de hoja verde como las espinacas y las acelgas ( porque va ligado a su clorofila, ya que lo necesitan para hacer la foto síntesis) y en la coliflor. Otras fuentes son las nueces, las judías, las almendras y las semillas de calabaza , girasol y sésamo. También lo encuentras en el arroz integral , en el alga agaragar, las hojas de cilantro secas o el cacao sin azúcar añadido.

Siempre que puedas adquiere vegetales de cultivos orgánicos porque si se usan fertilizantes estos pueden rebajar el contenido de magnesio que tienen los alimentos.

4. Ten buenos hábitos de sueño. De poco servirá que te alimentes bien si mantienes unos hábitos de sueño inadecuados. Si duermes poco ( menos de 7 horas) o lo haces mal tu organismo genera más cortisol . Esta hormona te predispone a acumular más grasa abdominal y a sufrir dolor de espalda.

5. Añade cúrcuma a tus platos. Esta milenaria especia ( el principal ingrediente utilizado en la elaboración del curry) se usa como antiinflamatorio en Asia desde hace siglos. Es un analgésico natural y, según algunos estudios, es tan eficaz como los medicamentos para combatir un proceso inflamatorio ( algo habitual en pequeñas lesiones de espalda que no acaban de curar porque la agresión que recibe es continua). Puedes añadirla en la elaboración de cualquier plato, tal y como harías con otro condimento. Pero también es eficaz como té. Para elaborarlo basta con añadir una cucharadita de cúrcuma a un cazo con agua hirviendo y, bajando el fuego, mantenerlo en cocción unos 15 minutos . Luego retira y cuela.

6. ¿ Por qué no puede faltarte omega ? Cuando nuestro organismo no dispone de suficientes ácidos grasos omega 3, los procesos inflamatorios ( incluidos los que afectan a la espalda) se suceden con más frecuencia. Está en el pescado azul, consume preferentemente el de pequeño tamaño como sardinas o boquerones) las nueces y el aceite de oliva virgen extra.

7. Lo bueno de tomar piña más a menudo. Es otro de los alimentos de reconocido efecto antiinflamatorio. Y se lo debe a una sustancia (una enzima) presente en ella, la bromelina. Al parecer, la piña ayuda , además , a que el músculo se restablezca tras una sesión de ejercicio. Así, tomar un poco de esta fruta puede ser una buena manera de que te aporte fibra, líquidos y vitaminas.

Fuente: RBA 10 minutos para aliviar tu espalda.

¿Te ha parecido interesante el artículo? Puedes decírnoslo a través de tus comentarios y gracias.

¿Qué es la espondilitis anquilosante?

La espondilitis anquilosante es una enfermedad reumática crónica e inflamatoria que afecta a casi medio millón de personas en España. Suele aparecer en personas adultas jóvenes , entre los 18 y los 30 años, y es más frecuente entre los hombres. Puede llegar a limitar mucho la vida de una personas, tanto en el ámbito físico como psicológico.

¿Cuáles son sus causas? No se saben exactamente los motivos de por qué sucede, pero parece tener una causa genética, ya que aparece con frecuencia en determinadas familias y , por otro lado, más del 90% de los afectados tienen un gen, el HLA-B27 , relacionado con el desarrollo de esta enfermedad. Este gen podría alterar diferentes células del sistema inmunológico produciendo una inflamación crónica como la de la espondilitis anquilosante.

¿Qué síntomas produce? El más característico es el dolor de espalda, concretamente en la zona lumbar. Suele empezar de manera lenta y resulta más intenso por las mañanas, aunque mejora cuando nos movemos. como se prolonga durante meses, puede provocar rigidez en la columna vertebral. También acostumbra a haber inflamación de la zona sacroilíaca, donde se une el huesos saro con la pelvis, y puede afectar a otras articulaciones de cuerpo como las rodillas, caderas, hombro y tendones, siendo muy frecuentes las molestias en el tendón de Aquiles.

¿Cómo se diagnostica? Suelen realizarse radiografías de la columna con el objetivo de detectar cambios crónicos que provoque inflamación, como zonas de erosiones o esclerosis. En la mayoría de casos también se realizará una resonancia para un estudio más completo. Por otro lado, una analítica de sangre puede confirmar unos elevados parámetros inflamatorios, también llamados reactantes de fase aguda, como son la PCR y la VSG. La presencia del gen HLA-B27 también se detecta en una analítica, aunque solo se tendrá en cuenta esto si el paciente tiene los síntomas característicos de una espondilitis, puesto que es un tipo de gen también presente en un 10% de personas sanas.

