Archivo de la etiqueta: salud

¿Cuáles son los beneficios psicológicos de correr?

Correr es el deporte de moda. Lo es por muchos motivos. Como cualquier actividad física mejorar nuestra salud en todos los sentidos. somos seres activos , auqnue muchos no ejerzan este papel. Nacimos preparados para saltar , correr , trepar, caminar. Va en nuestra naturaleza pero nos empeñamos en boicotearla. Otro motivo por el que se ha puesto de moda es por la presencia de la mujer. Mujeres como Cristina Mitre han conseguido crear una corriente de motivación y empoderamiento a través del running.

Mujeres que corren, que se sienten fuertes, capaces, que se superan , que se encuentran con una realidad completamente distinta a la de su pasado. Son capaces de moverse, de superarse, de hacer ejercicio en todos estos años, de apuntarse a carreras y emocionarse.

Otra ventaja es su comodidad y facilidad. No necesita grandes dotes técnicas como pueden ser otros deportes. Puedes meter las zapatillas en la maleta y correr en cualquier lugar del mundo . Reduce los tiempos que invertimos en el ejercicio. Sales de casa, corres , vuelves y te duchas. Ahorras tiempo y no dependes de horarios rígidos. Correr es fácil. Pero además tiene muchos beneficios psicológicos:

  • Mejora tu estado anímico. Libera neurotransmisores relacionados con el bienestar. Dopamina, serotonina y endorfinas se liberan en el torrente sanguíneo y entonces nos sentimos poderosos, pletóricos, felices. Estos neurotransmisores suprimen el dolor y ayudan a sentirnos mejor.
  • Relaja y reduce los niveles de ansiedad. Cuando practicas ejercicio trabajas tus músculos, tensas y relajas y este efecto de tensar y relajar mantiene el sistema nervioso a raya. Dale marca a tu cuerpo y verás como reduces tus niveles de ansiedad.
  • Mejora el rendimiento cognitivo, atención, memoria y concentración. Hacer ejercicio favorece la concentración y atención. Al reducir los niveles de ansiedad y facilitar el descanso a través del sueño reparador, tu mente se despeja y funciona en perfecto estado. Muchas son las personas que dicen salir a correr con un problema en la cabeza y ser capaces de encontrar soluciones al volver de correr. cuando corres tienes la sensación de que las carpetas del cerebro se ordenan , como si hubieras hecho limpieza en el despacho. Es más fácil pensar y concentrarse cuando todo está ordenado.
  • Ayuda a organizar tu tiempo. Las personas que practican alguna actividad física con regularidad no suelen tener más tiempo que los que no. Solo se organizar mejor . Aprenden a establecer prioridades y a encajarlo en la agenda.
  • Mejora tu autoestima. Practicar running mejora la autoestima. Físicamente, tu cuerpo se fortalece, te sientes más ágil, cómo , evitas contracturas, te ayuda a mantener tu peso, pero además , la sensación de estar haciendo algo saludable para ti, que beneficia tu cuerpo y mente, te hace sentir orgulloso y pletórico.
  • Puedes practicar tus habilidades sociales y relacionarte con gente. las relaciones personales son una fuente de satisfacción. Nos gusta tener gente afín, amigos con los que compartir y tener complicidad. A pesar de que los nuevos amigos no surgen de un día para otro, muchos son los corredores que se han unido a grupo de corredores populares y han encontrado a personas con un mismo objetivo, escala de valores similares y una actividad en común. En un ambiente sano, en el que cada uno trata de disfrutar y superarse, es fácil empezar a hacer amistades. Una carrera lleva a quedarse a tomar algo después, de ahí, a compartir otras aficiones, y quien sabe, si a relaciones personales más profundas y satisfactorias. si no lo deseas, no correr solo.
  • Facilita el cambio de otros hábitos de vida saludables. En el momento en el que empiezas a esforzarte y sales a correr, tampoco deseas comer grasas y comida basura, te planteas que sería bueno dejar de fumar, te ordenas con los horarios de sueño para hacer carreritas populares los fines de semana y te metes en una dinámica saludable. Piensas en términos de lo que te conviene para estar bien.

Fuente: Patricia Ramírez Loeffler, psicóloga del deporte y de la salud.

¿Te falla la memoria? Aún tiene solución.

Olvidas dónde dejaste las llaves o las gafas, preparas la lista de la compra y te la dejas en casa, te olvidas de comprar el ingrediente que más necesitabas… Esa mala memoria no suele indicar nada serio y se puede mejorar, ¡empieza ya a hacerlo!

Nuestra capacidad de recordar no es inamovible, con unos buenos hábitos y un poco de entrenamiento todo se puede cambiar.

Sin un buen sueño, no hay memoria. Muchos de nosotros hemos experimentado la curiosa situación de recordar algo importante , o hallar la solución aun problema complejo, en el momento justo de despertar. Que suceda no es algo accidental sino que tiene una explicación biológica: mientras dormimos, el cerebro aprovecha para poner orden en lo recordado y aprendido. Al no tener que concentrarse en ninguna tarea , se producen conexiones entre zonas que normalmente no » hablan » entre sí. Por supuesto, si no descansas bien esta puesta a punto nocturna no se realiza correctamente… y tu memoria se resiente.

No le va bien a u tu memoria un estrés crónico. El estrés puntual y a corto plazo , mejora la memoria. es una cuestión de supervivencia: las experiencias vividas quedan grabadas en nuestro recuerdo y, cuando las necesitamos, reaparecen para ayudarnos a avanzar y superar retos del día a día. Para entender cómo funciona piensa en la época de nuestros antepasados. si salía a cazar y se cruzaban con un animal peligroso, para sobrevivir no les bastaba con salir corriendo, debían recordar el lugar donde estaba el peligro para poderlo evitar en otra ocasión. ¿ Y qué ocurre hoy en día? Las situaciones estresantes ya no son puntuales sino que se mantienen en el tiempo. Agendas repletas, fechas límite para entregar trabajos… Nuestro cuerpo que no está preparado para soportar ese estrés continuo, reacciona generando un exceso de cortisol. y cuando esta hormona está muy alta, la capacidad de recordar se altera.

Libera espacio. No te obsesiones si olvidas datos que otros sí recuerdan. Tu cerebro se centra en conservar los elementos que a él le parecen útiles.

Anímate a leer en voz alta , se ha demostrado que ayuda a asimilar la lectura.

En compañía, recuerdas más. Interactuar con otras personas te ayuda a ser más eficiente. Por eso, socializar es una forma excelente de mejorar todas las capacidades cognitivas y activar la creatividad. Si por ejemplo te encuentras ante un problema complejo, compártelo. Hablando con más personas habrá » una lluvia de ideas» y muy posiblemente des con la solución y después dale un respiro a tu mente. Se ha visto que hacer una pausa de 10 minutos tras leer, resolver algo … ayuda a recordarlo y poder aplicarlo después.

Pierde un poco el tiempo. El ritmo de vida que nos impone nuestra sociedad puede llegar a ser extenuante. Si te paras a pensar en todo lo que haces a lo largo del día, probablemente comprenderás por qué tu cerebro está saturado. Para ayudarle a recuperar la normalidad, ha llegado la hora de darle descanso. Dedícate a contemplar algo agradable. Puedes sentarte en un parque, acercarte a un lugar que te permita conectar con la naturaleza o, simplemente observando lo que te rodea mientras paseas por la calle. Practica unos minutos de meditación. Es otra forma de darle un respiro al cerebro. Deja que tu mente se relaje y, cuando te venga algún pensamiento a la cabeza, simplemente deja que pase de largo y disfruta de la calma.

Haz lo que te motive. Se sabe que las neuronas se activan cuando les planteamos un reto relacionado con algo que nos motive, por ejemplo , planificar una salida, un viaje, una ruta por tu ciudad… o apúntate a ese curso que siempre has querido hacer, aprender cosas nuevas es ideal para cuidar la salud del cerebro.

Hazte fan de las listas y trata de recordarlas. Cuando acabes una tarea táchala, con ese gesto tu cerebro entenderá que ya no es necesario recordarla , y dejará espacio para nuevos datos que sí va a necesitar y aprovecha las listas para entrenar tu memoria.

Practicar cálculo mental cuando compres en el super. suma mentalmente el precio de los productos que coloques en el carro.

Deja de depender del GPS si tienes que dirigirte a un lugar no habitual, consulta la ruta antes e intenta memorizarla en lugar de seguir las indicaciones del navegador.

Al acabar un libro o una peli, anota un resumen de la trama. También lo puedes practicar con las noticias del periódico. Leer en papel, mucho mejor. Varios estudios han comprobado que al leer en este soporte asimilamos mejor el contenido que en una pantalla y , tomar apuntes a mano es más eficaz que hacerlo en un dispositivo electrónico.