¿Cómo se trata? Suelen prescribirse analgésicos : en concreto antiinflamatorios como el diclofenaco o corticoides como la prednisona, para mejorar el dolor , y también fármacos auntrreumáticos modificadores de la enfermedad, como el metotexano o sulfasalazina. Otros medicamentos como los inhibidores biológicos, que pueden » frenar», la progresión de la enfermedad, se valorarás según el caso y solo se indicarán a aquellas personas que puedan beneficiarse realmente de los mismos. Además resulta muy importante mantenerse activo haciendo ejercicio físico moderado con cierta regularidad.

Fuente: Mariano Nadal. Heres publicaciones

La técnica de Pilates : seguridad y modificaciones

La mejor manera de no correr riesgos ni de sufrir dolores en una sesión de Pilates es permanecer concentrado. Realiza los movimientos tal como se indica y escucha las señales del cuerpo.

Además, ¡ una dosis saludable de sentido común es lo más conveniente para librarse de los dolores! Si llegas a un ejercicio que no tienes claro si a tu cuerpo le irá bien, te ofrezco este maravilloso consejo que en su día dijo la maestra Romana.» Si dudas, ¡ no lo hagas!

Aquí tienes unas cuantas reglas de seguridad que debes recordar cuando practiques:

  • Lo importante es el control. Nada de movimientos descuidados. Muévete con precaución y con un objetivo en mente. Eso no significa que tengas que ir excesivamente despacio, todos sabemos que es mejor ir lento, pero seguro , y lo que está en juego es tu seguridad.
  • ¡Centro vital! Mantén activados los glúteos, el abdomen y la parte interior de los muslos. Cuando los movimiento se controlan desde un centro sólido, es menos probable hacerse daño.
  • Mantente dentro del » marco» de tu cuerpo limitando tu rango de movimientos . Cuando trabajas la fuerza, lo que quieres es mantener el rango articular bajo control y no dejar que las piernas y brazos vayan por su cuenta.
  • Mantén los abdominales contraídos hacia la columna cuando soporten el peso de la espalda en movimientos que requieran una extensión de la zona lumbar.¡No ruedes sobre el cuello! En el Pilates hay un motón de movimientos de rotación y de formas de elevar las piernas por encima de la cabeza , pero asegúrate de no apoyar el peso del cuerpo sobre las delicadas vértebras de la parte cervical de la columna ( el cuello). Cuando corresponda mantén el peso distribuido en la parte superior de la espalda, los hombros y los tríceps.
  • ¡Respeta tus límites! Este es un sistema progresivo de ejercicios, así que reserva los niveles más complicados para el momento en que domines los ejercicios básicos. Resulta mucho más satisfactorio progresar de manera segura que verte obligado a retroceder debido a una lesión.

» En 10 sesiones notarás la diferencia , en 20 verás la diferencia y en 30 tendrás un cuerpo totalmente nuevo» Joseph Pilates

Mucha gente ha oído hablar de los principios del Pilates: concentración, control, centralización, compromiso, respiración , fluidez y precisión. sin embargo, no todas esas palabras provienen de Joseph. Entre los principios de su método que describió se incluían el aplacamiento, rango y limitación de la tensión y relajación musculares, el equilibrio , la gravead y la respiración. Todos estos principios, no obstante, son ideales a los que merece la pena aspirar. Cuanto más pienses en ellos y más los apliques, mejor equipado estarás para dominar los excepcionales matices de este método.

Al principio, sin embargo, limítate a hacerlo lo mejor que puedas y recuerda que, cuanto más te esfuerces en cada ejercicio, ¡ más beneficios sacarás de él!

En la práctica de Pilates, como es un método de precisión, son aquellos que tienen la mente puesta en el ejercicio los que obtienen más beneficios. En ocasiones, son los detalles los que se te escapan, y tal vez te resulte difícil creerlo, pero un pequeño ajuste puede suponer una gran diferencia en el ejercicio. Pero , anímate a probarlo por ti mismo y lo verás.

Fuente: Brooke Siler

Motívate de verdad

   Para muchas personas correr,nadar , ir al gimnasio o realizar cualquier tipo de actividad física les parece un auténtico rollo. Empiezan motivados, bien porque acabamos de entrar en el nuevo año, bien porque su médico se lo ha recomendado o porque llevan años subiendo de talla de ropa. Cuesta por la falta de motivación.

   Los beneficios tanto físicos como psicológicos de la práctica de algún deporte son conocidos, pero a veces no son suficientes para que seamos constantes. Hay diversas variables que podemos controlar:

  • Lo primero que tienes que hacer para «no caer en el intento» es preguntarte a ti mismo ¿ por qué me aficioné al running? ¿ qué me hizo empezar a hacer Pilates? La respuesta será tu motivación principal.
  • Busca la motivación intrínseca. Te hará persistir en la búsqueda de tus objetivos. Este tipo de motivación se refiere a la búsqueda de la diversión, de la superación personal o de un estilo de vida saludable. Son recompensas que nos damos nosotros mismos, más relacionadas con el sentido y el significado de lo que hacemos .Creedme cuando digo que depender de lo que nos den los demás para continuar en una actividad es una ardua tarea. Replantea tu motivación en este sentido.
  • Estate atento a tu mejoría. El propio progreso motiva. Y el deporte tiene la característica d que cuanto más entrenas, desde el sentido común, más habilidades coges. En un periodo corto de tiempo te ves más fuerte, más ágil.
  • Cuida el autohabla. ¡Prohibido darse órdenes! Es mucho más productivo decirse «voy a mejorar mi marca, lo voy a hacer bien» que estar con el látigo fustigador. Así incrementamos la confianza en uno mismo.
  • Establece tus propios objetivos. Que sean específicos ,claros y medibles.
  • Si puedes rodearte de un grupo con los mismos intereses que tú hacia el deporte , ¡ la motivación estás asegurada!
  • Recompénsate con pequeños avances. Recompensa más el esfuerzo que la marca. Recompensa sobre todo, tus valores. Felicítate por lo que estás consiguiendo, date un capricho o tómate un momento para tí.

La motivación es la aliada de todos querríamos tener siempre de nuestro lado. Pero como no va a llegar sola, igual tenemos que invocarla de alguna manera.

Fuente: Patricia Ramírez

Los pies, la base del bienestar

 Basta atender a cómo repartimos el peso  en la planta de los pies para mejorar a instante la postura corporal. Los pies ( y las suelas de los zapatos) dicen mucho de cómo nos movemos. Por eso son un punto de partida idóneo para ganar armonía corporal. Ser consciente de sus necesidades y de cómo se mueven constituye el primer paso para fortalecerlos y ganar salud.

  El pie nos sustenta, nos da soporte nos relaciona con e suelo y el mundo, nos permite sentir el contacto con la tierra y enraizar nuestra postura, nos impulsa a movernos hacia delante , a desviar o redirigir nuestros movimientos corporales.

   El pie consta de 28 huesos incluidos los sesamoideos. Su movimiento tiene lugar gracias a los músculos propios del pie y los de la pantorrilla. Podemos diferenciar en él tres partes : el retropié  o parte posterior, cuya función principal es la de soporte y tiene una estructura ósea más amplia que el resto, el mediopié o parte media, con una función principal de adaptación, y el antepié o parte anterior con una función principal de propulsión y donde los huesos son más bajos.

  Al igual que sucede en la arquitectura, con el fin de distribuir mejor as cargas el pie cuenta con diferentes arcos dinámicos que le dan una forma de bóveda a su panta. El interno va desde el hueso calcáneo hasta la cabeza del primer metatarsiano, es el más elástico y se modifica en función de los requerimientos de carga o descarga. El arco externo va del quinto metatarsiano, es el más rígido y aporta mucha estabilidad. El arco transversal se halla justo detrás de las cabezas de los metatarsianos, es el más corto , une los dos arcos longitudinales en su parte anterior y permite la adaptación del antepié en el espacio.

   Junto con el sistema vestibular ( que  está formado por partes del oído interno y del cerebro, que procesan la información sensorial relacionada con el control del equilibrio) y  visual , el pie es uno de los captores posturales de información más importantes para gestionar la propiocepción corporal.

   A mayor equilibrio de su tono y líneas de tensión, así como coordinación con e resto del cuerpo, nuestra postura en bipedestación podrá descansar de manera equilibrada en el centro del polígono de sustentación que forman los pies, facilitando ala vez movimientos más eficientes.