Practica 10 minutos de ejercicio ligero al día. Los científicos han comprobado que las conexiones neuronales mejoran con la actividad física. Y no hace falta que sea muy intenso ni dedicarle muchas horas. En un estudio de la Universidad de California (EEUU) ha comprobado que bastan 10 minutos al día de ejercicio muy suave para provocar cambios en zonas cerebrales relacionadas con la memoria. Cada día resérvate unos minutos para moverte. No solo oxigenarás tu cerebro, también alejarás el estrés.

Pon en papel lo que te preocupa. Si te sientes saturado y crees que tu cerebro no puede almacenar ni un dato más, haz este ejercicio y » vacía tu mente». Anota ( sin censura) todo lo que te inquieta. No trates de encontrar soluciones , simplemente intenta plasmar sobre el papel tus preocupaciones. Después de ponerlo por escrito , verás cómo te sientes aliviado. y , si relees lo anotado te será mucho más fácil encontrar salida.

Ser multitarea nos vuelve dispersos, mejor focaliza tu esfuerzo. Si crees que hacerlo todo a la vez afecta a tu concentración, prueba a realizar cada tarea con el máximo de concentración. Probablemente así serás mucho más eficiente y, al recuperar la calma, tendrás menos lapsus.

Fuente: Sandra Jurado, Neurocientífica

Los mejores remedios para librarse de la cistitis este verano

El 37% de las mujeres sufre al menos un episodio de cistitis en su vida . ¿ Sabes que, con la llegada del buen tiempo, se dispara el riesgo? ¡Pon remedio!

Añade hojas de menta y limón al agua. Si abusas de la carne, los productos refinados y los dulces , te conviene buscar el apoyo de alimentos alcalinos , como el limón y la menta. ¿ La razón? La bacteria «E. Coli» el germen responsable del 90% de cistitis, se » envalentona» en entornos ácidos. Una buena manera de lograrlo es añadirendo menta picada y un chorro de jugo de limón al agua que tomas a diario. En caso de infección, toma el limón y menta licuados con apio, pepino y jengibre.

Kéfir con arándanos y nueces. Tomar a diario lácteos fermentados, como el kéfir o el yogur, frena la presencia de bacterias dañinas. Para aumentar ese escudo de protección , enriquécelos con arándanos frescos o con su zumo concentrado, que esta fruta actúa como un gran desinfectante de las vías urinarias. Y si agregas nueces, por su riqueza en Omega 3, refuerzan la capa mucosa que tapiza el interior de la vejiga.

En caso de infección recurre a las cápsulas de extracto de arándonos con brezo.

Que no falte el clavo de olor . Este aromático condimento es una excepcional fuente de ácido benzoico, un potente antibacteriano natura. Es, además, el alimento de la naturaleza más rico en eugenol, otro eficaz desinfectante, capaz de reducir el dolor y bajar la inflamación. Para beneficiarte de todo ello, añade un clavo chafado a las infusiones que tomes y sácale partido en la cocina. Con cardamomo y canela, intensifica el sabor e la fruta al horno o en compota. En caso de infección refuerza tus defensas con cápsulas formuladas con clavo , ajo y lapacho.

Ajo y perejil. Si los añades en tus platos, impulsarás tus defensas.
Espinacas y piñones. Previenen el estreñimiento y reducen el estrés, dos trastornos estrechamente relacionados con las infecciones de orina.
Pipas de girasol y calabaza. Su consumo habitual reduce el riesgo de cistitis. Tomar un puñado al día también ayuda a combatir la infección por su acción antiinflamatoria y calmante.
Apio y zanahoria. Agregar a las ensaladas estos vegetales contribuye a que se diluya la orina y a aumentar las ganas de ir al baño.

Toma alimentos lilas y granates. La razón por la que los arándanos ,ya sea en cápsulas, zumo o fruta fresca, previenen y combaten con eficacia las infecciones de orina es por su riqueza en antocianinas. Este pigmento violáceo, además de fortalecer la defensas, impide que las bacteria responsable de la mayoría de casos se » agarre a las paredes de la vejiga urinaria. Los arándanos no tienen la exclusiva de este antioxidante. También abunda en las ciruelas liláceas, la uva morada, la granada, las cerezas, las frambuesas, las grosellas, las brevas y los higos. siempre que puedas, consume estas frutas con su propia piel. en dosis discretas, el exceso de azúcar no resulta conveniente, también puedes confiar en las pasas, las ciruelas secas o las mermelada de frutas del bosque.

Si formas parte de ese 20% de mujeres que vuelve a sufrir una cistitis dos meses después de haber padecido la primera, chequea tus niveles de glucosa en sangre. Las personas que padecen diabetes tipo 2tienen el tripe de posibilidades de sufrir una infección urinaria. Aparte de evitar los dulces y las harinas refinadas, harás bien en comer alimentos que impulsen las defensas , como las verduras de hojas verdes, el ajo, la cebolla, el puerro, las coles, las setas, el kiwi y los cítricos.

Fuente: Gemma Navarro, Dietista.


Contracción lenta, contracción rápida.

Los nervios que controlan los músculos contienen miles de células individuales, cada una de las cuales se divide en cientos y cientos de pequeñas ramificaciones . Y cada ramificación va a una , y solo a una, célula muscular. Hay más de un millón de células musculares en los grandes músculos de los muslos, y quizá diez mil células nerviosas reunidas en un par de nervios principales, controlándolo todo.

Tienes dos tipos de células musculares, uno para la fuerza y otro para la resistencia, ambos tipos son muy distintos. A las células musculares de resistencia se las conoce como células de contracción lenta, tienen más mitocondrias, más resistencia y menos potencia. A las de fuerza se les conoce como células de contracción rápida, tienen menos mitocondrias, menos resistencia y mucha más potencia. Cada célula nerviosa individual manda todos sus tentáculos o bien hacia una célula de resistencia o bien hacia una de fuerza, pero nunca a ambas. Esto significa que cada célula nerviosa individual acaba señalando una y solo una de las dos posibilidades.

El cuádriceps, el gran músculo situado en la parte anterior del muslo, tiene más de un millón de células musculares. El gran nervio que lo controla tiene alrededor de diez mil células nerviosas. Cada una de esas células nerviosas controla de forma específica algunos miles de células musculares constituyendo lo que se llama una unidad motora.

Para realizar un movimiento específico, el cerebro puede activar cualquier combinación de estas unidades motoras. Las elecciones que hace el cerebro físico entre los miles de unidades motoras en cada músculo son lo que te da capacidad de girar, saltar o simplemente mover los dedos de los pies. Activas solo uno fracción de las células nerviosas con cada paso que das, pero se trata de una fracción que ha sido cuidadosamente elegida para cada músculo individual. Asombra pensar la complejidad de todo esto, en los millones de decisiones que toma el cerebro físico en un fracción de segundo solo para mantenerte en pie, no digamos para correr, bailar… Afortunadamente no tienes que pensar en ello, lo das por supuesto. Es vitalmente importante que comprendas que esa capacidad está ahí, pero puedes pasarte años sin preocuparte por ella , si la cuidas bien. Un programa de fortalecimiento muscular proporciona tanto potencia como coordinación y lo hace de una forma integrada.

Compararemos ahora el fortalecimiento muscular con el ejercicio de resistencia. Cuando caminas, tu cuerpo activa predominantemente unidades de resistencia y las va alternando de forma que cada una de ellas tenga un periodo de descanso entre paso y paso , lo que quiere decir que cada unidad recibe solo una fracción del ejercicio que tu crees que le proporcionas. Cuando empiezas a correr, tu cuerpo una más unidades de resistencia a cada paso. Ahora cada unidad puede ser usada a cada tres pasos. Si corres cuesta arriba , con intensidad suficiente para ir más allá de la capacidad de las unidades de resistencia, tu cuerpo comienza a incluir unidades de fuerza. cuanto más tiempo corras, menos descanso tienen las unidades de resistencia. Cuanto más fuerza exijas a tu cuerpo, menos descaso tendrán las unidades de fuerza. Hasta que llegará un punto en que las harás empujado más allá de sus ciclos de recuperación. Se fatigarán , y la fatiga les hará daño. A propósito, ésta es la razón por la que tienes que sudar cuando haces ejercicio aeróbico, a niveles bajos de exigencia, las células de resistencia se alternan demasiado para llegar a fatigarse. Y también es la razón por la cual debes alcanzar el punto de fatiga muscular cuando haces pesas, para sentir esa quemazón en los músculos que la mayoría de nosotros aborrecemos y que nos gustaría evitar si pudiéramos. Con las repeticiones agotas tus reservas de energía y luego vas a obligar a tus células musculares a contraerse algunas veces más. Ésta es la parte crucial, así es como las dañas intencionalmente . No te dañas los músculos solo las células musculares. Y las dañas bastante. Premeditadamente. Las imágenes de los músculos dañados obtenidas mediante microscopio revelan el daño significativo a nivel celular después de una sesión de pesas. Eso no representa ningún problema y es de hecho lo que el cuerpo necesita. Mucha inflamación y, luego reparación y crecimiento. Los músculos te temblarán y arderán, lo cual no es nada divertido, pero internamente estarás forzando a tu cerebro a que active todas tus unidades de fuerza y por tanto a repararlas. Crecimiento, fuerza , juventud.

Esta es la razón por la cual no debes hacer pesas seis días a la semana. si hacer bien tus ejercicios, has caudado un verdadero daño muscular. Y a diferencia de las unidades de resistencia, que se recuperan en un día para otro del ejercicio aeróbico, las unidades de fuerza necesitan al menos cuarenta y ocho horas para recuperarse. Dos sesiones de pesas a la semana es suficiente. Tres días sería el máximo.

No creas células musculares nuevas al hacer pesas, de hecho, sigues perdiéndolas lentamente a medida que envejeces, hagas lo que hagas. Lo que consigues es crear una nueva masa muscular dentro de cada una de las células que quedan: la proteína. Y el potencial crecimiento en esas células que quedan es extraordinario, sin duda suficiente para mantenerte fuerte y en forma el resto de tu larga vida.

Dicho de otra manera puedes perder la mitad de tus células musculares a lo largo de tu vida y aún así seguir siendo más fuerte con ochenta años.

A propósito, has de tener mucho cuidado de no confundir el hecho de dañarte las células musculares al agotarlas con el hecho de dañarte los músculos o articulaciones al sobrecargarlos. Es muy tentador usar pesos pesados de manera que agotes las células musculares con menos repeticiones porque , francamente, las repeticiones duelen. A medida que mejora tu forma física y te haces más fuerte, tu cerebro secretará más adrenalina cuando hagas ejercicio. Empezarán a gustarte más los ejercicios y a esperar con ganas la sesión actividad física.

Fuente: Más joven cada año. Chris Crowley y Henry S. Lodge

¿Tengo que dejar de correr?

¿Quién no ha tenido en alguna ocasión molestias en las rodillas y al acudir al médico le ha dicho que deje de correr…?

Algunos médicos están equivocados, porque la ciencia demuestra que correr no solo no es malo para las articulaciones sino que es recomendable, pero la clave está en saber » la dosis» adecuada para cada uno. También es crucial correr bien, respetar el descanso necesario entre entrenamientos y tener en cuenta unas recomendaciones prácticas para prevenir la artrosis.

La artrosis u osteoartritis (OA), es el tipo de artritis más común y se caracteriza por el desgaste y degeneración del cartílago articular. Respecto a que correr no favorece la artrosis, hecho que demuestran numerosos estudios y en concreto uno es el referente porque se ha realizado con un gran número de participantes y porque sus resultados son esperanzadores. en él se compara a 75.000 corredores con 15.000 personas que solo caminan, y demuestra que los corredores tienen la mitad de probabilidad de desarrollar artritis de cadera que los caminantes. Los resultados sugieren que correr reduce el IMC ( índice de masa corporal, relación entre peso y altura ) más que caminar, y que un peso corporal más bajo es clave para prevenir la artritis. Además, este estudio encuentra que cuanto mayor es el kilometraje semanal, más baja es su tasa de riesgo. Demuestra que ni la participación en maratones, ni la mayor intensidad de un 10 k fueron causa de un aumento de riesgo de OA de cadera. Confirma que un menor peso corporal es la mejor manera de prevenir la OA de rodilla, que el riesgo de degeneración articular es mayor en los individuos menos activos o que correr aumenta el contenido de proteoglicanos que proporcionan propiedades viscoelásticas al cartílago de la rodilla. Correr, además de favorecer la pérdida de peso de forma directa, atenúa el aumento de peso que se experimenta en la mediana edad, de modo que los corredores con mayor kilometraje ganan no solo la mitad de peso que los corredores con bajo kilometraje. Así que correr como prevención del aumento de peso es un actividad recomendable a la hora de reducir el riesgo de OA y el riesgo de reemplazo de cadera o de rodilla. También se ha demostrado muy recientemente ( marzo 2019) , que el ejercicio ayuda a prevenir la degradación el cartílago casada por la osteoartritis, como demuestran las investigaciones realizadas en la Universidad Queen Mary de Londres. as fuerzas mecánicas experimentadas en las articulaciones durante el ejercicio previenen la degradación del cartílago al suprimir la acción de las moléculas inflamatorias que causan la osteoartritis. En el estudio se demuestran los beneficios que la presión que se realiza cobre el cartílago tiene al activar una proteína llamada HDAC6, que desencadena cambios en la longitud de los cilios primarios y una menor inflamación de sus estructura, Ross Miller, profesor de kinesiología de la Universidad de Maryland afirma que correr es potencialmente beneficioso contra la artritis ya que al cartílago le gusta la carga cíclica. Esto se explica por qué actividades en las que se aplican y se dejan de aplicar fuerzas sobre la articulación y estas acciones se repiten en el tiempo como ocurre al correr o al pedalear, son buenas para mantener en óptimas condiciones el cartílago articular. Para el Dr. Miller » es un mito asegurar que nuestras rodillas necesariamente se desgastarán más si seguimos corriendo a partir de una determinada edad».

Sin lugar a dudas hay una serie de factores que influyen en la degeneración articular como es la genética y la edad avanzada en la que prima el catabolismo progresivo de los componentes de la matriz del cartílago provocado por un desequilibrio entre la síntesis y la degradación de los mismo. Se sabe que la prevalencia de la artrosis de rodilla en mayores de 65 años es del 80%, pero también el sobrepeso , tener una ocupación laboral de riesgo articular o/y realizar actividades deportivas de especial exigencia, padecer inestabilidad articular, tener una disposición articular anómala y haber sufrido traumatismos o intervenciones previas.

Por ello a la hora de prevenir o frenar la degeneración articular son varios los factores que debemos tener en cuenta. Por un lado ejercitarnos con una buena praxis para por respetar el tiempo de descanso entre entrenamientos, no excedernos en el kilometraje diario ni acumular excesivas sesiones de carrera a la semana, cuidar las posturas durante el día, y combinar sesiones de carrera con otras actividades de menor impacto articular. Correr con las zapatillas adecuadas a nuestras características, para lo cual es importante acudir al podólogo que valores la necesidad de usar plantillas que pueden ayudar a corregir posibles alteraciones de la biomecánica, correr con la mejor técnica posible tratando de reducir el ruido que hacen nuestras zapatillas contra el suelo y realizar paralelamente un trabajo de fuerza y de control motor , contribuirán a estabilizar la articulaciones y nos ayudarán a retrasar la degeneración articular.

Técnicas de carrera con Vitorín

Fuente: Alberto Cebollada Kremer

¿Cómo será el mundo cuando vivamos más de cien años?



Llegará un día en que será normal vivir más de cien años.

Ahora puede sonar utópico. Pero hubo un tiempo , hace cuatro o cinco generaciones, que es apenas un suspiro en la historia humana , en que hubiera parecido utópico que fuera normal vivir ochenta años.

Basta un poco de perspectiva histórica para darse cuenta de que la vida humana tiende a alargarse. y , si tenemos en cuenta todos los avances sobre la biología del envejecimiento, parce inevitable que se supere la barrera simbólica de los cien años. La incógnita no es si será normal vivir más de cien años. La incógnita es cuándo.

Llegados a este punto, ¿ cuántos querrían vivir más de cien años? Cuando buscamos una respuesta, nos damos cuenta de que la pregunta importante no es si queremos vivir más, sino cómo queremos vivir más. La mayoría de las personas que responden lo hacen diciendo que quieren que sea con buena salud. No tiene sentido que la medicina se esfuerce por alargarnos la vida si es para estar discapacitados, enfermos, solos y tristes.

Pero, cuanto más años se vive , menos tiempo se está enfermo. Por ejemplo, en EEUU la población general pasa una media de quince años con mala salud, en personas de más de 90 años , este se reduce a nueve y en los supercentenarios, se queda en solo cinco. .

Por lo tanto, cuando sea normal vivir más de cien años, también será normal tener muy buena salud hasta edades muy avanzadas. Porque solo será posible vivir tantos años si se ha reducido las grandes causas de enfermedad prematura que hoy castigan a la mayoría de la población.