   El pie es una estructura dinámica que se puede moldear al trabajar sobre su tejido conjuntivo, mejorar su vascularización e inervación, así como su interrelación corporal. El objetivo de un tratamiento postural en relación a los pies es abrir los espacios de restricción para que puedan tomar contacto con el suelo relajadamente, a la vez que logramos una orientación bidireccional sin esfuerzo de la extremidad inferior, pelvis, tronco, columna y cráneo hacia el espacio.

   Desde una visión preventiva es interesante tomar conciencia del estado de nuestros pies, adoptar hábitos saludables para cuidarlos y realizar ejercicios de movilización, masaje , estiramiento y relajación de su tejido.

   Teniendo en cuenta la parte posterior del pie puede hablarse posturalmente de vie valgo, neutro y varo. En un pie varo el tendón de Aquiles tiende a inclinarse hacia el exterior. Salvo otras posibles compensaciones, las rodillas en varo, la pelvis en una posición de apertura, la zona sacra verticalizada y una disminución de la curvatura lumbar. En un pie valgo se puede observar la tendencia del tendón de Aquiles a inclinarse hacia el interior. Salvo otras posibles compensaciones  será  de rodillas también en valgo, la pelvis en posición de cierre, el aumento del ángulo sacro y de la lordosis lumbar.

Estos son algunos consejos posturales que te ayudarán. Al sentarte, comienza por ser consciente del contacto de tus pies con el suelo, así como del soporte que le dan al esto del cuerpo.  Nota cómo una posición equilibrada sobre el eje longitudinal de tu pie y el equilibrio entre la parte externa e interna de la articulación del tobillo te invitan a alinear el pie con a rodilla y la espina iliaca anteriosuperior , y a mantener una posición más neutra de la zona lumbar que transmite una posición relajada a tu columna.

Fuente: Espalda sana y sin dolor . Dr Sagrera-Ferrandiz

¿Cómo tomar los medicamentos sin riesgo para nuestra salud?

El 72% de la población española se automedica, una costumbre que no tiene por qué resultar perjudicial si se realiza de forma adecuada, pero que , si no se lleva a cabo correctamente, puede causar serios problemas. Por ello, es conveniente saber cuáles son los riesgos que entraña y cómo podemos evitarlos.

Según la Organización Mundial de la Salud, una de las claves de autocuidado consiste en realizar un uso responsable de los fármacos, Para ello, es necesario tomarlos tal como indica el médico o, si se trata de un medicamento que se pueda adquirir sin receta, siguiendo lo especificado en el prospecto o la información que proporcional el farmacéutico. De esta forma , reduciremos de forma considerable el riego de sufrir efectos secundarios no deseados.

¿ Cuáles son los medicamentos más utilizados?

Son los más utilizados pero no hay que olvidar que también tienen efectos secundarios, algunos de ellos importantes:

  • Aspirina. Su uso excesivo o inadecuado puede alterar la mucosa gástrica y provocar una hemorragia digestiva. También disminuye la capacidad de coagulación de la sangre y eleva el riego de hipoglucenias. En los niños, su consumo está relacionado con el síndrome de Reye, una enfermedad grave que afecta al hígado y el cerebro.
  • Ibuprofeno. También afecta al aparato digestivo, dañando la barrera protectora del estómago. Además podría tener efectos negativos sobre los riñones y el sistema cardiovascular, aumentado el riesgo de infarto y derrame cerebral.
  • Paracetamol. Es el medicamento más prescrito en España. Aunque suele tolerarse bien en dosis recomendadas, si se abusa, tanto en dosis como en frecuencia, puede producir daño hepático.
  • Diclofenaco. Se traba de un aniinflamatorio muy utilizado para tratar dolencia como artritis, dolor por traumatismos o prosoperatorio , inflamaciones dentales… Su abuso aumenta el riesgo de sufrir accidentes cardíacos, como infartos o ictus.
  • Antibióticos. Únicamente resultan eficaces para combatir infecciones producidas por bacterias. Utilizados de forma inadecuada ( por ejemplo ,para combatir dolencias de origen vírico como la gripe o el resfriado común) o interrumpir el tratamiento antes de tiempo, puede dar lugar a la aparición de las denominadas bacterias superresistentes, inmunes a la mayoría de antibióticos.
  • Ansiolíticos. Si se toman sin control de un especialista o durante un tiempo demasiado prolongado ( más de tres meses) pueden crear dependencia. en exceso, estos medicamentos perjudican la memoria y la capacidad de atención, afectando el rendimiento laboral y la conducción.
  • Antihistamínicos. Utilizados para combatir los síntomas de la alergia, algunos de estos pueden provocar somnolencia, por lo que deben tomarse con mucho cuidado, sobre todo si se conduce.