Encontramos que más allá de la salud, está la plenitud. solo merece la pena vivir más si vivir más merece la pena. Este va a ser el gran reto cuando la ciencia del envejecimiento haya conseguido el objetivo de alargar la vida. Nos encaminamos hacia un futuro en que la ciencia y la medicina podrán alargar la vida, pero corremos el riesgo de privar a las personas mayores de razones que den sentido a sus vidas. No a ser un problema fácil de resolver. Quienes han encontrado un sentido a una larga vida y siguen motivados a edades avanzadas suelen ser personas que tienen un sentido de trascendencia. Un sentimiento de que la vida no termina con la muerte. De que han plantado semillas para el futuro y de que dejan una huella en el mundo. Son personas que buscan la longevidad pero aceptan su mortalidad.

Las semillas pueden ser biológicas, en forma de ADN que han legado a sus hijos y nietos. Pero muchas veces son culturales. Son las ideas y los valores que han transmitido, el ejemplo que han dado, todo lo que han hecho y lo que han enseñado.

Fuente: La ciencia de la larga vida . Valentín Fuster y Josep Corbella

7 armas anti-kilos

  1. Si sigues una dieta ,que sea correcta. Son muchos los expertos que alertan de que una pérdida de peso rápida nunca es saludable, además de que incrementa el riesgo de tener un efecto yoyó y el cuerpo recupere en poco tiempo el peso perdido. Pero hay otro dato que debes conocer: perder muchos kilos en poco tiempo por una propuesta alimentaria demasiado estricta puede ocasionarte más dolor de espalda. si esa alimentación no te aporta suficientes vitaminas y minerales, todas las estructuras que hacen de colchón de tus vértebras también se resentirán . Los músculos pueden tener , incluso, pequeños espasmos que provocarán mayor tensión en determinadas zonas, ya expuestas normalmente a las cargas habituales del día a día. Lo importante es recordar que , del mismo modo que los kilos de más te provocan dolor de espalda, una dieta adecuada y la pérdida justa del peso que te sobra puede ayudarte a vivir sin dolor.
  2. La hidratación es muy importante.
    Además de necesitar minerales, tus vértebras precisan de una buena hidratación para mantener su flexibilidad y su capacidad amortiguadora.
    Si no te hidratas bien los discos pueden sufrir una degeneración rápida y, en poco tiempo, lesionarse más fácilmente con las cargas habituales que antes sí soportaban bien.
    Los calambres pueden volverse frecuentes si el organismo no recibe todos los nutrientes y electrolitos que precisa. Y todo eso se acaba traduciendo en mayor rigidez y tensión muscular. ¿La mejor hidratación? Agua o zumos caseros e incluso smothies con vegetales y frutas.
  3. Busca alimentos ricos en magnesio. Este mineral es imprescindible para la salud de tu espalda en particular y de todos los grupos musculares de tu cuerpo en general. Lo encuentras en los vegetales de hoja verde como las espinacas y las acelgas ( porque va ligado a su clorofila, ya que lo necesitan para hacer la foto síntesis) y en la coliflor. Otras fuentes son las nueces, las judías, las almendras y las semillas de calabaza , girasol y sésamo. También lo encuentras en el arroz integral , en el alga agaragar, las hojas de cilantro secas o el cacao sin azúcar añadido.

Siempre que puedas adquiere vegetales de cultivos orgánicos porque si se usan fertilizantes estos pueden rebajar el contenido de magnesio que tienen los alimentos.

4. Ten buenos hábitos de sueño. De poco servirá que te alimentes bien si mantienes unos hábitos de sueño inadecuados. Si duermes poco ( menos de 7 horas) o lo haces mal tu organismo genera más cortisol . Esta hormona te predispone a acumular más grasa abdominal y a sufrir dolor de espalda.

5. Añade cúrcuma a tus platos. Esta milenaria especia ( el principal ingrediente utilizado en la elaboración del curry) se usa como antiinflamatorio en Asia desde hace siglos. Es un analgésico natural y, según algunos estudios, es tan eficaz como los medicamentos para combatir un proceso inflamatorio ( algo habitual en pequeñas lesiones de espalda que no acaban de curar porque la agresión que recibe es continua). Puedes añadirla en la elaboración de cualquier plato, tal y como harías con otro condimento. Pero también es eficaz como té. Para elaborarlo basta con añadir una cucharadita de cúrcuma a un cazo con agua hirviendo y, bajando el fuego, mantenerlo en cocción unos 15 minutos . Luego retira y cuela.

6. ¿ Por qué no puede faltarte omega ? Cuando nuestro organismo no dispone de suficientes ácidos grasos omega 3, los procesos inflamatorios ( incluidos los que afectan a la espalda) se suceden con más frecuencia. Está en el pescado azul, consume preferentemente el de pequeño tamaño como sardinas o boquerones) las nueces y el aceite de oliva virgen extra.

7. Lo bueno de tomar piña más a menudo. Es otro de los alimentos de reconocido efecto antiinflamatorio. Y se lo debe a una sustancia (una enzima) presente en ella, la bromelina. Al parecer, la piña ayuda , además , a que el músculo se restablezca tras una sesión de ejercicio. Así, tomar un poco de esta fruta puede ser una buena manera de que te aporte fibra, líquidos y vitaminas.

Fuente: RBA 10 minutos para aliviar tu espalda.

¿Te ha parecido interesante el artículo? Puedes decírnoslo a través de tus comentarios y gracias.

¿Qué medidas puedes tomar si tienes la tensión baja?

Unos niveles de tensión bajos siempre se han considerado un seguro de vida para el corazón. » Es mejor tenerla baja que alta» acostumbran a decir los médicos . Y es cierto que si la hipotensión no provoca ningún síntoma no se considera una patología ni hay por qué alarmarse. Valores iguales o inferiores a 90 mmHg para la máxima y 60mmHg para la mínima se considera hipotensión. » Yo he visto a muchos pacientes, sobre todo gente joven, con valores de 9mmHg de máxima y 6 mmHg de mínima que ni siquiera se marean» , asegura la Dra Nieves Martell. Otra cosa bien distinta es sufrir bajadas bruscas:

  • Un cambio de solo 20 mmHg ( por ejemplo, una disminución de 110 a 90 mmHg de presión sistólica ) puede causar mareos porque el cerebro no recibe el suministro adecuado de oxígeno.
  • Esta situación puede deberse a muchas causas y unas tienen más importancia que otras. El momento en el que se produce el descenso te da pistas sobre el tipo de hipotensión que sufres y lo que puede haber tras ella.

Si te mareas al levantarte… es lo que se denomina hipotensión ortostática o postural y es la más común. ¿ Por qué ocurre? En condiciones normales, al ponernos de pie la fuerza de la gravedad hace que la sangre se acumule en las piernas. Para compensar este efecto , el corazón aumenta su ritmo cardiaco y se contraen los vasos sanguíneos, de forma que la sangre llega con normalidad al cerebro. Pero si tienes hipotensión postural ese mecanismo de compensación falla, con lo que la presión arterial disminuye y puedes sufrir mareos, visión borrosa e incluso desmayos al incorporarte. Aunque es más habitual en personas de edad avanzada, no es extraño que suceda a edades tempranas, sobre todo al levantarse rápidamente después de haber permanecido sentado con las piernas cruzadas o en cuclillas. Sucede más si hay deshidratación, con el calor excesivo, tras un reposo prolongado en cama o en el embarazo, pero también se produce por trastornos más serios ( diabetes, venas varicosas o problemas cardiacos o de tiroides). Por eso conviene hablarlo con el médico. Quizá considere investiga por si hubiera alguna dolencia aún no diagnosticada.

Otras situaciones. Cuando desciende después de comer, se trata de hipotensión posprandial y afecta principalmente a gente mayor y a personas hipertensas. Comer poca cantidad y más veces al día ayuda a evitar los desvanecimientos por esta causa.

Tras pasar mucho rato de pie. Se llama hipotensión mediada neuralmente y la padecen sobre todo jóvenes. Se cree que es consecuencia de una mala comunicación entre el corazón y el cerebro.

¿En qué casos sí es un problema? Como ya hemos dicho, por lo general unos valores bajos de tensión no son preocupantes cuando no se acompañan de síntomas, pero todo tiene un límite. Un estudio publicado en Journal of de American College of Cardiology revela que las personas con una presión arterial diastólica inferior a 60mmHg tienen el doble de probabilidades de tener demasiado alta una proteína » dañina» para el corazón. » La mínima nunca debería estar por debajo de 60 mmHg porque compromete la función cardiaca » afirma la Dra Martell.

Lo que no debe olvidar una persona hipotensa. Si notas que te estás mareando no intentes desplazarte. Apóyate en alguna superficie , baja poco a poco hasta tumbarte en el suelo y levanta las piernas.

Acostúmbrate a incorporarte lentamente del sofá o la cama, sentándote a medio camino.