¿ Cómo prevenir los efectos secundarios? Para evitar que los fármacos nos pasen factura, es importante tomarlos de forma adecuada. Estas medidas te ayudarán a reducir el riesgo.

El dolor de estómago , náuseas, acidez… son efectos muy habituales, sobre tod en algunos analgésicos y antiinflmatorios. Toma el fármaco acompañado de algún alimentos. Si es posible, ingiérelo por la tarde o la noche, en lugar de por la mañana. consulta con el médico si puede administrarse conjuntamente con un medicamento que reduzca la acidez estomacal. Evita el alcohol, ya que, mezclado con fármacos como los antiinflmatorios, pueden provocar sangrado gástrico y úlceras.

La sequedad de boca es un síntoma habitual en algunos ansiolíticos o antipsicóticos. Toma chicle sin azúcar o chupa un cubito de hielo, evita el alcohol y los enjuagues bucales. Pregunta a tu médico si puedes tomar un fármaco sustitutivo de la saliva.

Las úlceras bucales son un efecto secundario frecuente en fármacos como los aniinflamatorios, la aspirina y algunos antibióticos. Evita tomar alimentos salados o muy condimentados y frutas cítricas .

Los hongos vaginales es uno de los efectos más comunes de muchos antibióticos, ya que estos fármacos matan las bacterias beneficiosas que protegen la vagina. Para repoblar la flora bactriana, toma suplementos o alimentos probióticos, como kéfir, «chucrut» ( col fermentada) y los derivados de la soja ( tofu, miso, tempeh se produce a partir de la fermentación de semillas de soja con el hongo rhizopus y  tiene un sabor muy característico, terroso, a hongos y frutos secos).

El modo de tomarlo también importa.

  1. Es mejor tomarse los medicamentos orales de pie o sentados, ya que si lo hacemos cuando estamos recostados llegan con más dificultad al estómago.
  2. Mejor con agua que es la bebida que mejor garantiza su correcta asimilación. Evita ingerir los medicamentos con zumo, leche u otros líquidos,porque pueden alterar su efecto o bien dificultar su absorción. En cuanto a la cantidad, se aconseja tomar un vaso entero de agua , no únicamente un sorbo.
  3. En su forma original. Evita partirlos, machacarlos o diluirlos, a menos que lo indique el médico.
  4. En el momento justo. Es importante saber cuándo tomar el fármaco en relación a los alimentos. si está indicado durante las comidas puede ser durante o inmediatamente después de éstas. Si es con el estómago vacío, una hora antes de comer o dos horas después. si se requiere estar en ayunas, hay que hacerlo recién levantados y al menos media hora antes de desayunar.

¿ Qué normas de uso tenemos que seguir?

  • Lee detenidamente el prospecto. Hazlo antes de empezar a tomar el fármaco y también después, si te surgen dudas. Es importante saber cuándo, cómo y durante cuánto tiempo debes utilizarlo y las posibles interacciones con alimentos, bebidas y otros medicamentos.
  • Almacénalos correctamente. A la hora de guardar el medicamento, hazlo siempre en su envase original, ya que contiene información importante como la caducidad, el lote, cómo debe guardarse… Además, la caja lo protege y garantiza su conservación. Tampoco es conveniente extraer los comprimidos del » blister»( los envases de plástico o aluminio que hay en el interior de la caja), ya que pueden dañarse o contaminarse. Cuando se toman varios medicamentos al día, es aconsejable el uso de pastilleros.
  • No los tires a la basura. en la farmacia encontrarás unos contenedores especiales ( llamados puntos SIGRE) para eliminar los medicamentos caducados o que ya no necesites para evitar que dañen el medioambiente.

Fuente: Mariano Nadal . Heres publicaciones.

¿Qué puedes hacer si te diagnosticaron una hernia?