Bebe agua a lo largo del día. La deshidratación es una de las principales causas de síncopes.

Toma un par de cafés o tés a diario. Ambos contribuyen a elevar la presión sanguínea.

Los ambientes calurosos no te convienen. Evita las saunas ( o al menos no las hagas solo) , las duchas muy calientes, el meto en hora punta…

Procura limitar el alcohol. Baja el ritmo cardiaco y también las cifras de la tensión arterial.

La comidas muy copiosas requiere mucho suministro de sangre en el estómago. Y eso puede favorecer bajadas de presión si tienes predisposición a sufrirlas.

Ten a mano chocolate negro. Al igual que el regaliz, sube la tensión. Cuando te notes decaído, toma una onza de chocolate. Asimismo, poner una pizca de sal bajo la lengua funciona.

¿Cómo saber si es una emergencia médica? Las bajadas de tensión acostumbran a » solucionarse» en casa poniendo en práctica estos consejos, pero vale la pena indagar sobre por qué ocurren. Señales de alarma son piel pálida, húmeda y fría, respiración rápida y poco profunda , y pulso débil y acelerado pueden alertarnos de que estamos ante una emergencia. Las causas son variadas pero requieren atención inmediata: una reacción alérgica o un infección grave, una pérdida de sangre por hemorragia interna o incluso un ataque cardiaco.

¿Adicto a la tecnología?

2018 ha sido el año en el que el Ministerio de Sanidad ha incluido por primera vez las adicciones a las nuevas tecnologías en el Plan Nacional de Adicciones. A pesar de que adolescentes y jóvenes son el mayor grupo de riesgo, los adultos dedican también un tiempo abusivo a estar conectados. Es importante no confundir el uso abusivo, uso irresponsable o estar hiperconectados con la adicción. Una adicción son palabras mayores, incluye cambios emocionales y de comportamiento que afectan al funcionamiento diario de una persona , tanto en su vida personal como profesional.

Una adicción cursa con síntomas como frustración, agresividad en la fase de abstinencia , ansiedad, alteración de hábitos saludables, como es abandonar rutinas o dormir mal, aislamiento, necesidad de estar conectado, contestar a las redes , no perder detalle de lo que ocurre en el mundo virtual…

De hecho, existe desde hace más de veinte años el término tecnoestrés que fue acuñado por Larry Rosen y Michelle Weil en 1997 y se define como » adicción psicológica» . ¿ No os parece si hace veinte años se acuñó el término y no estábamos ni la mitad de conectados que ahora, este empieza a ser un problema más serio? Veamos qué consejos pueden ayudarnos a tomar distancia de las nuevas tecnologías, sobre todo del móvil:

  • Realiza ejercicio físico. Los estudios que hay en relación con adicciones y la práctica de ejercicio físico como parece de la recuperación son espectaculares . Y es que la práctica del ejercicio físico produce el mismo sistema de recompensa, la dopamina , y tiene un potente efecto sustitutivo, como así lo relata la neurocientífica Wendy Suzuki en su libro » Cerebro activo, vida feliz». Disminuye el ansia, el síndrome de abstinencia y otros síntomas negativos. Y el dato más interesante es que la práctica de ejercicio reduce la probabilidad de desarrollar una adicción. Así que como método preventivo no está nada mal.
  • Aprende a hacer un uso razonable. A nuestro cerebro le gusta, te lo creas o no, que le pongamos límites. Los límites nos ordenan y nos dan seguridad, como lo hacen las rutinas. Así se trata de limitar tu uso. Esto es difícil de determinar como una norma general. Porque gran parte del uso que hacemos de las tecnologías tiene que ver con la labor profesional. Así que habrá que poner límites de uso , de horario , de contenidos…
  • Puedes decir apagar tus dispositivos a partir de la tarde-noche, silenciar el móvil, no consultar el correo electrónico fuera del horario laboral.
  • Aprende a no contestar de forma inmediata. Recibir un correo o un mensaje no te obliga a contestar de forma inmediata. No tengas miedo a que se molesten. Debes educar a los tuyos para que respeten tus momentos, ya sea porque estás ocupado, porque estás relajado o porque no te apetece hablar o contestar. Tienes derecho a tu espacio y a tu tiempo.
  • Tener otras actividades que te apasionen y eduquen en las relaciones sociales, el deporte y otro tipo de juegos.
  • Trata de compaginar vida tecnológica con tu vida social. No se trata de demonizar las relaciones que se establecen por redes, de hecho el WhatsApp no acerca a muchas personas que queremos y que están en la distancia. Pero no sustituyas un tipo de relación por otra . En el centro está la virtud.
  • Meditación para recuperar la capacidad de estar atentos. Mientas te desconectas de la tecnología o aprendes a hacerlo ,puede que tu nivel de ansiedad se incremente. ES lo que ocurre cuando tratamos de poner freno a nuestra dependencias. Entrenar la meditación te vendrá bien para reducir los niveles de ansiedad y para saber que estar en el presente, es decir, para estar en lo que estás.
  • Aprende a valorar el «no hacer nada». Puede viajar en metro, esperar en la parada del bus, estar en la sala de la consulta de un médico, sin hacer nada. No hemos acostumbrado a estar hiperconectados, hiperinformados e hiperactivos. No pareceres un pardillo si solo te dedicas a observar o pensar . Al revés , tomarás mucha más conciencia de lo conectados que están todos a tu alrededor.

Vía: Patricia Ramírez Loeffler.

12 maneras de evitar una caída

¿Sabías que uno de los mejores predictores para conocer la posibilidad de caídas en el anciano es la necesidad de ayuda para levantarse de la silla? ( con cero, una o dos manos).

¿Conocías que la velocidad de pasos por metro es un valor predictivo de caídas?

Más que caer en buenas manos ante un cirujano durante una cirugía, tú debes actuar activamente para procurar tu salud.

Ya hemos hablado de la necesidad de realizar ejercicio físico moderado. A ciertas edades, te aseguro que tener un buen múscuo es un plan de pensiones para el futuro mucho más efectivo que contar con un buen médico de familia a tu lado. Palabra de honor.

Más músculo, más ejercicio, más equilibrio ( mayor propiocepción). La propiocepción es la sensibilidad que recibe el cerebro procedente de las articulaciones. Es decir, a mayor propiocepción, mayor equilibrio. Algo que se pierde con cada vendaje inmovilizador, con cada yeso y con cada caída.

Un listado de 12 actitudes para evitar caídas:

  1. Zapatos cerrados siempre y destalonados nunca. Así disminuiría un montón la posibilidad de caídas. Haz memoria, si te has caído últimamente, de como ibas calzado.
  2. Luz encendida ( o detectores de movimiento). La lucha casi perdida con nuestro personal más anciano que vivió una posquerra , donde el ahorro eléctrico era la norma. Y para este tipo de paciente austero o empático con el prójimo ( no despertar a su pareja ) van de cine los sensores de movimiento. Se encienden cuando decides bajarte de la cama sin encender la luz .Son el «pequeño» chivato que ayudará a que no te caigas.
  3. Cero alfombras y elementos superfluos. Son muy cálidas y aportan un toque chic a todo el hogar . Pero yo recomiendo retirarlas. Y si la sesación de frío en el hogar e mucha, nada mejor que unos buenos calcetines con tacos de goma para evitar resbalar accidentalmente.
  4. ¿Bastones o andadores? ¿Sabes cuál es el animal que cuando nace camina a cuatro patas, luego pasa a caminar con dos y finalmente utiliza tres? Es muy fácil. El hombre y la mujer un poco tercos y que de modo valiente se ayudan de un bastón. En traumatología de madrugada solo existen tres tipos de pacientes:la noche me confunde ( alcohol, drogas o malentendidos) la ciática no me deja vivir y me caí cuando me levanté para ir al baño.
  5. Alimentación adecuada con proteínas suficientes. Los mayores tiene una tendencia natural a la sarcopenia ( pierden proteínas del músculo con mayor facilidad), por eso es muy importante el correcto aporte y el ejercicio con moderación. Además existen batidos proteicos con BMP que ayudan a no perder masa muscular.
  6. Reducación de la marcha y fisioterapia. Son beneficiosas para ganar masa muscular y aumentar el equilibrio. La gimnasia adaptada es genial.
  7. Cataratas y próstata al día. Varios estudios demostraros que las acciones más importantes para evitar las caídas son operar a los enfermos de cataratas aun con riesgo quirúrgico elevado y operar la próstata a los varones para evitar viajes innecesarios al baño y escapes de líquido con los que poder resbalar. Sin comentarios.
  8. Evitar las benzodiacepinas. Las benzodiacepinas, relajantes musculares o ansiolíticos funcionan muy bien, pero tienen muchos efectos secundarios. El más conocido es el acúmulo de productor y la somnolencia. Alprazolam, Lorazepam o cualquier otra marca… son ansiolíticos ampliamente utilizados por la población pero que empeoran la estabilidad. Siempre digo que una benzodiacepina es como tomar dos copitas de cava. Eso significa que alguien que tenga una rodilla floja o una zapatilla suelta o un escape de orina en el baño puede resbalar antes, pues tiene mermadas sus señales de alerta y los mecanismos de defensa anticaída. Así que antes de criticar a tu médico de cabecera por querer retirarte las pastilla de los nervios que te tomas desde hace más de quince años, piensa que lo único que quiere es evitar daños mayores.
  9. Cambio de bañera con ducha. Existen ayudas económicas en según qué comunidades autónomas .Y los precios cada día son más ajustados. Sé que a nadie le apetece meter a los albañiles en casa. Y aunque no sea lo que más te apetezca hacer, si ya has tenido un susto o vas precisando de ayuda con las manos para entrar y salir de la bañera, te diré que ¡ya estás tardando! Pues no hay nada más agónico que contratar a un albañil contrarreloj para hacer una reforma exprés estando tú o algún familiar ingresado a la espera de un alta hospitalaria…
  10. Pasamanos en los pasillos. Esos apoyadores situados estratégicamente en un pasillo largo valen su peso en oro. Apoyo en caso de dolor con rodillas o caderas fastidiadas, muletas en caso de lumbagos atroces , y mano celestial en caso de traspiés.
  11. Barandillas en las camas. Este punto está un poco en entredicho, pues parece ser que la existencia de esa barrera física en según qué ancianos les desorienta aún más y provoca más ganas de saltar por encima de ellas, como si se tratara de un salto de pértiga.
  12. Alarma conectada a los servicios de urgencias. Sé perfectamente que me dirás, si el abuelo ya se cayó ,para qué es necesario avisar pronto a urgencias . Por una sola y única razón: la fragilidad del anciano. ¿ Sabías que cuantas más horas esté «tirado» en el suelo apoyado sobre sus lábiles músculos más destrucción muscular habrá? Y esa destrucción le supondrá un sobre filtrado al sistema renal, que puede provocar un fallo renal ( acabando incluso en diálisis).
  13. Punto 12+1 punto extra para los cambios de armario y lavar las cortinas. Ni lo uno ni lo otro deben hacerse solos en casa y, ya para nota, no hacerlo jamás en zapatillas sueltas sin atar.

Si fue útil nuestro artículo del día de hoy, puedes decírnoslo con un comentario.

Fuente: Dra Miranda Trauma

¿Cómo prevenir los trastornos provocados por las nuevas tecnologías?

Cada vez más presentes en nuestras vidas, la tecnología es la causa directa o indirecta de un gran número de dolencias, no solo trastornos articulares sino también visuales e i, incluso, emocionales. Utilizarla de forma responsable nos ayudará a reducir el riesgo de sufrirlas.

Resultan de gran ayuda tanto en el ámbito laboral como en el personal, pero también pueden convertirse en una fuente de numerosos trastornos de salud, especialmente si no se utilizan de forma correcta. Aprende lo que puedes hacer para evitar que el ordenador, la tableta y los móviles inteligentes no se conviertan en un problema.

Los trastornos físicos son los primeros en aparecer y los que antes se perciben. Dolor ,contracturas, alteraciones visuales… la mayoría de ellos están relacionados con los dispositivos que utilizamos con más frecuencia.

  • Síndrome de fatiga visual. Cada vez dedicamos más tiempo a estar delante de una pantalla. Esto se traduce en un mayor riesgo de sufrir cansancio ocular, una dolencia que , sin ser grave, puede causar síntomas tan molestos como enrojecimiento de ojos, visión borrosa, escozor e , incluso , náuseas y mareos. ¿Qué hacer? Para contrarrestar el efecto negativo de estos dispositivos, se aconseja, sobre todo, ajustar el brillo de las pantallas de manera que tenga aproximadamente la misma intensidad que la luz ambiental. También es importante parpadear con frecuencia para , de esta manera, evitar la sequedad ocular y tratar de descansar la vista fijándonos en un objeto lejano cada 20 minutos.
  • Tendinitis en las manos. Adoptar postura poco naturales al usar el móvil, la tableta o bien el teclado y el ratón del ordenador puede dar lugar a molestias en los dedos, la muñeca y el cuello. Es frecuente, por ejemplo, sufrir lo que se denomina » whatappitis» , una inflamación de los tendones que aparece como consecuencia del uso excesivo de esta aplicación de telefonía móvil y que se manifiesta con síntomas como dolor y sensación de entumecimiento e hinchazón en los dedos ( sobre todo el pulgar) , además de generar sobrecargas en hombros, cuello y espalda. ¿Qué hacer? Cuando teclees en el móvil, procura utilizar otros dedos además del pulgar o bien usar un lápiz. Si, cuando escribes un mensaje, apoyas los brazos sobre una superficie plana( por ejemplo, una mesa) , reducirás la tensión. cuando trabajes con el ordenador, es importante cambiar de posición con frecuencia y, si es posible, realizar ejercicios de estiramiento para , de esta manera, no sobrecargar en exceso el cuello y la espalda.
  • Insomnio. Cada vez hay más personas, sobre todo adolescentes, que lo último que hacen antes de acostarse es mirar al móvil. La luz azul que desprende la pantalla de estos dispositivos altera la producción de melatonina, la hormona que regula los ciclos de sueño-vigilia, por lo que puede provocar insomnio, muchas veces crónico. ¿Qué hacer? El primer paso es reducir el tiempo que permanecemos conectados. Para evitar la sensación de vacío que podemos sentir, se aconseja llenar el tiempo con actividades que nos mantengan ocupados como hacer deporte, practicar una afición, pasar más tiempo con la familia y amigos…

Pero no solo el cuerpo lo sufre, Las nuevas tecnologías también pueden deteriorar nuestras capacidades cognitivas y afectar nuestra salud mental.

  • Tecnoestrés. Estar conectado constantemente puede generar situaciones de tensión y nerviosismo. Cada vez que miramos el móvil, nuestro cerebro procesa una gran cantidad de acciones distintas: leemos ,observamos, organizamos… Esto supone un estrés y un desgaste que , a la larga, puede producir ansiedad, exceso de tensión nerviosa e incluso, depresión. Aunque puede manifestarse en cualquier situación, es en el ámbito laboral donde se muestra con mayor frecuencia. ¿Qué hacer? El primer paso es reducir el tiempo que permanecemos conectados. Para evitar la sensación de vacío que podemos sentir, se aconseja llenar el tiempo con actividades que nos mantengan ocupados como hacer deporte, practicar una afición, pasar más tiempo con familia y amigos…
  • Miedo a no estar conectados. También conocida por el nombre de nomofobia, es la ansiedad que produce no poder acceder al móvil, por haberlo dejado en casa o por quedarse sin batería. También ocurre en situaciones en las que no nos está permitido usarlo, como en el trabajo, en una clase… Esta sensación genera una gran cantidad de angustia que solo se alivia cuando se vuelve a tener acceso al dispositivo. ¿Qué hacer ? La clave está en un uso razonable del móvil, es decir, limitar su utilización a determinados momentos del día y mantenerlo apagado durante las comidas o cuando estamos con otras personas. Si pasas mucho tiempo en las redes sociales y crees que tu vida se está volviendo cada vez más virtual, es conveniente dedicar más tiempo a realizar actividades en el mundo real.

¿Qué es el síndrome de Google o la pérdida de memoria debido a internet? Nuestro móvil se ha convertido en nuestro cerebro adicional. ¿ No recordamos un dato? Lo buscamos en Google. ¿ Hay que realizar una división? Utilizamos la calculadora. ¿Tenemos que llamar a un amigo? Buscamos su teléfono en la agenda. Desde la irrupción de las nuevas tecnologías, apenas utilizamos la memoria y la capacidad de concentración.

Abusar del buscador hace que cada vez hagamos menos esfuerzo para memorizar datos, entender conceptos… ya que Internet lo hace por nosotros. Pero lo que parece una ayuda, a medio y largo plazo puede convertirse en un gran inconveniente, ya que la memoria, si no se usa, se atrofia. Para evitarlo, es conveniente volver a hacer las cosas de forma tradicional por ejemplo, efectuar operaciones matemáticas con papel y lápiz, utilizar el diccionario y las enciclopedias para conocer el significado de las palabras, consultar libros de historia , ciencias…

¿Sabías que puede producir envejecimiento prematuro ? El uso diario de los dispositivos electrónicos también puede perjudicar la salud de nuestra piel.