Las hernias discales ocurren con más probabilidad conforme se van cumpliendo años, debido a que los discos intervertebrales pierden de forma progresiva su capacidad amortiguadora y toleran peor las cargas y las presiones. Es curioso que muchos deportistas tengan hernias y ni siquiera lo sepan, ya que no les causan dolor alguno ni síntomas, y otros que no tienen hernias sufren fuertes dolores de espalda. Una hernia es » algo que se sale de su sitio», y en la espalda se refiere al núcleo pulposo que es una pequeña estructura viscoelástica en forma de canica, que se sale del interior del disco intervertebral, presionando la médula espinal que discurre próxima entre los agujeros raquídeos de las vértebras. Esta compresión puede producir , además de dolor, alteraciones en el control neuromuscular. Se trata de una lesión de considerable entidad ,pero reversible. Antes la mayoría de las hernias se operaban y ahora es al revés, solo se recurre al quirófano en las más graves, aquellas que cursan con afectación nerviosa impidiendo la movilidad de la pierna o aquellas que no remiten con el ejercicio físico correctivo.

Lo primero, no guardes reposo ya que se ha demostrado que el reposo retrasa la recuperación y ponte en manos de un fisioterapeuta ya que el ejercicios físico realizado con una buena praxis, cuidando mucho las postura y de forma progresiva es clave no solo en la rehabilitación, sino también en la prevención. La mayoría de las hernias se reabsorben solas al fortalecer la musculatura estabilizadora de la columna y extensora de la cadera ( The effects of gluteus muscle strengthening exercise an lumbar estabilitzacion exercise on lumbar muscle strength and balance in chronic low back pain patients . Ui-Cheol et col. 2015)

Trata de descansar en posiciones de descarga tratando de dormir boca arriba con la almohada debajo de tus rodillas. Realiza un trabajo de fuerza de la musculatura abdominal, glútea y extensora del raquis con ejercicios cuya eficacia en la rehabilitación ha demostrado la ciencia. Para fortalecer el core no necesitas hacer cientos de abdominales típicos de flexión de cadera o tronco , sino que mediante contracciones isométricas manteniendo las posturas unos segundos realizando planchas en la pared o en el suelo, puentes de glúteo y ejercicios como el superman o «bird dog» y el » dead bug» de Mc Gill, te van a ser de gran utilidad.

Bird dog

Debes aprender higiene postural, cuidar las postura y aplicar los conceptos de biomecánica básica en todas tus actividades diarias y en tus entrenamientos. En un primer momento debes evitar movimientos que te produzcan dolor como flexionar el tronco hacia delante o girar el tórax y tratar de mantener la columna vertebral lo más recta posible conservando las curvaturas fisiológicas y manteniendo la pelvis en posición neutra y estable. En ello son fundamentales los ejercicios de core, realiza planchas prono y de lado, puentes de glúteo y sus variantes y elevaciones de cadera » hip thrusters».

Evita permanecer mucho tiempo sentado y estira con frecuencia tanto la musculatura flexora de la cadera ( psoas ilíaco y recto anterior del cuádriceps) como los isquiotibiales y el pectoral, músculos que tienden al mantenimiento de una postura saludables.

Todo deportista debería aprender la técnica adecuada en el trabajo con cargas y practicar los ejercicios básicos del trabajo de fuerza como pilar fundamental en el desarrollo de una potente musculatura glútea y erectora profunda del raquis para prevenir lesiones en la columna. Todos los ejercicios requieren de un aprendizaje técnico y de una progresión adecuada, pero tiene de positivo su gran aplicación en las activades diarias y movimientos deportivos , además de que sus resultados son muy satisfactorios. en este sentido, la ciencia demuestra el poder que tiene el ejercicio físico correctamente realizado para rehabilitar hernias de disco. El trabajo de fuerza orientado por un profesional del deporte es determinante no solo en la rehabilitación de los dolores de espalda, sino también en su prevención.

Fuente: Alberto Cebollada

¿Eres dueño de tu tiempo o las prisas te marcan el paso?

Ir acelerado es una forma rápida de malgastar el tiempo.

Según el psicólogo Tim Kasser, la abundacia de tiempo, es decir, tener la sensación de que uno dispone de margen para hacer lo que quiere, también para realizar esas actividades que tantas satisfacciones nos dan, es mejor indicador que la riqueza material. Y, por el contrario, quien vive con escasez de tiempo ve reducida su calidad de vida.