  • Arrugas por culpa de la «luz azul». La luz que emiten las pantallas de los móviles, tabletas y ordenadores contribuye al envejecimiento prematuro de la piel, con su consecuente aparición de manchas , arrugas y flacidez.
  • Cuello «iPhone» El gesto de doblar el cuello constantemente hacia delante para mirar la pantalla del móvil o de la tableta causa pérdida de elasticidad de la piel de la zona, flacidez , aparición de doble mentón y de arrugas profundas.
  • Quemaduras en la piel. Apoyar el portátil sobre las piernas durante largo rato puede producir pequeñas quemaduras similares a las causadas por el sol en casos graves, pueden quedar cicatrices.

Te ha servido nuestra información, si es así, te agradeceríamos que dejases un comentario y nos lo hicieras saber.

Muchas gracias y buen martes!

Fuente: Mariano Nadal . Heres publicaciones

Pisando fuerte

Las personas que practicamos deporte de forma regular no tenemos más fuerza de voluntad ni más disciplina que otros. Tenemos la misma ,pero igual algo más entrenada. Necesitamos grandes dosis de «venirnos arriba» para levantarnos muchas mañanas. Los que nos ven de fuera piensa que tenemos suerte porque estamos motivadísimos y esto minimiza el esfuerzo que tenemos que hacer. Pero la mayoría de las veces no tenemos ganas o nos da pereza, pero decidimos salir y pisar fuerte.

¿Cómo podemos entrenar estos hábitos? Para pisar fuerte tienes que creer. Creen en ti, creer que mereces cuidar tu cuerpo y tu mente creer que esto será positivo como hábito de vida. Empieza por elaborar dos listas. Una lista en la que redactes por qué crees en ti, que dice tu historia personal sobre otros éxitos conseguidos. Creer en ti es casi obligación. Porque si tú no lo haces, nadie lo hará por ti.

  • Porque lo merezco. A continuación, necesitas creer que eres merecedor de cosas buenas. Escribe ahora la segunda lista ¿Por qué merezco cuidar mi cuerpo y mi mente? ¿ Por qué debo dedicarles atención, qué gano con ello, en qué me beneficia?
  • Una persona que pisa fuerte deja de descalificarse. Se acabó ser tu peor enemigo. Deshecha toda esa retahíla de etiquetas con las que te juzgas y te pones barreras. Tú no eres así, por lo menos a partir de hoy.
  • La motivación es importante pero no es imprescindible. Imagina qué fácil sería si pudiéramos estar siempre motivados. Hay personas pensando que la motivación es algo que surge por inspiración divina y que un día aparece y les facilita comprometerse con el objetivo. Pero esto es como lo del huevo y la gallina. ¿Esperamos que llegue la motivación para empezar con nuestros hábitos saludables o empezamos con ellos y comprobamos cómo se nos une la motivación a nuestra vida?
  • No sobrevalores la confianza y la seguridad. ¿ O acaso los inseguros no tienen derecho a tomar decisiones y emprender nuevos proyectos o cambiar de hábitos? Puedes empezar el propósito que desees sintiéndote todo lo seguro que deseas. A medida que avances, la seguridad y la confianza se irán apoderando de ti. ¿ Por qué? Porque eres mejor de lo que crees.
  • Visualiza el futuro. ¿ Cómo te sentirás cuando lo consigas? Los cambios de hábitos o los proyectos nos enriquecen en muchos aspectos. Nos cambian no solo físicamente, como puede ayudarnos a perder peso, sino que también mejoran nuestra autoestima. Nos permite tener más confianza en nosotros, nos aportan seguridad, valores , y el bienestar y la satisfacción que supone ser coherente haciendo lo que deseas hacer.
  • Si quieres pisar fuerte, mira hacia delante , no hacia atrás. Atrás hay errores, fracasos, abandonos. El pasado es pasado, no dice nada de lo que serás capaz de hacer en el futuro. De hecho, tienes capacidad para reinventarte todas las veces que desees. Tu objetivo está delante de ti, así que oriéntate al presente y al futuro.
  • Soluciones, no errores. Eres un proceso de mejora con patas. Así nos veo yo. somos evolución. Te propongas el objetivo que te propongas, por muy sencillo que sea, vas a cometer errores. Si te recreas en ellos, si te sientes frustrado, será difícil de gestionar. Aprenderás mucho más de tus fracasos si tratas de gestionarlos con curiosidad. ¿Qué puedo cambiar?

Pisar fuerte en la vida es apto para todos los públicos y para todas las edades. Nos ayuda a empoderarnos. Puedes intentarlo desde la parte literal, caminar o nadar con seguridad y desde la parte más simbólica, venirte arriba para darte cuenta de lo capaz, lo fuerte y lo bueno que eres.

Fuente: Patricia Ramírez Loeffler

Después de leernos, ¿te sientes más motivado para empezar cualquier actividad que tenías en mente? ¿te sirvió para algo?

Déjanos tus comentarios y gracias. Feliz jueves pilater@s!

¿Acabaremos todos con alergia al polen?

Reducir las alergias pasa irremediablemente por disminuir la contaminación , y eso debe ser un compromiso de todos. Evitar el coche en las ciudades ayudaría a limpiar el aire del entorno urbano.

En ocasiones las cifras hablan por sí solas, y la alergia al polen es un ejemplo evidente de ello. El DR Moral presidente del comité de Aerobiología de la SEAIC asegura que » un 65% de las personas que consultan al alergólogo lo hacen por síntomas de renoconjuntivitis y asma ( el resto sería por alergias alimentarias, medicamentos…) Y en un 70% de estos casos , los síntomas se deben al polen ( en 2005 el porcentaje era del 50%)». Si los porcentajes ya dejan claro la dimensión del problema, las cifras absolutas todavía más : de los 46 millones de españoles, 16 millones tienen algún tipo de alergia, y de , estos el 12% es al polen.

Incluso se están viendo casos en mayores de 60 años que nunca habían tenido problemas de este tipo. Además , cada vez hay más alérgicos al polen que también lo son a los ácaros, a la caspa de los animales o al moho. La causa de esta reacción exagerada del sistema inmunológico tiene que ver con el entorno tan higiénico en el que vivimos o el exceso de antibióticos, pero en el caso del polen, la contaminación y el consecuente cambio climático que provoca es el gran culpable.

Pólenes por zonas en España.

¿Por qué la polución agrava el problema? Básicamente porque provoca un aumento de gases tipo invernadero como el CO2. Y, tal y como nos explica el Dr. Ángel Moral, este gas:

  • Aumenta la cantidad de polen. Es un auténtico «fertilizante» para las plantas, que necesitan de él para hacer la fotosíntesis. Por eso en un ambiente donde hay contaminación las plantas crecen más ( de hecho, se está viendo que en varios puntos de España las cosechas de trigo o de olivo han aumentado por este motivo. Y cuando más recen, más cantidad de polen producen. Por lo tanto, es lógico pensar que si hay más volumen de partículas en el ambiente, el riesgo de desarrollar sensibilidad es mayor.
  • Dura más tiempo. Los gases de efecto invernadero como el CO2, han aumentado la temperatura del planeta. Y esto ha provocado que las plantas empiecen el periodo de polinización antes y lo acaben más tarde lo que hace unos años duraba un mes o dos , ahora puede durar cuatro.
  • Hace que sea más agresivo. en un ambiente contaminado no solo hay CO2, hay también partículas diésel y otros contaminantes que no gustan nada a las plantas. En esta situación, modifican su metabolismo y producen las llamadas » proteínas de estrés», que son las mismas que liberan cuando están enfermas e intentan sobrevivir. La consecuencia de ello es que el polen de esa planta es mucho más alérgenico que el de otras zonas donde no hay polución, incluso aunque se trate del mismo vegetal. Esto explica por qué en las ciudades , a pesar de que hay menos plantas que en el campo, son más alérgicos al polen.

Puede parecer un catarro, pero no lo es.

Identificar una alergia ante las primeras señales y tomar las medidas adecuadas es clave para contralarla y evitar que vaya a más. Y en el caso de las respiratorias en ocasiones puede confundirse con un catarro. sin embargo, el Dr. Moral explica que hay pistas claras que ayudan a evitar la confusión:

  • Si es leve… Los síntomas de una alergia al polen o la los ácaros suelen quedarse en un simple picor de ojos, como si tuvieras arenilla. También pueden afectar a la nariz y provocar estornudos frecuentes y moqueo, pero a diferencia de la mucosidad del catarro, la de la alergia es completamente líquida y transparente. Tampoco hay fiebre ni malestar general, como puede haber en un resfriado.
  • ¿ Y si hay asma? Cuando los síntomas son más intensos, la alergia puede afectar a los bronquios y provocar opresión en el pecho, dificultad para respirar y pitidos, tos… Estaríamos ante un caso de asma de origen alérgico. Nuevamente, la pista para distinguirla del asma provocada por una bronquitis crónica es que no notas mucosidad en el pecho.
  • Ojo con los antihistamínicos. En ocasiones la enfermedad avanza rápido y o que empieza con un picor en los ojos, con los años puede acabar dificultando la respiración. Pero también puede ocurrir que no vaya a más. Es aquí cuando muchas personas , por cuenta propia y sin control médico, recurren a fármacos que actúan bloqueando la histamina para aliviar las molestias leves. Tomar antihistamínicos sin prescripción médica es una práctica que hay que evitar porque puede que la dosis no sea correcta o no se tomen durante el tiempo adecuado. Además, pueden tener efectos secundarios.

¿Cómo puedes tener los ácaros bajo control? Aunque el número de casos está estancado, la alergia a los ácaros sigue siendo la segunda de tipo respiratorio más común . Si te despiertas estornudos y con goteo nasal , puede que no toleres estos bichitos del polvo doméstico.

Procura que la luz entre en casa y ventilar bien, lavar la ropa de cama a 60º o instalas deshumificadores ayuda a eliminarlos.

Usar aspiradores con filtro HEPA y evitar alfombras o cojines son otras medidas de prevención si sufres alergia a los ácaros y también a la caspa de perros o gatos. conviene lavar al animal a menudo , y recuerda que los de pelo corto duelen dar menos problemas.

¿Cómo puedes protegerte del polen si eres alérgico?

  1. Infórmate de los niveles que hay en tu lugar de residencia en la página www.polenes.com
  2. Las horas con mayor concentración son de 12 a 16 horas. Evita salir a la calle en esa franja o usa una mascarilla o un pañuelo que te tape la boca y la nariz.
  3. Lávate la cara y cámbiate de ropa al llegar a casa para eliminar las partículas que traes de fuera.
  4. Haz la limpieza de casa a primera o última hora del día, usa una bayeta húmeda, aspira en lugar de barrer, no tiendas la ropa fuera y ventila solo 5 minutos.

¿Te ha servido nuestro artículo de hoy? Si es así, puedes dejar un comentario para decírnoslo y seguiremos buscando temas que sean de tu interés.

Gracias!

Fuente: Dr. Ángel Moral, Presidente del Comité de aerobiología de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología clínica

¿Qué es la espondilitis anquilosante?

La espondilitis anquilosante es una enfermedad reumática crónica e inflamatoria que afecta a casi medio millón de personas en España. Suele aparecer en personas adultas jóvenes , entre los 18 y los 30 años, y es más frecuente entre los hombres. Puede llegar a limitar mucho la vida de una personas, tanto en el ámbito físico como psicológico.

¿Cuáles son sus causas? No se saben exactamente los motivos de por qué sucede, pero parece tener una causa genética, ya que aparece con frecuencia en determinadas familias y , por otro lado, más del 90% de los afectados tienen un gen, el HLA-B27 , relacionado con el desarrollo de esta enfermedad. Este gen podría alterar diferentes células del sistema inmunológico produciendo una inflamación crónica como la de la espondilitis anquilosante.

¿Qué síntomas produce? El más característico es el dolor de espalda, concretamente en la zona lumbar. Suele empezar de manera lenta y resulta más intenso por las mañanas, aunque mejora cuando nos movemos. como se prolonga durante meses, puede provocar rigidez en la columna vertebral. También acostumbra a haber inflamación de la zona sacroilíaca, donde se une el huesos saro con la pelvis, y puede afectar a otras articulaciones de cuerpo como las rodillas, caderas, hombro y tendones, siendo muy frecuentes las molestias en el tendón de Aquiles.

¿Cómo se diagnostica? Suelen realizarse radiografías de la columna con el objetivo de detectar cambios crónicos que provoque inflamación, como zonas de erosiones o esclerosis. En la mayoría de casos también se realizará una resonancia para un estudio más completo. Por otro lado, una analítica de sangre puede confirmar unos elevados parámetros inflamatorios, también llamados reactantes de fase aguda, como son la PCR y la VSG. La presencia del gen HLA-B27 también se detecta en una analítica, aunque solo se tendrá en cuenta esto si el paciente tiene los síntomas característicos de una espondilitis, puesto que es un tipo de gen también presente en un 10% de personas sanas.

¿Cómo se trata? Suelen prescribirse analgésicos : en concreto antiinflamatorios como el diclofenaco o corticoides como la prednisona, para mejorar el dolor , y también fármacos auntrreumáticos modificadores de la enfermedad, como el metotexano o sulfasalazina. Otros medicamentos como los inhibidores biológicos, que pueden » frenar», la progresión de la enfermedad, se valorarás según el caso y solo se indicarán a aquellas personas que puedan beneficiarse realmente de los mismos. Además resulta muy importante mantenerse activo haciendo ejercicio físico moderado con cierta regularidad.

Fuente: Mariano Nadal. Heres publicaciones

¿Cómo mejorar nuestro rendimiento entrando en estado de Flow?

En primer lugar explicar brevemente qué es Flow. Puede definirse, según Csikszentmihalyi, como un estado de absorción plena en la tarea que se está realizando, en la que la persona puede olvidaerse de sí misma y de sus preocupaciones, asociada a una sensación de disfrute muy alta y donde el rendimiento parece ser el más elevado posible. Describe 9 características fundamentales que ocurren cuando aparece el Flow. Muy rápidamente son:

  1. Equilibrio entre reto y habilidad.
  2. Fusión entre atención y acción.
  3. Metas claras.
  4. Feedback sin ambigüedad.
  5. Concentración en la tarea.
  6. Pérdida de conciencia del propio ser.
  7. Sensación de control.
  8. Transformación del tiempo.
  9. Experimentar en el mismo acto que la actividad es la recompensa.

Conseguir el Flow no es una tarea fácil, hay que trabajar los siguientes conceptos de forma constante y continuadas, pero la buena noticia es que se puede conseguir.

  • Crea tu propio marco. Para entrar en Flow en primer lugar debemos aislarnos de todas aquellas distracciones que nos impidan alcanzar nuestro punto de concentración máximo. No es una tarea sencilla, ya que el tiempo que dure nuestro entrenamiento debemos estar aislados de estímulos ajenos a nuestra tarea como el Whatsapp, llamadas… Ei estás en una sala entrenado, aislarte con unos auriculares y música puede ser una buena opción.
  • Busca un reto equilibrado con tus habilidades y destrezas. Tiene que aprender a buscar retos motivadores y acordes con tus habilidades. Un reto desafiante pero que no esté demasiado por encima de tus habilidades o posibilidades, ya que entonces te generará ansiedad, si tampoco tan situado por debajo que llegues a aburrirte. Un poquito por encima, lo suficiente para motivarte y empujarte a mejorar un poco más.
  • Establece objetivos y subobjetivos. Para entrar en Flow es fundamental saber hacia dónde vamos y en qué medida lo estamos consiguiendo. Obtener feedback de nuestros pequeños progresos y avances nos ayudará a estar más motivados y enfocados en nuestra tarea.
  • Trabaja tu concentración. Aprende a dominar tu foco de atención para estar centrado en el aquí y el ahora. Tienes que conseguir estar absorto en la tarea y completamente centrado en tus objetivos. Dominar tu foco como si se tratase de una linterna te ayudará a librarte de molestos pensamientos negativos.
  • Consigue tu punto óptimo de activación. Yuri Hanin desarrolló la teoría de las zonas IZOF, esto es la zona de activación óptima en la que cada deportista obtiene su mejor rendimiento. Imagina un continuo del 1 al 10. Tu punto óptimo de activación se encontrará en un punto en función de la tarea y de tu propia genética. Es una zona subjetiva con lo cual tendrás que averigua cuál es esa zona que te funciona mejor en ti en función de la actividad que vayas a llevar a cabo.
  • Incrementa tu autoconfianza. Confiar en ti mismo y en tus capacidades es fundamental para entran en Flow. Aunque la autoconfianza debe ser la adecuada, ni demasiado baja ni demasiado alta. conocerte a ti mismo es la clave para conseguirlo.
  • Aprende a disfrutar con el esfuerzo. Disfrutar del momento presente, del aquí y ahora incrementará tus endorfinas internas haciéndote más tolerante al esfuerzo. Disfrutar mientras entrenas es la mejor forma de mejorar tu rendimiento además de fidelizarte con tu rutina de entrenamiento. El estado de Flow está asociad a las experiencias cumbre. Esto es conseguir el máximo rendimiento en nuestros entrenamientos y ejecuciones, permite incrementar tu rendimiento , disfrutando con ello!!!

Fuente: Raúl Ballesta Barrera psicólogo del deporte