¿ Y tú? ¿ A qué dedicas tus horas libres? Según indican Tal Ben Shahar y Angus Ridgway, autores del libro Ser feliz es decisión tuya,» la razón principal por la que las pèrsonas no hacen un cambio que reconocen como saludable o productivo es porque no dispone de suficiente tiempo. Están demasiado ocupadas» . Y lo peor de todo es que ,cuando la prisa se convierte en un estilo de vida, muchos tampoco sabe qué hacer con su tiempo libre.

El estrés , mal compañero. No va más rápido quien más corre , así que cada vez que vayas con la lengua fuera, plantéate si puedes hacerlo a otro ritmo. La psicóloga Patricia Ramírez en uno de sus artículos que » la mayoría de las veces, ir deprisa no implica caminar más rápido o pensar de forma más ágil. Significa estar y sentirse internamente acelerado». Lo que se gana corriendo se pierde en concentración, equilibrio emocional, claridad mental , creatividad…

«Ocupar» el tiempo no es disfrutarlo. El hecho de tener la agenda llena no implica que estés haciendo algo productivo de verdad, gratificante o con sentido. Antes de implicarte en una tarea que no sea prioritaria , recapacita y piensa si lo haces por placer o, al contrario, por obligación, costumbre , inercia… Rompe esquemas previos y dedica las horas que tengas libres a eso que realmente te hace perder la noción del tiempo: leer, pintar , salir a pasear, ir al cine , jugar …

Una tarea detrás de otra. Hacer varias cosas a la vez provocan que cualquier actividad que, en un principio, es agradable se convierta en una carga. Si evitas la multitarea, enemiga de la atención plena , ganarás tiempo de calidad. Tal y como recuerda el psicólogo David Meyer » Einstein no inventó la teoría de la relatividad mientras hacía mil cosas a la vez».

Sé selectivo, prioriza y pon límites.

SSi para hacer todo lo que querrías, necesitas días de 48 horas, prioriza y pon límites. Tal vez debas aprender a decir » no» más a menudo tanto a las personas de tu entorno como a esas oportunidades que te » trae la vida». No te muevas por el todo o nada. Si no tienes tiempo para ir al gimnasio, evita los ascensores y baja del bus antes de llegar al destino. Los pequeños esfuerzos también suman.

Haz un alto en el camino. Alimentar la calma y la tranquilidad no es una inversión a fondo perdido. Busca actividades que te ayuden a desconectar y a recuperar tu ritmo interior para sentirte no solo más relajado, sino también más satisfecho con la vida.

Baja el ritmo y encuentra tu equilibrio. El prestigioso neurocientífico Tomás Ortiz Alonso lo tiene muy claro:» El estrés genera mucho ruido cerebral y afecta a capacidades como la memoria, la atención y la codificación de cosas nuevas». Dedica tiempo para el descanso. Dormir no es ninguna pérdida de tiempo. Conviene dedicar al descanso nocturno de siete a nueve horas diarias. Por debajo de esta cifra nuestro cerebro pierde capacidad para almacenar datos. La falta de sueño en niños reduce su nivel de atención y, en los adultos, afecta a su concentración y productividad.

Busca la novedad. Si no sabes en qué invertir tu tiempo libre, prueba una actividad nueva. Frente a una novedad, el cerebro capta la información a más velocidad y la archiva mucho mejor.

Busca motivos de satisfacción. Nuestro cerebro tiene una tendencia natural a recrearse más en las amenazas , presiones, exigencias… que en las satisfacciones. ¡Llévale la contraria! Cuando hayas acabado tu jornada laboral o justo antes de irte a dormir, repasa esos momentos en los que has tenido una conversación inspiradora, te has centrado en una sola tarea, has reflexionado sobre algo interesante…

Ármate de paciencia porque… pasamos 4 años de nuestra vida haciendo cola, 3 más viajando en transporte urbano, 3 al volante de nuestro coche y… ¡estamos atrapados en un atasco nada más y nada menos que 3 meses! Permanecemos 9 años delante del televisor y 2 de ellos viendo anuncios. Dedicamos 1 año a limpiar la casa y otros 2,5 a cocinar.

Así que , ¡aprovecha el tiempo! que no vuelve.

Fuente: Heres publicaciones Mariano Nadal.